eltoque_logo
Foto: Alain Gutiérrez

Foto: Alain Gutiérrez

Reclamos de la ciudadanía y posturas gubernamentales ante los hechos de San Isidro

Más de cinco iniciativas de recogida de firmas y entrega de cartas han tenido lugar en los últimos días para pedir la liberación del rapero Denis Solís, condenado a 8 meses de prisión por el delito de desacato, y solidarizarse con activistas y artistas en huelga de hambre desde el pasado el 18 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) .

De estas acciones ciudadanas ha resultado la unión de centenares de firmas de intelectuales, religiosos y artistas cubanos y extranjeros, las cuales han llegado a instituciones como Casa de Las Américas y los departamentos de atención al ciudadano de la Fiscalía General, el Consejo de Administración Provincial de La Habana y la Presidencia de la República. Un pedido por escrito fue entregado, incluso, en el Vaticano.

Según comunicó en su perfil en Facebook, la filóloga Camila Cabrera Rodríguez dirigió una carta a Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, para que instara al Ministerio de Cultura a ser mediador en la liberación de Solís y el cese de la huelga de los manifestantes. Además, solicitó que el resto de las autoridades cubanas trabajaran en pos de establecer un diálogo pacífico con los miembros del MSI y escuchar sus demandas.

“Muchos cubanos y cubanas estamos preocupados por la salud y la vida de nuestros compatriotas huelguistas”, escribió Cabrera Rodríguez en la carta. “Sus organismos y rostros muestran ya distintos niveles de degradación”.

Más de 200 creadores pertenecientes a la comunidad cinematográfica Cardumen juntaron sus firmas en una carta en la cual se solidarizan con el Movimiento San Isidro, especialmente con aquellos en huelga de hambre y que defienden su derecho a pensar distinto y expresarlo libremente.

“Hoy ofrecemos nuestro apoyo moral a estos seres humanos que entregan sus fuerzas por aquello en lo que creen. Expresan y ponen en evidencia también parte de nuestras preocupaciones, pero son quienes hoy comprometen su salud, luego de haber renunciado a la tranquilidad frente a una sociedad polarizada y confundida”, se lee en la publicación de Facebook.

Desde distintos grupos religiosos también se ha pedido ayuda para evitar que la huelga de hambre de artistas y activistas como Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo, Esteban Rodríguez, Iliana Hernández, Katherine Bisquet Rodríguez y Anamely Ramos termine con la pérdida de alguna vida. Más de 300 cristianos pidieron en una carta abierta a los pastores y autoridades religiosas que sirvan de mediadores en la situación, a la vez que instaron al Gobierno a tener en cuenta “el deseo de muchos de que se atienda y responda pacíficamente la huelga de hambre que algunos activistas realizan desde hace ya varios días”.

Más detalles de lo que acontece en San Isidro en este video:

Desde la comunidad jesuita, el Padre David Pantaleón, superior de la Orden de los Jesuitas en Cuba, envió un mensaje de apoyo a los manifestantes de la calle Damas, e invitó al diálogo y a la reconciliación. Su publicación apareció después de que se le negara a una hermana religiosa acceder a la sede del Movimiento para ofrecer asistencia religiosa a los plantados.

Otros cinco cubanos enviaron una carta al Papa Francisco para que la Iglesia católica interceda en la situación. “Acudimos a usted, Santo Padre, para que, en su bondad infinita hacia los vulnerables, allane el camino hacia el entendimiento y la cordura”, se lee en la misiva, firmada por los ciudadanos cubanos Annarella Grimal Saad, Aldo Miguel Santos Hernández, Eloy Viera Cañive, Lynn Cruz y Ramón Gabriel Pérez.

Tanto en la plataforma Change.org como Avaaz.org está abierta una petición para expresar solidaridad con el MSI y pedirle al gobierno la liberación de Denis Solís, así como que se establezca un diálogo pacífico con los manifestantes en el que escuchen sus demandas. Hasta el momento de redactada esta nota, habían reunido 1890 y 1437 firmas, respectivamente.

En sus perfiles en redes sociales, otros artistas e intelectuales cubanos han llamado al diálogo y a la acción gubernamental respetuosa con el derecho a la libertad de expresión y el respeto a la vida. El trovador Carlos Varela y el cantante Leoni Torres han estado entre quienes publicaron mensajes de esta naturaleza. Desde ciudades como Miami, Nueva York, Madrid y Buenos Aires, grupos de cubanos se han dado cita para denunciar lo que está ocurriendo en San Isidro y solidarizarse con los huelguistas.

En la Alameda de Paula, en La Habana Vieja, la lectura de poesía en apoyo a los miembros del Movimiento y a quienes los acompañan, es otra de las iniciativas ciudadanas que ocurre en los últimos días.

Postura de instituciones y organizaciones estatales

Hasta el momento, el Gobierno cubano y sus representantes no han mostrado intenciones de apostar por una solución pacífica a la situación.

En respuesta a una convocatoria lanzada por el Movimiento San Isidro, varios ciudadanos acudieron el domingo 22 de noviembre al Parque Central para realizar una manifestación pacífica. Hacia los alrededores del parque fueron movilizados “cuadros” del Gobierno municipal y del Partido Comunista para impedir la acción y realizar un acto de repudio, con gritos, manotazos y consignas, muy similar a los ocurridos en los años 80. La prensa extranjera fue expulsada del lugar y un ciudadano que portaba un cartel en apoyo a los manifestantes de Damas 955, la sede del MSI, fue perseguido por oficiales policiales.

Horas después de los sucesos del Parque Central, el escritor y funcionario Abel Prieto tuiteó el enlace de un comunicado en el cual la Agencia Cubana de Rap expresaba que “Denis Solís no es representativo del rap cubano”. La nota llamó “contrarrevolucionarios” a los manifestantes de San Isidro y, aunque solo fue reproducida totalmente en algunos medios estatales como Las Razones de Cuba y La Jiribilla, fue compartida por más de 20 directivos de instituciones culturales del Gobierno, como Alexis Triana Hernández, director del Centro de Desarrollo y Comunicación de la Cultura; José Ernesto Novaez Guerrero, vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz y José Luis Prado, director de Ediciones Cubarte. Las cuentas en Twitter del Instituto Cubano de la Música y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas también compartieron el comunicado. El perfil en Twitter del Icaic compartió un tuit que consideraba los sucesos de San Isidro como un “descaro”.

ScreenShot-San-Isidro.jpg

En la misma jornada, el sitio Las Razones de Cuba publicó un video con problemas de audio y de edición, en el cual Denis Solís decía haber mantenido contacto con Jorge Luis Fernández Figueras, un cubanoamericano acusado de sabotaje. El video fue compartido en Twitter por cuentas asociadas al Ministerio de Cultura, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Banco Popular de Ahorro y la Asamblea Municipal del Poder Popular de Pinar del Río. Un funcionario de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista también lo compartió.

La Asociación Hermanos Saíz, por su parte, publicó esta semana un comunicado en el que tachó de “presunto rapero” a Denis y de “contrarrevolucionarios” a los integrantes del Movimiento San Isidro. Hizo énfasis, además, en “los esfuerzos del Gobierno cubano por construir un proyecto inclusivo”. El texto, menos compartido que el de la Agencia Cubana de Rap, apareció enlazado en tuits de Fernando León Jacomino, viceministro de Cultura; Hermes G. Aguilera Pérez, miembro del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC); Teresa Viera Hernández, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud; y, Lillitsy Hernández Oliva, vicepresidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

En días recientes, el periódico Granma publicó un texto que catalogó de “show anticubano” los sucesos de San Isidro, poniendo en duda el acto de la huelga y el cerco policial alrededor de la calle Damas. Las Razones de Cuba publicó otros dos textos con respecto al Movimiento. Todos fueron compartidos en Twitter en diversas cuentas de organismos estatales; tanto políticos —la UJC, la Central de Trabajadores de Cuba— como administrativos y empresariales —el Instituto Pedro Kourí, el Centro de Inmunoensayo y el Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones—.

Ocho días han transcurrido desde que inició la huelga de hambre de varias de las personas plantadas en San Isidro para demandar la liberación del rapero Denis Solís y exigir el cese de un ciclo de detenciones arbitrarias y censura por parte del Gobierno.

El 18 de noviembre, agentes de la Seguridad del Estado apostados en las cercanías de la casa de Damas 955 donde se leía poesía como forma de reclamo pacífico retiraron el dinero y la comida que Daylys Bandera Rodríguez les llevaba a los manifestantes, acto que detonó de la huelga. Hasta el 25 de noviembre, Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes del Movimiento, y Maykel Osorbo permanecían sin ingerir alimentos ni agua. Ese mismo día, la curadora, profesora e investigadora Anamely Ramos, quien los acompaña desde el primer día, se sumó a la huelga de hambre. En estos momentos, todos han abandonado la huelga de sed.

 

También te sugerimos

CAMILA, OMARA, ANAMELY: CUBA

DENIS SOLÍS: UNA HISTORIA DE DESACATO Y DESAPARICIONES FORZADAS EN LA HABANA

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.

1200x900-redes.jpg

elTOQUE
Contamos las historias de jóvenes como tú que se sienten protagonistas de esta Cuba que cambia; aquellos que transforman los barrios, que emprenden, dialogan y construyen iniciativas ciudadanas para su gente. Te mostramos cómo otros jóvenes superaron las barreras y hoy impulsan un proyecto propio.
sumavoces

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Foto: Alain Gutiérrez

Foto: Alain Gutiérrez

Reclamos de la ciudadanía y posturas gubernamentales ante los hechos de San Isidro

Más de cinco iniciativas de recogida de firmas y entrega de cartas han tenido lugar en los últimos días para pedir la liberación del rapero Denis Solís, condenado a 8 meses de prisión por el delito de desacato, y solidarizarse con activistas y artistas en huelga de hambre desde el pasado el 18 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) .

De estas acciones ciudadanas ha resultado la unión de centenares de firmas de intelectuales, religiosos y artistas cubanos y extranjeros, las cuales han llegado a instituciones como Casa de Las Américas y los departamentos de atención al ciudadano de la Fiscalía General, el Consejo de Administración Provincial de La Habana y la Presidencia de la República. Un pedido por escrito fue entregado, incluso, en el Vaticano.

Según comunicó en su perfil en Facebook, la filóloga Camila Cabrera Rodríguez dirigió una carta a Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, para que instara al Ministerio de Cultura a ser mediador en la liberación de Solís y el cese de la huelga de los manifestantes. Además, solicitó que el resto de las autoridades cubanas trabajaran en pos de establecer un diálogo pacífico con los miembros del MSI y escuchar sus demandas.

“Muchos cubanos y cubanas estamos preocupados por la salud y la vida de nuestros compatriotas huelguistas”, escribió Cabrera Rodríguez en la carta. “Sus organismos y rostros muestran ya distintos niveles de degradación”.

Más de 200 creadores pertenecientes a la comunidad cinematográfica Cardumen juntaron sus firmas en una carta en la cual se solidarizan con el Movimiento San Isidro, especialmente con aquellos en huelga de hambre y que defienden su derecho a pensar distinto y expresarlo libremente.

“Hoy ofrecemos nuestro apoyo moral a estos seres humanos que entregan sus fuerzas por aquello en lo que creen. Expresan y ponen en evidencia también parte de nuestras preocupaciones, pero son quienes hoy comprometen su salud, luego de haber renunciado a la tranquilidad frente a una sociedad polarizada y confundida”, se lee en la publicación de Facebook.

Desde distintos grupos religiosos también se ha pedido ayuda para evitar que la huelga de hambre de artistas y activistas como Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo, Esteban Rodríguez, Iliana Hernández, Katherine Bisquet Rodríguez y Anamely Ramos termine con la pérdida de alguna vida. Más de 300 cristianos pidieron en una carta abierta a los pastores y autoridades religiosas que sirvan de mediadores en la situación, a la vez que instaron al Gobierno a tener en cuenta “el deseo de muchos de que se atienda y responda pacíficamente la huelga de hambre que algunos activistas realizan desde hace ya varios días”.

Más detalles de lo que acontece en San Isidro en este video:

Desde la comunidad jesuita, el Padre David Pantaleón, superior de la Orden de los Jesuitas en Cuba, envió un mensaje de apoyo a los manifestantes de la calle Damas, e invitó al diálogo y a la reconciliación. Su publicación apareció después de que se le negara a una hermana religiosa acceder a la sede del Movimiento para ofrecer asistencia religiosa a los plantados.

Otros cinco cubanos enviaron una carta al Papa Francisco para que la Iglesia católica interceda en la situación. “Acudimos a usted, Santo Padre, para que, en su bondad infinita hacia los vulnerables, allane el camino hacia el entendimiento y la cordura”, se lee en la misiva, firmada por los ciudadanos cubanos Annarella Grimal Saad, Aldo Miguel Santos Hernández, Eloy Viera Cañive, Lynn Cruz y Ramón Gabriel Pérez.

Tanto en la plataforma Change.org como Avaaz.org está abierta una petición para expresar solidaridad con el MSI y pedirle al gobierno la liberación de Denis Solís, así como que se establezca un diálogo pacífico con los manifestantes en el que escuchen sus demandas. Hasta el momento de redactada esta nota, habían reunido 1890 y 1437 firmas, respectivamente.

En sus perfiles en redes sociales, otros artistas e intelectuales cubanos han llamado al diálogo y a la acción gubernamental respetuosa con el derecho a la libertad de expresión y el respeto a la vida. El trovador Carlos Varela y el cantante Leoni Torres han estado entre quienes publicaron mensajes de esta naturaleza. Desde ciudades como Miami, Nueva York, Madrid y Buenos Aires, grupos de cubanos se han dado cita para denunciar lo que está ocurriendo en San Isidro y solidarizarse con los huelguistas.

En la Alameda de Paula, en La Habana Vieja, la lectura de poesía en apoyo a los miembros del Movimiento y a quienes los acompañan, es otra de las iniciativas ciudadanas que ocurre en los últimos días.

Postura de instituciones y organizaciones estatales

Hasta el momento, el Gobierno cubano y sus representantes no han mostrado intenciones de apostar por una solución pacífica a la situación.

En respuesta a una convocatoria lanzada por el Movimiento San Isidro, varios ciudadanos acudieron el domingo 22 de noviembre al Parque Central para realizar una manifestación pacífica. Hacia los alrededores del parque fueron movilizados “cuadros” del Gobierno municipal y del Partido Comunista para impedir la acción y realizar un acto de repudio, con gritos, manotazos y consignas, muy similar a los ocurridos en los años 80. La prensa extranjera fue expulsada del lugar y un ciudadano que portaba un cartel en apoyo a los manifestantes de Damas 955, la sede del MSI, fue perseguido por oficiales policiales.

Horas después de los sucesos del Parque Central, el escritor y funcionario Abel Prieto tuiteó el enlace de un comunicado en el cual la Agencia Cubana de Rap expresaba que “Denis Solís no es representativo del rap cubano”. La nota llamó “contrarrevolucionarios” a los manifestantes de San Isidro y, aunque solo fue reproducida totalmente en algunos medios estatales como Las Razones de Cuba y La Jiribilla, fue compartida por más de 20 directivos de instituciones culturales del Gobierno, como Alexis Triana Hernández, director del Centro de Desarrollo y Comunicación de la Cultura; José Ernesto Novaez Guerrero, vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz y José Luis Prado, director de Ediciones Cubarte. Las cuentas en Twitter del Instituto Cubano de la Música y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas también compartieron el comunicado. El perfil en Twitter del Icaic compartió un tuit que consideraba los sucesos de San Isidro como un “descaro”.

ScreenShot-San-Isidro.jpg

En la misma jornada, el sitio Las Razones de Cuba publicó un video con problemas de audio y de edición, en el cual Denis Solís decía haber mantenido contacto con Jorge Luis Fernández Figueras, un cubanoamericano acusado de sabotaje. El video fue compartido en Twitter por cuentas asociadas al Ministerio de Cultura, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Banco Popular de Ahorro y la Asamblea Municipal del Poder Popular de Pinar del Río. Un funcionario de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista también lo compartió.

La Asociación Hermanos Saíz, por su parte, publicó esta semana un comunicado en el que tachó de “presunto rapero” a Denis y de “contrarrevolucionarios” a los integrantes del Movimiento San Isidro. Hizo énfasis, además, en “los esfuerzos del Gobierno cubano por construir un proyecto inclusivo”. El texto, menos compartido que el de la Agencia Cubana de Rap, apareció enlazado en tuits de Fernando León Jacomino, viceministro de Cultura; Hermes G. Aguilera Pérez, miembro del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC); Teresa Viera Hernández, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud; y, Lillitsy Hernández Oliva, vicepresidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

En días recientes, el periódico Granma publicó un texto que catalogó de “show anticubano” los sucesos de San Isidro, poniendo en duda el acto de la huelga y el cerco policial alrededor de la calle Damas. Las Razones de Cuba publicó otros dos textos con respecto al Movimiento. Todos fueron compartidos en Twitter en diversas cuentas de organismos estatales; tanto políticos —la UJC, la Central de Trabajadores de Cuba— como administrativos y empresariales —el Instituto Pedro Kourí, el Centro de Inmunoensayo y el Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones—.

Ocho días han transcurrido desde que inició la huelga de hambre de varias de las personas plantadas en San Isidro para demandar la liberación del rapero Denis Solís y exigir el cese de un ciclo de detenciones arbitrarias y censura por parte del Gobierno.

El 18 de noviembre, agentes de la Seguridad del Estado apostados en las cercanías de la casa de Damas 955 donde se leía poesía como forma de reclamo pacífico retiraron el dinero y la comida que Daylys Bandera Rodríguez les llevaba a los manifestantes, acto que detonó de la huelga. Hasta el 25 de noviembre, Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes del Movimiento, y Maykel Osorbo permanecían sin ingerir alimentos ni agua. Ese mismo día, la curadora, profesora e investigadora Anamely Ramos, quien los acompaña desde el primer día, se sumó a la huelga de hambre. En estos momentos, todos han abandonado la huelga de sed.

 

También te sugerimos

CAMILA, OMARA, ANAMELY: CUBA

DENIS SOLÍS: UNA HISTORIA DE DESACATO Y DESAPARICIONES FORZADAS EN LA HABANA

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.

1200x900-redes.jpg

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.25 CUP
-0.25
1 USD64 CUP
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

boletin_elTOQUE