eltoque_logo
nuevo ministro de Agricultura en Cuba

Foto: Pedro Paredes Hernández/ Tomada del Periódico Guerrillero

¿Quién es Ydael Jesús Pérez, el nuevo ministro de Agricultura?

La designación de Ydael Jesús Pérez Brito como nuevo ministro de la Agricultura en Cuba (Minag) el 13 de abril de 2021 no fue una sorpresa. El ingeniero agrónomo de 48 años se desempeñaba como viceministro primero y según la escueta nota oficial ha transitado desde la base hasta su actual responsabilidad (ministro).

La información disponible sobre él en el sitio web oficial del Ministerio de la Agricultura es mínima. Solo refiere que fue delegado provincial de la Agricultura en Sancti Spíritus y que cursó el diplomado en Dirección y Gestión Empresarial en la Escuela Ramal de esa provincia.

Un reporte del semanario Escambray arrojó un poco más de luz. Ydael Jesús Pérez Brito es natural de Sancti Spíritus, graduado de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV). Fue trabajador del antiguo central Ramón Ponciano, en el municipio de Fomento. Allí se desempeñó como presidente de una Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC), director de empresa y delegado del Poder Popular.

Es, además, miembro del Partido Comunista de Cuba (PCC), pero no es diputado a la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (todavía).

Está presente en la red social Twitter con el usuario @YdaelB.

Hasta aquí la información pública que han emitido los canales oficiales con la cual, al parecer, deberíamos conformarnos. Desconocer la trayectoria política y los resultados profesionales evita juicios de valor y nos deja solo al alcance del tradicional «acto de confianza».

Puedes leer también

CARNE DE RES EN CUBA: MÁS DE 40 AÑOS DE PROHIBICIONES

AGRICULTURA CUBANA: MÁS ÁREAS DE CULTIVO PERO MENOS COMIDA A LA MESA

Tras la noticia de su designación como ministro, un usuario que le conoce comentó en espacios digitales que «es de Fomento y es campesino (la familia tiene tierras, trabajó el campo y tal). Si lo dejan puede ser el mejor ministro de Agricultura de Cuba. Si no lo dejan, eventualmente, lo pueden liberar de sus funciones».

Otro usuario comentó que es para sus amigos El Flaco. «Mi compañero de estudios, los que lo conocemos sabemos de sus cualidades, humilde, sencillo, honesto, extremadamente trabajador, hijo de campesino, ha transitado desde un lote cañero hasta ministro, desde La Guanábana en Fomento hasta La Habana. No dudamos de su capacidad y empeño, solo necesita ayuda. Felicidades también a sus padres y hermana en Delicias, Felo y demás, recogiendo sus frutos».

Una búsqueda en la red de redes nos lleva, al menos en los últimos 10 años, a recorrer algunos de los cargos por los que ha transitado que lo llevaron al lugar que ocupa hoy.

Encontramos registros de su actividad en los cargos de delegado pronvincial de la Agricultura en Sancti Spíritus, viceministro y viceministro primero, respectivamente, entre 2014 y 2021 en varios reportes de medios digitales y también hallamos algunas declaraciones públicas del actual titular sobre temas agrícolas.

En ejercicio del cargo de delegado provincial en Sancti Spíritus, en 2014, el semanario Escambray publicó sus opiniones sobre la necesidad de un cambio de mentalidad, en el cual el trabajador visualice que, para lograr mayores resultados con los recursos que se cuentan, se debe incluir la investigación tecnológica.

Un reporte de 2015 refiere su presencia, en el cargo de viceministro del Minag, en los debates de las Comisiones Permanentes de Trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Entonces afirmaba: «La demanda de recursos es alta y el país no tiene solvencia para cubrirla totalmente, pero hay que respetar los contratos que, además, deben ser flexibles, porque surgen problemáticas que así lo exigen».

En 2017, el blog Cuba y la Economía lo citaba en la Comisión Agroalimentaria del Parlamento, en las que calificaba de estratégico el uso adecuado de las máquinas de riego para elevar los rendimientos agrícolas y, por ende, contribuir a aumentar el consumo per cápita de 15 a 30 libras mensuales: quince de viandas, diez de hortalizas, tres de frutas y dos de granos.

Una publicación del semanario Ahora, en 2018, lo sitúa ya como viceministro primero liderando una reunión para puntualizar el Programa de Desarrollo Agrícola hasta 2030 en Holguín. Entonces hacía énfasis en la necesidad de revitalizar la labor de los tecnólogos, cuyos conocimientos específicos sobre cultivos repercuten en mejores rendimientos productivos.

En 2019, ante el parlamento cubano, ofreció un informe sobre las medidas tomadas para enfrentar la plaga del caracol africano sobre los cultivos de la isla.

En una entrevista concedida en diciembre de 2020, mientras ocupaba el cargo de viceministro primero, exponía su confianza en la nueva política de comercialización del país, y reiteraba que lo más trascendental de esta era lo referente a la contratación, pues se permitiría a todos los actores poder contratar, ya que estarían autorizados para ejercer el comercio mayorista y minorista. Todos, desde las empresas, productores y usufructuarios, tendrían esa posibilidad.

También en 2020, el sitio web del Minrex informó sobre su visita a Alemania para promocionar la Feria Internacional Agroindustrial Alimentaria, FIAGROP 2020 y para constatar los intereses del empresariado germano en el mercado cubano. Y el periódico Tribuna reportó su participación en la firma del proyecto «Autoabastecimiento alimentario y desarrollo de iniciativas económicas sostenibles HabAMA», con la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo, destinado a incrementar la producción local y el acceso a alimentos sanos.

Decreto Ley de Bienestar Animal en Cuba: lo que debes saber

Recientemente, lideró el intercambio con el grupo de protectores de animales que precedió la aprobación del proyecto de Decreto Ley sobre Bienestar Animal, un tema sensible cuyos resultados fueron positivos.

De su actuación pública es visible la importancia que concede a la vinculación de los resultados científicos, la tecnología y el saber de los especialistas y las prácticas productivas; y a la flexibilidad y el respecto de la contratación.

En general, es válido resaltar que es un ministro joven —aunque no es el único que ha comenzado su gestión con esa edad—, y que ha mantenido una imagen pública modesta. Ydael Pérez Brito tiene, al asumir la dirección ministerial, la misma edad que tenía su predecesor, Gustavo Luis Rodríguez Rollero, cuando fue designado.

El ministro saliente es también natural de Sancti Spíritus (Iguará, Yaguajay) e ingeniero agrónomo. El 11 de junio de 2010 fue designado como ministro de la Agricultura y fue elegido Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IX Legislatura. Antes de su nombramiento tenía un recorrido amplio por cargos de dirección: jefe de pelotón de Infantería Motorizada de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en Matanzas; subdirector agrícola y director del Complejo Agroindustrial en Ranchuelo, Villa Clara; miembro del Buró del Comité Municipal del PCC en Santo Domingo, Villa Clara; delegado provincial de Agricultura en esta misma provincia; viceministro del Ministerio del Azúcar y del Minag y, finalmente, viceministro primero del Minag.

El accionar de Rodríguez Rollero estuvo dirigido a implementar las transformaciones en la agricultura dentro del marco del proceso de actualización del modelo económico cubano, como vía para garantizar la seguridad alimentaria del país. Sin embargo, tras casi 11 años en el cargo y con una amplia experiencia de dirección previa, Rodríguez Rollero deja a su sucesor un sector llenos de problemas por solucionar.

Puede decirse que Ydael Jesús Pérez Brito ha entrado por la puerta angosta de los cambios que se realizan en un sector con grandes problemas por solucionar y del que depende, según el Gobierno cubano, la seguridad nacional. Su designación oficial llegó dos días antes del inicio del VIII Congreso del PCC, de la mano de un extenso grupo de medidas para impulsar cambios en el sector que recién comienza a dirigir.

El 14 de abril, un día despúes de su designación, tuvo su primera comparecencia televisiva en el programa Mesa Redonda, para explicar el paquete de 63 medidas gubernamentales destinadas a estimular la producción de alimentos, aprobadas el mismo día de su nombramiento.

Ha transcurrido más de un año de profunda crisis de desabastecimiento de productos agrícolas en Cuba, por lo que, lo menos que se espera del nuevo ministro es que sea capaz de hacer milagros o, como mínimo, un milagro: que haya comida para todos los cubanos.

 

También te sugerimos

VIANDAS, HORTALIZAS Y FRUTAS: UN LUJO PARA MUCHOS CUBANOS

VAYAMOS AL GRANO

EL VASO DE LECHE Y OTRAS TRAGEDIAS

“MAMI, DAME CARNE”

 

DeFacto-banner-2.jpg

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE