¡Llegó Don Tomasico!

¡Llegó Don Tomasico!

17 / julio / 2023


Doña Candelaria Palma Tamayo —doña Yaya— era una cubana de a por todas. Después que su hijo se incorporó a la Guerra de 1868, tomó sus pertenencias y, a pesar de su viudez y sus 70 años, partió rumbo a la manigua mambisa. 

En 1873 el campamento donde vivía doña Yaya fue atacado y ella capturada. 

El ejército colonial la abandonó en medio del campo, sin comida y sin agua. Tras dos semanas de búsqueda, los soldados cubanos la encontraron. Doña Yaya murió al día siguiente. 

Era la madre del joven Tomás Estrada Palma. A los matices de la vida del primer presidente de la República de Cuba le dedicamos el siguiente artículo.

¿Quién era don Tomás?

Tomás Estrada Palma nació en Bayamo en 1835. Con poco más de treinta años se incorporó a la guerra por la independencia y secundó la abolición de la esclavitud, iniciada en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes. Su hoja de ruta como militar fue ejemplar. Combatió a las órdenes de los generales Máximo Gómez y Vicente García, fungió como primer alcalde del Ayuntamiento libre de Bayamo y ocupó los cargos de secretario de Guerra, de Relaciones Exteriores y presidente de la República en Armas entre 1876 y 1877.

Siendo presidente fue detenido por el ejército colonial y desterrado a España. Tras su liberación, después de la Paz del Zanjón, viajó a Honduras. Allí se casó con Genoveva Guardiola, hija del presidente hondureño Santos Guardiola. Más tarde, emigró con su familia a los Estados Unidos (EE. UU.) y se instaló en Central Valley, Nueva York. En esa ciudad fue maestro y estableció lazos políticos y personales con José Martí. 

En Valley fundó su escuela para latinoamericanos, lo que le procuró prestigio entre los emigrados cubanos. Fue ministro plenipotenciario del Gobierno provisional de la República de Cuba en Armas y participó en la creación del Partido Revolucionario Cubano (PRC), del cual se convierte en delegado tras la muerte de Martí.

¿Qué no se cuenta de don Tomás?

Hay otras historias que no se cuentan de Estrada Palma. 

Lanzó su candidatura presidencial luego de una larga conversación con Máximo Gómez el 29 de junio de 1900, en Nueva York. Su campaña fue impulsada en la isla por importantes figuras del Ejército Libertador, entre ellos, el propio Gómez. 

Sin embargo, fue electo in absentia —en ausencia— el 31 de diciembre de 1901. Concurrió como candidato único a las elecciones, pues su contendiente, el mayor general del Ejército Libertador Bartolomé Masó, retiró su candidatura. 

Tuvo como vicepresidente a Luis Estévez Romero, el esposo de Martha Abreu, la benefactora de Santa Clara.

Mucho se ha hablado sobre su sentimiento anexionista. Estrada Palma estaba fascinado por EE. UU., incluso fue electo en Cuba siendo ciudadano estadounidense. Sin embargo, no fue el único. Carlos Manuel de Céspedes, Bartolomé Masó, Perucho Figueredo, Ignacio y Eduardo Agramonte, y Salvador Cisneros Betancourt también tuvieron ideas anexionistas.

A inicios de 1902 Estrada Palma regresó a Cuba, su desembarco se produjo por el puerto de Gibara, en Oriente. En ese pueblo inició una gira por todo el país, con el propósito de conocer, de primera mano, la realidad de los ciudadanos. 

En su recorrido hay dos momentos interesantes: su estancia en Bayamo, donde le da sepultura a su madre —que había sido enterrada en un lugar secreto después de su muerte en la manigua— y su paso por Manzanillo el 29 de abril de 1902. En esta localidad, don Tomás pasó la noche en la casa de Bartolomé Masó, su rival de contienda electoral. Cuentan que el viejo mambí lo esperó en Yara y de ahí fueron a caballo hasta Manzanillo, donde celebraron «a todo lo grande».

Su salida de la presidencia fue realmente polémica. Luego, residió en Santiago de Cuba, donde murió como un cubano de clase media —algo raro para la época en la región— y se dice que más de uno lo vio tomando el transporte público…

El Gobierno de Estrada Palma

El Gobierno de Tomás Estrada Palma inició el 20 de mayo de 1902.

El gabinete estaba compuesto por las Secretarías de Estado y Justicia, Comercio, Instrucción Pública, Agricultura, Hacienda —lo que hoy conocemos como Ministerio de Economía— y Obras Públicas.

Las direcciones de las Secretarías fueron inestables. Por Instrucción Pública, por ejemplo, pasaron seis hombres entre 1902 y 1906. 

Entre las principales figuras de su Gobierno destacaron los generales del Ejército Libertador Juan Rius Rivera, Domingo Méndez Capote o Fernando Freyre de Andrade.

En cuanto a política exterior, don Tomás tuvo que lidiar con la hegemonía estadounidense sobre Cuba, reforzada aún más con la firma del Tratado Permanente de 1903. 

Durante su gobierno se negoció el arrendamiento de las bases navales y carboneras a los EE. UU. En un principio los norteamericanos pedían, en calidad de concesión, cuatro: Nipe, Bahía Honda, Cienfuegos y Guantánamo. Aunque finalmente la gestión del Gobierno hizo que se redujera solo a Guantánamo. 

Su Gobierno presentó cierta estabilidad hasta principios de 1905, cuando se agudizaron los conflictos con el Partido Liberal.

Un elemento que caracterizó su gestión fue su honradez administrativa, varios lo tildaban de «tacaño». Durante su mandato, el tesoro nacional ascendió a la sorprendente cifra de 24 millones de dólares, inaudito para la época. 

Don Tomás era cuáquero, forma de cristianismo que destaca por su austeridad y por el distanciamiento de todo vicio. Tanto así que se opuso a la reintroducción de las peleas de gallos, de la lotería y de la pelota conocida como jai alai en la vida cubana.

Debido a su austeridad se popularizó la frase: «Don Tomás puede gobernarnos con tazas de café». Se dice que era tan ahorrativo que tenía pocos trajes y que en varias ocasiones se vio a su esposa remendando la ropa del presidente.

En el plano social, ocurrieron importantes manifestaciones como la Huelga de los Aprendices, desarrollada entre el 4 y el 28 de noviembre de 1902 y motivada por la imposibilidad de los obreros cubanos de ocupar puestos de mejor remuneración, porque se reservaban para los españoles. 

La crisis de su Gobierno se hizo evidente en 1905. En febrero, don Tomás fue admitido en el Partido Moderado, fundado por elementos provenientes del autonomismo y el antiguo Partido Republicano Conservador. Después de su entrada a esta formación e influenciado por Domingo Méndez Capote y la dirección de la agrupación política, hizo público su propósito de reelegirse, acto que generó un ciclo de crisis e inestabilidad política en el país. Aunque la carta magna de 1901 establecía como legal un segundo mandato, Estrada Palma rompía con ello su promesa de no optar por la reelección. 

A partir de este momento, Estrada Palma y el Partido Moderado desplegaron una estrategia política, con tintes ilegales, encaminada a garantizar a cualquier costo un segundo período presidencial. 

Una de las rutas empleadas se basó en forzar la renuncia de varios secretarios, con el fin de promover a políticos como Fernando Freyre de Andrade. Los nuevos secretarios se dedicaron a presionar a los funcionarios públicos que no eran afines al Partido Moderado y a la idea de la reelección. En 1905 fueron cesados de sus cargos los políticos liberales que estaban activos o que se negaban a ser miembros del Partido Moderado, lo que aumentó el malestar de la oposición.

Los hechos evidenciaron uno de los grandes problemas de la Constitución de 1901, pues la ausencia de legislación complementaria, en especial la Ley Electoral, daba pie a una serie de fraudes u oportunismos legales que dificultaron la salud democrática del Estado cubano. 

Para septiembre de 1905, Estrada Palma era el candidato oficial de los moderados. Ese mes hubo un aumento de la violencia política, cuyo punto máximo fue el asesinato el día 22 del político liberal Enrique Villuendas en Cienfuegos. 

El Partido Liberal decide retirarse de la contienda ante la ausencia de garantías de transparencia electoral. El primero de diciembre de 1905 se desarrollaron las votaciones, Estrada Palma fue reelegido y Méndez Capote fue electo vicepresidente. 

Entre mayo y abril de 1906 se realizaron las investiduras de los cargos políticos: el presidente, su vice y los miembros del Congreso elegidos para ese período.

Sin embargo, la situación llegó al punto de no retorno en agosto de ese año con el alzamiento armado de los liberales. 

La presidencia de Tomás Estrada constituye un período polémico de la historia de Cuba. Entender los matices de su Gobierno y las complejidades de su carrera política constituye un punto de partida para seguir dándole toques a nuestro pasado.


Para debatir sobre los matices del polémico fin del mandato de don Tomás y sobre la Guerrita de Agosto, les recomendamos que escuchen la sección el Debate; en la que se polemiza sobre el conflicto político en compañía del historiador Julio David Rojas. 


toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR370.00 CUP
-10
1 USD350.00 CUP
-10
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification