Alejandro Gil

Alejandro Gil Fernández. ¿Sacrificio político o justicia real en Cuba? (+Narración)

8 / marzo / 2024

En el ámbito legal, la «culpa in vigilando» es una responsabilidad especial que se aplica a quienes tienen un deber específico de vigilancia sobre otras personas (padres, titulares de centros educativos, empleadores). Un ejemplo sería la responsabilidad de los padres por los daños causados por un menor de edad.

En el Derecho administrativo cubano existe una variante de «culpa in vigilando» llamada «responsabilidad colateral». La responsabilidad recae sobre dirigentes y funcionarios estatales que, sin ser responsables de hechos cometidos por sus subalternos, tienen la responsabilidad de evitar que estos acontezcan. 

Alejandro Gil Fernández, exministro de Economía y Planificación, fue acusado de cometer «graves errores» en el «desempeño de sus funciones» durante la emisión nocturna del Noticiero Nacional de Televisión del 7 de marzo de 2024. La nota oficial asegura que Gil será puesto en manos del Ministerio del Interior para esclarecer las conductas por las cuales se le acusa.

La posible acción penal contra Gil Fernández motiva una pregunta, más allá del accionar del exfuncionario. ¿Dónde quedó la «culpa in vigilando» y la «responsabilidad colateral»?

Prefiero no hablar de Gil, su destino es el fruto de sus decisiones. El resultado de participar activa y conscientemente en un sistema que no entiende de reglas de justicia o de debido proceso. El resultado de haber contribuido a que otros como él sufrieran la furia de los privilegiados. 

Prefiero hablar de lo que hay detrás de la noticia. Gil puede ser, como muchos en su posición, un funcionario mentiroso y corrupto, pero su falta de honestidad no es la raíz de los problemas actuales en Cuba. La muestra más fehaciente es que hace apenas un mes, Díaz-Canel (por partida doble) y el Ministerio de Economía y Planificación se desbordaban en agradecimientos y abrazos en la red social X hacia quien hoy es catalogado de corrupto e insensible.

El 2 de febrero de 2024, los medios oficialistas anunciaron la destitución de Alejandro Gil y de los titulares de los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y la Industria Alimentaria. La medida fue presentada como «movimiento de cuadros».

La propaganda cubana, liderada por una periodista recientemente galardonada con el Premio Nacional de Periodismo y miembro del equipo de comunicación de Díaz-Canel, aseguró que tras la destitución de Gil se desató una campaña de desinformación impulsada por los medios del sur de Florida. 

Los propagandistas afirmaron que los «analistas de pacotilla» omitieron la información oficial en la cual se reconocía la dedicación de los destituidos a la tarea y que asumirían otras responsabilidades. También resaltaron que, en comparación con otras destituciones, la de Gil fue acompañada por un reconocimiento público y notorio a sus esfuerzos en momentos difíciles para la nación. Como ejemplo de que no había «truene» alguno mencionaron el mensaje de Díaz-Canel en X, que «fue respondido con palabras de dignidad y altura por los afectados».

La apología de Arleen Rodríguez y compañía a Alejandro Gil Fernández en el podcast «Chapeando bajito contra las fake news» envejeció muy rápido. Pero dejó un párrafo imprescriptible y que podría ser utilizado por la defensa de Gil —si es que algún día lo enjuician—: «Los ministros relevados [en Cuba] no se van, como en otros países, con la cartera llena. Son compañeras y compañeros que terminan una tarea realmente dura y demandante que ha supuesto esfuerzo y entrega».

Muy mal parada ha quedado la propaganda cubana al ser desmentida y desacreditada no por el fact checking de medios de prensa independientes —lo cual es costumbre—, sino por la narrativa del poder al que sirve. Hoy, lo que queda —aunque borren los textos—son muestras de una propaganda que defendió otra mentira, la integridad de un funcionario que el poder llama corrupto. 

Muy mal parado queda también Díaz-Canel al reconocer que colaboradores de su círculo más íntimo han estado «simulando» para sacar provecho de su cargo mediante actos de corrupción. La ingenuidad y el desconocimiento de lo que hacen los subalternos no exime de responsabilidad a quienes tienen el deber de vigilar y controlar. Nadie tiene mayor culpa in vigilando sobre los actos de su gabinete que el «presidente». Mucho más, si hablamos de Cuba, donde la ley establece que para exigir responsabilidades colaterales a los jefes no hace falta que estos estuviesen vinculados directamente con el accionar ilícito de sus subalternos.

En noviembre de 2023, António Costa, primer ministro socialista de Portugal, dimitió después de ocho años en el cargo. La razón, un escándalo de corrupción que no lo incluía a él, sino a varios miembros de su gabinete. En el momento de la renuncia, Costa dijo que el escándalo lo tomó por sorpresa, pero que «la dignidad de las tareas de un primer ministro no son compatibles con ninguna sospecha sobre la integridad, el buen comportamiento y menos aún con cualquier tipo de acto delictivo».   

Bajo estos argumentos, en un país con una democracia medianamente estructurada, la ingenuidad debería ser motivo suficiente para la inhabilitación política y administrativa de cualquier dirigente. Pero en Cuba no hay democracia alguna. Por eso, el inicio de un proceso penal en contra de Gil puede tener lecturas adicionales.

La entrega de Gil a la justicia, apenas un mes después de haber sido destituido, alabado por Canel y defendido por la propaganda más cercana al primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, parece que persigue afectar aún más el capital político —de por sí disminuido—de Díaz-Canel.

El anuncio de un proceso penal contra Gil, después del festival de abrazos de Canel y de la apología de la propaganda, muestra a Miguel Mario como un tonto. Como una persona sin control de lo que sucede en su círculo más cercano. Lo dibuja como alguien incapaz de definir con certeza en quién pone sus afectos y los destinos del país. Pero más que nada, lo muestra —como muchos saben—como una persona sin poder.

El comunicado que anunció el inicio de acciones penales contra Gil menciona que se realizó una «exhaustiva investigación». Sin embargo, o la investigación se llevó a cabo en un mes (lo que no la caracterizaría de profunda, sino como una farsa) o estaba en curso desde hace tiempo y los organismos de seguridad y quienes los controlan optaron por no informar a Díaz-Canel. Prefirieron justificar la destitución del ministro con razones distintas, permitiendo que el «mandatario» y su gabinete elogiaran y respaldaran públicamente a alguien que sería procesado en pocas semanas.

En este punto, la segunda hipótesis parece ser más probable que la primera. Gil era la persona más cercana y fiel a Canel, su tutorado de tesis doctoral. La primera persona que parecía escogida directamente por Canel para acompañarle en su nuevo cargo de «presidente» y que sustituyó, nada más y nada menos, que a Marino Murillo, un funcionario de Raúl Castro. La respuesta a la traición de una amistad como esa no se puede disimular con elogios. En el mejor de los casos se disimula con silencio. Silencio fue lo que menos caracterizó a Canel después de la destitución de Gil. 

Entonces, Díaz-Canel fue mantenido al margen. Por eso, el anuncio del inicio de un proceso penal contra Alejandro Gil Fernández demuestra que el poder de Díaz-Canel es muy limitado. 

Una de las formas fundamentales de expresión del poder real en el totalitarismo insular cubano siempre ha sido la capacidad de ofrecer impunidad o de reprimir salvajemente. 

Felipe Pérez Roque, Carlos Valenciaga y Carlos Lage no fueron menos corruptos que lo que pudo haber sido Alejandro Gil. Sin embargo, el poder real cubano decidió —porque era políticamente más rentable— destituirlos y concederles impunidad. Por su parte, Juan Carlos Robinson pudo haber sido tan corrupto como Alejandro Gil, Carlos Lage, Carlos Valenciaga y Felipe Pérez Roque, pero el poder real entendió que lo políticamente redituable en ese momento era judicializarlo e imponerle 15 años de prisión.

El enjuiciamiento de Alejandro Gil Fernández, no parece ser redituable para Canel, al contrario. Pero Díaz-Canel tampoco parece tener la capacidad de ofrecer impunidad a quien hubiera preferido mantener en plan pijama. 

Quien se beneficia con el inicio de un proceso penal en contra de Gil es el poder real en Cuba. El poder que, con Canel o sin él, debe enfrentar un creciente descontento social ante la crisis sistémica que vive el país y en ese enfrentamiento, ofrecerle una víctima a un pueblo ávido de responsables, siempre es beneficioso. 

A su vez, la posible imputación de Gil beneficia al poder real porque profundiza la afectación a la imagen política de quien pudiese ser su próximo sacrificio, Díaz-Canel.

La inesperada movida con Gil demuestra que Díaz-Canel puede detentar nominalmente los más altos cargos del Estado cubano, pero es tan funcionario intermedio como lo fue Gil. Díaz-Canel no es «el jefe». Díaz-Canel es un cuadro al que solo le ha sido perdonada, por esta vez, la colateral.

Un cuadro al que, con el anuncio del enjuiciamiento de Gil, le han hecho un conteo de protección. Un cuadro que, como muchos pronosticaron cuando fue designado, podría perfectamente convertirse en el próximo chivo expiatorio del desastre que se gestaba debajo de su silla, mucho antes de él sentarse. Es más fácil justificar el sacrificio de una víctima disminuida que de una saludable y aclamada.


ELTOQUE ES UN ESPACIO DE CREACIÓN ABIERTO A DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. ESTE MATERIAL RESPONDE A LA OPINIÓN DE SU AUTOR, LA CUAL NO NECESARIAMENTE REFLEJA LA POSTURA EDITORIAL DEL MEDIO.

¡Ayúdanos a poner voz y sonido a nuevas historias!

Tu contribución es esencial para continuar haciendo Historias al Oído. Cualquier apoyo es útil y contribuye a que podamos seguir contando la realidad de Cuba y los cubanos en este formato.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Javico DJ.

Super
Javico DJ.

Bertina

Cito:"El resultado de participar activa y conscientemente de un sistema que no entiende de reglas de justicia"
Bertina

José Luis

Magnifico articulo. No se va con la de trapo co.o icurre con frecuencia.
José Luis

Alexis

La Real verdad, aplican la Ley a su conveniencia y les gusta justificar todo ofreciéndole un culpable al pueblo para justificar su desconocimiento y mal trabajo realizado, si fuera un cargo menor el jefe también se iba del aire ya que es el responsable directo de lo que pasó, solo evidencian que este sistema no sirve, si quieres resultados diferentes no sigan haciendo lo mismo, quienes seguimos pasando trabajo somos nosotros el pueblo cubano. Una sola pregunta: Si El Consejo de Estados y de Ministros, La Asamblea Nacional del Poder Popular, El 1er Secretario del Partido Comunista de Cuba y el Ministro de Economía y Planificación analizaron, proyectaron y discutieron acerca de la Tarea Ordenamiento ¿ Porque le echaron la culpa a Marino Murillo cuando todos los antes mencionados hicieron y lo revisaron y aprobaron? Una vez más demuestran su incapacidad y malas decisiones que afectan al pueblo cubano.

Luispe

Este comentario está tan bueno como el artículo mismo, solo que más escueto. Es asi. ¿Por qué no botaron a su jefe inmediato? Por lo mismo que no sancionaron al jefe inmediato de Arnaldo Ochoa.
Luispe

Olga

Eso es correcto muy claro todo
Olga

Nubia Rosello Solis

Así mismo digo yo si todo en este país está mal porque se sabe y más que demostrado que el socialismo no funciona porque es un sistema fallido ya que nadie tiene sentido de pertenencia, entonces ¿Por qué sigue Díaz Canel en el cargo? No debería estarlo. Un jefe tiene que velar porque todo esté bien y aquí en la Cuba socialista nadaaaa funciona como tiene que ser y este jefe está lejos de la realidad, solo pide sacrificios y más esfuerzos al pueblo, ok, que por el bien de su pueblo como buen gobernante que se dice ser se sacrifique y se vaya del poder y pongan a otro con ideas novedosas No arcaicas de más de 65 años que solo traen atrasos y más miseria a este país. Cuba no está en el año 2024, Cuba se encuentra muyyy distante.
Nubia Rosello Solis
Alexis

EL BOBO DE LA YUCA

!Qué buen análisis! No tiene desperdicio. Gracias a Eloy
EL BOBO DE LA YUCA

SERGIO COMAS

Muy cuidadoso y equilibrado analisis de Viera. La distincion de Diaz Canel como un "cuadro intermedio" es cardinal para entender lo que viene. La dictadura ya tiene en sus planes un proceso de deterioro de la imagen del Puesto a Dedo y para boton de muestra esta la ultima reunion del Consejo de Ministros donde Manuel Marrero ensayo el liderazgo que le sera tranferido.
SERGIO COMAS

Alvaro

Es un texto sencillamente brutal aunque sea una opinión, estoy 100% de acuerdo con Eloy. Haganle llegar mis felicitaciones

Leandro

Si, pero los frutos más viejos, ¿a esos quién los menea?

Alvaro

Estoy de acuerdo contigo, para lograr lo que queremos hay que cortar la cabeza de la serpiente, pero me refería a que lo que explica Eloy en este texto está buenísimo.
Alvaro

Luispe

A esos no los toca ni la mano de Dios. Así ha sido desde el 1/01/1959
Luispe
Leandro
Alvaro

Odel Fajardo Rodriguez

Yo creo y estoy seguro que si siguen sacudiendo esa mata tiene tremenda cantidad de frutos podridos

Roger

Creo que lo mejor seria cortar la mata completa.
Roger

Leandro

SU COMENTARIO ESTÁ EN ESPERA DE SER REVISADO POR UN MODERADOR.
Leandro
Odel Fajardo Rodriguez

Ariel JV

El Periodismo que hacen, excelente. Sólo no me gusta la participación en el proceso especulativo (sin dejar de mencionar la "crisis" en la oferta-demanda, situación del país) en la Tasa de Cambio. Mis saludos, los sigo leyendo.
Ariel JV

Ghandalf

Fue ofrecido en holocausto, para tranquilizar las masas. Parece que serán necesarios otros sacrificios... Cuál será la próxima ofrenda?
Ghandalf

Lili

Es más fácil justificar el sacrificio de una víctima disminuida que de una saludable y aclamada. Que alguien me explique esto ultimo, habra querido decir que Canel es aclamado?

SERGIO A. COMAS

Al parecer Lili todavia a quien se eriza cuando ve a Diaz Canel
SERGIO A. COMAS
Lili

Onassys

Muy buen analisis , de todo lo ocurrido, no solo con Alejandro Gil, sino atraves de todos estos años
Onassys

Carlos A Eternod

Es uno de los análisis más claros q he leído sobre la realidad del poder en Cuba. Quiero decir q está en un lenguaje q la mayoría de los cubanos, los de mediana cultura política, entenderán. Ojalá se replique este escrito.
Carlos A Eternod

Pedro

Seriaa y muy bien elaborada.
Pedro

Erick

Muy atinado. Un detalle, desde mi punto de vista, el jefe inmediato del Ministro de Economía es el primer ministro, por lo tanto, también debería ser mencionado a la hora de delimitar responsabilidades. Ambos, Primer ministro y Presidente de la Republica, deberían dar las explicaciones correspondientes.
Erick

Lupe

Es todo un asco!!! Mentiras y mas mentiras!!
Lupe

Leandro

Muy acertados a s comentarios. Esperemos la caída d Kkkanel y el ascenso de Marrano.

Alvaro

Eso es lo que se viene, lo que no ahora, pero verás cuando lleguemos a la Asamblea de diciembre y no se alcancen como siempre los resultados, ahí empezará la serruchadera a Limonardo.
Alvaro
Leandro

Maria

Muy acertada explicación.
Maria

YakseniaRusa

Tan cierto 🤔que duele😠
YakseniaRusa

Gustavo

Excelente descripción de lo que pasó
Gustavo

Vicente Díaz

Todo indica a una víctima para justificar ante el pueblo es raro que con un ministerio del interior tan bien organizado se puedan pasar hechos tan graves cuando hay estricto control sobre personas con altos cargos en el gobierno y otras esferas solo para quienes piensan hay lecturas entre lineas
Vicente Díaz

Alexis

El gobierno de Cuba a demostrado su incapacidad de crear cuadros de respeto en todos estos años de mandato principales figuras a nivel gubernamental an caído en actos de corrupción al principio parecían ovejas descarriadas y con el de usar de los tiempos es imposible ocultar que la impunidad ,el doble racero el discurso lleno de mentiras es reflejo de los males que han creado las principales figuras del gobierno ellos y sus familiares y aunque sea un poco infantil la comparación existe un refrán que dice "Un niño hace más lo que ve hacer que lo que le mandan'. Si no hay ejemplo que quedará para los demás , si todo es un teatro que se puede esperar . Al final sigue siendo el cubano de a pie quien sufre los desmanes de los dirigentes de este país que un día hicieron una revolución para desterrar los males que hoy ellos nos traen con su codicia y su mala política . "Cria cuervos y te sacaran los ojos "
Alexis

Javier

Los que escriben desde el toque , como este artículo, simplemente son unos panfleteros. Este artículo esta más cerca del análisis del ignorante que hace "media en la esquina" que de un análisis mediamente ciéntifico bien estructurado. Esto es prensa rosa, baratija del pensamiento. Chisme de Clotilde la vieja del barrio.

Marusha Vian

Niño, que envidioso eres!!!
Marusha Vian

Paloma Martín

Habla sin tener la mínima idea de lo que habla, hace una referencia a la dimisión de Antonio Costa, presidente de Portugal, manipulada e incierta. Pero es más, me imagino que será periodista "aprendiz de todo, maestro de nada" . La responsabilidad "in vigilando" no es propia de Cuba ni de nadie, viene del derecho latino y está en todos los códigos civiles que no son bárbaros (como los anglosajones) , pero que además, algo de cultura política debería tener. Ningún primer ministro dimite por lo que haga un ministro; en las democracias occidentales se llevan el dinero a manos llenas y no pasa nada, el pueblo les da lo mismo, colocan a su familia y a sus amigos, te dejan votar 1 vez cada 4 años a partidos que son iguales, que te explotan para los bancos y las grandes empresas y además te frien a impuestos, algo que los cubanos ni saben lo que es. Piensan que es pagar la luz. Este es un panfleto. Si fuera periodista, explicaría a la gente lo que se le va a venir encima y mientras sea posible, arrimemos el hombro en vez de llorar para que no se vaya a la mierda.
Paloma Martín
Javier

Asdrúbal Alfredo Casamayor Casas

Excelente comentario. Me recuerda el CASO OCHOA. Cuba debe despertar. Continúa la corrupción política ver la era colonial. La esencia de la revolución se ha perdido y como siempre pasa,ves el pueblo quién paga las consecuencias.
Asdrúbal Alfredo Casamayor Casas

Frank

Los chivos expiatorios existen desde los tiempos de Roma, la historia se repite pero nunca igual,y el pueblo con su accionar puede tener la última palabra.
Frank

Capo

Para que Cuba sea de todos los cubanos tiene que ser con todos los cubanos.
Capo

Armando

Excelente análisis.
Armando

Odalys

Crónica de una muerte anunciada. Todos, todos, todos a ese nivel son corruptos. Son utilizados y cuando necesitan un chivo expiatorio los eliminan. Si te prestas a ser cómplice en esa cúpula de la dictadura pues debes saber lo que te espera cuando quieran "tronarte".
Odalys

AleT

buenisimo el texto, admirable Eloy, siempre la tira cuando Cuba sea libre le vamos a dar el Ministerio de antiverdad el ministerio del misterio
AleT

Manuel Figueredo

Mi punto de vista es que para que salga bien parado y tenga un poquito de credibilidad el Estado Cubano , se debe de sentar, también , en el banquillo de los acusados , al presidente de la República . Tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que aguanta la pata
Manuel Figueredo

Andrés Jesus Sánchez Pérez

Remitiendonos al argot beisbolero..." El terreno dirá la última palabra". Todos sabemos que ningún terreno habla, pero también comprendemos cabalmente el significado de la frase... Media entonces esperar a que se conformen los equipos y se determine el interés de los directivos del certamen. Suponiendo, como supongo yo, que tanto los directores de los equipos, la dirección de la serie, así como los árbitros que designen para impartir justicia, comen del mismo plato; El resultado será un dominó cantado dónde cada uno tendrá que aprenderse muy bien el libreto sopena de correr el riesgo de ( en alguna ocasión ) no saber a ciencia cierta en que equipo está jugando...
Andrés Jesus Sánchez Pérez

Mayra Morin

Muy bien todo lo dicho los felicito.
Mayra Morin

Agustin

Ven entonces a arreglar Cuba ya que sabes tanto. El sitio en que escribes es el principal responsable de la inflación en Cuba y todavía tienen la poca vergüenza de pedir dinero.
Agustin

Elizabeth Azopardo Núnez

Hablan mucho pero no presentan prueba alguna, lo que diminuyen su veracida. Se nota en el comentario que no poseen la inofrmación necesaria pera referirse al tema. Otras publicaciones de occidente han sido más honestos limitándose a publicar sólo lo que saben
Elizabeth Azopardo Núnez

Ale

Excelente artículo yo no entiendo como Gil pudo haber hecho algo sin que lo conociera el presidente y el consejo de ministro O es claro no se chequea ni se controla nada a esos niveles todos tienen responsabilidad aquí existen leyes que te hablan de la responsabilidad colateral y es obvio que en este caso no se aplica hasta cuando.
Ale

Shadow

Con este "sacrificio" el régimen intenta dar al pueblo de Cuba un culpable de todos los horrores que hoy sufre, sin embargo, el poder no acaba de entender que la gente no quiere culpables, quiere soluciones, o sencillamente les da igual, que es lo más probable y hasta la fecha evidente.
Shadow

Lily Apiau. apiaulily@gmailcom

Los cubanos no creemos ni remotamente que Gil Fernández sea más corrupto que todos los demás miembros de la cúpula. Ninguno de ellos engaña a nadie y mucho menos a un pueblo que con su trabajo profesional no obtiene lo necesario para su sustento. Más aún observando el nivel de vida millonaria que llevan todos. Venga lo que venga no puede ser peor que lo que vivimos actualmente. Vinimos en condiciones infrahumanas y eso no es sólo culpa de Gil. Es un sistema que insiste en mantenerse pero a pesar de que hablan de socialismo todos sabemos que heredaron f4 los rudos el capitalismo de Estado.
Lily Apiau. apiaulily@gmailcom

Ernesto

Excelente
Ernesto

Juan Carlos

En este todo anda patas para arriba
Juan Carlos

jose Manuel estevan bernat

Lo que realmente me aterra es asumir, más que presumir, cuántos más ejemplares como Gil existen en cargos gubernamentales y partidistas, de diversos niveles jerárquicos, en nuestra sufrida patria. Pienso que cada día de descubrimientos similares continuarán socavando la confianza de nuestro pueblo en sus dirigentes, que ha sido la más poderosa garantía para que la Revolución se haya mantenido hasta hoy en el poder. Más tremenda incertidumbre me provoca que tal pérdida de confianza llegue a ser enfrentada en un futuro previsible y no tan lejano con los tanques y el ejército, lucha fraticida que nuestro pueblo sufriria inmerecidamente para que la noble causa que triunfó en 1959 culmine en un escenario dantesco y vuelvan a ganar los malos. Para evitar tal desastre, es preciso que se cambie de una vez la política poco transparente sobre los errores de corrupción o cualquier otro carácter, sobre los repetidos palos de ciego y vueltas de tuerca de la incompetencia, la desidia, el egocentrismo que blinda a nuestros dirigentes de no dar explicaciones a nadie, del voluntarismo a ultranza, del nepotismo amistoso, del caprichoso e ineficaz movimiento y designación de cuadros, del uso y abuso de los recursos y el dinero del país de manera,al menos, sospechosa y tantos otros males que nos socaban la moral y nos exponen cada día más a las aspiraciones seculares del enemigo cierto. Háganlo mientras aún queda algo de tiempo y una parte considerable de nuestro pueblo se mantiene firme con la Revolución.
jose Manuel estevan bernat

Juan

Muy buen artículo. Una vez más los “jefes” justifican su ineptitud con “los de abajo”, el mal radica en esos “jefes” intocables. Díaz Canel ha de saber que esta es capilla ardiente…..
Juan

Marina Miranda

Mejor explicado, imposible. Ya sabemos como actúan los que SÍ gobiernan aún. ¡Próximo! Porque Cuba, no tiene arreglo...
Marina Miranda

Vilu Rodriguez

Magnífico comentario. Han explicado detalladamente lo que sucede en Cuba. Estoy esperando que de un momento a otro, se entren a mordida esas hienas que son las que verdaderamente tienen el poder en Cuba.
Vilu Rodriguez

Aldo

Me gusta el periodismo inteligente. El otro es un meme.
Aldo

Marusha Vian

Magnífico análisis del asunto Gil.
Marusha Vian

Margarita García

Igual sucedió con los muertos del Hospital Psiquiátrico en 2010. Por menos que eso un ministro de salud es destituido o pide la renuncia, además de jugar a los responsables directos. En el momento era Balaguer, el ideólogo, no era conveniente.
Margarita García

Luisa Rosina Rodríguez Alonso

La caída de Canela es tan próxima que los ecos de su desplome se van sintiendo previo a lo inminente, Gil no es más que el avance de la avalancha.
Luisa Rosina Rodríguez Alonso

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR
330.00 CUP
-5
1 USD
315.00 CUP
-5
1 MLC280.00 CUP
-5
1 MXN18.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification