eltoque_logo
Cuatro cosas que todos deberíamos aprender del reguetón y de los reguetoneros

Cuatro cosas que todos deberíamos aprender del reguetón y de los reguetoneros

Sin miedo a equivocarnos podemos asegurar que en toda la historia de la música no ha existido un género con más detractores que el reguetón. Todo el mundo ha criticado en algún momento al género en sí mismo, o a algún tema en particular, o a alguno de sus exponentes. Hay que ser muy fanático o muy “repartero” para no haberlo hecho.

Lo curioso es que casi todos los que critican al reguetón terminan inclinados sobre alguna tarima moviendo la cintura al ritmo del background, en posiciones incomodísimas y hasta dañinas para la columna vertebral. “Perreo” le llaman.

Y es probable que esa crítica cínica y desvergonzada al género lo haya catapultado hasta el sitio en que se encuentra hoy. Un sitio muy alto, donde “no llegan ni los ascensores”, tan alto que “desde allá arriba tú no te ves, papi”.

Y en realidad el reguetón le ha hecho mucho bien a la humanidad. Nos ha dado montones de lecciones para la vida y nos ha inculcado (y lo continúa haciendo) valores que difícilmente pudiéramos adquirir en otro lugar. ¿No lo crees? Estas son algunas de las cosas que deberíamos aprender del reguetón y los reguetoneros:

Crítica

Si algo saben hacer bien los reguetoneros, (no, esperen, que está mal redactada la oración y puede dar lugar a malinterpretaciones), entre las cosas que mejor hacen los reguetoneros está sin lugar a dudas el ejercicio de la crítica. Una crítica sin tapujos ni miramientos. Limpia y directa como un puñal. Clásicos que van desde “Usted es un perro papi”, pasando por “una pila de ratas flacas de cloaca” hasta llegar hasta “tú lo que eres un tirador de pedos rompe-calzoncillos”. Insuperables.

Autocrítica

Los reguetoneros no solo con capaces de reconocer los defectos y las debilidades de sus oponentes, sino que muchas veces nos dan lecciones de mejoramiento humano y utilidad de la virtud cuando se autocritican en sus temas musicales. El ejemplo clásico de esta afirmación podemos encontrarlo en un tema de Baby Lores e Insurrecto de hace varios años que, sin pelos en la lengua ni miedo al qué dirán, aceptaba que aquello era: “una catástrofe musical”.

Gramática

Las canciones de reguetón son una fuente de aprendizaje constante. Sobre todo cuando se refiere a la Gramática española. Por ejemplo, con una canción de Yomil y el Dany aprendí que la palabra “guaracha” viene del latín “chancha” que viene a su vez de “una muchacha”, pero no de una muchacha cualquiera, sino de una que “anda de muy buena racha, con tremenda pinta, con tremenda facha”. Ese nivel de especificidad debe haberle ahorrado como mínimo dos años de investigación a la Real Academia de la Lengua Española.

Y más recientemente del único e inigualable Chocolate MC aprendí que los gerundios pueden tener género. Sin embargo no existe una regla ortográfica que indique cuándo o en qué circunstancias usar la nueva terminación -anda. Parece ser una cuestión de “cuando te dé la gana” más que de regla ortográfica en sí misma. Pero ya era hora de darle bajanda al lenguaje sexista que nos obligaba a terminar todos los gerundios en -ando e -iendo.

Casi lo olvidaba. Si se quiere poner énfasis en la expresión basta con alargar un poco más la palabra. Ahora sí bajandandanda.

Perdón y Reconciliación

Una de las cosas que más trabajo nos cuesta en la vida es perdonar a los que nos ofenden y que ellos a su vez perdonen nuestras ofensas. Pero para los reguetoneros esto no es un problema. Ellos se dicen hasta del mal del que van a morir en las “tiraderas” y al poco tiempo los ves cantando juntos de nuevo y dándose abrazos y besitos en la cara como Ositos del Cariño.

Así ocurrió por ejemplo con el dúo del Clan 537. Se pedían la cabeza cuando estuvieron separados y de la noche a la mañana se reconciliaron. Un legítimo ejemplo de que todos los conflictos pueden resolverse y de que no hay problema tan grande en el mundo que un concierto en el que la entrada cuesta 100 dólares no pueda resolver.

Nota al pie: El grupo Los 4, que por momentos ha sido Los 3Los 2 e incluso Los 7, sigue trabajando duro en este apartado y al día de hoy es la excepción que confirma la regla.

Estas son algunas de las cosas que podemos aprender del reguetón y los reguetoneros si les diéramos una oportunidad. Deja en los comentarios alguna otra que hayas aprendido tú .

Ah, y si no te gusta… bajanda!

 

Reparto: el reguetón de los pobres

 

Este artículo fue publicado originalmente en Clandestina

Félix Manuel González Pérez
Periodista de formación, comunicador por obligación y gamer por vocación. Ha aprendido a soportarlo todo menos el exceso de realidad.
felix-manuel-gonzalez-perez

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raulgc

Excelente
Raulgc

Clandestino

Que bien escrito.El Regaetton no es solo un ritmo,es el retrato sin tapujos de una sociedad en decadencia, donde la doblez se ha incorporado a todas las aristas de la vida cotidiana. Luchar,es robar,prostituirse. Hacer el pan,no es fabricar una flauta,ya sabemos.El Regaetton y Chocolate son el otro lado de la moneda del decreto 349.
Clandestino

Vito

Excelente
Vito

Yendri

Ok has hablado bien pero nos olvidamos de lo bien que hablan de las mujeres “””son unos cuantos animales menos mujeres y a ellos quieren los pario no se sabe si fue un depredador o una presa “””””
Yendri

Eric Yadiel

Bueno al parecer eso de su dialecto, es que son bilingüe ,te lo digo porque después de un profundo análisis y la recopilación de valiosa información me he dado cuenta que los reguetoneros en sus canciones usan dos idiomas y van introduciendonos poco a poco en el de ellos , palabras como el bellaqueo , fronteo y muy importante el famoso perreo no tienen descripción de ingenio.. Simplemente me quedo sin palabras. 😉
Eric Yadiel

AGH

Sin palabras, la historia del reggaetón desde sus inicios en sólo un artículo. Genial.
AGH

Morales

Por mi trabajo un cliente me pidió la traducción de una canción de regueton le dije que si pero en el momento de llevar la canción de un idioma a otro me percate que yo no hablo español y que los regetoneros son de un orden Superior en el dominio del castellano.
Morales

Nelson182

Me gustó, muy original.
Nelson182

Pedro

Estuvo muy bueno el análisis en verdad “la juventud d hoy en día va aumentando su coeficiente intelectual a medida q escucha mas regueton” solo q los regetoneros c quedan mas vacíos cada vez.
Pedro

rappul

El regeton es nada , no tiene ni pies ni cabeza , eso no es música , si lo analizan bien solo es un bagraun y la letra es dos oraciones , yo me quedo con la música internacional de los 60 a los 90 , eso sí se puede oír , no es una pelea de perros como el regeton , y el que supere el coeficiente intelectual con el regeton está embarcado .
rappul

Michel SC

Para mi el regueton es una pista y 4 palabras hay buenos regueton pero el que escuché el malo ese no tiene Grado Cultural es mi opinión Saludos
Michel SC

Yo

Me parece que esto es un chiste…El regueton es la peor musica,no tiene gramatica y mucho menos enseña ,y ademas casi siempre hablan mal de las mujeres por no decir las palabras obsenas que se repiten constantemente.
Yo

La Yuya

Hay buenos temas pero otros son hasta groseros todos con el doble sentido. Las canciones solo tienen cuatro letras y ya. No me gusta prefiero la música vieja y no la de ahora porque son muy groseras y se repite lo mismo.
La Yuya

Masabito

Sinceramente es un artículo interesante … Y si es verdad que el reggaetón enseña de mala manera pero enseña algunas cosas como por ejemplo una frase muy dicha por el reparto “me diste con tu tota por la cara ” tu no lo haces rico na ” soy tu palon DIVINO etc . La juventud ya ni ellos mismos no saben que escuchar por eso es lo que le gusta que se le va hacer
Masabito

Edgar

El regueton, a pesar de su crítica por la sociedad y sus palabras obsenas, es algo natural ya casi del cubano
Edgar

Mariam

Increíble artículo
Mariam

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE