eltoque_logo

Autores

Sadiel Mederos Bermudez

Sadiel Mederos Bermudez

Graduado de Periodismo en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (2009). Profesor de Fotografía y Diseño de la Comunicación Visual durante seis años en el propio centro. Trabajó para la emisora radial CMHW y el periódico Vanguardia (2015-2018).. Participó en exposiciones colectivas en el Museo de Arte de Zaragoza y la Galería Spectrum Sotos, España, en 2019. Realizó dos exposiciones individuales: en la Galería Benito Ortiz de Trinidad y en la Casa Dante Alighieri de La Habana, 2019. Fotógrafo freelance desde 2019. Fotorreportero en elTOQUE.

En El Hueco, a las afueras de Santa Clara, las personas buscan alternativas para alimentarse en medio de la escasez. Lo mismo siembran una parcela de tierra que hacen boniatillo que o pescan en la presa. Ricardo, por ejemplo, hace casabe y siembra habichuelas.
Más allá de las colas y sus policías, siempre surrealistas, la vida convulsa de una ciudad en cuarentena debe buscarse puertas y ventanas adentro.
Es 8 de septiembre y la iglesia de la calle Buen Viaje, en Santa Clara, no cierra sus puertas durante todo el día. Vendedoras de velas, estampas y ofrendas salpican las escaleras del templo que usualmente organiza las procesiones más multitudinarias en honor a la Virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de Cuba.
Las escobas y escobillones generan un comercio seguro y estable en cualquier lugar y en Cuba ha generado una fuente de trabajo y de ingresos permanentes para quienes solicitan su patente de productor vendedor de servicios varios y se dedican a la confección de estos utensilios de limpieza.
La vida de Rosa y su hijo lleva años poniéndose cada vez más dura en un caserío precario a las afueras de Santa Clara.