eltoque_logo
El fetichismo crítico

Foto: Sudhamshu Hebbar

El fetichismo crítico

Hay un fetiche con la crítica sobre Cuba. Una búsqueda incesante de lo negativo, lo grotesco y lo ridículo. Un fenómeno ilusorio que no es bueno porque al final el fetiche siempre es un hechizo, enfermedad o desviación de la realidad.

La Cuba de hoy es traumática. Carece de paradigmas y no tiene rumbo definido pero es objeto de mucha atención e intereses. Sus ciudadanos pasan de un modelo paternalista insostenible a otro que requerirá mayor iniciativa y participación. Algunos medios siguen pecando de políticamente correctos, otros han surgido como negación de los primeros y en esa polarización son pocos los que brindan información precisa. La crítica ha pasado de ser un tabú que no debía dar armas al enemigo, a fenómeno masivo en Internet. Y en esta apertura necesaria, no son pocos los que aprovechan para sus agendas, sus dineros o sus posiciones extremas.

Existe un país que no le interesa a los medios, que no sale en las portadas de muchas webs dedicadas a publicar sobre Cuba, no le interesa a los grandes críticos. Existen historias de sacrificio, de heroísmo cotidiano y hazañas de todo tipo. Cuando las cuentan los medios oficiales a menudo lo hacen tan torpemente en busca de legitimar la política oficial, que pierden todo su valor. Cuando las cuentan otros, en ocasiones se hacen bien, en otras se les usa innecesariamente como herramientas para la crítica, incluso con mala saña.

Es difícil encontrar casos que no sean de apología o fetichismo crítico.

Si hacemos un experimento básico y buscamos las webs que más publican sobre Cuba, los resultados serán a menudo catastróficos. Pareciera que la isla se va a pique cada día, todo es negativo y en lo positivo siempre hay algo que sea criticable o permita omitirlo. Es el mundo de los extremos y pocos parecen interesados en una construcción común.

Los que critican en demasía es difícil que vayan a una escuela a cubrir la escasez de maestros o participen en un trabajo voluntario. La crítica se convierte entonces en la herramienta paternalista del ciudadano que quiere respuestas pero no está dispuesto a ser parte de ellas. Con todos sus problemas e incapacidades, el gobierno cubano se ve entonces acosado no solo económica sino virtualmente. Otros, han encontrado en la crítica una manera de ganarse la vida.

Algunos aprendieron pronto que el fetichismo crítico genera ingresos. Se lanzaron entonces a emprendimientos mediáticos que son legítimos pero favorecen la crítica en afán de visitas. Y pueden ser una nube de humo que magnifica fenómenos y oculta otros. Cuba es más que videos de tumultos callejeros, sexo público o escasez económica. Entonces no se hace referencia a la seguridad pública que tiene el país, la poca presencia de drogas o el nivel profesional de la sociedad. Lo publicable es que los jóvenes emigran, no que han llegado a ser profesionales en un país del tercer mundo. Lo publicable es lo que alimenta el morbo de los que visitan las webs, y el morbo se ha establecido para un público que quiere, necesita lo negativo.

Será imposible construir el futuro sin los emigrados, pero hay un sector de la diáspora que se marchó resentido del país y necesita pasar página de ello. Ya sea por errores gubernamentales, ya sea por no lograr realizarse económica o políticamente en el país, incluso algunos que nacieron fuera guardan ese sentimiento mórbido. Y buscan continuamente aquello que los reafirme en sus ideas de oposición al gobierno cubano, que les haga ver cuánto terreno han ganado, que les asegure cuán bien hicieron en dejar la isla. Algo utilizable para que el precio de la nostalgia sea tolerable.

Son ese grupo y otros más los que alimentan el fetichismo crítico. Incluso nosotros mismos, cansados durante tanto tiempo de tabúes estúpidos y autoritarismos.

Nos lanzamos entonces a criticar por el solo placer de poder hacerlo, sin llegar más allá de la catarsis.

Aunque nos sintamos un poco culpables y en el fondo sepamos que somos mejor que eso, vemos los videos mórbidos y leemos relatos de pesimismo. Mientras hacemos todo eso, nos olvidamos que 10 millones de cubanos no tienen acceso a estos medios, que todo es un espejismo entre nosotros, que la realidad es más rica que Internet. Y la crítica deja de convertirse en herramienta de transformación para dar paso al fetichismo inútil.

La historia de los cubanos puede seguir siendo la de mayorías o minorías excluyéndose unas a otras, como siempre ha sido. O puede dar un salto cualitativo buscando la construcción colectiva sin injerencia extranjera. El destino sí está en nuestros hombros pero con el peso del fetichismo crítico encima, difícil saber cuál es el terreno por donde vamos. Y toca construir juntos.

Harold Cárdenas Lema
En mi tiempo libre administro un blog llamado La Joven Cuba que inicié junto a dos colegas en mi época de profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Matanzas. En el blog puedo escribir sobre muchos temas de la realidad cubana y los cambios que tienen lugar en estos momentos en Cuba.
harold-cardenas-lema

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jose Miguel Lamoru Turro

«Negar a las personas sus Derechos humanos es cuestionar su propia humanidad». Nelson Mandela

Hermanos Cubanos, sinceros saludos, todo esto ocurre con el silencioso consentimiento de nuestros genios “politicos” y de los administradores de los diferentes Websitios, y demas medios de informacion . Prohivido olvidar!!!. Observemos:

Hoy dia los cubanos que nos encontramos en el exterior y una reducida cantidad en el interior, contamos con espacios en la Web y no solo en la Web(tv, radio, periodicos, etc), en los cuales nuestro pueblo cubano espera que sus hijos con capacidad y deseos de alzar su voz , lo haran de la forma mas cuerda, responsable y honesta que existe, sin embargo en la mayoria de los diferentes grupos, paginas, foros etc., donde supuestamente se debia debatir franca, abierta y democraticamente la triste y desesperante situacion que atraviesa Nuestro Pueblo, existe una practica constante de tergiversacion y manipulacion del concepto de DEMOCRACIA, existe una constante propagandizacion del odio y la division entre Nosotros los cubanos, en muchos de estos grupos abiertamente hacen llamados a la violencia, al extremismo y a la intolerancia, existe una constante violacion de la libertad de expresion que tanto deseamos para Nuestro Pueblo, los administradores de estos diferentes sitios, se enorgullesen con sus injustas acciones, queriendonos inculcar la falta de respeto, el vocabulario marginal, las ofensas, la difamacion, el odio y la intolerancia como normas de vida. y todo esto ocurre con el silencioso consentimiento de nuestros genios politicos. Entonces?:

😎 😎 <3 😎 😎 No Queremos, y NO aceptaremos JAMAS esa pseudodemocracia que nos quieren imponer tanto en el interior como en el exterior del pais, tanto los dirigentes, como los opositores y disidentes cubanos, NOOO a la doble moral!!!. Meditar!!!

"La minoría soberbia que entiende por libertad su predominio libre sobre sus conciudadanos a quienes juzga de estirpe menor, prefiere humillarse al amo extranjero y servir como instrumento de un amo u otro, a reconocer en la vida política y confirmar con la justa consideración del trato, la igualdad del derecho de todos los hombres". Jose Marti.

😎 <3 😎 Pero no eran todos, todos los cubanos,

los enmascarados, los indiferentes:

¡Había cubanos con una quemante estrella en las manos,

abiertos los pechos, desnudas las frentes!.

Jesus Orta Ruiz..

*PARTICIPE AQUI: 😎 <3 8-) Vana e Inutil confrontacion social-virtual. >>>(https://www.facebook.com/photo.php?fbid=928760460489186&set=gm.674120919383444&type=1&theater)

B| **********Que Dios bendiga Nuestra Patria********** B|

Consejo de analisis de Queremos Frente Ciudadano.

Email: [email protected]

Jose Miguel Lamoru Turro = Boris Cuba Moscu.

Jose Miguel Lamoru Turro

Harold Cárdenas Lema

Gracias por su comentario Jose Miguel, lástima que tenga más sabor a proselitismo que a opinión propia pero aún así, gracias por pasarse por aquí.
Harold Cárdenas Lema

Abel Cruz Rodriguez

Muy bueno tu comentario ,crítico ,claro ,objetivo y sincero has tocado una arista que pocos logran ver y caen en la critica desenfrenada.Gracias
Abel Cruz Rodriguez

Harold Cárdenas Lema

Abel, mi agradecimiento a usted por leer el post y comentar.
Harold Cárdenas Lema

elena

vamos por partes, dijo jack el destripador… buen artículo, a mi que ni soy periodista, ni economista, ni del partido ni la cabeza de un guanajo me ha gustado… vaya, viene a decir lo que yo me canso de decir por activa y pasiva… el primer, segundo y tercer párrafo inmejorables, como bien dice: “Es difícil encontrar casos que no sean de apología o fetichismo crítico.” y es que cuando pides modelos de sociedad deseados todos los “expertos” de un lado callan y cuando pides transparencia en las cuentas todos los “en el poder” callan tambien… pedirle a la gente trabajo voluntario es cínico y nos retrotrae a tiempos pasados, el trabajo tiene un valor y ahí está el primer fallo de este discurso, el segundo es decir que el gobierno se ve acosado, yo no diría que es acoso en tanto avanza despacio pero sin rumbo claro al menos en lo cotidiano y evidente, es duro ver a los hijitos de papá y nuevas élites pegarse la gran vida, luego lo suyo sería ( y ahí va mi primera propuesta) exigir una rendición de cuentas constante como hizo uno hace unos días en un artículo a colación de la pasarela crucero de chanel sobre a dónde va a parar el dinero que se dejó chanel, o el “rápido y furioso” ese, así de simple, sin mirar para atrás, pedir constante y sonantemente rendición de cuentas y a dónde se destina esa guita, para luego ir fiscalizando si se le da el uso por el que el sacrificio de la “IDEA” mereció la pena, quizas con esos y otros pequeños gestos se haga más digerible el cambio de paradigma sin que parezca una bajada de pantacas en toda la regla o un barco a la deriva…. y es que en estos tiempos es fácil hacer esto, por qué no se hace? Nuestro pueblo se merece transparencia y no toda la “diáspora” necesita pasar página, más bien al contrario, algunos en la diáspora quizas muchos de esos profesionales que un día se fueron y constataron que afuera no todo lo que brilla es oro regresarían si (y otra vez regreso al “valor”) su trabajo fuera valorado y pudieran vivir dignamente de su aportación a la sociedad con un salario digno, al fin y al cabo las horas de trabajo de un médico, un maestro o un ingeniero, por poner ejemplos de puntales básicos de una sociedad se merecen esta retribución (lo dice una persona que no es ninguna de esas tres cosas pero que considera que la fuga masiva de profesionales está mermando la capacidad formativa, sanitaria o productiva de una sociedad que ahora mismo lo necesita para seguir avanzando, digo esto para que no se me pueda tachar en algun caso de oportunista o de estar pidiendo para mi nada. Hay elementos obsoletos que dificultan ese retorno de profesionales y ese ánimo de colaboración en la reconstrucción del proyecto de pais justo socialmente con el que un día soñamos, para poder avanzar además se necesita desde mi humilde punto de vista que el trabajo se valore, luego una revisión salarial de los empleados públicos se hace necesaria para luego poder exigir a los empresarios del nuevo sector privado(ramo servicios por ejemplo)que cumplan con una política de salarial justa… efectivamente el articulista pide corresponsabilidad en la continuidad del proyecto y eso se hace diciendo lo que falla y aportando ideas, otra cosa es que luego caigan o no en saco roto… en tal caso la desilusión continuaría campando y dando excusa a quienes viven del fetichismo crítico. un saludo.
elena

elena

una política de salarial, nooo!!! una política salarial es lo correcto, perdonen ustedes 😉
elena

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

El fetichismo crítico

Foto: Sudhamshu Hebbar

El fetichismo crítico

Hay un fetiche con la crítica sobre Cuba. Una búsqueda incesante de lo negativo, lo grotesco y lo ridículo. Un fenómeno ilusorio que no es bueno porque al final el fetiche siempre es un hechizo, enfermedad o desviación de la realidad.

La Cuba de hoy es traumática. Carece de paradigmas y no tiene rumbo definido pero es objeto de mucha atención e intereses. Sus ciudadanos pasan de un modelo paternalista insostenible a otro que requerirá mayor iniciativa y participación. Algunos medios siguen pecando de políticamente correctos, otros han surgido como negación de los primeros y en esa polarización son pocos los que brindan información precisa. La crítica ha pasado de ser un tabú que no debía dar armas al enemigo, a fenómeno masivo en Internet. Y en esta apertura necesaria, no son pocos los que aprovechan para sus agendas, sus dineros o sus posiciones extremas.

Existe un país que no le interesa a los medios, que no sale en las portadas de muchas webs dedicadas a publicar sobre Cuba, no le interesa a los grandes críticos. Existen historias de sacrificio, de heroísmo cotidiano y hazañas de todo tipo. Cuando las cuentan los medios oficiales a menudo lo hacen tan torpemente en busca de legitimar la política oficial, que pierden todo su valor. Cuando las cuentan otros, en ocasiones se hacen bien, en otras se les usa innecesariamente como herramientas para la crítica, incluso con mala saña.

Es difícil encontrar casos que no sean de apología o fetichismo crítico.

Si hacemos un experimento básico y buscamos las webs que más publican sobre Cuba, los resultados serán a menudo catastróficos. Pareciera que la isla se va a pique cada día, todo es negativo y en lo positivo siempre hay algo que sea criticable o permita omitirlo. Es el mundo de los extremos y pocos parecen interesados en una construcción común.

Los que critican en demasía es difícil que vayan a una escuela a cubrir la escasez de maestros o participen en un trabajo voluntario. La crítica se convierte entonces en la herramienta paternalista del ciudadano que quiere respuestas pero no está dispuesto a ser parte de ellas. Con todos sus problemas e incapacidades, el gobierno cubano se ve entonces acosado no solo económica sino virtualmente. Otros, han encontrado en la crítica una manera de ganarse la vida.

Algunos aprendieron pronto que el fetichismo crítico genera ingresos. Se lanzaron entonces a emprendimientos mediáticos que son legítimos pero favorecen la crítica en afán de visitas. Y pueden ser una nube de humo que magnifica fenómenos y oculta otros. Cuba es más que videos de tumultos callejeros, sexo público o escasez económica. Entonces no se hace referencia a la seguridad pública que tiene el país, la poca presencia de drogas o el nivel profesional de la sociedad. Lo publicable es que los jóvenes emigran, no que han llegado a ser profesionales en un país del tercer mundo. Lo publicable es lo que alimenta el morbo de los que visitan las webs, y el morbo se ha establecido para un público que quiere, necesita lo negativo.

Será imposible construir el futuro sin los emigrados, pero hay un sector de la diáspora que se marchó resentido del país y necesita pasar página de ello. Ya sea por errores gubernamentales, ya sea por no lograr realizarse económica o políticamente en el país, incluso algunos que nacieron fuera guardan ese sentimiento mórbido. Y buscan continuamente aquello que los reafirme en sus ideas de oposición al gobierno cubano, que les haga ver cuánto terreno han ganado, que les asegure cuán bien hicieron en dejar la isla. Algo utilizable para que el precio de la nostalgia sea tolerable.

Son ese grupo y otros más los que alimentan el fetichismo crítico. Incluso nosotros mismos, cansados durante tanto tiempo de tabúes estúpidos y autoritarismos.

Nos lanzamos entonces a criticar por el solo placer de poder hacerlo, sin llegar más allá de la catarsis.

Aunque nos sintamos un poco culpables y en el fondo sepamos que somos mejor que eso, vemos los videos mórbidos y leemos relatos de pesimismo. Mientras hacemos todo eso, nos olvidamos que 10 millones de cubanos no tienen acceso a estos medios, que todo es un espejismo entre nosotros, que la realidad es más rica que Internet. Y la crítica deja de convertirse en herramienta de transformación para dar paso al fetichismo inútil.

La historia de los cubanos puede seguir siendo la de mayorías o minorías excluyéndose unas a otras, como siempre ha sido. O puede dar un salto cualitativo buscando la construcción colectiva sin injerencia extranjera. El destino sí está en nuestros hombros pero con el peso del fetichismo crítico encima, difícil saber cuál es el terreno por donde vamos. Y toca construir juntos.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR85 CUP
+1
1 USD64 CUP
1 MLC73.85 CUP
+0.35
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jose Miguel Lamoru Turro

«Negar a las personas sus Derechos humanos es cuestionar su propia humanidad». Nelson Mandela

Hermanos Cubanos, sinceros saludos, todo esto ocurre con el silencioso consentimiento de nuestros genios “politicos” y de los administradores de los diferentes Websitios, y demas medios de informacion . Prohivido olvidar!!!. Observemos:

Hoy dia los cubanos que nos encontramos en el exterior y una reducida cantidad en el interior, contamos con espacios en la Web y no solo en la Web(tv, radio, periodicos, etc), en los cuales nuestro pueblo cubano espera que sus hijos con capacidad y deseos de alzar su voz , lo haran de la forma mas cuerda, responsable y honesta que existe, sin embargo en la mayoria de los diferentes grupos, paginas, foros etc., donde supuestamente se debia debatir franca, abierta y democraticamente la triste y desesperante situacion que atraviesa Nuestro Pueblo, existe una practica constante de tergiversacion y manipulacion del concepto de DEMOCRACIA, existe una constante propagandizacion del odio y la division entre Nosotros los cubanos, en muchos de estos grupos abiertamente hacen llamados a la violencia, al extremismo y a la intolerancia, existe una constante violacion de la libertad de expresion que tanto deseamos para Nuestro Pueblo, los administradores de estos diferentes sitios, se enorgullesen con sus injustas acciones, queriendonos inculcar la falta de respeto, el vocabulario marginal, las ofensas, la difamacion, el odio y la intolerancia como normas de vida. y todo esto ocurre con el silencioso consentimiento de nuestros genios politicos. Entonces?:

😎 😎 <3 😎 😎 No Queremos, y NO aceptaremos JAMAS esa pseudodemocracia que nos quieren imponer tanto en el interior como en el exterior del pais, tanto los dirigentes, como los opositores y disidentes cubanos, NOOO a la doble moral!!!. Meditar!!!

"La minoría soberbia que entiende por libertad su predominio libre sobre sus conciudadanos a quienes juzga de estirpe menor, prefiere humillarse al amo extranjero y servir como instrumento de un amo u otro, a reconocer en la vida política y confirmar con la justa consideración del trato, la igualdad del derecho de todos los hombres". Jose Marti.

😎 <3 😎 Pero no eran todos, todos los cubanos,

los enmascarados, los indiferentes:

¡Había cubanos con una quemante estrella en las manos,

abiertos los pechos, desnudas las frentes!.

Jesus Orta Ruiz..

*PARTICIPE AQUI: 😎 <3 8-) Vana e Inutil confrontacion social-virtual. >>>(https://www.facebook.com/photo.php?fbid=928760460489186&set=gm.674120919383444&type=1&theater)

B| **********Que Dios bendiga Nuestra Patria********** B|

Consejo de analisis de Queremos Frente Ciudadano.

Email: [email protected]

Jose Miguel Lamoru Turro = Boris Cuba Moscu.

Jose Miguel Lamoru Turro

Harold Cárdenas Lema

Gracias por su comentario Jose Miguel, lástima que tenga más sabor a proselitismo que a opinión propia pero aún así, gracias por pasarse por aquí.
Harold Cárdenas Lema

Abel Cruz Rodriguez

Muy bueno tu comentario ,crítico ,claro ,objetivo y sincero has tocado una arista que pocos logran ver y caen en la critica desenfrenada.Gracias
Abel Cruz Rodriguez

Harold Cárdenas Lema

Abel, mi agradecimiento a usted por leer el post y comentar.
Harold Cárdenas Lema

elena

vamos por partes, dijo jack el destripador… buen artículo, a mi que ni soy periodista, ni economista, ni del partido ni la cabeza de un guanajo me ha gustado… vaya, viene a decir lo que yo me canso de decir por activa y pasiva… el primer, segundo y tercer párrafo inmejorables, como bien dice: “Es difícil encontrar casos que no sean de apología o fetichismo crítico.” y es que cuando pides modelos de sociedad deseados todos los “expertos” de un lado callan y cuando pides transparencia en las cuentas todos los “en el poder” callan tambien… pedirle a la gente trabajo voluntario es cínico y nos retrotrae a tiempos pasados, el trabajo tiene un valor y ahí está el primer fallo de este discurso, el segundo es decir que el gobierno se ve acosado, yo no diría que es acoso en tanto avanza despacio pero sin rumbo claro al menos en lo cotidiano y evidente, es duro ver a los hijitos de papá y nuevas élites pegarse la gran vida, luego lo suyo sería ( y ahí va mi primera propuesta) exigir una rendición de cuentas constante como hizo uno hace unos días en un artículo a colación de la pasarela crucero de chanel sobre a dónde va a parar el dinero que se dejó chanel, o el “rápido y furioso” ese, así de simple, sin mirar para atrás, pedir constante y sonantemente rendición de cuentas y a dónde se destina esa guita, para luego ir fiscalizando si se le da el uso por el que el sacrificio de la “IDEA” mereció la pena, quizas con esos y otros pequeños gestos se haga más digerible el cambio de paradigma sin que parezca una bajada de pantacas en toda la regla o un barco a la deriva…. y es que en estos tiempos es fácil hacer esto, por qué no se hace? Nuestro pueblo se merece transparencia y no toda la “diáspora” necesita pasar página, más bien al contrario, algunos en la diáspora quizas muchos de esos profesionales que un día se fueron y constataron que afuera no todo lo que brilla es oro regresarían si (y otra vez regreso al “valor”) su trabajo fuera valorado y pudieran vivir dignamente de su aportación a la sociedad con un salario digno, al fin y al cabo las horas de trabajo de un médico, un maestro o un ingeniero, por poner ejemplos de puntales básicos de una sociedad se merecen esta retribución (lo dice una persona que no es ninguna de esas tres cosas pero que considera que la fuga masiva de profesionales está mermando la capacidad formativa, sanitaria o productiva de una sociedad que ahora mismo lo necesita para seguir avanzando, digo esto para que no se me pueda tachar en algun caso de oportunista o de estar pidiendo para mi nada. Hay elementos obsoletos que dificultan ese retorno de profesionales y ese ánimo de colaboración en la reconstrucción del proyecto de pais justo socialmente con el que un día soñamos, para poder avanzar además se necesita desde mi humilde punto de vista que el trabajo se valore, luego una revisión salarial de los empleados públicos se hace necesaria para luego poder exigir a los empresarios del nuevo sector privado(ramo servicios por ejemplo)que cumplan con una política de salarial justa… efectivamente el articulista pide corresponsabilidad en la continuidad del proyecto y eso se hace diciendo lo que falla y aportando ideas, otra cosa es que luego caigan o no en saco roto… en tal caso la desilusión continuaría campando y dando excusa a quienes viven del fetichismo crítico. un saludo.
elena

elena

una política de salarial, nooo!!! una política salarial es lo correcto, perdonen ustedes 😉
elena
boletin_elTOQUE