Cuando mamá está enferma

Foto: Rachel Pereda

Cuando mamá está enferma

13 / enero / 2024

La piel se te eriza cuando aparecen los primeros síntomas. Sabes que se avecina una jornada aún más intensa. De repente, comienza el agua por la nariz, los estornudos cada vez son más seguidos, la tos es intermitente, la fiebre ronda, los ojitos se marchitan, los berrinches se multiplican, el apetito falta, hay estrés y hay contagio. 

En estos días, en casa hemos estado con gripe. Las mañanas han sido caóticas entre la fiebre alta y los llantos. Las noches han sido interminables; también la preocupación, el cansancio, las ojeras…

Cuando los hijos se enferman parece que el mundo se nos cae encima. Nada funciona, ni siquiera las pequeñas rutinas que habíamos logrado establecer, los avances en cuanto a horarios y actividades.

No hay juegos, distracciones o canciones que alivien. Hay que recurrir a la paciencia, a los besos sanadores y a las noches de desvelo entre termómetros y medicinas. 

En medio del torbellino de pañuelos de papel y abrazos reconfortantes, me di cuenta de la abrumadora dificultad que era cuidar a mis pequeños cuando mi cuerpo anhelaba descanso y atención. 

La experiencia para mí ha sido un espejo que refleja la complejidad de mantener el delicado equilibrio entre el cuidado de mis hijos y el autocuidado, lo cual se dificulta sin una red en la que puedas apoyarte. 

Han sido días muy difíciles y me han llevado a reflexionar acerca de la resistencia, la adaptabilidad y los desafíos que enfrentamos las madres cuando la enfermedad golpea a todos en casa.

Mamá cuida de todos… ¿Quién cuida de mamá?

Los niños de por sí son demandantes y consumen mucho de nuestro tiempo. Cuando están enfermos, requieren más cuidados y atenciones. Pero ¿qué sucede cuando la persona encargada de cuidarlos también enferma? 

La complejidad alcanza su punto máximo cuando tienes más de un hijo. Se sabe que cuando uno enferma, los otros enseguida se contagian. Cada uno necesita cuidados individuales y consuelo, pero mamá es una sola. Si encima de lo anterior, mamá también está enferma... 

Tener a un hijo con fiebre alta y tos persistente en una habitación mientras que el otro te pide que lo cargues y llora sin cesar, se convierte en un malabarismo agotador. 

La sensación de estar dividida, el desear ser un pulpo para tener mil manos y cargarlos a los dos y tratar de brindarles el cuidado necesario mientras intentaba recuperarme, generó una carga emocional y física abrumadora. 

En esos momentos, equilibrar las necesidades de mis hijos y mi enfermedad se convirtió en una lucha desafiante que requería fuerza física y una gran dosis de resistencia emocional.

En momentos así, necesitas recordar que cuidar de ti misma es igual de importante. Pero con la responsabilidad de cuidar a dos niños enfermos, encontrar tiempo para ti parece un lujo y muchas veces sientes que no puedes y solo deseas que tus pequeños estén bien y con eso tú sientes que también mejoras.

Por suerte, mi esposo y yo hemos construido un equipo sólido, no solo para los momentos de enfermedad, sino también para las rutinas cotidianas. La comunicación abierta, la mirada hacia el mismo rumbo y las estrategias para dividir responsabilidades nos han permitido manejar las situaciones caóticas y sobrevivir a los períodos más abrumadores. 

En los días de enfermedad, algunas noches mi esposo dormía con Daniel en la sala y yo con Emma en el cuarto, para que la tos o el llanto de uno no despertara al otro. Les dábamos la medicina juntos y muchas veces parecía que nos multiplicábamos para ofrecer alivio a nuestros pequeños, mientras enfrentábamos las responsabilidades diarias. 

La organización se convierte en tu aliado principal en los momentos desafiantes. Mantener suministros médicos esenciales a mano te ayuda a lidiar con emergencias sin tener que buscar en otros lugares. Nosotros creamos un «kit de emergencia» que incluye medicamentos básicos, termómetros y cualquier otro elemento necesario para afrontar los síntomas más comunes. Son los adornos de nuestra mesita de noche. 

Establecer un horario flexible se volvió crucial. Adaptarse a las necesidades cambiantes de nuestros hijos enfermos requería una rutina que pudiera modificarse según su estado de salud. Lo anterior significaba ajustar las horas de sueño, comidas y actividades en dependencia de cómo se sintieran mis pequeños ese día.

Reorganizar prioridades es crucial en situaciones desafiantes, como lo es cuidar de los hijos cuando todos están enfermos. Aquí les dejamos algunas sugerencias para hacerlo —aunque cada familia construye su propia dinámica mientras sobrevive a los días difíciles—.

Identifica las necesidades urgentes. Prioriza las necesidades inmediatas de tus hijos y tu salud. Asegúrate de que todos estén cómodos y reciban la atención médica necesaria.

Simplifica las responsabilidades. Enfócate en las tareas esenciales y deja de lado las que puedan esperar. No te presiones por mantener todo perfectamente en orden; la salud de tu familia es lo primero.

Establece límites. Aprende a decir «no» a compromisos que no sean urgentes o importantes en ese momento. Tu prioridad debe ser cuidar a tus hijos y a ti misma.

Flexibiliza horarios. Si es posible, ajusta los horarios de trabajo u otras responsabilidades para poder estar presente para tus hijos durante su enfermedad.

Apóyate en otros si puedes. Busca ayuda de familiares, amigos o vecinos que puedan asistirte en las responsabilidades diarias. No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites.

Cuida tu bienestar emocional. Prioriza momentos de descanso, aunque sean breves, para mantener tu equilibrio emocional. Reconoce tus necesidades y tómate el tiempo para atenderlas.

Reevalúa constantemente. A medida que la situación cambia, reevalúa tus prioridades y ajusta tu enfoque según las necesidades más apremiantes en cada momento.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Annie Delgado

Así mismo es!! 👍👏👏👏Los que cuidan, también necesitan que los cuiden en algún momento. 🤝 Tus sugerencias, muy buenas, aunque, como dices, cada persona o familia va creando sus condiciones. 💞 Y muy importante....tener los "suministros médicos de emergencia"! 🤨
Annie Delgado

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR318.00 CUP
+3
1 USD312.00 CUP
+2
1 MLC266.00 CUP
+1
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification