eltoque_logo
LGBTIQ community members at the VIII National Day against Homophobia and Transphobia in Havana. Photo: Claudia Rodriguez Herrera

LGBTIQ community members at the VIII National Day against Homophobia and Transphobia in Havana. Photo: Claudia Rodriguez Herrera

¿Puede el fundamentalismo religioso frenar el matrimonio igualitario?

En Cuba a nadie se le ocurriría exigir, al menos en espacios públicos, que las mujeres ganaran menos dinero que los hombres por el mismo trabajo o que los bares se reservaran el derecho de admisión según el color de la piel de los clientes, a pesar de que persisten cotidianas expresiones de machismo y racismo.

La razón es sencilla: desde el triunfo de la Revolución de 1959, en el archipiélago es políticamente incorrecto discriminar por género o raza. Por lo tanto, a pesar de que existe una legislación deficiente para castigar la violencia por estos motivos, en el imaginario popular está clara al menos la idea de que son actos reprobables y censurados en los espacios de socialización colectiva. Sin embargo, pareciera que la misma regla no se aplica en todos los escenarios.

La reciente Declaración Oficial de cinco denominaciones religiosas cubanas, que públicamente condenan el derecho de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales, queer y otras, a contraer matrimonio, demuestra que opinar desde la discriminación todavía es aceptable para un grupo de personas; aunque desde hace 11 años el gobierno y el Partido Comunista de Cuba han respaldado el trabajo del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) en favor de plenos derechos de la comunidad LGBTIQ+.

A la carta, publicada en el perfil de Facebook de la Iglesia Metodista en Cuba y que desde hace varios días genera reacciones diversas en las redes sociales, le siguió una convocatoria a marchar en favor de los valores tradicionales de la familia, por la misma calle 23 por la que durante años se ha bailado conga contra la discriminación hacia las personas con sexualidades no heteronormativas.

Ambas acciones aparecen en un momento crucial, en el que una de las principales incertidumbres en torno a la reforma constitucional es, a falta de más y mejor información, si por fin incluirán el matrimonio igualitario en la propuesta.

El evento que habíamos convocado para marchar en favor de la familia acorde a los principios bíblicos, desde calle 23 y…

Posted by Iglesia Metodista En Cuba on Thursday, July 5, 2018

Esta no es la primera vez que las iglesias con posiciones más conservadoras se pronuncian sobre el asunto.

En el año 2008, con motivo de las nacientes Jornadas Cubanas Contra la Homofobia y la Transfobia organizadas por el CENESEX, la propia Iglesia Metodista en Cuba así como la Iglesia de Dios del Evangelio Completo y las convenciones bautistas Oriental y Occidental, emitieron tres documentos en los que defendían el concepto del matrimonio bíblico conformado por un hombre y una mujer, y su interés por que se mantuviera de esa forma en el Artículo 36 de la Constitución de la República de Cuba.

Esta sí es, por el contrario, la primera vez que se unen varias denominaciones en un mismo frente de activismo religioso, lo que demuestra que el movimiento fundamentalista, que muchas personas creían disperso, ha sido capaz de agruparse y manifestarse ante una coyuntura en la que considera amenazado uno de los pilares esenciales de su credo.

La oposición de las iglesias al reconocimiento de los derechos de los colectivos LGBTIQ+ es tan antigua como las instituciones religiosas, y si en Cuba no se ha manifestado con más fuerza se debe, entre otros factores, y en criterio de quien escribe, al papel más bien discreto y secundario que han tenido las organizaciones basadas en la fe en la vida pública y mediática de un país laico como el nuestro, junto al carácter del movimiento por los derechos sexuales en el país, nucleado por una entidad estatal y con un tono moderado y avances muchas veces ambiguos.

En los últimos años también el contexto religioso cubano ha experimentado cambios importantes con la aparición de posiciones cada vez más progresistas, como lo evidencia el nacimiento en el año 2015 de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba (ICM), que según su pastora Elaine Saralegui Caraballo, practica un ministerio radicalmente inclusivo hacia las personas LGBTIQ+ y defiende el derecho que tienen a vivir su sexualidad sin el estigma con que la tradición cristiana los ha cubierto.

La propia ICM ha reunido a pastores y pastoras de diferentes iglesias que comparten su lectura desprejuiciada de la Biblia durante las Jornadas socio-teológicas “Género y sexualidades no heteronormativas” que celebra desde 2014 en el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas.

Posted by Somos ICM en Cuba on Monday, July 9, 2018

Para activistas a favor y en contra del matrimonio igualitario, la declaración de las iglesias protestantes plantea un conflicto evidente: según la actual Constitución cubana, el Estado reconoce y garantiza la libertad religiosa y la libertad de expresión (esta última conforme a los fines de la sociedad socialista) pero ¿qué sucede cuando en nombre de esas libertades una institución desafía lo que el propio Estado ha decretado como justo y necesario para sus ciudadanos y ciudadanas? ¿Puede una organización exhortar públicamente a la violación de los derechos humanos que el Estado tiene la máxima responsabilidad de proteger?

Aun cuando no sabemos si la propuesta de reforma constitucional contemplará por fin el matrimonio igualitario –escenario en el que las iglesias signatarias de la carta parecen tener una fe que nadie agradece tanto como los y las activistas– hasta la fecha todo indica que se han dado pasos irreversibles en el camino de la inclusión social plena de las personas LGBTIQ+.

En lo adelante, tendrán que materializarse las transformaciones necesarias para lograrlo y garantizar, de paso, que quien quiera hablar sobre el tema desde el odio o la violencia tenga que hacerlo donde nadie lo escuche.

Susana Hernández Martín
Periodista graduada en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Co-directora de la revista LGBTIQ+ digital "Q de Cuir".
susana-hernandez-martin

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jorge

Una periodista parcializada nunca hará un buen reportaje ni un buen trabajo periodístico. Artículo sonso. Gracias.

InDesigner

Exactamente… lo que dices Jorge…. Articulo sonso… parece que no ve que la ideologia de genero tiene muuuuuchos agujeros legales. Date cuenta como ha ido aumentando los acronimos del lobby LGBT… hasta llegar a lo que conocemos hoy LGBTIQA+ increible como se suman nuevos acronimos por ser “inclusivos” pero eso tiene nombre y se llama Teoria de la Interseccionalidad, en donde se busca en el fondo crear victimas. Si apoyas tanto la ideologia de Genero que me puedes decir del caso del Violador en serie que por esta ideologia se considero Transgenero y fue recluido en una carcel de mujeres donde posteriormente violo. https://www.elmundo.es/f5/comparte/2018/09/11/5b97aac7ca4741c35e8b45df.html. O que me puedes decir de estas personas que crian a sus hijos y les ocultan su sexo y genero, prefiriendo que no tengan genero antes de llamarlos hijo o hija, porque suena muy prefrabicado por la sociedad: https://www.infobae.com/america/mundo/2018/04/08/no-es-nino-ni-nina-los-padres-que-crian-hijos-de-genero-abierto/. Te puedo poner miles de ejemplos como que en España ya se reconocen mas de 37 identidades de genero y mas de 10 orientaciones sexuales, en donde puedes caer en la ofensa de decirle a alguien ella o el y poder ofenderlo, porque no se considera binario: https://mediterraneodigital.com/sexo/s2/espana-reconoce-ya-37-identidades-de-genero-y-10-orientaciones-sexuales.html. O te puedo hablar tambien de Simone de Beauvoir, la partidaria de la pedofilia que formulo las bases de la ideologia de genero….. A todo esto te digo que cualquiera te puede virar la torta, mantente informada de todo lo que pasa en el mundo y estudia mas. Y otra cosa… Aqui la gente puede hacer lo que le plazca, si 2 gays quieren vivir juntos adelante, que la ley este a favor de ellos en aspectos legales, ok, perfecto. Pero no me vengan a imponer una ideologia de genero que la conozco como la palma de mi mano. Saludos.
InDesigner
Jorge

Rafael Fernandez

“…públicamente condenan el derecho de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales, queer y otras, a contraer matrimonio…”

En todo caso, la Iglesia en Cuba, se opone al reconocimiento legal de las parejas homosexuales como un tipo de matrimonio. La Iglesia tiene un compromiso con el bienestar de la familia, célula fundamental de cualquier sociedad. Como cristianos nos toca advertir que dicha resolución debilita la estructura social.

Por cierto ya que es periodista enterese que las palabras tienen género y no sexo; las personas tienen sexo y no género, esto último es biología básica.

Rafael Fernandez

yobel

Típico primer artículo de una “Periodista” que no sabe de lo que habla, primero lea la biblia y luego critíquela, que se puede esperar de Elaine Saralegui Caraballo, ella es Lesbiana como lo declara aquí:
https://docplayer.es/78349941-Somos-queer-subversivos-o-indecentes-el-cuerpo-de-cristo-en-el-contexto-cubano-elaine-saralegui-caraballo-introduccion-al-contexto-cubano.html
… “SOMOS QUEER, SUBVERSIVOS O INDECENTES? El Cuerpo de Cristo en el contexto cubano Elaine Saralegui Caraballo En mi búsqueda como teóloga joven y lesbiana he tratado de explorar material teológico que pudiera saborear desde mi identidad; la razón es que en nuestro seminario no entran dentro de nuestro currículo, las teologías de lesbianas, gay, queer, subversivas del status quo al que debe responder toda teología que se respete como contextualmente pertinente. Por todo esto mis colegas y amigos del mundo protestante que teníamos otras inclinaciones y búsquedas nos convertimos en subversivos en nuestra ideología religiosa.” ….

y el estado tiene poder para hacer lo que entienda en función de los derechos, de hecho nos ha tocado muchos años para que respete el derecho de vender una propiedad como una casa o un carro, ahora si le queremos llamar derecho a exigir legal la depravación ya eso es otra cosa.

dentro de poco nuestro estado puede legalizar a sus ojos lo mismo que se hizo en sodoma y gomorra, pero la depravación no es legal ante los ojos de Dios.

Que Dios los Bendiga.

yobel

alEXEI

No soy miembro de ninguna organización religiosa ni practicante de ningún culto. Sin embargo, creo que la autora exagera el calificar de fundamentalistas a estas cinco iglesias reformadas. Como organización social legalmente reconocidas, esas iglesias tienen el derecho de opinar sobre cualquier asunto de interés público.

Han dado su opinión sobre el reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo y lo hacen desde sus convicciones teológicas. Qué hay de descabellado y fundamentalista en eso.

Decir que discriminan no aplica porque discriminar implica la negación de un derecho dado.

Por último, en Cuba abundan mucho más los fundamentalismos políticos que los religiosos.

alEXEI

Carlos M Estefanía

Que los católicos primero y ahora los protestantes – salvo la excepción de la secta poliamorosa cuyo nicho de captación es el homosexualismo- se opongan al homonomio es natural y no necesariamente un signo de “fundamentalismo”; el uso de la palabra indica tendenciosidad.
Al margen de lo que diga la Biblia siempre interpretable en varios sentidos hemos de saber que cualquier congregación religiosa vive del diezmo que pagan sus feligreses, de ahí que a mayor cantidad de estos mayor fortaleza, esta lógica contradice la del capitalismo global en su estadio maltusiano que intenta detener el acelerado (producto de las nuevas tecnologías) crecimiento del ejercito industrial de reserva con una ingeniería anti reproductiva dentro de la cual las ideologías de géneros y sobre su base el financiamiento del movimiento gay y el resto de sus letras resulta fundamentales, además del aborto, la eutanasia, la liberación de la droga etc.
Aquí la pregunta sería como es posible que esta ideología haya podido vencer en Cuba un contrincante tan poderoso como lo fue en su tiempo el marxismo-leninismo, radicalmente anti maltusiano desde sus inicios, y si será posible hacer un frente común entre sus vestigios y sus aliados contra natura religiosos, para frenar el matrimonio homosexual que nos quiere imponer el mundialismo usado al CENESEX como carrilera, completando así la vieja tarea de reducir la población cubana aún más de lo que ya han conseguido por décadas en contubernio con el gobierno de la isla, por la vía de la emigración, el descenso de la calidad de vida, el control de la natalidad y la desarticulación paulatina de esa célula de la sociedad que es la familia reproductiva que tanto defienden los creyentes.
Carlos M Estefanía

Hedel

No comparto la posición conservativa de estos grupos. Tampoco creo que atacar a la periodista sea sano, al final, ella es una parte más del asunto y expone su punto de vista. Mi opinión muy personal es que esas actividades: marchas, manifestaciones, zonas de tolerancia, etc afectan a los objetivos del movimiento LGBT porque no creo que una marcha del orgullo gay haga cambiar de opinión a un homófobo, al contrario, se sentirá atacado. Si los LGBT pueden hacerlo, qué impidiria una marcha del hombre blanco heterosexual? Claro, que en ese caso se hablaría de racismo, de fascismo, etc, pero es que la democracia es igual para todos. Ahora los grupos religiosos están pagando con la misma moneda.
No digo que la solución es sencilla, pero los LGBT deberían tener sus derechos sin necesidad de marchas ni manifestaciones. El que se quiera casar con una persona de su mismo sexo que lo haga, y el que crea en la Biblia, que lo crea. Yo tengo amigos religiosos, homosexuales, comunistas y musulmanes, me importa poco que haga cada cual con su credo o su intimidad, mientras respeten la sociedad en que vivimos.
Hedel

Carlos Alberto Pérez Armas

Para la autora y quien le pueda importar
No te preocupes por los comentarios es claro que las personas critican lo que se opone a su ideal propio de lo que es verdad. El artículo es perfecto, como lector no especializado no puedo ir a detalles quisas más pequeño. La comunidad gay nunca se ha levantado a pedir que se le quite el derecho a nadie como lo hace hoy la comunidad religiosa a agrupación de iglesias de las que se está hablado esa es la gran diferencia la cual no logra ver uno de los que comento el artículo. Nadie tiene derecho para quitarle garantías a nadie.
Carlos Alberto Pérez Armas

Nana Batista

Articulo grandioso, solo eso se puede decir,tengo 16 años y admiro que las personas se manifiesten por lo que creen correcto,claro,siempre va a existir quien se niegue. Cada cual es un mundo aparte que debe ser respetado,no por lo que dice un documento(aunque sea la biblia)sino por su pensamiemto. Pedimos vivir en paz,pero en vez de escuchar puntos de vista distintos nos cerramos y atacamos a todo lo que amenace nuestra concepcion de lo “correcto”Soy joven pero esta sociedad llena d fobias y miedos,de violencia y negacion no es la que quiero para mis hijos,gracias
Nana Batista

monte

El artículo 68 del anteproyecto de Constitución de Cuba referido al matrimonio homosexual tiene varios objetivos, entre ellos se incluyen la aceptación universal del estilo de vida gay, el descrédito de todos aquellos que condenan la homosexualidad, amordazar a los medios de comunicación, otorgar privilegios y derechos especiales en las leyes, adoctrinar a los niños y futuras generaciones a través de la educación y dar los beneficios legales del matrimonio a dos o más personas que afirmen tener tendencias homosexuales.

NO NOS ENGAÑEMOS VAN A POR NUESTROS HIJOS

monte

Delvis toledo

Lo he dicho otras veces y lo sigo repitiendo> Cuba, si no acepta el cambio oportuno, seguirá anclada al siglo XV español de los Reyes Católicos. Nuestro país continúa, desde otro plano, siendo una colonia idiotizada por la España apostólica-católica romana de aquellos tiempos, en constante cruzada contra “los infieles”.
Delvis toledo

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE