estadio, beisbol

Foto: Aliet Arzola.

¿Quién ve la pelota en los estadios de Cuba?

14 / mayo / 2023

El principal evento deportivo de Cuba, la Serie Nacional, en su 62 edición pasa por graves momentos de soledad. La última subserie esta semana, del 8 al 12 de mayo, entre Industriales (uno de los tradicionales de la pelota cubana) y Granma (actual titular del torneo) fue una muestra de lo poco que importa el «pasatiempo nacional». 

El periodista deportivo Aliet Arzola señaló en su perfil de Facebook que en ese choque «a duras penas» había cien personas entre «custodios, vendedores de maní, prensa, comisarios, peloteros inhabilitados para jugar (…) y policías». 

«Se enfrenta[ban] el equipo insignia del béisbol cubano y el campeón nacional, pero eso da igual. El cuadro de un deporte considerado Patrimonio de la Nación es lamentable», añadió. 

El exreportero del diario estatal Granma no fue el único que expuso el poco interés que despierta actualmente el deporte de la «bola y los strikes» en la isla. 

El cineasta y apasionado del béisbol, Ian Padrón, también sentenció que la «soledad» del béisbol cubano era parte «de la continuidad de tanto abandono, la falta de ética, las políticas excluyentes y todo un racimo de barbaridades e indolencias». 

Según la web oficial del béisbol cubano, al partido del 10 de mayo en el estadio «Latinoamericano» de La Habana asistieron 300 personas. El otrora Gran Estadio del Cerro tiene una capacidad de 55 mil aficionados. En toda la subserie (más de tres choques entre Industriales y Granma) no se llegó a 3 mil personas. 

Pero no es el único estadio de la isla en el que la pelota nacional naufraga en un eterno soliloquio. Desde Holguín, el escritor Ghabriel Pérez reseñó a finales de abril de 2023 que había «nostalgia en el graderío» del «Calixto García», pues ni luego de tres victorias consecutivas de la escuadra local, la mole con capacidad para 30 mil personas se llenaba.

«Ni al triunfo de tres seguidos/ juegos se llena el estadio./ Pocos conectan la radio./ Son tantos, tantos los idos/ que al final de los partidos/ se extraña aquel aguacero/ sabio del pueblo holguinero/ que en amén o viceversa/ le daba al pícher reversa y aplausos al jonronero», describió Pérez en unos versos. 

Esta semana, del 8 al 12 de mayo, se jugaron topes muy atractivos en la 62 Serie Nacional y en sedes de las más «tradicionales» del país. En Matanzas, en el «Victoria de Girón», pelearon los Cocodrilos contra los Vegueros de Pinar del Río. Otros tres partidos que no reunieron a 3 mil personas en una instalación diseñada para más de 25 mil aficionados. 

Más al centro del país, en el estadio «Sandino» de Santa Clara, los locales recibieron a los Leñadores de Las Tunas, uno de los elencos que en los últimos campeonatos ha discutido puestos en la postemporada. En un estadio para más de 18 mil personas, en tres partidos apenas se sobrepasaron los 3 mil aficionados. 

Incluso, los datos oficiales son cuestionables porque muchos de los que asisten forman parte de los equipos o son trabajadores de mantenimiento o de la prensa local. En más de una ocasión asistí a partidos de béisbol en Villa Clara en los cuales se compilaban 400 asistentes y a lo sumo llegaban a 50.

¿Quiénes ven la pelota en Cuba? Los desempleados de siempre, los borrachos que copan los palcos de los jardines para degustar una «caneca de ron» a escondidas de la Policía. Algunos adolescentes que escapan de las escuelas cercanas a los estadios y hacen apuestas ilegales, y los jubilados que cargan sus viejos anhelos frustrados y «matan el tiempo» en las gradas. 

Pero no se trata de un panorama novedoso. Los estadios vacíos durante la Serie Nacional son un paisaje habitual desde hace más de un lustro. 

No es que la pelota no interese en Cuba, pues cada día miles de aficionados «calientan» las redes sociales con debates sobre determinado equipo, pelotero o jugada polémica.

Pero, un campeonato nacional con partidos entre las 10:00 a. m. y las 2:00 p. m. no le llama la atención a nadie. Si a eso le sumas que dentro de las instalaciones apenas existen ofertas gastronómicas, la crisis del transporte y que la calidad del juego está mermada (entre otros factores por las constantes salidas del país de jóvenes talentos), no hay mucho que hacer. 

¿Por qué seguir gastando millones de pesos en un evento que solo trae pérdidas económicas y que no capta la atención de los fanáticos? ¿Por qué no convertir la Serie Nacional en una verdadera lid profesional, con incentivos monetarios e inversores privados? El «circo», como todo, también termina. Pero los decisores continúan embelesados en su propio ombligo.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ernest Felix Fernandez

Recomendar que cambien la tipografía del sitio, la misma es pequeña. Si se aspira a una mayor cantidad de lectores, que creo es así, deberían mejorar este aspecto. Solo es una critica constructiva, nada más que señalar.
Ernest Felix Fernandez

Silvano

La calidad de la SN no llega a AA, más que nada por falta de concentración... La mayoría tiene un hemisferio del cerebro analizando cómo escapan, y el otro pensando en cómo alimentan a su familia. Tengo entendido que les pagan 3 ó 4 mil? Imagínate, con 25 USD al mes no hay quien meta un hit... Ni quién vaya a verlos. Saludos.
Silvano

Felipe Diaz

Lo q pasa es q no se puede estar perdiendo el tiempo viendo la pelota en un estadio ,hay q lucharla pa poder vivir y no perder el tiempo en eso
Felipe Diaz

Sanson

Doscientas o trescientas personas o mas habian en cualquier cine de barrio en la Habana. Por supuesto cuando la pelicula no era rusa. A veces me pregunto como seria mi vida si despues de decadas viviendo en el capitalismo tuviera que regresar a cuba por algun motivo. Que haria por alla?. No hay solucion. Aun si se privatizaran los equipos de pelota y se constituyeran en franquicias privadas siempre habria un obstaculo que persiste en cada aspecto de la vida del pais. Cual? La dictadura y sus miembros. Los castro y sus peleles para ser mas exactos. Acaso no se dan cuenta de que al final cualquier tipo de negocio que se hiciera, este tendria que entregar la mayoria de las ganancias a la misma gente?. El deporte como un servicio mas tendria que contar con clientes con una solvencia que les permita pagar ya sean las entradas a los estadios o el cable con los canales deportivos, en un pais donde la gente vive con el estomago vacio y el bolsillo pelado. No, no me parece que este dispuesta a dejar de marcar en una cola para ir a pagar una suma de dinero por ver un juego mediiocre. Se desviaria un altisimo porciento de los dividendos en mejorar aun mas el nivel de vida de esos que viven muy bien en cuba. Se utilizaria una enorme parte de lo recaudado en asegurar y perfeccionar la maquinaria represiva de la tirania. Lo que quedaria para el Deporte en general y en perticular para los atletas seria muy poco y estaria muy perjudicado por la corrupcion y la desidia nacional innata y latente No apoyo la idea. Me parece una locura Total todo esta jodido. A esa gente le queda muy poco que no hayan ido destruyendo desde que aparecieron
Sanson

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR315.00 CUP
1 USD310.00 CUP
1 MLC265.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification