eltoque_logo
Cine de Estados Unidos

Papá, ¿yo soy maricón?

En la última entrega de los Premios Óscar ocurrió algo realmente inverosímil: en el momento más importante —la entrega del Óscar a la mejor película— un error provocó que los productores de La LaLand subieran hasta el estrado a recibir una estatuilla que no les pertenecía, pues la verdadera ganadora había sido Moonlight.

Una vez vistos ambos largometrajes desentiendo cómo pudo existir semejante rivalidad, pues la frívola y superficial La LaLand no tiene cómo anteponerse al drama realista, sólido y contundente planteado por Moonlight.

Tres chispazos correspondientes a la infancia, adolescencia y juventud de Chiron, personaje negro, solitario, víctima de sus compañeros de aula y de su madre yonki, sirven para concretarnos una historia que se mete en los oscuros vericuetos de la formación sexual, y por ende social, del individuo.

Confieso que vi la película afectado por mi roll de padre de un varón de 10 años que también se encuentra en formación, en conocimiento y reconocimiento de su esencia como ser, como persona, dentro de una sociedad que aún reprime a quienes se atreven a asumirse como diferentes.

En un instante de la película el pequeño Chiron, encariñado con Juan—personaje en el que encuentra el reflejo de su padre ausente—, le pregunta al mismo, sentado a la mesa de su casa, qué es un marica. Juan, metido en camisa de once varas, le contesta que es una palabra con la cual mortifican a los gays. La siguiente pregunta del pequeño es más aguda: ¿yo soy un marica? Juan le responde que no. “Podrías ser gay, pero no un marica. Nunca dejes te llamen así”. Chiron es aún más incisivo e inquiere cómo él sabe si lo es, y Juan, en un alarde total de comprensión y juicio le dice “es algo que sabes y ya, pero no tienes por qué saberlo ahora mismo”.

Esa fue, para mí, la escena más impactante del filme. Imaginé a mi hijo de 10 años preguntándome “Papá, ¿yo soy maricón?” y me vi desarmado, triste, sin fuerzas para corresponder a una inquietud semejante.

Existe una sola razón por la cual quisiera que mi hijo no sea homosexual: la profunda aberración, marginación y mofa de las que sería objeto en un país que no logra desprenderse de su raigambre homofóbica, racista y machista; sentimientos lesivos a la libertad personal de cada individuo.

En mi pueblo he visto que no pocas personas me menosprecian, o me miran desafiantes, por el mero hecho de llevar el pelo un poco largo, o por visitar un café como La Fontana. Y realmente no me hace gracia, no me lo trago con facilidad. Pero solo puedo imaginar lo duro que ha de ser para cualquiera asumir su diferencia intrínseca.

Si mi hijo fuese homosexual, si decidiera en su futuro asumir cualquier conducta que ose desafiar las costumbres y tradiciones impuestas generación tras generación, sé que no estaría solo lidiando con toda la incomprensión u oposición de este mundo. Sé que como mínimo seríamos dos.

Heriberto Machado
Poeta y narrador. Lector. Padre. Casado con la literatura. Amante de la música, la pintura y el cine. Disfruto con las victorias del Real Madrid, aunque no tanto como con las derrotas del Barça.
heriberto-machado

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chirino

Se que si tu hijo, por cierto con mucho carisma, mañana decide ser gay lo enseñarás a serlo orgulloso, se que le enseñarás a soportar las burlas, el miedo, el acoso… porque debería sentirse pleno con lo que es y con las cosas que logra…. se que como padre le diras todos los dias que no importa que se mofen de el por ser diferente… Y si aun tu hijo no decide ser gay, se que lo educaras para que no se burle, mofe, ofenda, hummille a aquellos que si lo son… se que con un gesto así de simple harás a tu hijo un mejor hombre y garantizarás que uno de los 7 mil millones de habitantes del planeta crezca sin miedo a lo gay
Chirino

Jesse Diaz

Apreciado Heriberto.. Coincido contigo, y vayamos por paso, ese Oscar no debio haber sido otorgado a La, La… algo que como bien dices, esuna pelicula vacia y sin enseñanza alguna, aunque en honor a la verdad solo una: “sigue tu sueño, si quieres alcanzar algo”. Moonlight, esta pelicula mas que enseñarnos, nos deja una gran tarea por realizar, visto desde mi punto de vista, valga la redundancia, ACEPTA y ACEPTATE, una palabra que significa lo mismo, pero que no es igual. Veamos lo que dice el Diccionario de la Real Lengua Española: ACEPTA/R: 1.- Recibir [una persona] voluntariamente algo que se le ofrece o propone. 2.- Aprobar, admitir o dar por Bueno. 3.- Mostrarse conforme o tolerante con alguien o algo aunque no guste, no satisfaga o no convenza. 4.- No manifestar rechazo contra alguien o algo, gustenos o no. (por solo citar algunas acepciones). Ahora veamos la palabra: ACEPTATE. Del lat. acceptāre ‘recibir’. Que en realidad esta palabra no existe, solo quiero jugar con ella, busquemos algo en el transfondo. Veamos..
1. tr. Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga.
2. tr. Aprobar, dar por bueno, acceder a algo.
3. tr. Recibir o dar entrada.
4. tr. Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación.
5. tr. Com. Obligarse al pago de letras o libranzas, por escrito en ellas mismas. Este ultimo no nos interesa tanto. Pero si los cuatros primeros. Todo se resume a una sola palabra, y volvemos al punto cero: ACEPTAR. Que esta palabra si esta en el diccionario. Parafraseando a Shakespeare, dire: ser o no ser e ahi el gran problema. En el ACEPTAR ser como es cada quien estriba el balance perfecto entre los animales y el ser humano. Si eres Maricon o gay, algo que tambien viene siendo lo mismo pero que en el fondo no es igual, para cualquier sociedad, -con sus excepciones-, estas sancionado, como si la mariconeria fuera contagiosa o como si esta se pudiera quitar como se quitan los piojos; en verdad la parte mas profunda de la pelicula es como bien dices y en eso tambien coincido contigo, es en esta parte, esta pregunta la pueden hacer a diario miles de jovenes (ambos sexos), quienes se encuentran en un limbo figurativo donde se preguntan ellos mismos hacia donde inclina la balanza logica de lo que les deberia de gustar, si a los varones las chicas o a las chicas los varones o al reves, en su totalidad. En el plano psicologico, muchos jovenes sin especificar sexos y hablo mas de los adolescentes, asumen, por una parte que lo que ellos hacen esta bien hecho, sea lo que sea, delineando si tienen o no un patron a seguir. Pues el varon que se cria y crece con el padre en el 85 % de los casos decide por la hembra, no siendo asi por quienes se crian con sus madres, quienes a su vez se vuelven el sustento de la casa y vuelcan mas su vista a buscar el pan nuestro de cada dia, que a instuir que su hijo/a necesitan una guia, -eyyyy, no me linchen-, hablo de estudios y de estadisticas, dejenme terminar.. O acaso van de decir que no es cierto: que madre o padre se sienta con el hijo a hablar sobre relaciones sexuales, al uso del condon, o a la higiene vaginal, tampoco estoy diciendo que no haya quien lo haga, solo estoy hablando de una gran mayoria, y reitero, me remito a estudios. Como dije antes: Ser o no Ser, Aceptar o no Aceptar, he ahi el gran dilemma del ser humano. Y dilema o problema por que el ser humano se empeña en no cambiar. La vida cambia y junto a esta cambia todo, por que nosotros los llamados seres superiores nos empecinamos a seguir siendo los mismos. Simple y llanamente por una sola razon, porque nos arraigamos a algo que no existe. Nadie puede decir como se hace el mejor sexo en una cama, existe el Kamasutra, y ahi se dan posiciones y etc, etc, pero lo que suceda entre cuatro paredes, sea lo que sea, y hagase lo que se haga, TODO ESTA BIEN. Entonces por que colgarles a las personas cartelitos en la frente, cartelitos de locas, cherna, ganzo, mariconas, entre otras, tan solo por llevar el pelo un poco largo. Existen valores mucho mejores y son de esos valores de lo que cada quien deberia preocuparse, no de si se lleva el pelo un poco mas largo de lo que segun se llama “normal”, o si andamos en chancleticas mete dedo. Eso no define a ningun ser humano, en cambio sus valores y sus acciones si definen lo que es su actuar, tanto su presente como su futuro. Jesucristo dijo: … por sus obras os conocereis…; Y es de esta manera como se debe mirar al ser humano como tal, sin importar la preferencia sexual de nadie o de como luce nadie. Juan, y retomo la pelicula Moonlight, respondio como hubiese respondido Heriberto a su hijo, “es algo que sabes y ya, pero no tienes por qué saberlo ahora mismo”. Muchas veces las cosas se ven pero no creemos verlas. Sucede, en sentido contrario como con el Horizontes, que esta alli, pero no existe. Exquisita forma de expresar un sentir. Gracias Heriberto. Coincido con Chirino 100 %. Con abrazos miles.. Tu fan. Jesse.
Jesse Diaz

KKK

Ser gay no es una decisión. No fue sencillo antes y no lo es ahora —aunque algo en la psiquis colectiva de la nación (y del mundo) empieza a moverse lentamente, con la lentitud de los cambios culturales—. Ser gay, Chirino, no es “ser diferente”, ¿diferente a quién, a quiénes? Es difícil acostumbrarse a una nueva manera de nombrar las cosas, lo entiendo. La clave deberá estar en el amor y la felicidad. El razonamiento podría ser: si amo a mi hijo, amaré lo que lo haga pleno y feliz. Saldado el asunto.
KKK

Jesse Diaz

Amigo, Hermano.. Pienso que lo que quiso decir Chirino, cuando dijo: “ser diferente”, se refirio a ser diferente desde el punto de vista del resto de quienes se “llaman” o dicen “ser normales”, pues al final de cuentas, quien dice que ser homo, hetero, o bi, nos hace ser diferente. Como bien dices, diferente a que o a quienes respecto a que o a quienes. Haz hablado muy bien, cuando dices: la clave esta en el amor y la felicidad que cada quien encuentra en lo que desea. Sin importar NADA, coincido contigo plenamente: si amo a mi hijo o a quien sea, amo lo que lo haga feliz y punto. Bien dicho. Pero, reitero, no pienso que Chirino haya querido dar un mal punto de visto, solo fue un poco de mal enfoque o de decir algo, te aseguro; que aunque no lo conozco es una gran persona, “se atrevio”, (es mas fue el primero), en apoyar a Heriberto con su comentario. Pensemos asi, el tambien es humano, y recuerda KKK, no hay palabra mal dicha, sino mal interpretada.. Tu, KKK y el Sr. Chirino, son grandes personas, eso se ve en la forma de expresar o decir algo. Gracias que existen personas como ustedes dos; se que hay mas, pero necesitamos muchos, muchisimos mas, en serio. Con un super abrazo.. Jesse.
Jesse Diaz

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Cine de Estados Unidos

Papá, ¿yo soy maricón?

En la última entrega de los Premios Óscar ocurrió algo realmente inverosímil: en el momento más importante —la entrega del Óscar a la mejor película— un error provocó que los productores de La LaLand subieran hasta el estrado a recibir una estatuilla que no les pertenecía, pues la verdadera ganadora había sido Moonlight.

Una vez vistos ambos largometrajes desentiendo cómo pudo existir semejante rivalidad, pues la frívola y superficial La LaLand no tiene cómo anteponerse al drama realista, sólido y contundente planteado por Moonlight.

Tres chispazos correspondientes a la infancia, adolescencia y juventud de Chiron, personaje negro, solitario, víctima de sus compañeros de aula y de su madre yonki, sirven para concretarnos una historia que se mete en los oscuros vericuetos de la formación sexual, y por ende social, del individuo.

Confieso que vi la película afectado por mi roll de padre de un varón de 10 años que también se encuentra en formación, en conocimiento y reconocimiento de su esencia como ser, como persona, dentro de una sociedad que aún reprime a quienes se atreven a asumirse como diferentes.

En un instante de la película el pequeño Chiron, encariñado con Juan—personaje en el que encuentra el reflejo de su padre ausente—, le pregunta al mismo, sentado a la mesa de su casa, qué es un marica. Juan, metido en camisa de once varas, le contesta que es una palabra con la cual mortifican a los gays. La siguiente pregunta del pequeño es más aguda: ¿yo soy un marica? Juan le responde que no. “Podrías ser gay, pero no un marica. Nunca dejes te llamen así”. Chiron es aún más incisivo e inquiere cómo él sabe si lo es, y Juan, en un alarde total de comprensión y juicio le dice “es algo que sabes y ya, pero no tienes por qué saberlo ahora mismo”.

Esa fue, para mí, la escena más impactante del filme. Imaginé a mi hijo de 10 años preguntándome “Papá, ¿yo soy maricón?” y me vi desarmado, triste, sin fuerzas para corresponder a una inquietud semejante.

Existe una sola razón por la cual quisiera que mi hijo no sea homosexual: la profunda aberración, marginación y mofa de las que sería objeto en un país que no logra desprenderse de su raigambre homofóbica, racista y machista; sentimientos lesivos a la libertad personal de cada individuo.

En mi pueblo he visto que no pocas personas me menosprecian, o me miran desafiantes, por el mero hecho de llevar el pelo un poco largo, o por visitar un café como La Fontana. Y realmente no me hace gracia, no me lo trago con facilidad. Pero solo puedo imaginar lo duro que ha de ser para cualquiera asumir su diferencia intrínseca.

Si mi hijo fuese homosexual, si decidiera en su futuro asumir cualquier conducta que ose desafiar las costumbres y tradiciones impuestas generación tras generación, sé que no estaría solo lidiando con toda la incomprensión u oposición de este mundo. Sé que como mínimo seríamos dos.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64 CUP
1 MLC73.225 CUP
+0.22
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chirino

Se que si tu hijo, por cierto con mucho carisma, mañana decide ser gay lo enseñarás a serlo orgulloso, se que le enseñarás a soportar las burlas, el miedo, el acoso… porque debería sentirse pleno con lo que es y con las cosas que logra…. se que como padre le diras todos los dias que no importa que se mofen de el por ser diferente… Y si aun tu hijo no decide ser gay, se que lo educaras para que no se burle, mofe, ofenda, hummille a aquellos que si lo son… se que con un gesto así de simple harás a tu hijo un mejor hombre y garantizarás que uno de los 7 mil millones de habitantes del planeta crezca sin miedo a lo gay
Chirino

Jesse Diaz

Apreciado Heriberto.. Coincido contigo, y vayamos por paso, ese Oscar no debio haber sido otorgado a La, La… algo que como bien dices, esuna pelicula vacia y sin enseñanza alguna, aunque en honor a la verdad solo una: “sigue tu sueño, si quieres alcanzar algo”. Moonlight, esta pelicula mas que enseñarnos, nos deja una gran tarea por realizar, visto desde mi punto de vista, valga la redundancia, ACEPTA y ACEPTATE, una palabra que significa lo mismo, pero que no es igual. Veamos lo que dice el Diccionario de la Real Lengua Española: ACEPTA/R: 1.- Recibir [una persona] voluntariamente algo que se le ofrece o propone. 2.- Aprobar, admitir o dar por Bueno. 3.- Mostrarse conforme o tolerante con alguien o algo aunque no guste, no satisfaga o no convenza. 4.- No manifestar rechazo contra alguien o algo, gustenos o no. (por solo citar algunas acepciones). Ahora veamos la palabra: ACEPTATE. Del lat. acceptāre ‘recibir’. Que en realidad esta palabra no existe, solo quiero jugar con ella, busquemos algo en el transfondo. Veamos..
1. tr. Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga.
2. tr. Aprobar, dar por bueno, acceder a algo.
3. tr. Recibir o dar entrada.
4. tr. Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación.
5. tr. Com. Obligarse al pago de letras o libranzas, por escrito en ellas mismas. Este ultimo no nos interesa tanto. Pero si los cuatros primeros. Todo se resume a una sola palabra, y volvemos al punto cero: ACEPTAR. Que esta palabra si esta en el diccionario. Parafraseando a Shakespeare, dire: ser o no ser e ahi el gran problema. En el ACEPTAR ser como es cada quien estriba el balance perfecto entre los animales y el ser humano. Si eres Maricon o gay, algo que tambien viene siendo lo mismo pero que en el fondo no es igual, para cualquier sociedad, -con sus excepciones-, estas sancionado, como si la mariconeria fuera contagiosa o como si esta se pudiera quitar como se quitan los piojos; en verdad la parte mas profunda de la pelicula es como bien dices y en eso tambien coincido contigo, es en esta parte, esta pregunta la pueden hacer a diario miles de jovenes (ambos sexos), quienes se encuentran en un limbo figurativo donde se preguntan ellos mismos hacia donde inclina la balanza logica de lo que les deberia de gustar, si a los varones las chicas o a las chicas los varones o al reves, en su totalidad. En el plano psicologico, muchos jovenes sin especificar sexos y hablo mas de los adolescentes, asumen, por una parte que lo que ellos hacen esta bien hecho, sea lo que sea, delineando si tienen o no un patron a seguir. Pues el varon que se cria y crece con el padre en el 85 % de los casos decide por la hembra, no siendo asi por quienes se crian con sus madres, quienes a su vez se vuelven el sustento de la casa y vuelcan mas su vista a buscar el pan nuestro de cada dia, que a instuir que su hijo/a necesitan una guia, -eyyyy, no me linchen-, hablo de estudios y de estadisticas, dejenme terminar.. O acaso van de decir que no es cierto: que madre o padre se sienta con el hijo a hablar sobre relaciones sexuales, al uso del condon, o a la higiene vaginal, tampoco estoy diciendo que no haya quien lo haga, solo estoy hablando de una gran mayoria, y reitero, me remito a estudios. Como dije antes: Ser o no Ser, Aceptar o no Aceptar, he ahi el gran dilemma del ser humano. Y dilema o problema por que el ser humano se empeña en no cambiar. La vida cambia y junto a esta cambia todo, por que nosotros los llamados seres superiores nos empecinamos a seguir siendo los mismos. Simple y llanamente por una sola razon, porque nos arraigamos a algo que no existe. Nadie puede decir como se hace el mejor sexo en una cama, existe el Kamasutra, y ahi se dan posiciones y etc, etc, pero lo que suceda entre cuatro paredes, sea lo que sea, y hagase lo que se haga, TODO ESTA BIEN. Entonces por que colgarles a las personas cartelitos en la frente, cartelitos de locas, cherna, ganzo, mariconas, entre otras, tan solo por llevar el pelo un poco largo. Existen valores mucho mejores y son de esos valores de lo que cada quien deberia preocuparse, no de si se lleva el pelo un poco mas largo de lo que segun se llama “normal”, o si andamos en chancleticas mete dedo. Eso no define a ningun ser humano, en cambio sus valores y sus acciones si definen lo que es su actuar, tanto su presente como su futuro. Jesucristo dijo: … por sus obras os conocereis…; Y es de esta manera como se debe mirar al ser humano como tal, sin importar la preferencia sexual de nadie o de como luce nadie. Juan, y retomo la pelicula Moonlight, respondio como hubiese respondido Heriberto a su hijo, “es algo que sabes y ya, pero no tienes por qué saberlo ahora mismo”. Muchas veces las cosas se ven pero no creemos verlas. Sucede, en sentido contrario como con el Horizontes, que esta alli, pero no existe. Exquisita forma de expresar un sentir. Gracias Heriberto. Coincido con Chirino 100 %. Con abrazos miles.. Tu fan. Jesse.
Jesse Diaz

KKK

Ser gay no es una decisión. No fue sencillo antes y no lo es ahora —aunque algo en la psiquis colectiva de la nación (y del mundo) empieza a moverse lentamente, con la lentitud de los cambios culturales—. Ser gay, Chirino, no es “ser diferente”, ¿diferente a quién, a quiénes? Es difícil acostumbrarse a una nueva manera de nombrar las cosas, lo entiendo. La clave deberá estar en el amor y la felicidad. El razonamiento podría ser: si amo a mi hijo, amaré lo que lo haga pleno y feliz. Saldado el asunto.
KKK

Jesse Diaz

Amigo, Hermano.. Pienso que lo que quiso decir Chirino, cuando dijo: “ser diferente”, se refirio a ser diferente desde el punto de vista del resto de quienes se “llaman” o dicen “ser normales”, pues al final de cuentas, quien dice que ser homo, hetero, o bi, nos hace ser diferente. Como bien dices, diferente a que o a quienes respecto a que o a quienes. Haz hablado muy bien, cuando dices: la clave esta en el amor y la felicidad que cada quien encuentra en lo que desea. Sin importar NADA, coincido contigo plenamente: si amo a mi hijo o a quien sea, amo lo que lo haga feliz y punto. Bien dicho. Pero, reitero, no pienso que Chirino haya querido dar un mal punto de visto, solo fue un poco de mal enfoque o de decir algo, te aseguro; que aunque no lo conozco es una gran persona, “se atrevio”, (es mas fue el primero), en apoyar a Heriberto con su comentario. Pensemos asi, el tambien es humano, y recuerda KKK, no hay palabra mal dicha, sino mal interpretada.. Tu, KKK y el Sr. Chirino, son grandes personas, eso se ve en la forma de expresar o decir algo. Gracias que existen personas como ustedes dos; se que hay mas, pero necesitamos muchos, muchisimos mas, en serio. Con un super abrazo.. Jesse.
Jesse Diaz
boletin_elTOQUE