eltoque_logo
CUC Cuba, moneda libremente convertible, mlc, tasas de cambio

Foto: elTOQUE.

El CUC contraataca

4 / octubre / 2021

Antes de la Tarea Ordenamiento (TO) los cubanos cobraban salarios en pesos cubanos (CUP). La mayoría absoluta de los productos importados y de la industria nacional solo podían adquirirse en pesos cubanos convertibles (CUC). Para ir a esas tiendas, los ciudadanos compraban los CUC en las Casas de Cambio (Cadeca) o en el mercado informal, a razón de 1 por 25 y 24.

El CUC era lo que en teoría económica se llama espejo monetario. Algo que no es un dólar (USD), pero que usamos como si lo fuera. Se trataba de una suerte de copia (no china, sino cubana) que se valoraba casi como al original. Era un USD criollo que solo tenía curso legal en Cuba. Pero quizá la mejor forma de entenderlo sea verlo como un vale.

Los USD llegaban a Cuba por la vía de familiares, mulas, etcétera, o por compañías, básicamente la Western Union (WU). Como el USD no tenía curso legal en el mercado doméstico, cuando sus dueños iban a cambiarlo, Cadeca lo recogía y a cambio entregaba un vale (CUC), y además aplicaba el respectivo gravamen al USD. 

El USD enviado a través de la WU, por su lado, llegaba en forma de vale a su destinatario: la compañía recibía la divisa en USD y entregaba CUC (el vale) en Cuba. Por tanto, el único USD real para los cubanos, era el que estaba en efectivo.

Ese mecanismo fue redondo para el necesario enfoque mercantilista tardío del Gobierno cubano. Por cierto, también se le puede llamar enfoque recaudatorio.

La fuga

Comenzaron los problemas, porque el dólar es el dólar y la oferta estatal siempre ha sido insuficiente, en cantidad y calidad. En otras palabras: muchos bienes necesarios en Cuba (ropa, zapatos, electrodomésticos, medios de transporte eléctricos) eran importados de manera privada, y para ello hacía falta tener dólares. Pero los USD en manos de particulares no podían satisfacer la política recaudatoria. Miles de millones de USD fueron invertidos por cubanos solo en la zona franca de Panamá, por mencionar un ejemplo.

Por si fuera poco, el mercado, cuando encuentra un hueco, termina por llenarlo a su modo. Por eso, solo bastó que alguien descubriera que podía tener ganancia por tasa de cambio en la compraventa de divisas-vales, en el extranjero o dentro de Cuba, para comenzar a hacerle competencia a Cadeca. Surgieron casas de cambio (que no se llamaban Cadeca) al menos en Panamá y Miami, además de su mercado informal (ilegal) en Cuba. 

No hacía falta siquiera comprar USD en Cuba para usarlos fuera del país y luego comprar CUC para regresar. Los fenicios que iban a esas ciudades por negocios, podían cambiar divisas o vales en ellas. Hasta los vales terminaron adquiriendo valor, y se estaban fugando también.

Con el tiempo, ese espejo monetario o vale dejó de ser eficiente como mecanismo recaudatorio, incluso para retener al propio espejo monetario. Cada vez menos oro y menos espejitos para el Gobierno.

No faltaron los intentos institucionales de poner parches a estas fugas de USD, que eran las más importantes. Por ejemplo, se crearon todas las trabas habidas y por haber a los fenicios. Asimismo, el Gobierno intentó vender a esos importadores lo mismo que compraban en Panamá, a través de unas tiendas especiales para ellos. Eran las primeras tiendas en USD, en octubre de 2019. No funcionó, y era tarde. 

La captura 

La mejor solución para la política recaudatoria fue crear una red de tiendas en moneda libremente convertible (MLC) donde se comercializarían bienes de consumo básicos. 

Aunque de manera oficial no se reconozca la relación, esa transformación económica no podía hacerse a gran escala sin la TO. Carece de sentido que existiera el CUC si había una (gran) red de tiendas de bienes básicos en MLC. ¿Para qué querría alguien el CUC, si la mayoría de las tiendas serían en MLC? En ese sentido, el CUC se volvería un eslabón innecesario para el consumidor. De no haberlo sacado de circulación, de todos modos, habría quedado en desuso. Imaginemos qué haría alguien que necesitara MLC: ¿Comprar CUC para luego comprar MLC? Algo sobraba. Y así fue. 

¿Qué cambió? Después de la TO, los cubanos siguen cobrando salarios en pesos cubanos (CUP). La mayoría absoluta de los productos importados y de la industria nacional solo pueden ser adquiridos en MLC (o con altos precios en CUP que incluyen el costo de la tasa de cambio y de la escasez). Para ir a esas tiendas, los ciudadanos compran MLC en el mercado informal, a razón de 1 por 70 aproximadamente.

La MLC es la denominación que recibe el saldo en tarjeta o cuenta, con equivalencia de 1x1 con el USD. No es un dólar, pero lo usamos como tal. Se trata de una copia que valoramos como al original, incluso más caro. Es un dólar criollo, que no es que tenga curso solo en Cuba, sino que no se puede extraer su equivalencia en USD. Pero quizá la mejor forma de entenderlo sea verlo como un vale. 

En los primeros meses de la TO, los USD llegaban a Cuba vía familiares, mulas, etcétera, o cargando el saldo de cuentas o tarjetas en MLC (ahora sin WU). Como el USD no tiene curso legal en el mercado doméstico, ese efectivo lo recogía el banco y a cambio entregaba un vale (MLC) a quien hacía el depósito, ahora sin el respectivo gravamen al dólar, por supuesto.

El déjà vu

Y los problemas «empiezan» porque el dólar es el dólar y la oferta estatal siempre ha sido insuficiente, en cantidad y calidad. En otras palabras: muchos bienes necesarios en Cuba, ropa, zapatos, electrodomésticos, medios de transporte eléctricos, son importados de manera privada, y para ello hace falta tener dólares. Los USD en manos de particulares no pueden satisfacer la política recaudatoria (los fenicios, aunque en menor volumen, siguieron haciendo viajes comerciales). 

Se le suma a ello que la crisis económica y la COVID-19 han estimulado la salida de cubanos del país, y ellos necesitan USD. Además, si hacen ventas de inmuebles y vehículos, solo es en esa moneda. Los negocios privados comenzaron a cobrar en USD. Potencialmente, dinero no recaudado.

El Gobierno no cometió el mismo error. Para que todo el USD fuera a bancos cubanos, lo sacó de circulación. Les retiró a los ciudadanos la posibilidad de depositar USD en cuentas bancarias para obtener a cambio los vales correspondientes. Y lo complementó con las tiendas en las que se paga desde el exterior solamente (en divisas). Estas tiendas estaban en funcionamiento antes de la TO, pero se reforzó su uso en los últimos tiempos. 

Con ello, quien vaya a enviar dinero como remesa a Cuba, en vez de mandar el USD en efectivo, tiene que recargar una cuenta en MLC o comprar en esas tiendas. Es la garantía de que, al menos ese dinero destinado a remesas, termine de forma segura en bancos cubanos; de todos modos, a cambio, el ciudadano recibirá su vale.

Aunque siempre existe la compraventa de USD para salir del país, la limitación para hacer depósitos en esa moneda evita que la divisa que llegue a Cuba como tal y en forma de remesa, salga sin ser recaudada. Y, aunque haya fluctuaciones del mercado informal, se trata de un mercado que vende los vales (ya el USD está en bancos cubanos). Se recauda el oro y los espejitos no pueden salir.

Yo también tuve un déjà vu mientras escribía esto. El Gobierno logró hacer mejor lo que intentó en los noventa. Entonces no había condiciones tecnológicas para que los vales fueran solo digitales y hay de por medio más de veinte años de práctica para aprender.

Un amigo me decía que solo falta que vuelvan a inventar el CUC. ¿Para qué? Ya lo hicieron, y no es necesario imprimirlo.


TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


TASAS DE CAMBIO DE MONEDAS EN CUBA HOY

Miguel Alejandro Hayes Martínez
Aprediz de filósofo y economista político. Editor de La Trinchera y podcaster.
miguel-alejandro-hayes-martinez

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dalia Valdes

Muy buen reportage
Dalia Valdes

Humbetto Juan Bomnin Javier

Me parecen buenas las informaciones sobre todo, serias, respetuisas, decentes, y con cierto grado de confiabilidad, atendiendo a la veracidad y confiabilidad de la información.
Humbetto Juan Bomnin Javier

Ernesto

Solo falta que el gobierno pueda vender el mlc ( y se cierre el ciclo ) del de ya vi
Ernesto

José Ángel

Ahora los fenicios compran los USD en USA y tampoco llegan a Cuba, porque el problema es el desabastecimiento crónico del mercado, el descomercio que se hace en Cuba, el monopolio abusivo del Estado (hoy Estado paralelo GAESA) en fin.
José Ángel

Frank Daniel Perez

Muy buen articulo, el cuc volverá cuando empiecen a pagar por cientos en "dólares" a los trabajadores de actividades imprescindibles. Esa fue una de las razones por las que surgió, poder pagar algo a fin de mantener el estímulo a trabajar. Y esto es inevitable. En un pais que no quiere reconocer la de valuación de su moneda y el nivel de inflación creado por el exceso de emisión.
Frank Daniel Perez

EL BOBO DE LA YUCA

El autor olvida lo más importante: al eliminar el CUC y con la TO, el Gobierno puso una tasa de cambio ficticia (1 dolar = 24 pesos cubanos) y se justificó para no vender dólares a esa tasa de cambio. Si el CUC tenía "cierta convertibilidad" (como el autor cita), ya con la TO ella no existe. Eso es lo más importante: te pago en pesos, pero con ellos no podrás adquirir a la tasa de cambio oficial los "vales" para comprar en las tiendas. Claro que existe la tasa informal, pero, por ejemplo: si un hijo le envia a sus padres dólares por los canales legales para que sus padres los conviertan en pesos para pagar la cuenta de luz, etc, el gobierno les dará 24 pesos por cada dólar. De otra forma: con la TO se volvió a la Cuba anterior al Periodo Especial, donde la tasa de cambio oficial era 0,80 centavos de peso cubano = 1 dólar estadounidense. !Y muchas remesas eran convertidas por esa tasa!, pues era la única via de ayuda familiar.
EL BOBO DE LA YUCA

EL BOBO DE LA YUCA

Complementando: No sólo las tiendas, sino algunos servicios han vuelto al apartheid de "solo con divisas". Por ejemplo: Si con CUC se podía entrar a cualquier hotel, ahora la gran mayoría (incluyendo todos los mejores hoteles) no aceptan pesos cubanos (ni convertidos los precios por la tasa oficial). Otro ejemplo: ?Se puede comprar un pasaje para el exterior pagando en pesos? Con CUCs se podía...
EL BOBO DE LA YUCA

Barbara

Y los que no recibimos remesa nos volvemos locos
Barbara

Rolando

Esto ha sido en desmadre todo el tiempo y han jugado con las vidas de las personas a su antojo.
Rolando

Rene

Hubo un fenómeno casi desapercibido pero realmente abusivo del mal llamado re ordenamiento. El estado cubano recibía dólares por los servicios de médicos y de otros trabajadores de las "misiones" en el extranjero. Aquí, en cambio, les hizo cuentas en CUC que, aún siendo un tipo de presión para evitar deserciones, era hasta cierto punto aceptable, porque después de tres o cuatro años habían acumulado ahorros con un poder de compra considerable. Tras el re ordenamiento sus cuentas pasaron automáticamente a CUP Al cambio de 25 por 1 y miles de cubanos vieron caer sus "ahorros" en casi una tercera parte, pues ahora para comprar en las nuevas tiendas en MLC deben comprar los dólares en el mercado negro, por ejemplo, a 65 pesos. Un abuso, no hay otra palabra, máxime cuando esas personas fueron en los últimos años la principal fuente de divisas del país, por encima incluso del turismo.
Rene

Nestor

Interesante el articulo, es como un recuento que al final dice que volvería el que nunca debió haberse ido, el CUC era la contención de la especulación del USD, moneda sin valor real de uso porque se imprime a montones para mandarlo a China para comprar cosas y cositas para los Norteamericanos y solo lo sustenta el déficit, igual pasa en Cuba con el CUP e igual paso con el CUC, monedas sustentadas en la impresión de billetes no en el Trabajo Creador que genere Producción de Bienes y Servicios. En la década del mandato de Raúl Castro el Pueblo en Reuniones en todas partes pidió dos cosas muy remarcadas. 1. La eliminación de la Libreta 2. Eliminación del CUC Ahora viven bajo el resultado de su propio pedido, digo, vivimos, yo no lo pedí, soy de los que consideran la eliminación del CUC como uno de los mayores errores, solo era necesario cerrar el prostíbulo, porque prostituimos al CUC. Esperemos llegue pronto la Eliminación de la Libreta, así se hace completa la voluntad popular. La incultura Económica dentro de un pueblo culto y libre nos ha llevado a ser triplemente esclavos: Del USD, del CUP y del PRECIO. Si el moderador decide publicar mi comentario se lo comparto en mi perfil, el articulo dice bastante de lo que yo pienso es.
Nestor

Federico

Un chiste de articulo...Un marxista hablando de economia....
Federico

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR86 CUP
1 USD67 CUP
1 MLC79 CUP
+0.25
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test