eltoque_logo
Promesa incumplida

Foto de la autora

Promesa incumplida

“Nos dijo que se iba por un mejor futuro para nosotros”, recuerda Dayron Armando Trocman Rondón y mira hacia otro lado. No le gusta que lo vean llorar, quizás por eso de que los hombres no lloran. Él apenas tiene 13 años pero es un hombre. La vida le enseñó a madurar a prisa, a decir con su mirada profunda y triste lo que no alcanzan a describir las palabras.

Un buen día su padre decidió irse del país porque en Cuba no había desarrollo, perspectivas para los muchachos, para ellos mismos… Se iría él primero y luego los reclamaría. Claro, para eso hacía falta dinero; por eso, sin mayores miramientos vendieron la casa, propiedad de la madre. Reunieron cuanto se pudo para pagar el viaje, primero a Ecuador hasta que pudiera cruzar las fronteras para llegar a Estados Unidos.

Todo iba a salir bien, apenas estarían en casa de los abuelos maternos, en La Habana, mientras él se acomodaba allá. “Pero en Ecuador todo cambió y nos cambió la vida a todos”, comenta Xiomara Almaguer, la abuela de Dayron.

Muy a su pesar ya ha ido comprendiendo que su papá nunca los reclamará a todos

Un nuevo amor llegó a la vida de Pedro Antonio que lo hizo olvidar sus promesas. Llegó al ansiado norte ya acompañado y no tardó en formar una nueva familia, mientras en Cuba…

Dyron-y-su-mama.jpg

Foto de la autora

Los niños, muchachos al fin, se contentan de momento con lo que  manda papá, con los recuerdos alegres de cuando eran felices, con las ilusiones que aún quedan de lo que un día prometió.

“Él me dijo que allá sí podría realizar mi sueño de ser futbolista, que él me ayudaría. Y al principio me enviaba trajes de todos los equipos, tacos, espinilleras, medias…”, comenta Dayron que ama la Argentina de Messi.

Recuerda que cuando lo vio jugar en el Barça, ahí mismo descubrió que quería ser futbolista. Y algo ha hecho. Su hermano lo llevó a donde entrenan fútbol y comenzó en la categoría 9-10. Allí fue aprendiendo, cada vez iba más a menudo a la Ciudad Deportiva a practicar, pero el profesor se lesionó y no pudo seguir con ellos. No obstante, Dayron no pierde las esperanzas de llegar algún día a ser un gran goleador.

Han pasado cinco años desde que Pedro Antonio se fue. En la pequeña casa del municipio 10 de octubre crecen sus hijos, ya más acostumbrados a su ausencia.

El mayor se ha vuelto un poco taciturno, y solo espera que él lo reclame, pero Dayron tiene claro que sin su mamá él no se irá, aunque eso implique no realizar sus sueños.

Muy a su pesar ya ha ido comprendiendo que su papá nunca los reclamará a todos. Sin embargo, a pesar del dolor que sus decisiones le han provocado no titubea cuando dice que él preferiría que estuviera aquí, con ellos, que nunca se hubiera ido.

Yamila Sánchez Rodríguez
Periodista. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Trabajó en la Editora Girón, de Matanzas, fue coordinadora del mensuario Humedal del Sur hasta julio de 2015. Hoy escribe para El Toque, una plataforma dinámica y joven afín con sus intereses y convicciones. Ama contar historias y buscar en lo simple lo excepcional.
yamila-sanchez

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bridis

somos unos cuantos Pedro Antonio,unos que ,si Dios quiere regresaremos pronto y otros que dificilmente volveran,nuestros hijos, padres,parejas,hermanos,amigos….,son quienes sufren nuestra ausencia,mis hijos han crecido sin mi,por estar buscando dinero para su confort,pero lo que nunca encontrare aca ,es ese tiempo que se va y no se repite.estoy escribiendo esto con lagrimas en mis ojos,porque tambien los hombres lloramos,sentimos,amamos…..
bridis

bridis

somos unos cuantos Pedro Antonio,unos que ,si Dios quiere regresaremos pronto y otros que dificilmente volveran,nuestros hijos, padres,parejas,hermanos,amigos….,son quienes sufren nuestra ausencia,mis hijos han crecido sin mi,por estar buscando dinero para su confort,pero lo que nunca encontrare aca ,es ese tiempo que se va y no se repite.estoy escribiendo esto con lagrimas en mis ojos,porque tambien los hombres lloramos,sentimos,amamos…..
bridis

Pedro

Como yo hay miles de cubanos.
Presos de la misma desgracia .
Pero mis hijos su padre nunca los olvida y esta luchando por su futuro.
Pedro

Pedro

No obstante le aconsejo a Yamila Sanchez que antes de escribir una historia. Indague analize y busque la verdad.
Pedro

Mariana

Entristece esta historia, que quien sabe cuantas veces se ha repetido cuando un padre se va en busca de nuevos horizontes, dejando esperanzas rotas, tristezas y resentimientos en aquellos hijos, esposas que guardaron la esperanza de un mundo mejor no importando quedarse sin nada por el otro. Pero resulta que el amor y compromiso adquiridos anterior se queda en el olvido y se dejan llevar por la seducción, un nuevo amor, una nueva familia sin importar tu pasado lleno de ilusiones que dejaste atrás, todo esto se ha repetido infinidades de veces y quienes pagan los platos rotos son los hijos. Debemos ser mas responsables con quienes nos han demostrado solidaridad, cariño, amor y respeto para mañana no seamos responsables de los fracasos de quienes te aman y te esperan
Mariana

Leidy

Hay que ver la parte de la historia desde el lado de Pedro Antonio. Si se buscó otra pareja y por eso olvidó a los suyos en Cuba, es un tremendo HDP que jamás será feliz… Pero no sabemos lo que ese hombre ha pasado por allá
Leidy

Rocio

el mejor benefio que tiene una familia es premanecer unida yo se cuantos problemas tiene en cuba pero ningun benefio personal, profecional, financiero etc puede ir mas haya del bienestar de su familia y la separacion no es nunca nunca un beneficio que triste historia la de este joven pero el tiene la mejor acttud y no dejar a su mama habla de los mejores valores hacia ella
Rocio

carlos

Es muy triste la verdad esa situacion que esta pasando el pequeño pero estoy seguro que el saldra adelante solo. animos y exito para ti pequeñin.
carlos

Anónimo

yo pienso que lo mas importante para un padre y una madre son sus hijos- y yo creo q Dios te ayudara y te dara las fortalezas para cumplir tus sueños recuerda que alla arriba tienes un padre que te ama y ese padre es Cristo- Dios te bendiga
Anónimo

Denisse Desde Venezuela

Son constantes oír las diferentes historias, es difícil pero he escuchado la existencia de muchos Pedro Antonio. En mi Venezuela también esta sucediendo, papas q se van con promesas en puertas según en la búsqueda de un mejor bien estar. Entiendo q el hambre trae muchas consecuencias tanto a la salud como psicologilicas ya que ser pobres tanto en Venezuela como en Cuba ya no es cosa de desarrollo individual, porque solo no diside hacer algo por mi, parte de un gobierno mediocre que empobrece al pueblo y la mente de muchos débiles; pero de lo que si estoy segura es q una familia completa donde se manejen frases de amor, comunicación y compresión hace mas llevadera la situacio. Asi que PEDRO ANTONIO tu unica excusa sera que estuviste todo este tiempo en coma…… GOOD LOCKY
Denisse Desde Venezuela

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Promesa incumplida

Foto de la autora

Promesa incumplida

“Nos dijo que se iba por un mejor futuro para nosotros”, recuerda Dayron Armando Trocman Rondón y mira hacia otro lado. No le gusta que lo vean llorar, quizás por eso de que los hombres no lloran. Él apenas tiene 13 años pero es un hombre. La vida le enseñó a madurar a prisa, a decir con su mirada profunda y triste lo que no alcanzan a describir las palabras.

Un buen día su padre decidió irse del país porque en Cuba no había desarrollo, perspectivas para los muchachos, para ellos mismos… Se iría él primero y luego los reclamaría. Claro, para eso hacía falta dinero; por eso, sin mayores miramientos vendieron la casa, propiedad de la madre. Reunieron cuanto se pudo para pagar el viaje, primero a Ecuador hasta que pudiera cruzar las fronteras para llegar a Estados Unidos.

Todo iba a salir bien, apenas estarían en casa de los abuelos maternos, en La Habana, mientras él se acomodaba allá. “Pero en Ecuador todo cambió y nos cambió la vida a todos”, comenta Xiomara Almaguer, la abuela de Dayron.

Muy a su pesar ya ha ido comprendiendo que su papá nunca los reclamará a todos

Un nuevo amor llegó a la vida de Pedro Antonio que lo hizo olvidar sus promesas. Llegó al ansiado norte ya acompañado y no tardó en formar una nueva familia, mientras en Cuba…

Dyron-y-su-mama.jpg

Foto de la autora

Los niños, muchachos al fin, se contentan de momento con lo que  manda papá, con los recuerdos alegres de cuando eran felices, con las ilusiones que aún quedan de lo que un día prometió.

“Él me dijo que allá sí podría realizar mi sueño de ser futbolista, que él me ayudaría. Y al principio me enviaba trajes de todos los equipos, tacos, espinilleras, medias…”, comenta Dayron que ama la Argentina de Messi.

Recuerda que cuando lo vio jugar en el Barça, ahí mismo descubrió que quería ser futbolista. Y algo ha hecho. Su hermano lo llevó a donde entrenan fútbol y comenzó en la categoría 9-10. Allí fue aprendiendo, cada vez iba más a menudo a la Ciudad Deportiva a practicar, pero el profesor se lesionó y no pudo seguir con ellos. No obstante, Dayron no pierde las esperanzas de llegar algún día a ser un gran goleador.

Han pasado cinco años desde que Pedro Antonio se fue. En la pequeña casa del municipio 10 de octubre crecen sus hijos, ya más acostumbrados a su ausencia.

El mayor se ha vuelto un poco taciturno, y solo espera que él lo reclame, pero Dayron tiene claro que sin su mamá él no se irá, aunque eso implique no realizar sus sueños.

Muy a su pesar ya ha ido comprendiendo que su papá nunca los reclamará a todos. Sin embargo, a pesar del dolor que sus decisiones le han provocado no titubea cuando dice que él preferiría que estuviera aquí, con ellos, que nunca se hubiera ido.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 USD64 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bridis

somos unos cuantos Pedro Antonio,unos que ,si Dios quiere regresaremos pronto y otros que dificilmente volveran,nuestros hijos, padres,parejas,hermanos,amigos….,son quienes sufren nuestra ausencia,mis hijos han crecido sin mi,por estar buscando dinero para su confort,pero lo que nunca encontrare aca ,es ese tiempo que se va y no se repite.estoy escribiendo esto con lagrimas en mis ojos,porque tambien los hombres lloramos,sentimos,amamos…..
bridis

bridis

somos unos cuantos Pedro Antonio,unos que ,si Dios quiere regresaremos pronto y otros que dificilmente volveran,nuestros hijos, padres,parejas,hermanos,amigos….,son quienes sufren nuestra ausencia,mis hijos han crecido sin mi,por estar buscando dinero para su confort,pero lo que nunca encontrare aca ,es ese tiempo que se va y no se repite.estoy escribiendo esto con lagrimas en mis ojos,porque tambien los hombres lloramos,sentimos,amamos…..
bridis

Pedro

Como yo hay miles de cubanos.
Presos de la misma desgracia .
Pero mis hijos su padre nunca los olvida y esta luchando por su futuro.
Pedro

Pedro

No obstante le aconsejo a Yamila Sanchez que antes de escribir una historia. Indague analize y busque la verdad.
Pedro

Mariana

Entristece esta historia, que quien sabe cuantas veces se ha repetido cuando un padre se va en busca de nuevos horizontes, dejando esperanzas rotas, tristezas y resentimientos en aquellos hijos, esposas que guardaron la esperanza de un mundo mejor no importando quedarse sin nada por el otro. Pero resulta que el amor y compromiso adquiridos anterior se queda en el olvido y se dejan llevar por la seducción, un nuevo amor, una nueva familia sin importar tu pasado lleno de ilusiones que dejaste atrás, todo esto se ha repetido infinidades de veces y quienes pagan los platos rotos son los hijos. Debemos ser mas responsables con quienes nos han demostrado solidaridad, cariño, amor y respeto para mañana no seamos responsables de los fracasos de quienes te aman y te esperan
Mariana

Leidy

Hay que ver la parte de la historia desde el lado de Pedro Antonio. Si se buscó otra pareja y por eso olvidó a los suyos en Cuba, es un tremendo HDP que jamás será feliz… Pero no sabemos lo que ese hombre ha pasado por allá
Leidy

Rocio

el mejor benefio que tiene una familia es premanecer unida yo se cuantos problemas tiene en cuba pero ningun benefio personal, profecional, financiero etc puede ir mas haya del bienestar de su familia y la separacion no es nunca nunca un beneficio que triste historia la de este joven pero el tiene la mejor acttud y no dejar a su mama habla de los mejores valores hacia ella
Rocio

carlos

Es muy triste la verdad esa situacion que esta pasando el pequeño pero estoy seguro que el saldra adelante solo. animos y exito para ti pequeñin.
carlos

Anónimo

yo pienso que lo mas importante para un padre y una madre son sus hijos- y yo creo q Dios te ayudara y te dara las fortalezas para cumplir tus sueños recuerda que alla arriba tienes un padre que te ama y ese padre es Cristo- Dios te bendiga
Anónimo

Denisse Desde Venezuela

Son constantes oír las diferentes historias, es difícil pero he escuchado la existencia de muchos Pedro Antonio. En mi Venezuela también esta sucediendo, papas q se van con promesas en puertas según en la búsqueda de un mejor bien estar. Entiendo q el hambre trae muchas consecuencias tanto a la salud como psicologilicas ya que ser pobres tanto en Venezuela como en Cuba ya no es cosa de desarrollo individual, porque solo no diside hacer algo por mi, parte de un gobierno mediocre que empobrece al pueblo y la mente de muchos débiles; pero de lo que si estoy segura es q una familia completa donde se manejen frases de amor, comunicación y compresión hace mas llevadera la situacio. Asi que PEDRO ANTONIO tu unica excusa sera que estuviste todo este tiempo en coma…… GOOD LOCKY
Denisse Desde Venezuela
boletin_elTOQUE