Foto: Obra del artista Yomer Montejo.

Foto: Obra del artista Yomer Montejo.

El Decreto 349: La Voz del Amo o se jodió Elpidio Valdés

Cuentan que en el primer Congreso Nacional de Educación y Cultura, de 1971, Fidel Castro al ver que su amigo René Portocarrero palidecía ante la horda de furibundas intervenciones que se sucedían, le pidió gentilmente a Alfredo Guevara que por favor lo sacara de allí. Yo no sé si la anécdota es real, aunque me parece posible. No soy pintor y nunca fui amigo personal de Fidel, pero ante la reciente promulgación del decreto 349 también yo palidezco.

Publicado el 10 de julio en la Gaceta Oficial por acuerdo del Consejo de Ministros en el ejercicio, abuso diría yo, de sus atribuciones, el decreto no ha tenido la resonancia que se hubiera esperado ante lo que pudiera ser el inicio de una cacería.

Algunos enterados han minimizado sus efectos, pero yo sospecho. Sospecho porque es una mordaza y porque no está bien y la gente solo termina enterándose cuando ya tienen el huracán encima, pero casi nunca prestan atención a la primera gota, y a esta gotica, a este tinajón entero de censura, hay que protestarlo desde el inicio.

Es tan absurdo el decreto en su propósito de regular la política cultural, tan reaccionario y feroz que ni la risa, eficaz método contra la represión, logra calmar el ánimo. La censura al  documental P.M., en 1961, provocó las Palabras a los Intelectuales. La asunción de ese discurso como teología explicativa de la cultura de una nación generó tiempos difíciles, pero ahora en vez de la ambigüedad resultante de un discurso casual y no previsto, lo que escuchamos es la voz del amo que, sin cortapisas, ordena que no te puedes ir y que tienes que bailar al son de su guaracha. Hay que leerlo despacio, inciso por inciso, para no pasarse con ficha.

No mostrarás violencia en tus películas, así que adiós a El Padrino, a Terminator, a Caravana y a Elpidio Valdés. No usarás un lenguaje inapropiado, así que adiós a las rancheras mexicanas, tan de machotes ellas. No mostrarás un seno o vello púbico o rodilla desnuda, porque los pervertidos rondan en la oscuridad de nuestras salas.

No ultrajarás los símbolos patrios, así que cuidado Mijaín con exhibirte sudoroso con la bandera como capa cuando ganes tu cuarta medalla de oro olímpica. No menearán las caderas nuestros adolescentes, así que adiós también a la invasión y a la conga tan obscena y sexista y tan liberadora, y la rumba al solar, de donde no debió haber salido; y los reguetoneros a la caña, a ver si se hacen hombres y dejan ya la mariconería de las cejitas depiladas y todo ese cine independiente al paredón, carajo.

A ver si se enteran de una vez de que yo soy el amo y tengo la última palabra sobre como te debes vestir y de que largo debe ser tu pelo y solo yo decido quién puede ser artista. Así que adiós a los Benny Moré y al Benny de Santiago de Cuba, a quién en un tiempo botaban de los parques porque no tenía un dichoso papel. Y acompañando el NO, el gran ejército de inspectores-censores, quiénes velarán por la sacrosanta moral del socialismo y serán tus hermanos en esta gran revolución cultural que se avecina, que es pura y prístina y les traerá un futuro de rosas a los mejores hijos de la patria.

Qué no perdamos tiempo, digo. Hagamos de una vez la gran hoguera de esta época en una plaza y a la quema todo aquello que necesite ser quemado: ese Rapto de Enríquez, ese Paradiso, ese Juan Gutiérrez, porque aquí yo digo qué música se escucha, qué canción se canta y cuándo sale el sol.

Puede sonar descabellado lo anterior porque la gente olvida. Sobre todo, la gente que gusta de no salirse del rebaño. La gente que siempre cree que la cosa no es con ellos sino con los demás, que se jodan los pornopararicardos por gusanos, que se jodan los abuelitos que tocan en las paladares, por imbéciles, que se jodan los demás, a mí en definitiva no van a molestarme. Hasta que un día la jauría le toca a su puerta y entonces es muy tarde para empezar el pataleo.

Nada bueno puede sobrevenir después de tal edicto. Así que por favor le pido de manera cortés, querido amo, que guarde usted ese documento porque definitivamente no nos entendemos.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR82 CUP
1 USD63.5 CUP
+0.5
1 MLC72 CUP
+1
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rufino

Magnífico artículo, veo con pesar, como dice el periodista que los artistas no prevén lo que se avecina. Alexis Triana jefe de comunicación del Mincult ya comenzó una hermosa campaña mediática por facebook, y convence.Y por qué, porque los artistas cubanos,en lo común son egocéntricos y solo se miran el ombligo.No les importa el dolor ajeno.Hasta que les pisen el callo.
Rufino

Zouk

Pero lo bueno es q gran parte de la población cubana no le interesa ningún otro artículo, solo el q permite q 2 personas del mismo sexo se pueden casar, dejando pasar leyes q verdaderamente afectan nuestros derechos, pero bueno así son los cubanos o parte de ellos: “noveleros”. Al final como dice el escritor solo le interesa cuando la tormenta esta arriba de ellos o de nosotros, porque me incluyo. Hay q ponerse las pilas y tomar un día la gaceta y leerla para saber q nos conviene y dejar ya la conmoción por una cosa q ya es normal en muchos países.
Zouk

Abraham

Leyendo dicho decreto puedo suponer que el objetivo de los incisios que mencionas no son necesariamente para censurar todos los audiovisuales que incumplan. Para que el decreto sea más aclarador debería especificar que es para aquellos audiovisuales que se hagan con la intención de motivar este tipo de actos.
Puedo poner el ejemplo de algun video de reggeton donde se incita a la violencia y se utiliza un lenguaje obsceno y sexista. No es lo mismo que una pelicula cubana donde un personaje tiene esa actitud. Hay una diferencia en la intencionalidad de ambos audiovisuales.
No obstante, creo que el decreto al estar escrito sin ser específico, puede ser usado como un saco, para cualquier tipo de obra que a algun censor no le guste.

RLGV

Porque no se deja de una vez el control sobre la cultura. Esta pertenece a los pueblos y no a los legisladores. Los marginados en el futuro seguiran haciendo incluso aunque tengan que huir. De eso hay demasiado sucedido y por suceder. Esos creadores inconformes de alguna manera nos hacen repensar y cambiar. L planta no crece si se cortan sus ramas. La libertad es simple y los artistas deben ser libres.
RLGV
Abraham

Ariel Díaz

Excelente artículo. Soy artista cubano y estoy con la matraca de esa ley hace tiempo, en efecto, muy pocos saben, se sorprenden, hablan pero no hacen nada. Tendremos que lidiar con ella porque dudo mucho de su derogación.
Ariel Díaz

Miguel

Tienes razón Rufino estoy de acuerdo con tigo
Miguel

Manolo

Hace unos años un grupo humoristico presento un sketch q vendria como anillo al dedo para el 349. Trataba sobre un humorista q intentaba presentar un trabalenguas q decia “La choza de Chucha huele a salchicha”. El funcionario q lo atendia fue censurando cada palabra: “choza” parecia indicar la precariedad de la vivienda en Cuba, “Chucha” era mal visto por ser un apodo (“Tengo una amiga q le dicen Chucha y se llama Candelaria”, agrego el burocrata), “salchicha” hacia mencion a un alimento q no existia en la dieta basica… en fin q el trabalenguas quedo asi “El apartamento de la compañera Candelaria huele a troncho de jurel”
Manolo
boletin_elTOQUE
eltoque_logo
Foto: Obra del artista Yomer Montejo.

Foto: Obra del artista Yomer Montejo.

El Decreto 349: La Voz del Amo o se jodió Elpidio Valdés

Cuentan que en el primer Congreso Nacional de Educación y Cultura, de 1971, Fidel Castro al ver que su amigo René Portocarrero palidecía ante la horda de furibundas intervenciones que se sucedían, le pidió gentilmente a Alfredo Guevara que por favor lo sacara de allí. Yo no sé si la anécdota es real, aunque me parece posible. No soy pintor y nunca fui amigo personal de Fidel, pero ante la reciente promulgación del decreto 349 también yo palidezco.

Publicado el 10 de julio en la Gaceta Oficial por acuerdo del Consejo de Ministros en el ejercicio, abuso diría yo, de sus atribuciones, el decreto no ha tenido la resonancia que se hubiera esperado ante lo que pudiera ser el inicio de una cacería.

Algunos enterados han minimizado sus efectos, pero yo sospecho. Sospecho porque es una mordaza y porque no está bien y la gente solo termina enterándose cuando ya tienen el huracán encima, pero casi nunca prestan atención a la primera gota, y a esta gotica, a este tinajón entero de censura, hay que protestarlo desde el inicio.

Es tan absurdo el decreto en su propósito de regular la política cultural, tan reaccionario y feroz que ni la risa, eficaz método contra la represión, logra calmar el ánimo. La censura al  documental P.M., en 1961, provocó las Palabras a los Intelectuales. La asunción de ese discurso como teología explicativa de la cultura de una nación generó tiempos difíciles, pero ahora en vez de la ambigüedad resultante de un discurso casual y no previsto, lo que escuchamos es la voz del amo que, sin cortapisas, ordena que no te puedes ir y que tienes que bailar al son de su guaracha. Hay que leerlo despacio, inciso por inciso, para no pasarse con ficha.

No mostrarás violencia en tus películas, así que adiós a El Padrino, a Terminator, a Caravana y a Elpidio Valdés. No usarás un lenguaje inapropiado, así que adiós a las rancheras mexicanas, tan de machotes ellas. No mostrarás un seno o vello púbico o rodilla desnuda, porque los pervertidos rondan en la oscuridad de nuestras salas.

No ultrajarás los símbolos patrios, así que cuidado Mijaín con exhibirte sudoroso con la bandera como capa cuando ganes tu cuarta medalla de oro olímpica. No menearán las caderas nuestros adolescentes, así que adiós también a la invasión y a la conga tan obscena y sexista y tan liberadora, y la rumba al solar, de donde no debió haber salido; y los reguetoneros a la caña, a ver si se hacen hombres y dejan ya la mariconería de las cejitas depiladas y todo ese cine independiente al paredón, carajo.

A ver si se enteran de una vez de que yo soy el amo y tengo la última palabra sobre como te debes vestir y de que largo debe ser tu pelo y solo yo decido quién puede ser artista. Así que adiós a los Benny Moré y al Benny de Santiago de Cuba, a quién en un tiempo botaban de los parques porque no tenía un dichoso papel. Y acompañando el NO, el gran ejército de inspectores-censores, quiénes velarán por la sacrosanta moral del socialismo y serán tus hermanos en esta gran revolución cultural que se avecina, que es pura y prístina y les traerá un futuro de rosas a los mejores hijos de la patria.

Qué no perdamos tiempo, digo. Hagamos de una vez la gran hoguera de esta época en una plaza y a la quema todo aquello que necesite ser quemado: ese Rapto de Enríquez, ese Paradiso, ese Juan Gutiérrez, porque aquí yo digo qué música se escucha, qué canción se canta y cuándo sale el sol.

Puede sonar descabellado lo anterior porque la gente olvida. Sobre todo, la gente que gusta de no salirse del rebaño. La gente que siempre cree que la cosa no es con ellos sino con los demás, que se jodan los pornopararicardos por gusanos, que se jodan los abuelitos que tocan en las paladares, por imbéciles, que se jodan los demás, a mí en definitiva no van a molestarme. Hasta que un día la jauría le toca a su puerta y entonces es muy tarde para empezar el pataleo.

Nada bueno puede sobrevenir después de tal edicto. Así que por favor le pido de manera cortés, querido amo, que guarde usted ese documento porque definitivamente no nos entendemos.

Demian Rabilero
Nacido en el año de la emulación socialista, mi padre, por entonces expulsado de la Universidad de Oriente por "problemas ideológicos", tuvo la jodida idea de nombrarme Demian, como la novela de Hesse, en respuesta a la grisura de aquellos años. Y yo que hubiera querido ser pelotero tuve que conformarme con seguir un destino de escritor e intelectual.
demian-rabilero

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rufino

Magnífico artículo, veo con pesar, como dice el periodista que los artistas no prevén lo que se avecina. Alexis Triana jefe de comunicación del Mincult ya comenzó una hermosa campaña mediática por facebook, y convence.Y por qué, porque los artistas cubanos,en lo común son egocéntricos y solo se miran el ombligo.No les importa el dolor ajeno.Hasta que les pisen el callo.
Rufino

Zouk

Pero lo bueno es q gran parte de la población cubana no le interesa ningún otro artículo, solo el q permite q 2 personas del mismo sexo se pueden casar, dejando pasar leyes q verdaderamente afectan nuestros derechos, pero bueno así son los cubanos o parte de ellos: “noveleros”. Al final como dice el escritor solo le interesa cuando la tormenta esta arriba de ellos o de nosotros, porque me incluyo. Hay q ponerse las pilas y tomar un día la gaceta y leerla para saber q nos conviene y dejar ya la conmoción por una cosa q ya es normal en muchos países.
Zouk

Abraham

Leyendo dicho decreto puedo suponer que el objetivo de los incisios que mencionas no son necesariamente para censurar todos los audiovisuales que incumplan. Para que el decreto sea más aclarador debería especificar que es para aquellos audiovisuales que se hagan con la intención de motivar este tipo de actos.
Puedo poner el ejemplo de algun video de reggeton donde se incita a la violencia y se utiliza un lenguaje obsceno y sexista. No es lo mismo que una pelicula cubana donde un personaje tiene esa actitud. Hay una diferencia en la intencionalidad de ambos audiovisuales.
No obstante, creo que el decreto al estar escrito sin ser específico, puede ser usado como un saco, para cualquier tipo de obra que a algun censor no le guste.

RLGV

Porque no se deja de una vez el control sobre la cultura. Esta pertenece a los pueblos y no a los legisladores. Los marginados en el futuro seguiran haciendo incluso aunque tengan que huir. De eso hay demasiado sucedido y por suceder. Esos creadores inconformes de alguna manera nos hacen repensar y cambiar. L planta no crece si se cortan sus ramas. La libertad es simple y los artistas deben ser libres.
RLGV
Abraham

Ariel Díaz

Excelente artículo. Soy artista cubano y estoy con la matraca de esa ley hace tiempo, en efecto, muy pocos saben, se sorprenden, hablan pero no hacen nada. Tendremos que lidiar con ella porque dudo mucho de su derogación.
Ariel Díaz

Miguel

Tienes razón Rufino estoy de acuerdo con tigo
Miguel

Manolo

Hace unos años un grupo humoristico presento un sketch q vendria como anillo al dedo para el 349. Trataba sobre un humorista q intentaba presentar un trabalenguas q decia “La choza de Chucha huele a salchicha”. El funcionario q lo atendia fue censurando cada palabra: “choza” parecia indicar la precariedad de la vivienda en Cuba, “Chucha” era mal visto por ser un apodo (“Tengo una amiga q le dicen Chucha y se llama Candelaria”, agrego el burocrata), “salchicha” hacia mencion a un alimento q no existia en la dieta basica… en fin q el trabalenguas quedo asi “El apartamento de la compañera Candelaria huele a troncho de jurel”
Manolo

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE