eltoque_logo
La obra de Amelia Peláez en NFT

La obra de Amelia Peláez en NFT / Foto: Twitter Gabriel Guerra Bianchini

Amelia Peláez en NFT: entre el arte, la descentralización y la tecnología

17 / diciembre / 2021

«Amelia siempre decía que el arte tiene que caminar, y el arte de Amelia va a caminar ahora digitalmente», dice a elTOQUE Carmen Peláez, sobrina nieta de la destacada artista cubana Amelia Peláez del Casal, a pocos días de que una veintena de obras de la pintora y ceramista fueran comercializadas en forma de non fungible token (NFT).

La venta, primera en una serie de 50, fue auspiciada por la Fundación Amelia Peláez. Su objetivo es descentralizar la posesión sobre el arte de la pintora modernista cubana, cuyas obras se encuentran mayormente en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba sin el consentimiento de la familia Peláez, explica Carmen, quien reside en Estados Unidos. Los ingresos por la venta serán donados a artistas independientes de la isla y ayudarán en la confección de un catálogo razonado de la también muralista, un proyecto que documentará todas sus obras auténticas.

«He convertido las obras de Amelia en NFT de varias fotos que personalmente tomé en los años en que yo visitaba a mi tía abuela Nenita», recuerda Carmen Peláez, refiriéndose a la casa en La Víbora, La Habana, que perteneció a la familia Peláez hasta el fallecimiento de su última descendiente radicada en Cuba. Además, llevó al mundo cripto algunas de las obras expuestas en Bellas Artes. Con la transformación, las piezas quedan almacenadas en la blockchain (cadena de bloques) de la criptomoneda ethereum (ETH), cuyo carácter descentralizado hace prácticamente imposible su destrucción.

En la primera edición de las ventas, las obras fueron ofertadas en el sitio web de la Fundación Amelia Peláez a razón de 0.1 ETH (cerca de 400 dólares, según el cambio a mediados de diciembre). La compra se realizó a ciegas: los compradores supieron la pieza adquirida después de 48 horas de efectuado el pago, tras una repartición aleatoria de las obras en venta. Esta modalidad continuará en el futuro.

Con las piezas, se concedió a los nuevos poseedores el derecho a una sola reproducción física para exposición personal, mientras que los derechos de reproducción en general permanecen con la institución y la familia de Amelia Peláez. Asimismo, se estableció que la institución obtuviera un porcentaje de las futuras reventas de las piezas, a decir de Carmen Peláez, una de las ventajas de la comercialización del arte en forma de NFT para los creadores.

«Es importante porque empodera a los artistas y les crea una vida financiera más estable en general», afirma.

La digitalización de las obras de Amelia constituye la primera ocasión en que el arte patrimonial cubano llega al mundo de las criptomonedas. «Otra de las ventajas del movimiento NFT es que descentraliza el poder, el dinero, el control», explica Peláez. La expedición de las obras por parte de la Fundación establece la legitimidad de las piezas, sobre todo en un panorama con alta presencia de falsificaciones que suplantan la firma de Amelia Peláez. El catálogo previsto ayudará a cambiar ese entorno brindando información que ayude a comprobar la autenticidad.

«Queremos limpiar el mercado de las falsificaciones y empezar en fresco», expresa Carmen.

Con la venta de las obras en forma de NFT, la Fundación Amelia Peláez también busca rescatar el legado de la artista plástica, erróneamente ligado al Gobierno cubano. «La presentan como una artista que apoyó la Revolución y nunca lo hizo», declara la sobrina nieta.

Amelia Peláez del Casal nació en Yaguajay en 1896 y en su preparación como artista influyeron la Escuela Nacional de San Alejandro —donde fue discípula del reconocido pintor Leopoldo Romañach— y The Art Student League en Nueva York. En los años 50 adornó con murales emblemáticos edificios habaneros como el otrora Habana Hilton (hoy Habana Libre) y la antigua sede de la compañía ESSO en La Habana. Según Carmen Peláez, se negó a exponer su obra durante las celebraciones por el centenario de José Martí en 1953, cuando gobernaba Fulgencio Batista.

amelia pelaez frente a su mesa de trabajo en el taller de ceramica foto ricardo alonso granma.jpg

Amelia Peláez frente a su mesa de trabajo en el taller de cerámica / Foto: Ricardo Alonso (Granma)

Anterior a la transformación de las obras de Amelia Peláez en NFT, solamente se había realizado en una ocasión este cambio de formato de las piezas expuestas en un museo y que son de la autoría de un artista reconocido. En septiembre de 2021, el portal nftevening.com anunció que el Museo Británico planeaba lanzar postales como NFT con la obra del pintor japonés Katsushika Hokusai, autor de La gran ola de Kanagawa.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


Alberto C. Toppin
Graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana en 2017. Editor web en Juventud Técnica (2017-2019) y reportero en YucaByte (2018-2020). Ha colaborado también con OnCuba, El Estornudo y Progreso Semanal.
alberto-c-toppin

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR95.00 CUP
1 USD89.00 CUP
+4
1 MLC90.00 CUP
+2
calendar_icon

CUBA

publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test