Tal vez este hombre estaba, como Benedetti, decidiendo qué clase de día quería tener.

Tal vez este hombre estaba, como Benedetti, decidiendo qué clase de día quería tener.

Ventanas adentro

17 / junio / 2020

Aquella señora aferrada a su pañuelo, abriéndose paso entre la multitud del ómnibus P5, el penúltimo día con transporte público en La Habana, sería el preludio de mis tres meses de cuarentena lejos de la capital.

El regreso a Santa Clara me ha llevado por calles solitarias.

La vida pública aparece ahora enmarcada, constreñida por barrotes y hendijas. Las rejas como hipérbole de contención al ladrón, a la visita, al morador.

Los cristales como espejismos de un mundo paralelo y oportunamente distante.

La sensibilidad en busca de otros horizontes privados.

Más allá de las colas y sus policías, siempre surrealistas, la vida convulsa de una ciudad en cuarentena debe buscarse puertas y ventanas adentro.

Image

Una señora abstraída del mundo.

 

Image

Siempre que se camina el bulevar y rebasa el río Bélico, subiendo la loma de la calle Independencia, se puede encontrar este viejo perrito echado en el alféizar. Por primera vez, vi a su dueño acompañándolo.

 

Image

Una pequeña familia reunida a la hora del almuerzo, entre edificios multifamiliares del reparto Camacho, en Santa Clara.

 

Image

Justo antes del aguacero vespertino una devota de la Regla de Ocha-Ifá, , culto sincrético cubano, cierra las ventanas de su casa.

 

Image

Instantánea captada en los caseríos que bordean la Carretera Central, entre Santa Clara y Esperanza, donde quizás solo las cercas de alambre, almácigo y piñón de pito marcan los límites, y no las ventanas.

 

Image

Tal vez este hombre estaba, como Benedetti, decidiendo qué clase de día quería tener.

 

Image

Las plantas de mis vecinos nunca han estado tan verdes.

 

Image

Una señora llama a su gato varias veces antes de desistir.

 

Image

Santa Clara es esa aparente gran ciudad de 216 mil habitantes que parece cada vez más campo. Cuando baja el sol, la penumbra en sus calles es apenas rota por luces salpicadas que se escapan a través de las ventanas.

 

Image

La interrupción del café.

 

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, PUEDES SEGUIR NUESTRA COBERTURA ESPECIAL EN ALIANZA CON PERIODISMO DE BARRIO AQUÍ.Image

 

Este proyecto fue apoyado a través del programa de Microgrants Check Global COVID-19

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR375.00 CUP
1 USD360.00 CUP
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification