basura calle personas bus

Foto: El Toque.

La maldita circunstancia de la basura por todas partes

26 / enero / 2023

En una esquina de La Habana —aunque podría encontrarse en cualquier otra provincia de Cuba— crece por día, sin control, una montaña de desechos. A un lado yace volcado lo que alguna vez fue un contenedor de basura. Un paisaje maloliente se repite en otros municipios de la capital.

La indiferencia y apatía ante el escenario parece ser la respuesta de quienes —se supone— deben velar por el cuidado y la limpieza del entorno. Mientras tanto, los basureros crecen y se reproducen, cual virus incontrolable que fustiga la ciudad. La crisis de los servicios comunales, unida a la negligencia de personas que contribuyen al crecimiento de los vertederos ilegales, aumenta el riesgo de expansión de enfermedades y plagas nocivas para la salud.

El otrora barrio residencial de El Vedado, ubicado en el epicentro cultural de La Habana, es hoy un ejemplo «vivo» de vertederos en sus calles. Un reportaje de Cibercuba recopiló denuncias publicadas en las redes sociales por vecinos de la zona sobre la crítica situación de los desechos en varias esquinas. «Cuenta la leyenda que en esta esquina (21 y 8) yacía una jabita de basura triste y sola… pero ya no se siente sola», comentó irónicamente un usuario. Mientras, vecinos entrevistados por el medio se quejaron del mal funcionamiento del servicio de recogida de escombros y de las continuas críticas sobre la problemática que caen en saco roto ante la inacción de las autoridades.

Al mismo ritmo del crecimiento de basura en las esquinas, se elevan también los casos de dengue en la zona, según informó a Cibercuba, bajo condición de anonimato, una doctora del municipio Plaza.

El incremento de los casos de dengue en el país, asociado a los vertederos en las esquinas y calles generadores de focos de mosquitos, ha sido una constante en el segundo semestre del pasado año en Cuba.

La compleja situación de la recogida de basura en El Vedado, «vitrina de la ciudad», es solo la punta de un iceberg cuyas dimensiones aumentan en otros barrios y municipios periféricos de la capital.

Image

Inversiones echadas a la basura

En 2018 se había anunciado la inversión extranjera para la gestión integrada de residuos sólidos urbanos por un monto de 700 millones de dólares. El proyecto posibilitaría la reducción gradual, hasta sus niveles mínimos, del volumen total de residuos generados que se envían a vertederos o rellenos sanitarios; abarcaría la mejora del sistema de recogida y transportación de la basura, e incluiría también el reciclaje. Comenzaría por La Habana y se extendería gradualmente a otras cinco provincias: Matanzas, Villa Clara, Holguín, Camagüey y Santiago de Cuba.

«La Habana ha tenido procesos de negociación y su licitación está cerrada y en proceso de aprobación por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, mientras se están licitando las otras cinco provincias y haciendo la validación de la generación de desechos», dijo en aquel entonces Irina Cancela, gestora en Comunicación y Marketing de la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas (UERMP), quien agregó que existían alrededor de 30 firmas extranjeras interesadas en ser socias del proyecto.

Luego, en 2019, el Gobierno de La Habana reorganizó el sistema de los Servicios Comunales mediante la constitución de «empresas» en los 15 municipios de la capital. Con ello se aspiraba a proveer de mayor capacidad de gestión a los territorios y garantizar la efectividad de la recogida de desechos sólidos.

Osmín Abel Camejo Domínguez, vicepresidente de la administración provincial, reiteró la poca disponibilidad de equipos, la desprofesionalización del personal y el número insuficiente de colectores, añadidos a conductas inadecuadas de la población, como la colocación de la basura fuera de lugar y de los horarios establecidos.

No obstante, informó que en cada municipio se garantizaría la total cobertura de los medios necesarios a partir de su redistribución —antes centralizados en la Empresa Provincial de Higiene—. La medida fue dada a conocer tras la llegada al país de 100 camiones colectores (de ellos 80 asignados a los municipios), 40 camiones de volteo, 25 minicargadores (15 para los municipios), 50 podadoras de motor dirigidas, 25 motosierras para solucionar acciones de menor envergadura relacionadas con la poda, y 15 camionetas para las direcciones municipales destinadas al control y la fiscalización de los procesos.

Image

En marzo del pasado año, el periódico Tribuna de La Habana informó sobre un retroceso de las acciones de saneamiento en los municipios. Orestes Llanes Mestre, coordinador de Fiscalización y Control del Gobierno de La Habana, dijo que Plaza de la Revolución continuaba con problemas en el barrido y la recogida, contenedores llenos y otros desbordados, junto a la presencia de varios microvertederos en la zona. La misma situación crítica presentaba Boyeros y Habana del Este.

Varios usuarios se quejaron por las situaciones en sus barrios: en una esquina de Párraga, perteneciente a Arroyo Naranjo, hacía 25 días que no se recogía la basura; en el Cerro la Oficina de Comunales del municipio llevaba dos años sin teléfono y no daban respuesta a los problemas; el servicio de la Empresa de Comunales es pésimo en casi toda la ciudad y solo se limita a vaciar los contenedores sin recoger los desechos acumulados afuera.

Un texto de IPS publicado en septiembre de 2022 refería también el aumento de las denuncias en la capital por las irregularidades en la recogida de basura. A raíz de ello se estableció un Reglamento para el Ornato, la Higiene y los Servicios Comunales en La Habana mediante la Resolución 87/2022. Las medidas abarcan multas por violar el horario establecido para arrojar la basura en los contenedores; ocasionar daños a los depósitos colectivos de recogida de desechos domiciliarios; y verter escombros, materiales de la construcción, residuos de poda y objetos en desuso en la vía pública o áreas de uso común.

A dicha directiva respondieron varios cubanos en redes sociales y páginas de medios de comunicación locales en los cuales clamaban por que se resolvieran antes problemáticas como la poca disponibilidad de contenedores de basura y la eficiencia en los servicios de recogida de desechos. Las personas proponían soluciones adicionales, como la inclusión de cooperativas y pequeñas y medianas empresas privadas que contribuyeran al servicio de limpieza.

Un estudio sobre el Manejo Integral de los Residuos Sólidos Urbanos en la Ciudad de La Habana que data de 2005 señalaba que el manejo de los residuos sólidos en todo el país se comparte entre los gobiernos provinciales y municipales para las actividades operativas (recogida, barrido, vertimiento, etcétera) y entre el Ministerio de Economía y Planificación, el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en lo concerniente a la planificación, la elaboración de los presupuestos, el control y el establecimiento de directivas.

En la capital se distribuyen entre el gobierno provincial y los 15 gobiernos municipales por la Unidad Presupuestaria Provincial de Higiene. La Dirección Provincial de Servicios Comunales es responsable de los servicios de recogida de residuos sólidos y el barrido de calles, parques, jardines, cementerios, el parque zoológico, el mobiliario urbano, etcétera.

Image

La investigación advertía en aquel momento «un déficit de tecnología para el manejo de los residuos sólidos, especialmente en el sistema de vertederos sanitarios y en cuanto al diseño y planificación». Sobre el método de disposición de los vertederos, se señalaban diversos problemas ambientales como dispersión de los residuos por causa del viento, generación de olores desagradables, vectores e impactos contaminantes que perjudicaban las aguas subterráneas. También hacía referencia a la presión de los vecinos a los Servicios Comunales para que los vertederos fueran mejorados o cerrados.

Asimismo, refería que la escasez de equipos y materiales afecta directamente el índice de operabilidad de los vehículos. «Más del 50 % están fuera de servicio, incluidos los que serán dados de baja». En una encuesta realizada por sus autores a la población de ciudad de La Habana, se aseguraba que el 82 % tenía conciencia de que existía un «problema serio» en la recogida de la basura dentro de la capital. Se quejaban, a su vez, de la cantidad de contenedores rotos y desperdicios depositados a su alrededor.

En un artículo reciente, el economista Juan Triana ofrecía la alternativa de convertir la basura en energía, como es tendencia en muchos países en la actualidad. Ello, además de reducir las emisiones que dañan el medioambiente y la salud humana, constituiría una fuente de ingresos.

«Estudiar la “cadena productiva de la basura” es más que necesario. Incentivar empresas y combinaciones de empresas que permitan aprovechar el recurso basura es una vía para “salir del problema y entrar en el negocio”. Fórmulas hay muchas; desde empresas locales hasta alianzas público-privadas, por ejemplo, entre los gobiernos locales y cooperativas de reciclaje que se encarguen de la “recogida personalizada” y su procesamiento a escala pequeña y mediana, hasta esas otras grandes empresas que podrían reciclar y producir energía. Sin embargo, llevamos años convirtiendo en problema una oportunidad. La basura no es el problema, más bien es un recurso. El problema en realidad es otro», afirmaba el experto.

La suciedad prolifera en Oriente…

En la zona oriental del país, el panorama se muestra igual de sombrío. «La recogida de desechos sólidos es todavía un problema aquí; la falta de transporte y de mano de obra hacen de esto un dilema apremiante», advierte un reporte de Periódico 26 sobre la situación en Las Tunas.

La directora de Servicios Comunales de dicha provincia informó que los tres camiones recolectores con los que cuentan se ubican en el municipio cabecera, mientras que las carretas y tractores que se usan para complementar el servicio en otras zonas se encuentran funcionando a un 50 % debido a la falta de gomas y piezas.

La crítica situación en Las Tunas también fue denunciada por un lector en la sección Acuse de recibo del diario Juventud Rebelde. Una vez más se repetían las quejas de la inacción de autoridades como la Asamblea Municipal del Poder Popular, ante la cual se hicieron denuncias de los vertederos indiscriminados y la irregularidad de los servicios de recogida de basura por parte de Servicios Comunales.

«Como era previsible, el colosal basurero permanece inamovible. La fetidez resulta insoportable y su extensión amenaza con llegar hasta mi jardín. Ello ha incrementado la cantidad de desechos que llegan a los portales, jardines, además de la sobrepoblación de moscas y mosquitos», comentaba el tunero. La queja publicada data de diciembre de 2022, pero según afirma el lector, el problema existe desde septiembre de 2021, cuando comenzaron a acumularse los desperdicios en los sitios de recogida ante la ausencia del órgano responsable.

Por otro lado, en un reportaje de octubre de 2022 publicado en el periódico Venceremos, perteneciente a la provincia Guantánamo, se informaba con escepticismo sobre un nuevo reordenamiento de Comunales que apostaba por el autofinanciamiento como esquema de gestión económica.

«Pudiera ser, sin embargo, una mudanza más si se pierde de vista que la entidad necesita quitarse de encima sus propias carencias y chapucerías, pues le han ganado muchísimo terreno a la eficiencia, y de mantenerse, ni aunque la atienda “el médico chino” podrá sanar sus males», apuntaba la autora del texto.

Image
Image
Image

Los directivos de Comunales de la provincia afirmaban que, de ocho carros especializados en la recogida de basura, solo se encontraban trabajando dos debido a la falta de neumáticos y baterías. A su vez, los carretoneros que se encargan de complementar la labor de recogida se quejaban de que, al no ser trabajadores de la empresa, no les daban facilidades para adquirir en el mercado estatal los materiales y medios de protección para garantizar la calidad y eficiencia del trabajo que realizan. De igual forma, como la empresa no les paga los domingos trabajados, los lunes amanecen las calles con enormes acumulados de basura.

De los 200 contenedores que había en los repartos Obrero y Caribe en 2015, el reportaje del diario guantanamero denunciaba que solo quedaban 30, una buena parte de ellos en estado de deterioro. A ello añadía que este último reparto y el Rubén López Sabariego solo contaban con 56 carretoneros contratados para toda la ciudad, los cuales captaban apenas el 6 % de los desechos. El subdirector general de Comunales afirmaba que en los años noventa contaban con 300 carretoneros, pero que hoy la mayoría prefiere dedicarse al transporte de pasajeros que aporta mayores ganancias.

A los vertederos de basura que proliferan en la ciudad de Guantánamo contribuye el hecho de que solo se recogen de 400 a 600 metros cúbicos de desechos al día, cuando se generan alrededor de 1200. El ciclo de recogida de los carros especializados se efectúa una vez a la semana por la escasez de combustible, cuando debería hacerse cada 72 horas, según lo normado. Por último, en los puntos de transferencia (cajas ampiroll) el contenido debe ser evacuado diariamente, pero se hace cada cinco días.

Una investigación del Centro de Información y Gestión Tecnológica de Santiago de Cuba publicada en 2018 sobre el manejo de residuos sólidos en un centro urbano de la provincia arrojó las deficiencias: carencia de infraestructura para el vertimiento, recogida, transportación y destino final de la basura; falta de prioridad e irresponsabilidad en la evacuación de desechos sólidos, tanto en el ámbito doméstico como en las entidades estatales; incineración indiscriminada de desechos directamente en los puntos de vertimiento, así como en otras zonas aledañas a las edificaciones.

También alertó sobre el poco conocimiento general de las tecnologías para la evacuación de los residuos sólidos, la dispersión de los desechos sólidos por el viento, los animales sueltos en la vía pública y durante el proceso de transportación hacia el destino final; la proliferación de vectores en los puntos de vertimiento, calles y áreas verdes; la contaminación de los acuíferos por arrastres de residuos sólidos hacia la canalización urbana, así como la obstrucción de la canalización y carencia de un sistema de manejo integrado de residuos sólidos.

Desde Holguín, el periódico Ahora llamaba la atención también sobre «los serios problemas en la recogida de basura y la limpieza de fosas». La provincia genera más de 1 620 toneladas de desechos y cuenta con más de 36 mil fosas, unido a un bajo porcentaje de cobertura de alcantarillado en un territorio poblado por más de un millón de habitantes. Las causas se repiten: limitación con el combustible, viejo parque de camiones y falta de piezas de repuesto para asumir la reparación de los carros.

El texto sugería a la empresa provincial de Comunales apelar a la cooperación con otros organismos y revitalizar la contratación de carretoneros para que trabajen en el perímetro urbano. De esta manera, los pocos carros y combustible disponibles se dejarían para la limpieza de la ciudad, «hoy por hoy con un ambiente bastante desagradable en calles céntricas, donde cajas ampliroll permanecen rebosantes de todo tipo de desechos y esquinas o espacios se convierten en microvertederos».

«Y si esto sucede en vías y áreas principales de la ciudad, entonces cualquiera puede imaginar qué sucede en muchos repartos, puntos de polvillo y áreas suburbanas del municipio cabecera», continuaba el artículo del diario holguinero.

Image

… y en el centro de Cuba también

En 2022 el semanario Escambray, perteneciente a Sancti Spíritus, se sumaba a las alertas por la crisis de los servicios comunales en las calles espirituanas y la acumulación de desechos sólidos en los vertederos. El periódico hacía alusión a la otrora considerada una de las ciudades más limpias del país, cuyo panorama actual dista mucho de aquella imagen.

«Nosotros tenemos una plantilla de entre 18 y 20 trabajadores y en realidad hoy por hoy barriendo en las calles tenemos de cuatro a seis trabajadores, según las áreas —apuntaba Jorge Luis Manes Urquiza, subdirector general de la Unidad Presupuestada de Servicios Comunales de Sancti Spíritus—. Por ejemplo, en la zona centro, que es la cara de la ciudad, tenemos seis barrenderos nada más. También se nos dificulta la recogida de desechos sólidos donde no tenemos déficit con las tripulaciones que trabajan en los carros, pero sí con la técnica que es obsoleta y no tiene piezas de repuesto».

Un estudio de 2019 sobre la gestión de residuos en Villa Clara reconocía la deficiencia general en todas las ciudades cubanas respecto al servicio de recolección y transportación de los residuos sólidos urbanos. En el caso específico de Santa Clara, puntualizaba que la empresa encargada no contaba con los recursos necesarios para dicha actividad. El servicio de recogida y transportación cubría solo el 72 % de la demanda.

El almacenamiento de los residuos sólidos se realizaba en condiciones inadecuadas y en lugares alternativos presentes en edificios multifamiliares, comercios, instituciones educacionales y de salud, afirmaba el texto. A su vez, la frecuencia de recogida era inestable y las rutas de recolección no contaban con un procedimiento logístico, no se aprovechaba la capacidad de recogida de los carros, existían fallas en el sistema logístico de transportación e ineficiencia en el tratamiento del vertedero municipal.

En el caso de Ciego de Ávila, el periódico local Invasor daba cuenta también de la problemática constante del déficit de combustible en el equipamiento del servicio de comunales. Solo en el municipio Morón, se generaban más de 400 metros cúbicos de basura al día y la capacidad de recogida de los vehículos con los que opera Comunales apenas superaba los 200 metros cúbicos.

Image
Image

Al igual que en otras provincias del país, se recurrió a la alternativa de contratar carretoneros para aliviar la situación. Pero aun así, Luis Alberto Pérez Olivares, responsable de Comunales en Ciego de Ávila, informó que la cantidad de medios de tracción animal era insuficiente para cumplir con la recogida de desechos.

La situación en la occidental Artemisa no difiere mucho de los casos anteriores. Los Servicios Comunales de la provincia reconocieron la ineficiencia para mantener limpias las calles. Los vertederos de basura no cumplen con los requisitos mínimos de uso y los desechos se acumulan a lo largo del territorio, en no pocas ocasiones cerca de viviendas. Una vez más, los camiones recogedores de desechos sólidos carecen de equipamiento y se incumplen los horarios requeridos.

El año 2022 cerró con nuevas quejas en el país sobre la inestabilidad en la recogida de basura, esquinas y calles sucias, montañas de desechos, rotura de contenedores, acumulación de desperdicios por largo tiempo y malos olores. El panorama continúa igual: escasez de combustible y mano de obra, ineficiencia en la recogida, insuficientes contenedores y camiones, falta de piezas y equipamientos, etcétera.

Dadas las perspectivas actuales de la economía cubana, el paisaje urbano de 2023 no parece distar mucho del que se viene apreciando en Cuba en los últimos años.

Image
Image
Image
Image


toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desing7s

Excelente reportaje
Desing7s

Silvano

Literalmente nos traga la mierda, este país se extingue, en unos años será un islote de viejos hambrientos y pigmeos raquíticos, gobernados por algún mamerto de la mafia castrista que por entonces andará dispersa por el mundo disfrutando lo robado. Lo peor es que lo merecemos. Quede de ejemplo al mundo contra la ideología comunista. Saludos y perdón por el pesimismo...

CBN

JAJAJAJAJAJA parece que Cayo Cruz hizo metástasis. Una vez más se demuestra que si no se limpia un poquito de ...en su momento, La Familia maldita, ésta se riega y ya no hay remedio. El mal está hecho. Que dios los coja confesados.

CBN
Silvano

Violeta Rodriguez Ramirez

Muy buen reportaje y totalmente de acuerdo con todo lo q se publica aquí q desgraciadamente es nuestra triste realidad.. Ahora, lo q hay q buscar es soluciones y rápido!.. porque nuestros pueblos y ciudades están llenos de vectores, cantidades de ratas por ejemplo y no hay raticida!....Pienso a la solución está en otorgarles a las empresas privadas esta tarea, crear los mecanismos, verán como se reparan los medios necesarios y se resuelve todo.....Esta claro q el Estado ni lo resolvió ni lo va a resolver tampoco y esto es una situación critica, no se puede esperar más. Gracias x la oportunidad de expresarnos x acá.
Violeta Rodriguez Ramirez

Gilberto Figueredo

Lo descargue para leerlo con calma. Espero que además de calamidades, presentes soluciones. Un abrazo.
Gilberto Figueredo

Jorgess

Por el bloqueo no es poso le llevar la basura a Miami y desde allí se está orientando echar la basura en el piso y virar los tanques de basura Eso es terrorismo con la basura
Jorgess

Marinela Amador Calunga

Hay q ponerle atención a este problema de la sistematicidad en la recogida de los desechos sólidos. Cuba entera está a las puerta de una epidemia y después será peor. El mismo espectáculo se repite a lo largo y ancho de nuestro archipiélago. SOS AUTORIDADES. HAGAMOS UN PLAN CON LO Q TENEMOS, COMENZEMOS A SANEAR NUESTRAS CUIDADES.
Marinela Amador Calunga

Eloy Guillermo González Leyva

Y los emprendedores que en su objeto social tienen la recojida de desechos no peligrosos, conozco una que presentó su proyecto, al municipio donde radica, la respuesta fue, no tenemos un presupuesto para pagar ese servicio, pero, ahora con las nuevas medidas para el 2024, se resolverán los problemas
Eloy Guillermo González Leyva

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR375.00 CUP
+5
1 USD365.00 CUP
1 MLC290.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification