eltoque_logo
Ilustración: Wimar Verdecia

Ilustración: Wimar Verdecia

10 espectaculares fugas, deserciones y abandonos del deporte cubano

25 / octubre / 2021

El deporte cubano vive una crisis profunda. Los resultados y los continuos abandonos son un reflejo de la situación del país, inmerso en una crisis económica que parece no terminar.

Cada año la cifra de atletas que emigran —escapan, desertan, huyen— crece y abarca tanto a atletas establecidos como a otros en plena formación. Y la retórica de llamar «traidor», «vendepatria», «vendido», «desertor» al deportista que se marcha se ha desgastado con el paso del tiempo.

Luego del colapso soviético y la llegada de la crisis de los noventa —el Período Especial— aumentó la fuga de atletas cubanos en eventos internacionales. Lo que fue inicialmente un fenómeno eventual, casi raro, un goteo, es ahora un aguacero que las autoridades deportivas cubanas no saben cómo detener.

Recientemente, la selección de cubana que ocupó el cuarto puesto en la Tercera Copa del Mundial Sub-23 celebrada en México fue la encargada de poner la guinda en el pastel.

Este torneo quedará en el recuerdo por la fuga de 12 representantes del equipo cubano, la mitad de la nómina. De los 24 beisbolistas inscritos solo regresó a la isla el 50 %. Los números no mienten, esta fue, sin duda, la mayor deserción colectiva de un equipo de béisbol antillano.

Con este texto se recuerdan algunos de los escándalos que marcaron no solo al béisbol, sino a todo el deporte en la isla durante las últimas décadas.

Hay centenares de historias, figuras y equipos que mencionar. Esta es una mención de algunos de los casos más representativos. Invitamos a nuestros lectores a engrosar este listado en los comentarios.

1. René Arocha: Serie amistosa frente a EE. UU. (Miami, 1991)

El 10 de julio de 1991, la selección cubana de béisbol realizaba una escala técnica en Miami, luego de regresar de una serie amistosa con su similar de Estados Unidos en Tennessee. En aquella ocasión, el joven lanzador capitalino de 27 años protagonizó la primera fuga de un pelotero de la mayor de las Antillas en delegaciones oficiales.

Según cuenta el periodista Francys Romero en su libro El sueño y la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018), el hecho dejó desconcertadas a las autoridades en la isla, ya que Arocha fue el primero en «burlar barreras mentales que nunca nadie había hecho desde la llegada de Fidel Castro al poder».

El pícher de los equipos Cuba, Metropolitanos e Industriales abrió así las puertas del éxodo para cientos de beisbolistas nacionales, quienes durante las tres últimas décadas se han aventurado en busca de sueños, promesas y también decepciones. 

2. Cinco peloteros: Copa de Clubes Campeones (México, 1996)

México siempre ha sido un territorio fértil para la fuga de peloteros cubanos gracias a su cercanía con Estados Unidos. Previo al escape masivo de jugadores durante el Mundial Sub-23, el récord anterior de deserciones en un evento ocurrió durante la Copa de Clubes Campeones celebrada en 1996 en ese país.

En aquella ocasión, cinco atletas, Michel Hernández, Jesús Ametller, Roberto Colina, William Ortega y Vladimir Hernández, decidieron abandonar el conjunto de las cuatro letras en la ciudad de Villahermosa, en el Estado de Tabasco.

Según Romero, Ametller, Colina y Ortega salieron del hotel, atravesaron un mercado de frutas a altas horas de la noche y se encontraron con el reconocido agente de los años noventa Joe Cubas. Luego de un viaje de 16 horas en carro, llegaron al antiguo Distrito Federal, hoy Ciudad de México,

Ametller y William Ortega firmaron con St. Louis Cardinals meses más tarde, Colina lo hizo con Tampa Devil Rays. Michel Hernández llegó a Grandes Ligas con los Yankees de Nueva York en 2003 y Vladimir Hernández fue contratado por los desaparecidos Expos de Montreal.

3. Orlando «El Duque» Hernández: Salida ilegal por mar hacia los Estados Unidos (1997)

La historia de El Duque Hernández es la de muchos cubanos que han cruzado el estrecho de la Florida por mar.

En diciembre de 1997. Hernández abandonó Cuba en un pequeño barco de pesca desde la localidad de Caibarién, en Villa Clara. En la embarcación viajaban ocho personas, entre ellas la esposa del jugador y otro pelotero, el receptor Alberto Hernández, de Holguín.

La embarcación fue interceptada por la guardia costera norteamericana y sus ocupantes fueron entregados a las autoridades bahamenses para ser repatriados a Cuba.

Gracias a la gestión del representante deportivo Mark Cubas, El Duque logró llegar a Costa Rica y, luego de dos meses de espera, trasladarse a Estados Unidos con una visa gestionada directamente por los Yankees de Nueva York.

Dos años antes de la fuga de El Duque, en 1995, su hermano Liván Hernández había desertado del equipo nacional en México.

Las autoridades deportivas cubanas sospechaban que Orlando podría seguir el mismo camino de Liván y eso fue suficiente para condenarlo. El Duque fue excluido de los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996). Luego fue suspendido de por vida. Incluso trabajó como fisioterapeuta en un hospital de La Habana. Imposibilitado de jugar pelota, ¿qué otra opción tenía El Duque en Cuba?

La historia posterior, tras el arribo a Estados Unidos, casi todos la conocen. Orlando «El Duque» Hernández es uno de los peloteros cubanos que más ha brillado en Grandes Ligas.

4. José Ariel Contreras: Serie de las Américas (México, 2002)

Muchos fanáticos de las series nacionales de béisbol recuerdan el año 2002 con dolor. Fue el año de la salida del país de José Ariel Contreras, un ídolo para la fanaticada en Pinar del Río y toda Cuba, el brazo de hierro que propinó diez ponches en ocho entradas a los Orioles de Baltimore, en 1999, en La Habana.

La deserción de Contreras fue una sorpresa. Era miembro del Partido Comunista de Cuba y provenía de una familia «integrada». Desertó en una concentración de la selección cubana en Saltillo, México, durante la Serie de las Américas, junto al entrenador Miguel Valdés.

«Yo estuve doce series nacionales jugando y a mí nunca me dieron una casa en Pinar del Río», confesó Contreras a Swing Completo. «Si a mí me hubieran arreglado la casa, yo todavía estuviera en Pinar del Río y nunca hubiese pisado un terreno de Grandes Ligas».

Contreras también marcó un hito al convertirse en el primer beisbolista desertor en volver a Cuba, hecho que ocurrió a inicios de 2013, luego de entrar en vigor la reforma migratoria que permitía a los peloteros visitar su país después de ocho años fuera.


5. Los hermanos Gourriel: Serie del Caribe (República Dominicana, 2016)

Yuliesky Gourriel era la joya de la corona, el mejor beisbolista de la isla hasta su fuga en 2016.

La huida del pelotero —junto a su hermano menor, Lourdes Junior— fue descrita por el diario español El País como una «novela de espías». Y los sucesos tuvieron mucho de eso.

Los hijos del Héroe de Parma —como se le conoce en Cuba a Lourdes Gourriel, el padre del clan— abandonaron la delegación del equipo Cuba que disputaba la Serie del Caribe 2016, en Santo Domingo, República Dominicana.

Los hechos acontecieron en la madrugada del 8 de febrero. Testigos aseguran que los beisbolistas se subieron a una camioneta negra, supuestamente perteneciente al ejército dominicano.

Algunos relatos señalan que, incluso, un miembro de la seguridad cubana —de esos que vigilan cada delegación deportiva que viaja al extranjero— intentó detener la fuga de los hermanos infructuosamente.

El diario Granma publicó una escueta nota en la que calificaba el abandono de los Gourriel de «franca actitud de entrega a los mercaderes del béisbol rentado y profesional» y aseguró que el «hecho fue inmediatamente rechazado por los integrantes de la selección cubana».

Poco después de la fuga de los hermanos, el embajador cubano en República Dominicana, Carlos de la Nuez, denunció públicamente que los Gourriel habían recibido la asistencia de un militar dominicano, identificado como el coronel Wilson Solís, de la Fuerza Aérea de ese país.

El Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) y organismos de inteligencia del Ministerio de Defensa dominicano iniciaron entonces una investigación al respecto.

Casi un mes después de su dramático escape, los hermanos Gourriel llegaron a Miami tras permanecer varias semanas en Haití.

La fuga de los Gourriel fue un mazazo para las autoridades del béisbol en Cuba que esperaban que Yulieski, el beisbolista con más cartel dentro de la isla, fuese el símbolo del éxito del acuerdo beisbolero entre Cuba y Estados Unidos, roto antes de su entrada en vigor.

Pero el juego político suele ser lento. Al Yuli, nacido en 1984, no le quedaba tiempo. Tenía más de 30 años cuando abandonó la concentración cubana. No podía esperar más. Se fue… y ha triunfado como pocos en el mejor béisbol del planeta.

6. César Prieto: Torneo Preolímpico de las Américas (Estados Unidos, 2021)

El pimentoso camarero cienfueguero, César Prieto, fue protagonista de una de las fugas más espectaculares en la historia reciente del béisbol cubano.

Prieto dejó atrás a la selección antillana que buscaba un boleto a la cita estival de Tokio durante el certamen preolímpico que tuvo por sede Florida.

Tras su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami, apenas dos horas después de haber partido de La Habana, el prometedor atleta cienfueguero huyó de la concentración del equipo.

Según varios reportes de prensa, el cienfueguero se bajó del autobús que llevó a Cuba del Aeropuerto Internacional de Miami al Hotel Hilton Garden Inn, en West Palm Beach. En el momento en que varios integrantes bajaban sus equipajes, emprendió una carrera de unos 25-30 metros y se subió a un automóvil.

Prieto era una de las pocas figuras con calidad para llegar a Grandes Ligas que aún competía en Series Nacionales. No fue el único jugador que decidió abandonar el equipo en ese certamen, ya que los lanzadores Andy Rodríguez y Lázaro Blanco posteriormente decidieron romper sus vínculos con el béisbol nacional.  

7. Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara: Juegos Panamericanos (Brasil, 2007)

Varios atletas y técnicos abandonaron la delegación cubana que participó en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en 2007.

Sin dudas, la deserción más dolorosa para las autoridades de la isla fue la del boxeador de élite Guillermo Rigondeaux, bicampeón olímpico y mundial en los 54 kg. La huida del peleador santiaguero provocó al mismísimo Fidel Castro, quien dedicó al tema varias «reflexiones».

Rigondeaux, al igual que su compañero Erislandy Lara, no se presentaron al pesaje del domingo 22 de julio de 2007. El indómito, considerado uno de los mejores boxeadores amateurs de la historia, no perdía un combate desde 1999 y era la apuesta de Cuba más segura en los Panamericanos.

Once días después de desaparecer de la Villa Panamericana, Rigondeaux y Lara fueron arrestados y deportados a Cuba, en agosto de 2007.

En declaraciones a la prensa extranjera Rigondeaux aseguró no haber desertado, sino que se trató de un «problema de indisciplina».

El púgil contó una curiosa e inverosímil historia a la agencia Reuters en la que decía que él y Lara escaparon porque habían comido demasiado y eso los descalificaría para competir, debido al exceso de peso.

«Hubo una gran indisciplina por parte de nosotros. Salimos de la villa a comprar juntos con estos tipos (presuntamente un empresario alemán y uno cubano) y nos enredamos. Empezamos a tomar, a comer y nos pasamos de peso», dijo el púgil.

Tras producirse el arresto de los boxeadores «jíbaros», la policía brasileña comunicó que los deportistas declararon haber sido «dopados» por los empresarios con los que habían salido.

En sus declaraciones, Rigondeaux afirmó estar seguro de que las autoridades cubanas le permitirían otra vez competir por Cuba. No fue así.

El propio Fidel Castro respondió al boxeador en una reflexión publicada en agosto de 2007 y en la cual hizo uso, otra vez, de la terminología bélica que ha rodeado al proceso cubano: «El atleta que abandona su delegación es como el soldado que abandona a sus compañeros en medio del combate». Era una sentencia.

Condenado a no poder competir al más alto nivel, Rigondeaux abandonó Cuba en febrero de 2009.

«Se fue de la casa a finales de enero diciendo que iba a Santiago de Cuba a ver a su mamá», contó su esposa Farah Colina a la prensa. «Había que verlo, estaba destruido (…). Siempre pensó que le darían otra oportunidad».

Un año antes, Lara se había escapado definitivamente de la isla en una lancha rápida hacia México.

El campeón mundial amateur de los 69 kg en 2005 iniciaba así una exitosa carrera en el boxeo profesional.

8. Cinco futbolistas: Eliminatoria para la Copa del Mundo Brasil 2014 (Canadá, 2013)

En 2013 cinco jugadores cubanos aprovecharon el viaje a Toronto, donde iban a jugar contra su par de Canadá un eliminatorio rumbo al Campeonato Mundial de Brasil 2014.

La mayor de las Antillas arribó con una selección de 16 futbolistas, pero con los cinco que se escaparon el equipo tuvo que presentarse solo con los 11 titulares.

Al final terminaron perdiendo 3-0 frente a los locales. Los jugadores que decidieron fugarse del conjunto fueron el mediocampista Raisender Fernández Cervantes (Ciego de Ávila); los delanteros Elier Cordovez González y Maikel Chang Ramírez, ambos de La Habana; el portero titular Odisdel Cuper Despaine (Camagüey); y el sicólogo del equipo Ignacio Abreu Sánchez.

9. Cuatro futbolistas: Copa Oro de la Concacaf (Estados Unidos, 2019)

Las Copas Oro de la Concacaf —el torneo de selecciones más importante de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe— son una pesadilla para las autoridades deportivas nacionales. Más que la espectacularidad de las fugas, resalta el número de los «desaparecidos».

Han ocurrido tantas deserciones de cubanos en Copas Oro que cada vez que se acerca un nuevo torneo los aficionados se preguntan ¿cuántos jugadores se quedarán esta vez?

En la edición de 2019, ocurrió la mayor desbandada de atletas cubanos en este tipo de eventos. En aquella ocasión, abandonaron el equipo los jugadores Reinaldo Pérez, Luismel Morris, Daniel Luis Sáez y Yasmani López.

No era la primera vez que ocurría una historia similar, en la edición de 2002 Rey Ángel Martínez y Alberto Delgado dijeron adiós al equipo Cuba e iniciaron la lista de un desfile de jugadores que se amplió en 2005 con la fuga de Maykel Galindo y Yaykel Pérez.

En 2007 continuó la sangría. Lester Moré —el mayor goleador cubano— y Osvaldo Alonso abandonaron la selección en Houston. Mientras que Yosniel Mesa se fugó en la edición de 2011.

En 2015, año en el que Cuba clasificó a los cuartos de final, Ariel Martínez abandonó el equipo justo antes del partido decisivo. «Tras llegar a su hotel de concentración, se bajó del autobús, fue a abrazar al técnico Raúl González para después salir corriendo», contó al medio Tudn.

En la Copa Oro 2015 también se fugaron Keiler García, Arael Argüelles y Darío Suárez.

10. Jugadores de hockey sobre césped: Juegos Panamericanos (Toronto, 2015)

Los juegos Panamericanos de Toronto en 2015 fueron una oportunidad perfecta para quienes querían llegar a Estados Unidos.

El caso de los equipos Cuba de hockey sobre césped, en sus versiones femenina y masculina, fue particularmente llamativo.

Los conjuntos de la Isla acabaron diezmados tras reportarse el abandono de 15 jugadores, entre mujeres y hombres.

El equipo masculino se enfrentó a Trinidad y Tobago solo con la mitad de la plantilla y no pudo evitar una abultada derrota por 13-0.

Un día antes, las mujeres dispusieron solo de nueve jugadoras y sucumbieron frente a República Dominicana 2-1.


TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


Jorge Carlos De La Paz
Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana y Máster en Comunicación por la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México. Periodista y community manager en elTOQUE.
jorge-carlos-de-la-paz
Enrique Torres
Licenciado en Periodismo por la Universidad Central de Las Villas, Cuba (2009). Fue periodista radial en la emisora provincial de radio CMHW y colaborador del canal local Telecubanacan. Ex community manager y redactor de la PlayOff Magazine. Actualmente es community manager, periodista y fotógrafo en elTOQUE.
enrique-torres

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR87 CUP
1 USD69 CUP
+1
1 MLC80 CUP
+0.3
calendar_icon

CUBA

publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test