eltoque_logo
Te lo voy a repetir

Te lo voy a repetir

LA HABANA. Son casi las tres de la mañana. Va subiendo sola la loma de seis cuadras que lleva a su casa. Camina por el medio de la calle, como le han enseñado que debe hacer a esa hora en que las aceras se han transformado en un enjambre de oscuridad y peligros. Un hombre con short de nylon ancho y una gorra negra comienza a caminar detrás; ha salido de la nada. Usar una gorra a las tres de la mañana casi nunca es buena señal. Ella busca en su bolso pero esta vez no trajo su spray de pimienta, solo quedan las llaves. Hace años su padre le enseñó que, entrelazadas en el puño cerrado, como las garras del X-Man Wolverine, podrían funcionar como un arma para defenderse… de cerca.

(Antes de continuar, por favor, marque esta palabra: AZUL.)

Mantén la calma, se dice. Saca además su teléfono y envía un mensaje a la amiga de la que acaba de despedirse, que esa noche también llegará sola a casa. “Ping…, me está siguiendo un tipo”. Sabe que en el peor de los escenarios ese mensaje no es efectivo, pero el miedo compartido es menos miedo. Él acelera el paso con una mano por dentro del short. Está susurrando algo que ella no entiende, por suerte.

La calle, por supuesto, está desierta. Ella piensa que aun así, si gritara, alguien saldría en su ayuda. Piensa. Cruza y casi se para frente a un auto que venía pasando en esa misma dirección para obligarlo a detenerse; le pide al chofer que la adelante unas cuadras, que otro hombre la está siguiendo, que la salve. Sube al carro. En segundos pasó del alivio a una nueva alarma: el roce de una mano en su muslo y un fuerte aliento a alcohol le devolvió esa amalgama amarilla y ácida que es el pánico. Comprende que tiene que bajarse. El trayecto no duró ni tres cuadras. Al cerrar la reja de la casa suena su teléfono. Es la amiga, preocupada. Ella la calma, le dice que todo está bien, que ya está a salvo. Omite el último incidente.

Pero deseaba frenéticamente hablar; no estar sola. En ese punto de la madrugada busca entre sus amistades con otros usos horarios. Respuestas: “Qué suerte tienes para esas cosas”, “¿Por qué regresas sola a esa hora?”, “¿Ninguno de tus amigos te pudo acompañar?”, “¿Qué haces saliendo un martes, no tienes que trabajar mañana?”, “Debiste haber salido más temprano”, y hasta el típico “¿andabas muy corta, mi loquita?”.

Piensa en el #YoSíTeCreo que se ha generado a partir de la denuncia de mujeres que han sido violentadas en el pasado y son cuestionadas por “la demora” en hablar; en el #MeToo por todo el mundo, que ha implicado a muchísimas personalidades de la cultura y la política, y cómo en muchos casos también se cuestiona a las víctimas; en las muchas mujeres que ha escuchado decir “pero él sí me quiere” con los moretones en la cara.

¿Y te pones nerviosa por este sustico? Ay, por favor, que no es para tanto. Intenta calmarse una vez más. Se sirve un vaso de agua. La derrama. Le tiembla la mano.

Solo una amiga le responde: “¡Qué cabrones! Pero relájate, ya pasó. Nena, por favor, no vuelvas a olvidarte del spray. Pd: Cierra bien la casita”.

Ella me lo ha contado con resignación, pero también con furia. Entre mujeres, la mayoría de las veces es más fácil hablar de esto, buscar estrategias, hacer alianzas. No he encontrado una que no haya sufrido este tipo de historias. Todas conocemos bien ese miedo.

Sé que muchas de mis propias amistades hombres no van a llegar ni hasta donde dice AZUL, porque ya desde ahí se sabe que este es otro cuento, uno más, sobre “la misma bobería”. “Qué le vas a hacer, es lo que hay”, me han dicho muchas veces. Durante años he visto a mis amigas educar a los “machitos” del grupo, a nuestros amigos hombres, en el tema del acoso, en la impotencia y vulnerabilidad que hemos sentido, en cómo no es justo, en cómo viola nuestros derechos.

Así todo, estoy segura de que muchos hombres no van a terminar de leer.

Más de una vez me han sucedido estas historias, y más de una vez he deseado no tener que explicar o responder este tipo de preguntas —especialmente a mis amigos—, como si no fueran obvias, retóricas.

Pero aquí voy. Con permiso:

  • Que una mujer sea acosada muchas veces no significa que tenga suerte, o que posea ningún poder especial. Sencillamente algunas están más expuestas que otras por el tipo de vida que han decidido llevar. Sí, las mujeres deciden esas cosas también.
  • Todas las personas adultas, incluidas las mujeres, pueden llegar a la casa a la hora que se les antoje. El acoso tampoco es una cuestión de horarios. Puede suceder a las tres de la mañana o de la tarde; en una esquina oscura o en una parada de ómnibus repleta de personas.
  • Los amigos no tienen la obligación de acompañar a las amigas en todos los regresos. Cuando lo hacen, se les agradece, pero no es una condición que se impone antes de salir. Son amigos, no guardaespaldas y, debo decir, algunos necesitan más compañía que cualquier mujer.
  • Repito, el acoso tampoco sucede días específicos de la semana. No importa que se regrese de un concierto un martes o un sábado. Los acosadores no marcan tarjeta, ni hacen turnos de trabajo y descanso, creo. Superemos, por favor, ese atraso.
  • No parece muy equitativo que las mujeres deban salir de cualquier actividad más temprano solo para no ser acosadas en el trayecto de vuelta, porque es de noche. La falta de luces en las ciudades, el pésimo funcionamiento del transporte público o los precios alucinantes de los transportistas privados no son responsabilidades femeninas. Y vuelvo al punto anterior: el acoso no tiene horarios.
  • Tampoco, ya que estamos en el terreno de la obviedad, tiene que ver con el corto de un short o vestido. Pregúntele a alguna mujer musulmana o testigo de jehová si ha sido acosada. Y no apueste en contra, porque va a perder.
  • Todas las personas tienen el derecho a vestirse como deseen. Si un hombre usa un pantalón ajustado, y me encanta cómo se le ve el trasero, no, repito, NO tengo derecho de decirle lo que haría con él. A la inversa funciona igual, amigos. Hay algo que se llama consenso, y está muy infravalorado.
  • Esto no tiene nada que ver, pero parece necesario: levantarse temprano para trabajar al día siguiente de una salida hasta tarde es una responsabilidad individual. Cada cual conozca sus límites y sea feliz.
  • Y una última, por el momento, que sirve a todas esas preguntas que suelen recibir las víctimas de acoso: porque quiero, porque debo poder, porque son derechos tan míos como de todos. Lo que está mal, horrible, es el acoso, no las mujeres.

Este texto fue publicado originalmente en Progreso semanal. Se reproduce íntegramente en elToque con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.

Rachel D. Rojas
Periodista cubana. Ocupada en una profesión que es también una manera particular de vivir y entender el mundo. Cargo con el cinismo mínimo como para no acostumbrarme al orden de las cosas, tan torcido ya. Agradezco la existencia de los libros y la música. Y cada día intento parecerme al consejo de mi abuelo, que decía algo sobre ser coherentes.
rachel-d-rojas

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Mora

Muy bonito reportaje y por cierto lo leí completo me gusto mucho..pienso que no solo las chicas por miedo a la violación, también los chicos por asaltos deberían de crearse unq conciencia de los horarios tardes en la noche pues son muy peligrosos,este país cada día esta peor en delincuencias y te pueden matar que nadie se mete en nada…no es una responsabilidad de amigos acompañar a su grupo pero si son muy buenos amigos este tema no debería ser pedido,es algo que sale espontáneamente ante el miedo y conocimiento de como esta la calle de mala y de cuidarnos los unos a los otros…
José Mora

Ore.cu

Estas cosas si pasan en cuba y… También hay presos por acoso sexual, por violación los hay que son descarados o simplemente están enfermos también…
En cuba lo q no hay es discrimación hacia la mujer, ganan lo mismo q los hombres por igual trabajo, tienen las mismas oportunidades.
Usted tiene razón los hombres no tienen el derecho a acosar a las mujeres y tampoco las mujeres a los hombres.

Las mujeres no deberían exaltar mas lujurias sobre estos hombres.

Si estas mujeres son respetuosas, no viven de los hombres, no le sacan provecho a su condición de mujer ya sea para q le paguen todos los gastos de la salida, para ir a conocer lugares hoteles… Si trabajan (no de su cuerpo)se mantienen por ellas mismas….
Pq tienen q andar con las nalgas afuera.
Pq tienen q enseñar su ropa interior.
Pq tienen q marcar muy bien sus partes intimas y su rajetica y transparentarlo en ocasiones.
Pq sus pesones se ven.

No todas las mujeres entran en el mismo saco, pero las q no están en este no llegan con frecuencia a las 3am.

Ore.cu

Una Cubana De A Pie

ORE.CU a ti q diablos te pasa? Con ese comentario me das la impresión de que sólo eres un machista retrógrado, de esos q si les pasa por al lado una chica con un short corto creen q tienen el derecho de decirle cuanta cochinada le venga a la mente. Si bien yo tampoco veo bien el uso d ciertos vestuarios porque los considero una falta de respeto a la sociedad, no creo q deba tener un horario determinado de regresar a mi casa, ni veo bien tampoco q me tenga q vestir de una y otra forma para q trogloditas como tu no me ataquen verbalmente, porque déjame decirte que no funciona. Lo q pasa es que el cubano aún no se da cuenta de que vivimos en el siglo XXI, que las mujeres merecemos respeto y que esas palabras sucias que nos dicen también son una forma de violentarnos, y nada que hablar de ir a las autoridades a poner queja, porque muchas veces esos policías que están por la calle caen en la misma falta. A ti ORE.CU t aconsejo que si no quieres ser “provocado”o no tienes la capacidad de frenar tus instintos cavernícolas, te metas en un máquina del tiempo y vayas a parar a la época medieval, en donde no tendrás que preocuparte por esas cosas. Saludos
Una Cubana De A Pie

Glenda

ORE.CU por favor vuelve a leer. No entendiste nada.
Glenda

Ore.cu

Una cubana de a pie.
Usted me ha atacado sin saber como soy y esta en un error muy grande sobre mi pero bueno….
No entiendo pq me escribe así refiriéndose a mi persona lo q dice mi comentario es lo normal q ocurre en nuestras calles…
Hay una contra posición en la forma q he escrito entre la manera de ser y la forma de vestir y también las 3am… Quizás debí ser mas dulce a la hora de escribir la manera de vestir.. Lo puse crudo para dar mas connotación a una forma de vestimenta bien sexi, sensual, extremadamente lujuriosa.
Hay cosas q mantengo con las mismas letras y q son la esencia del comentario anterior.

Los hombres no deberían acosar a las mujeres pero tampoco las mujeres a los hombres.

Las mujeres no deberían vestirse de una forma q exaltara la lujuria de estos hombres. (Estos hombres hago mensión al comienzo, “los descarados y hasta enfermos”)

Usted puede vestir como quiera, llegar a la hora q quiera y hacer de su vida lo q entienda eso esta claro..

Un ejemplo
Un piropo cambia a la hora de decirlo y mucho tiene q ver la decensia q tenga la mujer. Por si no entiende los piropos mas agresivos lo reciben mas, las mujeres mas vulgares.

El acoso sucede, pero seguramente sucede muchísimo mas en la soledad q cuando hay varias personas.

Lo otro son preguntas q no son con intención de ofender.

Solo me queda darle mis respetos a todas las mujeres.

Y si pienso q determinadas vestimentas contribuye a ese morbo lujurioso que crean en hombres insanos.
Y a mi en lo personal Me queda la duda de los .Pq de mi anterior comentario.

Ore.cu

Camila

Bueno artículo!

Estoy completamente de acuerdo con cada palabra.
Cada persona debe tener sus límites.

Y me alegra mucho, que UNA CUBANA DE A PIE haya aclarado con unos cuantos puntos ? a ORE.CU

Uno de tantos equivocados.

Camila

Ore.cu

A una cubana de a pie y las mujeres.

Le he dado a mi mujer para q leyera el comentario y me dijo que no tenía q escribir de esa manera los pq.
Esa forma de ponerlo esta mal.

Pero borren los pq y pongan ropa inadecuada….
Tengo q aprender a escribir con cautela y mas fluido.

Ore.cu

Ore.cu

He sido demasiado explicito…y parece me han confundido con otro grupo de personas.
Intentare mejorar esa manera de escribir….
Ore.cu

Yunet

Ore.cu
ERES UN CAVERNÍCOLA .SEGURO Q SI FUERA TU HIJA, TU HERMANA ,O CUALQUIER MUJER EN TU FAMILIA NO PENSARíAS LO MISMO.PORQUE EL ACOSO NO ES A LAS TRES DE LA MAÑANA EL ACOSO ES DESDE Q AMANECE NO IMPORTA EL LUGAR ,SI ANDAS SOLA O NO ,LO Q Importa ES Q SIEMPRE HAY UN DESGRACIADO Q TE AMARGA EL Día CON SUS SUCIOS COMENTARIOS.
Yunet

David(PRC)

Y qué me dicen de los llamados “Pajeros” en el puro día y la policía sólo puede advertirles.
David(PRC)

Yorli

No se puede justificar nunca lo mal hecho.
Por ello, aquí no sólo hay que hacer mención hacia los cavernicolas que le hacen daño a las mujeres, sino también hacia las propias mujeres.
Soy una joven estudiante de 4to año de Medicina, tengo 21 años. Plena juventud verdad??? Me encanta salir, estar en fiestas hasta bien tarde, vestir a la moda…. Y muchas cosas más que hacemos a esta edad….
Pero pienso que las primeras culpables de todo esto somos nosotras las mujeres.
Debemos respetarnos primero nosotras mismas, para después querer exigir un respeto por parte de los hombres.
Para lucir bien y estar a la moda, no hay necesidad de ponerse los shorts a punta de nalga. He visto mujeres de 40 años, todas arrugadas, con ese tipo de vestimenta, que lucen hasta ridículas. Si lo hacen, y para colmo, llevan a su pareja al lado, pueden hasta provocar un conflicto entre hombres (a ningún hombre le gusta que le vacilen a su mujer).
Aparte, si realmente no te gusta que los hombres te tiren piropos, no te vistas de esa manera, cuando lo haces, tienes que aguantar esas cosas…
Por otro lado. Si vas a una fiesta, deberías ir acompañada, y nadie sale a la calle con personas desconocidas, así que si son verdaderos amigos, no es obligado, pero deberían acompañarte hasta tu casa, o dejar que te quedes en casa de alguno de ellos.
Si una misma no se cuida, nadie va a venir a cuidarte….Y para ello, primero hay que saber autocriticarse, para después querer criticar a esos cavernícolas que andan sueltos… Ellos no tienen justificación para hacer nada de esto, pero nosotras también tenemos que poner un poquito de nuestra parte para evitar estas cosas.
Respetémonos nosotras mismas primero!! Y después recibiremos respeto…
Yorli

The Fenix

Jajajaja, te las ganaste ORE.CU, como se te ocurre pipo, no leiste el articulo?. Yo tambien leí el articulo completo, es un alastima, pero es la realidad y por desgracia pas mas seguido de lo que pensamos. La calle de noche no es segura ni para los hombres, por serlos no estamos exentos de sufrir un asalto, o quien sabe, tambien el acoso. Espero no tengas que pasar por lo mismo de nuevo, como tambien espero que se pudiera erradicar ese tipo de males. Felicidades por el articulo.
The Fenix

Ore.cu

Mis respetos hacia todas las mujeres.
En comentario anterior he querido exponer cosas q pasan en nuestra sociedad y q favorecen la ocurrencia del acoso…
No he sido correcto a la hora de emplear las palabras adecuadas, debo decir q las letras nunca han sido mi fuerte sin embargo me gusta leer noticias, los comentarios y entrar en el debate de opiniones. Esto no es mas q falta de experiencia para debatir con un poquito de profesión.
Ore.cu

Ore.cu

Glenda.
He leído el articulo completo no me he equivocado en lo q he querido plantear sobre el acoso a q hacen referencia en el articulo ya lo dije…. Quince exponer comportamientos en nuestra sociedad q favorecen, exacerban, propician la ocurrencia de estos hechos en mi opinión son.
1. Vestimenta inadecuada.
2. Andar solo, la oscuridad.
3. Comportamiento con poca decencia.

Esto no quiere decir q por el día no ocurre… Pienso q por la noche ocurren las peores cosas.

Glenda.
Me referí al comienzo sobre la discriminación y creo esto es lo q mas ve fuera de lugar yo pienso q no…
Primero el articulo se llama
Te lo vuelvo a repetir…. Q quiere decir esto yo entiendo q hace referencia o continuidad a un articulo anterior de no ser así creo q el título esta mal usado.
Había leído un articulo anterior sobre la mujer y queriendo infundir la existencia de discriminación por eso escribí eso al comienzo.
Si me he equivocado en esa interpretación les digo q el título fue el q me ha hecho errar.

A las mujeres q se aventaron como animales sobre mi persona se equivocaron mas q yo en sus planteamiento.
mi comentario mal hecho de manera vulgar se refería a comportamientos q existen en la sociedad no a ninguna de ustedes de manera particular… Sin embargo han hablado de mi persona y me han ubicado en grupos de personas totalmente irracionales para mi, sin conocerme.
Esperó q mis comentarios les ayude a formarse alguna idea de mi posible forma de ser y si estos les ayuda les digo… Ni a las mujeres q son alegres en la vida les digo que son alegres.

Mis respetos hacia las mujeres.

Ore.cu

Yoa

Hola:
Excelente artículo! Deberían poner en la televisión llamados de conciencia sobre este tema.. yo no me visto de manera indecente y he sido víctima de tener que escuchar horrores, tristemente acompañada de mi hija menor de edad ☹️ a plena luz del día y me indigna la falta de educación y respeto.. nuestros agentes de la policia en plena calle son los primeros que lejos de dar un ejemplo son partícipes del acoso incluso a niñas con uniforme de secundaria…
Ore.cu equivocarse es humano, rectificar es de sabios y usted la ha hecho.
A veces quisiera tener una capa que me convirtiera en la mujer invisible jajjaja
Desgraciadamente nuestra sociedad ha perdido valores, respeto y educación.
Saludos a [email protected]
Yoa

Yunet

Rectificar es de sabios ehhhh!!!!
Yunet

Emmelia Billington-Wall

En algún momento de la historia de la humanidad llevar pantalones era de mujeres que no sabían respetarse. En aquellos tiempos ni pensar en una minifalda. Si una mujer va a una playa poco concurrida, es probable que algún hombre se atreva incluso a mostrar sus genitales; aunque su ropa esté acorde al lugar y al momento. No se trata de la ropa. Se trata de que en nuestra sociedad, como en muchas otras, los hombres se sienten y viven con más derechos. Se les cría así, con la idea de poder hacer y decir más si ella no se porta o viste “correctamente”, de abusar, de ¿corregirla? . La tolerancia en Cuba es baja, el respeto también es escaso. Es verdad, no está en las leyes, pero es así. Si las leyes se aplicaran con más rigor, ese “derecho al abuso” desaparecería. Hay países donde se lapida, sobre todo a las mujeres, por ser infieles. No somos muy diferentes. Las cosas deben cambiar, mejorar. En cuanto a la Policia Nacional Revolucionaria, es una vergüenza: a la cantante La Diosa le negaron en 2 Estaciones de Policía la posibilidad de denunciar al Tosco, aún teniendo el derecho. Sólo lo logró presentándose con una abogada. A mi me sucedió igual, en la PNR de Alamar y en la de Lawton, tratando de evitar un padre (si, de sangre) con intenciones no claras, que había decidido no dejarme terminar la Secundaria. El mismo hombre que durante su juventud exigía favores sexuales a cambio del Carné de la Juventud, mientras trabajaba en el MINFAR. Si, lo digo “y lo repito”: esas cosas en Cuba aún andan mal. Está en las leyes, pero el machismo no te da ni la posibilidad de denunciar, de defenderte. Y el machismo está, casi, en cada policía hombre de este país. Ojalá le dejemos a nuestros hijos algo mejor.
Emmelia Billington-Wall

Emmelia Billington-Wall

A las cubanas que viven en Cuba, un consejo: eviten ir directamente a la Estación. Pasen primero por un Bufete, contraten un abogado. Así se evitarán machismo, disgustos y trabas, muchas trabas que no proceden. Es la mejor protección, seguridad y ayuda que podrían autobrindarse. Ser mujer es cuestión de inteligencia. Que la salud, la educación, el deporte, etcétera sean gratis es otro tema.
Emmelia Billington-Wall

Valentina

Ninguna mujer debería pasar por las cosas tristes que le pueden ocurrir en la calle, a manos de gente pervertida. Hay que estar lleno de maldad para dañar a otro ser humano, pero vejar a una mujer debería ser un crímen pagado con la vida. Por otro lado, es cierto que somos libres de vestir como nos plazca, pero chicas, entiendan de una vez que no vivimos en Disneylandia, y que cada muestra extra de partes privadas, atrae no solo alguna mirada que nos pueda interesar, sino también, y generalmente, aquellas desagradables que nos pueden fastidiar el día, o la vida. Sean inteligentes. La discreción es un afrodisíaco. Con ella podemos lograr más de lo que se cree.
Valentina

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Te lo voy a repetir

Te lo voy a repetir

LA HABANA. Son casi las tres de la mañana. Va subiendo sola la loma de seis cuadras que lleva a su casa. Camina por el medio de la calle, como le han enseñado que debe hacer a esa hora en que las aceras se han transformado en un enjambre de oscuridad y peligros. Un hombre con short de nylon ancho y una gorra negra comienza a caminar detrás; ha salido de la nada. Usar una gorra a las tres de la mañana casi nunca es buena señal. Ella busca en su bolso pero esta vez no trajo su spray de pimienta, solo quedan las llaves. Hace años su padre le enseñó que, entrelazadas en el puño cerrado, como las garras del X-Man Wolverine, podrían funcionar como un arma para defenderse… de cerca.

(Antes de continuar, por favor, marque esta palabra: AZUL.)

Mantén la calma, se dice. Saca además su teléfono y envía un mensaje a la amiga de la que acaba de despedirse, que esa noche también llegará sola a casa. “Ping…, me está siguiendo un tipo”. Sabe que en el peor de los escenarios ese mensaje no es efectivo, pero el miedo compartido es menos miedo. Él acelera el paso con una mano por dentro del short. Está susurrando algo que ella no entiende, por suerte.

La calle, por supuesto, está desierta. Ella piensa que aun así, si gritara, alguien saldría en su ayuda. Piensa. Cruza y casi se para frente a un auto que venía pasando en esa misma dirección para obligarlo a detenerse; le pide al chofer que la adelante unas cuadras, que otro hombre la está siguiendo, que la salve. Sube al carro. En segundos pasó del alivio a una nueva alarma: el roce de una mano en su muslo y un fuerte aliento a alcohol le devolvió esa amalgama amarilla y ácida que es el pánico. Comprende que tiene que bajarse. El trayecto no duró ni tres cuadras. Al cerrar la reja de la casa suena su teléfono. Es la amiga, preocupada. Ella la calma, le dice que todo está bien, que ya está a salvo. Omite el último incidente.

Pero deseaba frenéticamente hablar; no estar sola. En ese punto de la madrugada busca entre sus amistades con otros usos horarios. Respuestas: “Qué suerte tienes para esas cosas”, “¿Por qué regresas sola a esa hora?”, “¿Ninguno de tus amigos te pudo acompañar?”, “¿Qué haces saliendo un martes, no tienes que trabajar mañana?”, “Debiste haber salido más temprano”, y hasta el típico “¿andabas muy corta, mi loquita?”.

Piensa en el #YoSíTeCreo que se ha generado a partir de la denuncia de mujeres que han sido violentadas en el pasado y son cuestionadas por “la demora” en hablar; en el #MeToo por todo el mundo, que ha implicado a muchísimas personalidades de la cultura y la política, y cómo en muchos casos también se cuestiona a las víctimas; en las muchas mujeres que ha escuchado decir “pero él sí me quiere” con los moretones en la cara.

¿Y te pones nerviosa por este sustico? Ay, por favor, que no es para tanto. Intenta calmarse una vez más. Se sirve un vaso de agua. La derrama. Le tiembla la mano.

Solo una amiga le responde: “¡Qué cabrones! Pero relájate, ya pasó. Nena, por favor, no vuelvas a olvidarte del spray. Pd: Cierra bien la casita”.

Ella me lo ha contado con resignación, pero también con furia. Entre mujeres, la mayoría de las veces es más fácil hablar de esto, buscar estrategias, hacer alianzas. No he encontrado una que no haya sufrido este tipo de historias. Todas conocemos bien ese miedo.

Sé que muchas de mis propias amistades hombres no van a llegar ni hasta donde dice AZUL, porque ya desde ahí se sabe que este es otro cuento, uno más, sobre “la misma bobería”. “Qué le vas a hacer, es lo que hay”, me han dicho muchas veces. Durante años he visto a mis amigas educar a los “machitos” del grupo, a nuestros amigos hombres, en el tema del acoso, en la impotencia y vulnerabilidad que hemos sentido, en cómo no es justo, en cómo viola nuestros derechos.

Así todo, estoy segura de que muchos hombres no van a terminar de leer.

Más de una vez me han sucedido estas historias, y más de una vez he deseado no tener que explicar o responder este tipo de preguntas —especialmente a mis amigos—, como si no fueran obvias, retóricas.

Pero aquí voy. Con permiso:

  • Que una mujer sea acosada muchas veces no significa que tenga suerte, o que posea ningún poder especial. Sencillamente algunas están más expuestas que otras por el tipo de vida que han decidido llevar. Sí, las mujeres deciden esas cosas también.
  • Todas las personas adultas, incluidas las mujeres, pueden llegar a la casa a la hora que se les antoje. El acoso tampoco es una cuestión de horarios. Puede suceder a las tres de la mañana o de la tarde; en una esquina oscura o en una parada de ómnibus repleta de personas.
  • Los amigos no tienen la obligación de acompañar a las amigas en todos los regresos. Cuando lo hacen, se les agradece, pero no es una condición que se impone antes de salir. Son amigos, no guardaespaldas y, debo decir, algunos necesitan más compañía que cualquier mujer.
  • Repito, el acoso tampoco sucede días específicos de la semana. No importa que se regrese de un concierto un martes o un sábado. Los acosadores no marcan tarjeta, ni hacen turnos de trabajo y descanso, creo. Superemos, por favor, ese atraso.
  • No parece muy equitativo que las mujeres deban salir de cualquier actividad más temprano solo para no ser acosadas en el trayecto de vuelta, porque es de noche. La falta de luces en las ciudades, el pésimo funcionamiento del transporte público o los precios alucinantes de los transportistas privados no son responsabilidades femeninas. Y vuelvo al punto anterior: el acoso no tiene horarios.
  • Tampoco, ya que estamos en el terreno de la obviedad, tiene que ver con el corto de un short o vestido. Pregúntele a alguna mujer musulmana o testigo de jehová si ha sido acosada. Y no apueste en contra, porque va a perder.
  • Todas las personas tienen el derecho a vestirse como deseen. Si un hombre usa un pantalón ajustado, y me encanta cómo se le ve el trasero, no, repito, NO tengo derecho de decirle lo que haría con él. A la inversa funciona igual, amigos. Hay algo que se llama consenso, y está muy infravalorado.
  • Esto no tiene nada que ver, pero parece necesario: levantarse temprano para trabajar al día siguiente de una salida hasta tarde es una responsabilidad individual. Cada cual conozca sus límites y sea feliz.
  • Y una última, por el momento, que sirve a todas esas preguntas que suelen recibir las víctimas de acoso: porque quiero, porque debo poder, porque son derechos tan míos como de todos. Lo que está mal, horrible, es el acoso, no las mujeres.

Este texto fue publicado originalmente en Progreso semanal. Se reproduce íntegramente en elToque con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64.5 CUP
+0.5
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Mora

Muy bonito reportaje y por cierto lo leí completo me gusto mucho..pienso que no solo las chicas por miedo a la violación, también los chicos por asaltos deberían de crearse unq conciencia de los horarios tardes en la noche pues son muy peligrosos,este país cada día esta peor en delincuencias y te pueden matar que nadie se mete en nada…no es una responsabilidad de amigos acompañar a su grupo pero si son muy buenos amigos este tema no debería ser pedido,es algo que sale espontáneamente ante el miedo y conocimiento de como esta la calle de mala y de cuidarnos los unos a los otros…
José Mora

Ore.cu

Estas cosas si pasan en cuba y… También hay presos por acoso sexual, por violación los hay que son descarados o simplemente están enfermos también…
En cuba lo q no hay es discrimación hacia la mujer, ganan lo mismo q los hombres por igual trabajo, tienen las mismas oportunidades.
Usted tiene razón los hombres no tienen el derecho a acosar a las mujeres y tampoco las mujeres a los hombres.

Las mujeres no deberían exaltar mas lujurias sobre estos hombres.

Si estas mujeres son respetuosas, no viven de los hombres, no le sacan provecho a su condición de mujer ya sea para q le paguen todos los gastos de la salida, para ir a conocer lugares hoteles… Si trabajan (no de su cuerpo)se mantienen por ellas mismas….
Pq tienen q andar con las nalgas afuera.
Pq tienen q enseñar su ropa interior.
Pq tienen q marcar muy bien sus partes intimas y su rajetica y transparentarlo en ocasiones.
Pq sus pesones se ven.

No todas las mujeres entran en el mismo saco, pero las q no están en este no llegan con frecuencia a las 3am.

Ore.cu

Una Cubana De A Pie

ORE.CU a ti q diablos te pasa? Con ese comentario me das la impresión de que sólo eres un machista retrógrado, de esos q si les pasa por al lado una chica con un short corto creen q tienen el derecho de decirle cuanta cochinada le venga a la mente. Si bien yo tampoco veo bien el uso d ciertos vestuarios porque los considero una falta de respeto a la sociedad, no creo q deba tener un horario determinado de regresar a mi casa, ni veo bien tampoco q me tenga q vestir de una y otra forma para q trogloditas como tu no me ataquen verbalmente, porque déjame decirte que no funciona. Lo q pasa es que el cubano aún no se da cuenta de que vivimos en el siglo XXI, que las mujeres merecemos respeto y que esas palabras sucias que nos dicen también son una forma de violentarnos, y nada que hablar de ir a las autoridades a poner queja, porque muchas veces esos policías que están por la calle caen en la misma falta. A ti ORE.CU t aconsejo que si no quieres ser “provocado”o no tienes la capacidad de frenar tus instintos cavernícolas, te metas en un máquina del tiempo y vayas a parar a la época medieval, en donde no tendrás que preocuparte por esas cosas. Saludos
Una Cubana De A Pie

Glenda

ORE.CU por favor vuelve a leer. No entendiste nada.
Glenda

Ore.cu

Una cubana de a pie.
Usted me ha atacado sin saber como soy y esta en un error muy grande sobre mi pero bueno….
No entiendo pq me escribe así refiriéndose a mi persona lo q dice mi comentario es lo normal q ocurre en nuestras calles…
Hay una contra posición en la forma q he escrito entre la manera de ser y la forma de vestir y también las 3am… Quizás debí ser mas dulce a la hora de escribir la manera de vestir.. Lo puse crudo para dar mas connotación a una forma de vestimenta bien sexi, sensual, extremadamente lujuriosa.
Hay cosas q mantengo con las mismas letras y q son la esencia del comentario anterior.

Los hombres no deberían acosar a las mujeres pero tampoco las mujeres a los hombres.

Las mujeres no deberían vestirse de una forma q exaltara la lujuria de estos hombres. (Estos hombres hago mensión al comienzo, “los descarados y hasta enfermos”)

Usted puede vestir como quiera, llegar a la hora q quiera y hacer de su vida lo q entienda eso esta claro..

Un ejemplo
Un piropo cambia a la hora de decirlo y mucho tiene q ver la decensia q tenga la mujer. Por si no entiende los piropos mas agresivos lo reciben mas, las mujeres mas vulgares.

El acoso sucede, pero seguramente sucede muchísimo mas en la soledad q cuando hay varias personas.

Lo otro son preguntas q no son con intención de ofender.

Solo me queda darle mis respetos a todas las mujeres.

Y si pienso q determinadas vestimentas contribuye a ese morbo lujurioso que crean en hombres insanos.
Y a mi en lo personal Me queda la duda de los .Pq de mi anterior comentario.

Ore.cu

Camila

Bueno artículo!

Estoy completamente de acuerdo con cada palabra.
Cada persona debe tener sus límites.

Y me alegra mucho, que UNA CUBANA DE A PIE haya aclarado con unos cuantos puntos ? a ORE.CU

Uno de tantos equivocados.

Camila

Ore.cu

A una cubana de a pie y las mujeres.

Le he dado a mi mujer para q leyera el comentario y me dijo que no tenía q escribir de esa manera los pq.
Esa forma de ponerlo esta mal.

Pero borren los pq y pongan ropa inadecuada….
Tengo q aprender a escribir con cautela y mas fluido.

Ore.cu

Ore.cu

He sido demasiado explicito…y parece me han confundido con otro grupo de personas.
Intentare mejorar esa manera de escribir….
Ore.cu

Yunet

Ore.cu
ERES UN CAVERNÍCOLA .SEGURO Q SI FUERA TU HIJA, TU HERMANA ,O CUALQUIER MUJER EN TU FAMILIA NO PENSARíAS LO MISMO.PORQUE EL ACOSO NO ES A LAS TRES DE LA MAÑANA EL ACOSO ES DESDE Q AMANECE NO IMPORTA EL LUGAR ,SI ANDAS SOLA O NO ,LO Q Importa ES Q SIEMPRE HAY UN DESGRACIADO Q TE AMARGA EL Día CON SUS SUCIOS COMENTARIOS.
Yunet

David(PRC)

Y qué me dicen de los llamados “Pajeros” en el puro día y la policía sólo puede advertirles.
David(PRC)

Yorli

No se puede justificar nunca lo mal hecho.
Por ello, aquí no sólo hay que hacer mención hacia los cavernicolas que le hacen daño a las mujeres, sino también hacia las propias mujeres.
Soy una joven estudiante de 4to año de Medicina, tengo 21 años. Plena juventud verdad??? Me encanta salir, estar en fiestas hasta bien tarde, vestir a la moda…. Y muchas cosas más que hacemos a esta edad….
Pero pienso que las primeras culpables de todo esto somos nosotras las mujeres.
Debemos respetarnos primero nosotras mismas, para después querer exigir un respeto por parte de los hombres.
Para lucir bien y estar a la moda, no hay necesidad de ponerse los shorts a punta de nalga. He visto mujeres de 40 años, todas arrugadas, con ese tipo de vestimenta, que lucen hasta ridículas. Si lo hacen, y para colmo, llevan a su pareja al lado, pueden hasta provocar un conflicto entre hombres (a ningún hombre le gusta que le vacilen a su mujer).
Aparte, si realmente no te gusta que los hombres te tiren piropos, no te vistas de esa manera, cuando lo haces, tienes que aguantar esas cosas…
Por otro lado. Si vas a una fiesta, deberías ir acompañada, y nadie sale a la calle con personas desconocidas, así que si son verdaderos amigos, no es obligado, pero deberían acompañarte hasta tu casa, o dejar que te quedes en casa de alguno de ellos.
Si una misma no se cuida, nadie va a venir a cuidarte….Y para ello, primero hay que saber autocriticarse, para después querer criticar a esos cavernícolas que andan sueltos… Ellos no tienen justificación para hacer nada de esto, pero nosotras también tenemos que poner un poquito de nuestra parte para evitar estas cosas.
Respetémonos nosotras mismas primero!! Y después recibiremos respeto…
Yorli

The Fenix

Jajajaja, te las ganaste ORE.CU, como se te ocurre pipo, no leiste el articulo?. Yo tambien leí el articulo completo, es un alastima, pero es la realidad y por desgracia pas mas seguido de lo que pensamos. La calle de noche no es segura ni para los hombres, por serlos no estamos exentos de sufrir un asalto, o quien sabe, tambien el acoso. Espero no tengas que pasar por lo mismo de nuevo, como tambien espero que se pudiera erradicar ese tipo de males. Felicidades por el articulo.
The Fenix

Ore.cu

Mis respetos hacia todas las mujeres.
En comentario anterior he querido exponer cosas q pasan en nuestra sociedad y q favorecen la ocurrencia del acoso…
No he sido correcto a la hora de emplear las palabras adecuadas, debo decir q las letras nunca han sido mi fuerte sin embargo me gusta leer noticias, los comentarios y entrar en el debate de opiniones. Esto no es mas q falta de experiencia para debatir con un poquito de profesión.
Ore.cu

Ore.cu

Glenda.
He leído el articulo completo no me he equivocado en lo q he querido plantear sobre el acoso a q hacen referencia en el articulo ya lo dije…. Quince exponer comportamientos en nuestra sociedad q favorecen, exacerban, propician la ocurrencia de estos hechos en mi opinión son.
1. Vestimenta inadecuada.
2. Andar solo, la oscuridad.
3. Comportamiento con poca decencia.

Esto no quiere decir q por el día no ocurre… Pienso q por la noche ocurren las peores cosas.

Glenda.
Me referí al comienzo sobre la discriminación y creo esto es lo q mas ve fuera de lugar yo pienso q no…
Primero el articulo se llama
Te lo vuelvo a repetir…. Q quiere decir esto yo entiendo q hace referencia o continuidad a un articulo anterior de no ser así creo q el título esta mal usado.
Había leído un articulo anterior sobre la mujer y queriendo infundir la existencia de discriminación por eso escribí eso al comienzo.
Si me he equivocado en esa interpretación les digo q el título fue el q me ha hecho errar.

A las mujeres q se aventaron como animales sobre mi persona se equivocaron mas q yo en sus planteamiento.
mi comentario mal hecho de manera vulgar se refería a comportamientos q existen en la sociedad no a ninguna de ustedes de manera particular… Sin embargo han hablado de mi persona y me han ubicado en grupos de personas totalmente irracionales para mi, sin conocerme.
Esperó q mis comentarios les ayude a formarse alguna idea de mi posible forma de ser y si estos les ayuda les digo… Ni a las mujeres q son alegres en la vida les digo que son alegres.

Mis respetos hacia las mujeres.

Ore.cu

Yoa

Hola:
Excelente artículo! Deberían poner en la televisión llamados de conciencia sobre este tema.. yo no me visto de manera indecente y he sido víctima de tener que escuchar horrores, tristemente acompañada de mi hija menor de edad ☹️ a plena luz del día y me indigna la falta de educación y respeto.. nuestros agentes de la policia en plena calle son los primeros que lejos de dar un ejemplo son partícipes del acoso incluso a niñas con uniforme de secundaria…
Ore.cu equivocarse es humano, rectificar es de sabios y usted la ha hecho.
A veces quisiera tener una capa que me convirtiera en la mujer invisible jajjaja
Desgraciadamente nuestra sociedad ha perdido valores, respeto y educación.
Saludos a [email protected]
Yoa

Yunet

Rectificar es de sabios ehhhh!!!!
Yunet

Emmelia Billington-Wall

En algún momento de la historia de la humanidad llevar pantalones era de mujeres que no sabían respetarse. En aquellos tiempos ni pensar en una minifalda. Si una mujer va a una playa poco concurrida, es probable que algún hombre se atreva incluso a mostrar sus genitales; aunque su ropa esté acorde al lugar y al momento. No se trata de la ropa. Se trata de que en nuestra sociedad, como en muchas otras, los hombres se sienten y viven con más derechos. Se les cría así, con la idea de poder hacer y decir más si ella no se porta o viste “correctamente”, de abusar, de ¿corregirla? . La tolerancia en Cuba es baja, el respeto también es escaso. Es verdad, no está en las leyes, pero es así. Si las leyes se aplicaran con más rigor, ese “derecho al abuso” desaparecería. Hay países donde se lapida, sobre todo a las mujeres, por ser infieles. No somos muy diferentes. Las cosas deben cambiar, mejorar. En cuanto a la Policia Nacional Revolucionaria, es una vergüenza: a la cantante La Diosa le negaron en 2 Estaciones de Policía la posibilidad de denunciar al Tosco, aún teniendo el derecho. Sólo lo logró presentándose con una abogada. A mi me sucedió igual, en la PNR de Alamar y en la de Lawton, tratando de evitar un padre (si, de sangre) con intenciones no claras, que había decidido no dejarme terminar la Secundaria. El mismo hombre que durante su juventud exigía favores sexuales a cambio del Carné de la Juventud, mientras trabajaba en el MINFAR. Si, lo digo “y lo repito”: esas cosas en Cuba aún andan mal. Está en las leyes, pero el machismo no te da ni la posibilidad de denunciar, de defenderte. Y el machismo está, casi, en cada policía hombre de este país. Ojalá le dejemos a nuestros hijos algo mejor.
Emmelia Billington-Wall

Emmelia Billington-Wall

A las cubanas que viven en Cuba, un consejo: eviten ir directamente a la Estación. Pasen primero por un Bufete, contraten un abogado. Así se evitarán machismo, disgustos y trabas, muchas trabas que no proceden. Es la mejor protección, seguridad y ayuda que podrían autobrindarse. Ser mujer es cuestión de inteligencia. Que la salud, la educación, el deporte, etcétera sean gratis es otro tema.
Emmelia Billington-Wall

Valentina

Ninguna mujer debería pasar por las cosas tristes que le pueden ocurrir en la calle, a manos de gente pervertida. Hay que estar lleno de maldad para dañar a otro ser humano, pero vejar a una mujer debería ser un crímen pagado con la vida. Por otro lado, es cierto que somos libres de vestir como nos plazca, pero chicas, entiendan de una vez que no vivimos en Disneylandia, y que cada muestra extra de partes privadas, atrae no solo alguna mirada que nos pueda interesar, sino también, y generalmente, aquellas desagradables que nos pueden fastidiar el día, o la vida. Sean inteligentes. La discreción es un afrodisíaco. Con ella podemos lograr más de lo que se cree.
Valentina
boletin_elTOQUE