personas, sillas, pizarra, crucifijo

Foto: Centro Loyola Reina / Facebook.

Centro Loyola Reina: una propuesta de educación complementaria en el corazón de La Habana

27 / febrero / 2023

Con la llegada de Raúl Castro al poder en 2008 el Gobierno de Cuba ejecutó un plan de «reformas» conocidas como Lineamientos para la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. El objetivo era implementar una serie de medidas destinadas a dinamizar la insostenible estructura laboral estatal y a motivar la reaparición del sector privado de la economía —denominado eufemísticamente trabajo por cuenta propia (TCP)—. Varios sectores de la Iglesia católica aprovecharon la coyuntura política para crear y fortalecer a lo largo del país sus espacios formativos con carácter de educación complementaria.

La Compañía de Jesús, especialmente en La Habana, se enfrascó en potenciar desde 2010 un centro socioeducativo en la comunidad Los Sitios, en Centro Habana. Los religiosos y un grupo de laicos lanzaron una serie de proyectos pedagógicos y sociales en los cuales primó, durante una primera época, la actividad de reforzamiento escolar y la atención a familias en situación de vulnerabilidad. 

Por esta vía se lograba una mayor inserción en la vida de la comunidad y el apoyo a su desarrollo mediante el acompañamiento y la resolución de problemáticas sociales. El proyecto fue ganando impacto en la población circundante a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en la calle Reina; lo cual condujo a reestructurar el espacio, antes llamado Anunciata, desde 2014 renombrado Centro Loyola Reina (CL).

El Centro ha ofertado a lo largo de su vida una serie de proyectos encaminados a la promoción de los derechos humanos y el bienestar comunitario basado en cuatro pilares: la formación a los pequeños emprendedores del barrio (desde el vendedor de pizza hasta los campesinos con bajos índices productivos situados en la periferia de La Habana), el apoyo a la tercera edad, la oferta de una educación complementaria y el debate cívico-cultural.

Los emprendimientos han sido una de las opciones de la institución para impulsar el bienestar y la promoción humana en la comunidad. En sintonía con la opción preferencial por los sectores populares que ha caracterizado a la Compañía de Jesús en Latinoamérica durante las últimas décadas, no se habla de una apuesta por los negocios exitosos y consolidados, sino de los pequeños localizados por el equipo de InCuba Empresas. El proyecto, en un contexto de crisis humanitaria y económica como el cubano, favorece la recuperación del tejido económico de una comunidad empobrecida. 

El otro aspecto potenciado por Loyola Reina radica en el acompañamiento a la tercera edad, concretado en el proyecto Otoño. El espacio oferta talleres de muñequería, informática, inglés, taichí y salud mental a los ancianos residentes en Centro Habana. En talleres como Muñequería, integrado en su totalidad por mujeres que en su gran mayoría pasan de los 60 años, se observaron carencias similares en las participantes que impulsaron el establecimiento de vínculos comunitarios: desvinculación laboral (generalmente pensionadas), necesidad de salir del esquema de vida doméstica, impacto afectivo de la migración de sus hijos o nietos y necesidad de potenciar sus habilidades en la costura. El último aspecto les permite ganar en experticia en una actividad con la cual pueden reforzar su salud emocional y mejorar sus índices de ingresos, más allá de los provenientes de las bajas pensiones. 

La incidencia educativa constituye otro pilar del Centro, reforzada por la idea de educación complementaria desarrollada por el jesuita cubano Jorge Cela S. J. La propuesta educativa que parte del reforzamiento escolar apuesta por generar en los niños y adolescentes habilidades para el emprendimiento, los valores humanos y la apertura al conocimiento; al atenuar los efectos de la pedagogía bancaria impuesta en Cuba. Además, se ayuda a la economía familiar debilitada por la inflación y el aumento exponencial de la pobreza —pues frente al deterioro del sistema educativo a muchos padres les resulta imposible pagar profesores privados—. La expresión concreta de lo anterior fueron los Talleres Cuesta Arriba y Convivir, enfocados en el emprendimiento. Ambos proyectos también son espacios que han permitido desarrollar investigaciones sociales mediante el diálogo institución-familia.

El cuarto aspecto se basa en la relación con el campo intelectual y artístico mediante la construcción de alianzas que posibiliten un mayor intercambio cívico-cultural, lo que ha permitido acoger en las instalaciones del Centro eventos literarios, compañías de teatro y proyecciones cinematográficas. Especial mención lo merece el Fórum Loyola, un espacio coordinado en sus orígenes por María de Lourdes Mariño y Erick Álvarez y con posterioridad organizado por los profesores Osvaldo Hernández y Anamely Ramos. Los involucrados en la propuesta fueron intelectuales cubanos con opciones de militancia política fuera del canon establecido por las estructuras gubernamentales, lo que le dio un carácter de periferia ideológica a la propuesta. 

El proyecto empoderó a una nueva generación de jóvenes que en distintas esferas de la vida cultural cubana comenzaron a divergir de los juicios oficiales expresándolo en su producción intelectual y cultural. Así, el Centro se convirtió en un ágora abierta para artistas independientes, intelectuales censurados e importantes voces de la sociedad civil independiente.

Con el paso del tiempo, la experiencia de Loyola Reina se ha replicado en otras ciudades cubanas, al crear una red de centros análogos que acompañan distintas realidades económicas, políticas, sociales y culturales en La Habana, Cienfuegos, Camagüey y Santiago de Cuba. El camino andado demuestra que, si bien los desafíos aún son muchos, la apuesta institucional por generar bienestar en la comunidad desde la educación, el acompañamiento social y la incidencia cultural constituye un camino seguro para la regeneración del tejido social y un entorno comunitario próspero.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR315.00 CUP
1 USD310.00 CUP
1 MLC265.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification