eltoque_logo
Foto: Jorge Beltrán

Foto: Jorge Beltrán

EL PAÍS QUE PENSAMOS

Mi mamá me contó que, en plena Crisis de Octubre, su tarea —junto a mi padre trabajaba como maestra voluntaria en las serranías guantanameras— fue vigilar, fusil en ristre, con casi cuarenta semanas de embarazo y mi hermano de 11 meses a cuestas, la frontera con la Base Naval yanqui. Quizás por eso, días después, salí como un cohete.

Mi generación es parte de un pueblo que siempre ha pensado como país desde que se dijo que esto era de patria o muerte. Lo pensó cuando Girón, lo piensa en las múltiples ocasiones en que se ve venir una guerra que nadie desea, pero que todo el mundo asume como parte de la dignidad de habitar una pequeña isla decidida a construir la utopía. No ha habido batalla que no cuente con el apoyo de multitudes, ya sea en una trinchera, en el surco o detrás de un torno.

Pensamos también como país para apoyar empeños voluntaristas que desbarataron los cimientos, muros y repellos de nuestro producto interno bruto, como esa Zafra de los Diez Millones que nos obligó a tocar las puertas del CAME y de toda su «camerilla», para amarrarnos a una interpretación del marxismo que acabó con la quinta y con los mangos en la vieja Europa, y con malanga y su puesto de viandas en la siempre dependiente economía cubana.

Pensamos como país incluso para exigirles a compatriotas nuestros —mítines de repudio mediante— que partieran definitivamente a 90 millas, como si el hecho de que fueran ladrones, asesinos, prostitutas, proxenetas… —la mayoría ni eso— los eximiera de ser nuestros ladrones, nuestros asesinos, nuestras prostitutas, nuestros proxenetas… Y la falacia incluyó vejaciones y «Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!».

Por eso mi resquemor ante el «pensar como país» con que se nos bombardea en estos días, pues en cierto sentido diluye responsabilidades. El de la trinchera puede dormirse y dejar entrar un alijo de drogas que melle la espiritualidad de algunos jóvenes; el del surco, como el poeta, aplastar una postura y tener su sermón; el del torno demorar la pieza de repuesto necesaria para burlar el bloqueo. Pero el presidente y el Gobierno que lo acompaña están ahí porque el soldado, el tornero y todos los demás «los elegimos» para conducir los bueyes de la nación, y cada decisión que tomen acarreará, a favor o en contra, un costo económico y humano mucho mayor que las del resto, como los tuvo el desmantelamiento de la industria azucarera, un renglón que, bien administrado, diversificado y con la totalidad de los centrales en pie pudiera estar dando a Cuba unos cuantos barcos de petróleo.

Cabría preguntarse cuánta gasolina se dilapida en esos recorridos anunciados que van al oasis y no al desierto, que inauguran obras de las que después no se vuelve a hablar o reinauguran otras de las que nunca nos enteramos cuándo cerraron, que esconden el sí se puede que no se pudo, que siembran el virus de la complacencia colectiva.

Los llamados no faltan, las consignas tampoco, y la gente siempre responde. Si dependiera del entusiasmo y de la voluntad, ya el edén nos quedaría chiquito. El problema no es de estatura —este pueblo es grande, señor mío—, sino de estructura.

Se habla de tomar en cuenta las enseñanzas que nos dejó el periodo especial. Pero es que en los noventa todo estuvo estudiado, incluso para una llamada opción cero o guerra total (a mi familia le hubiera tocado mudarse para Corralillo; mi abuela, con sus 79 años, se desempeñaría, porque alguien lo dictó así, como camillera). Y no recuerdo un solo día, con camellos, bicicletas y todo, en que el transporte en la capital se paralizara, como sucedió el domingo pasado, o en que el país dependiera de un barco que solo demora cuatro días en recorrer el trayecto desde Venezuela. Debe ser que Trump es más hijo de puta que los dos Bush, Clinton, Reagan y nuestro «amigo» Carter.

Un joven economista ha hecho diez propuestas para sacar a la economía del hueco, pero los de «bacheo» no le han hecho el menor caso, ni siquiera para decirle «nescafé». Nos acordamos de Vietnam y de China solo para analizar las enseñanzas políticas del tío Ho y demostrar que estamos acompañados en nuestro proyecto socialista, nunca para imitar, al menos un porciento ínfimo —no colosal, diría Guillén—, lo que han hecho para estar como están.

Llama la atención que las mismas «fortalezas» que se esgrimen para aplacar el temor a otro periodo especial —mejor llamarle «segunda temporada»— no hayan servido para evitar una situación como la que estamos viviendo, desencadenada, para angustia mayor, en plena temporada ciclónica. Es de desear, en tiempos en que no soplen vientos fuertes, la misma organización y disciplina que logra la Defensa Civil ante cada fenómeno meteorológico.

Ojalá y para el aniversario 500 de San Cristóbal de La Habana la coyuntura no nos coja atados de tal manera que solo contemos con combustible para darle vuelta y media a la ceiba. Y que los solidarios de «tiempos difíciles» recuerden a esas embarazadas, madres con niños, y ancianos como mi abuela pidiendo a gritos —en cualesquiera paradas y épocas— una camilla que los traslade.

Pensar como país pasa por entender que no es la misma complicación la de estar en el papel del ministro de Transporte que la de aquellos que tenemos que movernos todos los días en lo que sea, Canel, en lo que sea.

 

Este texto fue publicado originalmente en el perfil de Facebook de Jorge Fernández Era. Se reproduce íntegramente en elToque con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.

Jorge Fernandez Era
Periodista, escritor, editor y corrector. Perteneció al grupo humorístico Nos y Otros
jorge-fernandez-era

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Liandy

Exelente artículo, cuánta verdad…
Liandy

El Negro

Bueno. Y que aporte para todos y para el bien de todos ha hecho el ponente. Cuando se habla con tal esmero me imagino a un ser perfecto con un nivel de soluciones espantoso. Oiga paisano tenemos defectos si, pero con gente que mira más la pajita en el ojo del vecino y no el ladrillo que trae en el suyo propio el barco va a la deriva y rumbo al naufragio, aquí la cosa es para patriotas y no para quienes prefieren cambiarse por unos dólares, entre nosotros hemos defendido esto por más de 60 años y no han podido. A Esos gringos le importamos un bledo, su lucha es salir electos una y otra vez. piensen por un momento a cuantos como el señor ponente les hsn dedicado importancia alguna. Son viles mercenarios de la palabra y como tal los tratan. Unos dolaritos ahí mijito y ve a hablar cativias de tu Gobierno. Ohhh que ilustre
El Negro

Pocoyo

Buen punto de vista Jorge. Así es la cosa. El pez grande nos come.
Quisiera q se hiciera un artículo sobre las misiones médicas en otros países.
Cuánto recauda el país y todo lo relacionado con eso.
Pocoyo

SIN PUDOR

Ojala y esto lo lea el usuario EL NEGRO

Es increible ver como El Negro habla de cosas q no viene al tema. Ese es el gran defecto de ustedes los comunistas que no saben hacer autocritica, que piensan q xq alguien le dice algo distinto ya es un gusano. X eso este pais esta como esta. Lleno de dirigente asi como ustedes q solo piensan en lo bueno, pero en las cosas malas xq no se pueden hablar, o es acaso q somos perfecto. Aqi se habla de problema estructural. Nade qiere q venga ning�n americano a decirnos q hacer o es q no entendieron el escrito. A veces pienso q escriben aqi xq le pagan para decir cosas sin sentido.
Nadie qiere q esto cambie pol�ticamente sino qeremos cambios econ�micos. YA ES HORA
Aqi todos qeremos a una Cuba con todos y para el bien de todos, una Cuba q siiii, xq no, donde todos seamos continuidad, pero ya es hora de q pensemos diferentes y dejemos el discursito de los EEUU (q es verdad q no sirven para nada), de las consignas vacias y empezemos hablar de como resolver nosotros mismos nuestros problemas.
Es a caso un delito imitar el sistema Chino o el de Vietnam, acaso no son socialistas al igual que nosotros.
Pensemos todos
Pensemos como pais

SIN PUDOR

LRC

SIN PUDOR, estoy muy de acuerdo contigo,y lo malo hay que criticarlo siempre, los problemas no se resuelven núnca si nunca se hablan de ellos y se denuncian.Algunos se ponen a decir que solo vemos las manchas del sol,!que quieren!,es decir quieren que nos callemos los que están detrás de esos usuarios, que no critiquemos los fallos, la corrupción, la mala administración, la buena vida de muchos allá arriba y un sinfín de cosas que todos conocemos desde que uno entra a este país por el aeropuerto empezando con la aduana de la república que se hacen los locos y son unos descarados.
LRC

We Are The Oranges And They Think The Juice

Cuando los problemas internos se resuelvan, cuando cada persona q esta en su puesto de trabajo este capacitada para estarlo, cuando dejen de disfrazar las palabras y digan las cosas como son, cuando el sistema electoral se vuelva realmente democrático, cuando exista verdadera libertad de expresion, cuando existan medidas q propicien el avance y no el retroceso, y etc. Pues ese dia empezare a echarle la culpa al bloqueo, mientras tanto sigo pensando q es nuestra culpa, pero es mas facil echarle la culpa a otro, los seres humanos lo hacemos todo el tiempo, porq no lo haria un pais q esta conformado y liderado por seres humanos, a nadie le gusta pensar q esta mal por su propia culpa, siempre es un alivio tener a quien culpar.
We Are The Oranges And They Think The Juice

Ore.cu

Sin pudor
Economía capitalista, apertura de mercado, realmente cuba mejoraría aparentemente, esto es lo q quiere eeuu seguramente con un funcionamiento así se eliminaría el bloqueo en gran parte, solo este hecho haría mejorar nuestra situación, lo q no dices es q las desigualdades aumentarían, y si la apertura como todos piden bien amplia, varias empresas de comunicación y etc, también habría que privatizar la educación, la salud esto es así y aquí es donde la gran mayoría de las personas no estamos de acuerdo en pagar ese precio, aquí me incluyo yo por supuesto. Un ejemplo un cubano se va para eeuu a trabajar por años y mantiene la ciudadanía cubana este se enferma y viene para cuba a recibir atención medica gratuita pq no se atiende allá donde todo es bueno con aire acondicionado si esta trabajando y pagándole un salario de capitalista para q pague todo. Deberían de disfrutar todas las mieles q les brinda aquel sistema esto es como decir me gusta aquello y me gusta esto… Y estamos hablando de la primera economía, q se puede esperar entonces en otros lugares q llevan una vida con esa economía segura y triunfalista según ustedes y las personas si están desesperadas por el hambre y la falta de atención en lo social.
Ore.cu

Henrick

WE ARE THE ORANGES AND THEY THINK THE JUICE

Sólo una cosa:es drink no think.Arréglalo

Henrick

Julio Cesar

Cabría preguntarse cuánta gasolina se dilapida en esos recorridos anunciados que van al oasis y no al desierto, que inauguran obras de las que después no se vuelve a hablar o reinauguran otras de las que nunca nos enteramos cuándo cerraron, que esconden el sí se puede que no se pudo, que siembran el virus de la
complacencia colectiva.

Magistral, el silencio ha tenido que ser jajajja, solo se puede hablar de lo bueno, lo demas es darles armas al enemigo, jjaajaja

Julio Cesar

Ore.cu

Algo q me cae malísimo es el uso de los carros estatales en usarlos como si fueran particulares, yo siempre digo igual q los jefes todo lo q es de la empresa es para ponerlo en función del objeto social de esta, es q si cogen a uno con 5 lts es robo un jefe o cualquiera q tenga asignado un carro gasta 5 lts en visitar un familiar un amigo etc y también es robo pero eso no importa, esto es de las cosas q revientan a las personas hay q dar ejemplo, yo digo esto pero no quiero tumbar el sistema son criterios q tengo en determinados puntos .. En este sistema hay problemas pero en el otro también…
Ore.cu

R�flexion

Hace alg�n tiempo que me ha estado dando vueltas la idea de exponer algunos hechos anecd�ticos que pueden llamar la atenci�n de algunos y ayudar en lo posible a la reflexi�n de otros que tienen el poder de decisi�n, buscando no una respuesta preparada sino soluciones,
Cuando oyes hablar de que en el pa�s hay capacidad industrial para producir bienes necesarios y no se pueden explotar a toda capacidad pues falta dinero, recursos� (enti�ndase combustible) y materias primas, adem�s de priorizarse otras actividades b�sicas necesarias, pero en cada ocasi�n oyes justificaciones que difieren entre si, hago este pre�mbulo para llegar al punto necesario del CEMENTO, hablo del caso en la ciudad de Matanzas, pues la Habana con sus 500 y el Tornado este no falta, tiempo reci�n UD lo encontraba en las 2 monedas con una frecuencia de pocos d�as pero esa brecha se fue alargando al punto que solo se encuentra en MN con muy poca frecuencia en un mes, priorizando los SUBSIDIOS y lo que SOBRA entonces es liberado, Quien no requiere que se le subsidie pues tiene la capacidad de invertir en su casa, debe esperar que la casa le caiga encima??? para en el mejor de los casos terminar en un Albergue o aplastado por el techo que se derrumb�, las SOLUCIONES no pueden ser a 10 – 30 a�os, en estos casos el asunto del cemento y su soluci�n ya tienen clases pendientes a punto de perder el curso y desaprobar, se conoce que el cemento Cubano se vende en tiendas de Dominicana, Panam�, M�jico, no creo que la soluci�n sea importarlo en ML con la nueva variante de las importaciones.
Por ahora yaaaaa.����������� Fin del 1er Cap
R�flexion

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Foto: Jorge Beltrán

Foto: Jorge Beltrán

EL PAÍS QUE PENSAMOS

Mi mamá me contó que, en plena Crisis de Octubre, su tarea —junto a mi padre trabajaba como maestra voluntaria en las serranías guantanameras— fue vigilar, fusil en ristre, con casi cuarenta semanas de embarazo y mi hermano de 11 meses a cuestas, la frontera con la Base Naval yanqui. Quizás por eso, días después, salí como un cohete.

Mi generación es parte de un pueblo que siempre ha pensado como país desde que se dijo que esto era de patria o muerte. Lo pensó cuando Girón, lo piensa en las múltiples ocasiones en que se ve venir una guerra que nadie desea, pero que todo el mundo asume como parte de la dignidad de habitar una pequeña isla decidida a construir la utopía. No ha habido batalla que no cuente con el apoyo de multitudes, ya sea en una trinchera, en el surco o detrás de un torno.

Pensamos también como país para apoyar empeños voluntaristas que desbarataron los cimientos, muros y repellos de nuestro producto interno bruto, como esa Zafra de los Diez Millones que nos obligó a tocar las puertas del CAME y de toda su «camerilla», para amarrarnos a una interpretación del marxismo que acabó con la quinta y con los mangos en la vieja Europa, y con malanga y su puesto de viandas en la siempre dependiente economía cubana.

Pensamos como país incluso para exigirles a compatriotas nuestros —mítines de repudio mediante— que partieran definitivamente a 90 millas, como si el hecho de que fueran ladrones, asesinos, prostitutas, proxenetas… —la mayoría ni eso— los eximiera de ser nuestros ladrones, nuestros asesinos, nuestras prostitutas, nuestros proxenetas… Y la falacia incluyó vejaciones y «Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!».

Por eso mi resquemor ante el «pensar como país» con que se nos bombardea en estos días, pues en cierto sentido diluye responsabilidades. El de la trinchera puede dormirse y dejar entrar un alijo de drogas que melle la espiritualidad de algunos jóvenes; el del surco, como el poeta, aplastar una postura y tener su sermón; el del torno demorar la pieza de repuesto necesaria para burlar el bloqueo. Pero el presidente y el Gobierno que lo acompaña están ahí porque el soldado, el tornero y todos los demás «los elegimos» para conducir los bueyes de la nación, y cada decisión que tomen acarreará, a favor o en contra, un costo económico y humano mucho mayor que las del resto, como los tuvo el desmantelamiento de la industria azucarera, un renglón que, bien administrado, diversificado y con la totalidad de los centrales en pie pudiera estar dando a Cuba unos cuantos barcos de petróleo.

Cabría preguntarse cuánta gasolina se dilapida en esos recorridos anunciados que van al oasis y no al desierto, que inauguran obras de las que después no se vuelve a hablar o reinauguran otras de las que nunca nos enteramos cuándo cerraron, que esconden el sí se puede que no se pudo, que siembran el virus de la complacencia colectiva.

Los llamados no faltan, las consignas tampoco, y la gente siempre responde. Si dependiera del entusiasmo y de la voluntad, ya el edén nos quedaría chiquito. El problema no es de estatura —este pueblo es grande, señor mío—, sino de estructura.

Se habla de tomar en cuenta las enseñanzas que nos dejó el periodo especial. Pero es que en los noventa todo estuvo estudiado, incluso para una llamada opción cero o guerra total (a mi familia le hubiera tocado mudarse para Corralillo; mi abuela, con sus 79 años, se desempeñaría, porque alguien lo dictó así, como camillera). Y no recuerdo un solo día, con camellos, bicicletas y todo, en que el transporte en la capital se paralizara, como sucedió el domingo pasado, o en que el país dependiera de un barco que solo demora cuatro días en recorrer el trayecto desde Venezuela. Debe ser que Trump es más hijo de puta que los dos Bush, Clinton, Reagan y nuestro «amigo» Carter.

Un joven economista ha hecho diez propuestas para sacar a la economía del hueco, pero los de «bacheo» no le han hecho el menor caso, ni siquiera para decirle «nescafé». Nos acordamos de Vietnam y de China solo para analizar las enseñanzas políticas del tío Ho y demostrar que estamos acompañados en nuestro proyecto socialista, nunca para imitar, al menos un porciento ínfimo —no colosal, diría Guillén—, lo que han hecho para estar como están.

Llama la atención que las mismas «fortalezas» que se esgrimen para aplacar el temor a otro periodo especial —mejor llamarle «segunda temporada»— no hayan servido para evitar una situación como la que estamos viviendo, desencadenada, para angustia mayor, en plena temporada ciclónica. Es de desear, en tiempos en que no soplen vientos fuertes, la misma organización y disciplina que logra la Defensa Civil ante cada fenómeno meteorológico.

Ojalá y para el aniversario 500 de San Cristóbal de La Habana la coyuntura no nos coja atados de tal manera que solo contemos con combustible para darle vuelta y media a la ceiba. Y que los solidarios de «tiempos difíciles» recuerden a esas embarazadas, madres con niños, y ancianos como mi abuela pidiendo a gritos —en cualesquiera paradas y épocas— una camilla que los traslade.

Pensar como país pasa por entender que no es la misma complicación la de estar en el papel del ministro de Transporte que la de aquellos que tenemos que movernos todos los días en lo que sea, Canel, en lo que sea.

 

Este texto fue publicado originalmente en el perfil de Facebook de Jorge Fernández Era. Se reproduce íntegramente en elToque con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.75 CUP
+0.75
1 USD64 CUP
1 MLC70 CUP
-3
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Liandy

Exelente artículo, cuánta verdad…
Liandy

El Negro

Bueno. Y que aporte para todos y para el bien de todos ha hecho el ponente. Cuando se habla con tal esmero me imagino a un ser perfecto con un nivel de soluciones espantoso. Oiga paisano tenemos defectos si, pero con gente que mira más la pajita en el ojo del vecino y no el ladrillo que trae en el suyo propio el barco va a la deriva y rumbo al naufragio, aquí la cosa es para patriotas y no para quienes prefieren cambiarse por unos dólares, entre nosotros hemos defendido esto por más de 60 años y no han podido. A Esos gringos le importamos un bledo, su lucha es salir electos una y otra vez. piensen por un momento a cuantos como el señor ponente les hsn dedicado importancia alguna. Son viles mercenarios de la palabra y como tal los tratan. Unos dolaritos ahí mijito y ve a hablar cativias de tu Gobierno. Ohhh que ilustre
El Negro

Pocoyo

Buen punto de vista Jorge. Así es la cosa. El pez grande nos come.
Quisiera q se hiciera un artículo sobre las misiones médicas en otros países.
Cuánto recauda el país y todo lo relacionado con eso.
Pocoyo

SIN PUDOR

Ojala y esto lo lea el usuario EL NEGRO

Es increible ver como El Negro habla de cosas q no viene al tema. Ese es el gran defecto de ustedes los comunistas que no saben hacer autocritica, que piensan q xq alguien le dice algo distinto ya es un gusano. X eso este pais esta como esta. Lleno de dirigente asi como ustedes q solo piensan en lo bueno, pero en las cosas malas xq no se pueden hablar, o es acaso q somos perfecto. Aqi se habla de problema estructural. Nade qiere q venga ning�n americano a decirnos q hacer o es q no entendieron el escrito. A veces pienso q escriben aqi xq le pagan para decir cosas sin sentido.
Nadie qiere q esto cambie pol�ticamente sino qeremos cambios econ�micos. YA ES HORA
Aqi todos qeremos a una Cuba con todos y para el bien de todos, una Cuba q siiii, xq no, donde todos seamos continuidad, pero ya es hora de q pensemos diferentes y dejemos el discursito de los EEUU (q es verdad q no sirven para nada), de las consignas vacias y empezemos hablar de como resolver nosotros mismos nuestros problemas.
Es a caso un delito imitar el sistema Chino o el de Vietnam, acaso no son socialistas al igual que nosotros.
Pensemos todos
Pensemos como pais

SIN PUDOR

LRC

SIN PUDOR, estoy muy de acuerdo contigo,y lo malo hay que criticarlo siempre, los problemas no se resuelven núnca si nunca se hablan de ellos y se denuncian.Algunos se ponen a decir que solo vemos las manchas del sol,!que quieren!,es decir quieren que nos callemos los que están detrás de esos usuarios, que no critiquemos los fallos, la corrupción, la mala administración, la buena vida de muchos allá arriba y un sinfín de cosas que todos conocemos desde que uno entra a este país por el aeropuerto empezando con la aduana de la república que se hacen los locos y son unos descarados.
LRC

We Are The Oranges And They Think The Juice

Cuando los problemas internos se resuelvan, cuando cada persona q esta en su puesto de trabajo este capacitada para estarlo, cuando dejen de disfrazar las palabras y digan las cosas como son, cuando el sistema electoral se vuelva realmente democrático, cuando exista verdadera libertad de expresion, cuando existan medidas q propicien el avance y no el retroceso, y etc. Pues ese dia empezare a echarle la culpa al bloqueo, mientras tanto sigo pensando q es nuestra culpa, pero es mas facil echarle la culpa a otro, los seres humanos lo hacemos todo el tiempo, porq no lo haria un pais q esta conformado y liderado por seres humanos, a nadie le gusta pensar q esta mal por su propia culpa, siempre es un alivio tener a quien culpar.
We Are The Oranges And They Think The Juice

Ore.cu

Sin pudor
Economía capitalista, apertura de mercado, realmente cuba mejoraría aparentemente, esto es lo q quiere eeuu seguramente con un funcionamiento así se eliminaría el bloqueo en gran parte, solo este hecho haría mejorar nuestra situación, lo q no dices es q las desigualdades aumentarían, y si la apertura como todos piden bien amplia, varias empresas de comunicación y etc, también habría que privatizar la educación, la salud esto es así y aquí es donde la gran mayoría de las personas no estamos de acuerdo en pagar ese precio, aquí me incluyo yo por supuesto. Un ejemplo un cubano se va para eeuu a trabajar por años y mantiene la ciudadanía cubana este se enferma y viene para cuba a recibir atención medica gratuita pq no se atiende allá donde todo es bueno con aire acondicionado si esta trabajando y pagándole un salario de capitalista para q pague todo. Deberían de disfrutar todas las mieles q les brinda aquel sistema esto es como decir me gusta aquello y me gusta esto… Y estamos hablando de la primera economía, q se puede esperar entonces en otros lugares q llevan una vida con esa economía segura y triunfalista según ustedes y las personas si están desesperadas por el hambre y la falta de atención en lo social.
Ore.cu

Henrick

WE ARE THE ORANGES AND THEY THINK THE JUICE

Sólo una cosa:es drink no think.Arréglalo

Henrick

Julio Cesar

Cabría preguntarse cuánta gasolina se dilapida en esos recorridos anunciados que van al oasis y no al desierto, que inauguran obras de las que después no se vuelve a hablar o reinauguran otras de las que nunca nos enteramos cuándo cerraron, que esconden el sí se puede que no se pudo, que siembran el virus de la
complacencia colectiva.

Magistral, el silencio ha tenido que ser jajajja, solo se puede hablar de lo bueno, lo demas es darles armas al enemigo, jjaajaja

Julio Cesar

Ore.cu

Algo q me cae malísimo es el uso de los carros estatales en usarlos como si fueran particulares, yo siempre digo igual q los jefes todo lo q es de la empresa es para ponerlo en función del objeto social de esta, es q si cogen a uno con 5 lts es robo un jefe o cualquiera q tenga asignado un carro gasta 5 lts en visitar un familiar un amigo etc y también es robo pero eso no importa, esto es de las cosas q revientan a las personas hay q dar ejemplo, yo digo esto pero no quiero tumbar el sistema son criterios q tengo en determinados puntos .. En este sistema hay problemas pero en el otro también…
Ore.cu

R�flexion

Hace alg�n tiempo que me ha estado dando vueltas la idea de exponer algunos hechos anecd�ticos que pueden llamar la atenci�n de algunos y ayudar en lo posible a la reflexi�n de otros que tienen el poder de decisi�n, buscando no una respuesta preparada sino soluciones,
Cuando oyes hablar de que en el pa�s hay capacidad industrial para producir bienes necesarios y no se pueden explotar a toda capacidad pues falta dinero, recursos� (enti�ndase combustible) y materias primas, adem�s de priorizarse otras actividades b�sicas necesarias, pero en cada ocasi�n oyes justificaciones que difieren entre si, hago este pre�mbulo para llegar al punto necesario del CEMENTO, hablo del caso en la ciudad de Matanzas, pues la Habana con sus 500 y el Tornado este no falta, tiempo reci�n UD lo encontraba en las 2 monedas con una frecuencia de pocos d�as pero esa brecha se fue alargando al punto que solo se encuentra en MN con muy poca frecuencia en un mes, priorizando los SUBSIDIOS y lo que SOBRA entonces es liberado, Quien no requiere que se le subsidie pues tiene la capacidad de invertir en su casa, debe esperar que la casa le caiga encima??? para en el mejor de los casos terminar en un Albergue o aplastado por el techo que se derrumb�, las SOLUCIONES no pueden ser a 10 – 30 a�os, en estos casos el asunto del cemento y su soluci�n ya tienen clases pendientes a punto de perder el curso y desaprobar, se conoce que el cemento Cubano se vende en tiendas de Dominicana, Panam�, M�jico, no creo que la soluci�n sea importarlo en ML con la nueva variante de las importaciones.
Por ahora yaaaaa.����������� Fin del 1er Cap
R�flexion
boletin_elTOQUE