eltoque_logo
Jardines verticales en La Habana

Foto: cortesía del entrevistado

Jardines verticales en La Habana

Como puntos verdes de referencia en la ciudad se extenderían los jardines verticales que hoy son tan solo una idea, romántica por demás. Una idea que nace de la necesidad de ofrecer alternativas viables, ecológicas y sostenibles en el escenario actual de la arquitectura cubana.

Arbio —de vida, árbol, arquitectura— tiene esa idea.

Sus fundadores, Alejandra Pino y Raydel García crearon desde hace un año este emprendimiento dedicado a la jardinería vertical, un área muy específica y novedosa en el país. Parten del principio de no diseñar quiméricamente, sino diseñar para construir. Según los dos arquitectos, la especialización garantiza un alto nivel de excelencia y calidad, realmente necesario en el área de la construcción en Cuba.

Empezar con los jardines verticales fue una decisión práctica: la tecnología y sus suministros (perfilería de aluminio, fieltros, materiales hidrófugos, goteros, tuberías de agua) son más accesibles. Pero como aclara Alejandra, es solo un punto de partida hasta llegar a techos, terrazas verdes y otras soluciones que, además de influir en la estética urbana, logre beneficiar ecológicamente a la ciudad.

“El tema de la impermeabilización no está bien pensado —cuenta Alejandra—. Tú subes a un edificio alto y ves todas las azoteas cubiertas con la manta negra en un país donde hay tanto sol. Es absurdo. Por eso la ciudad, el país, precisa de sistemas que ayuden a mejorarlo todo. No solo impermeabilizar, el clima también es importante”.

Ajardinar paredes disminuye en 5 grados Celsius la temperatura interior de un edificio. Y en caso de que la habitación esté climatizada, ayuda a disminuir el gasto energético.

Por ser tan novedoso, uno pudiera preguntarse cómo funciona (y si en efecto existe) el mercado de la jardinería vertical en Cuba. Pero Alejandra y Raydel no creen que ello constituya un problema. Clientes tienen, aun cuando su producto es de élite.

“Yo sé que hubiera ganado más dinero y más rápido si hubiese sido otro negocio —comenta Alejandra–. Pero este es el negocio que queríamos hacer”.

“Además —dice Raydel— a nosotros nos `tira´ la cosa ecológica, la arquitectura sostenible, si se le quiere poner un adjetivo. Desde el punto de vista espiritual, a los dos nos satisface mucho”.

Sucede también que la empresa depende en gran medida del desarrollo del sector cuentapropista: bares, restaurantes y hostales son hasta ahora las edificaciones que permiten intervenir a partir de las escalas mínimas (de 25 a 40 metros cuadrados).

“Un proyecto comienza a ser interesante a partir de los cien metros cuadrados”, explica Raydel. Con tal escala, la intervención se trasladaría a edificios o espacios públicos, para lo que Arbio se encuentra legalmente capacitado.

Los jardines verticales, mientras más grandes sean más beneficios traen. Salvo por la humedad que puede provocar con el tiempo, ayudan a purificar la ciudad gracias a la cantidad de oxígeno que generan y la cantidad de metales pesados que recogen: un metro cuadrado absorbe 130 gramos de estos metales y produce a su vez el oxígeno que una persona consume en un año. Asimismo, reduce en diez decibles la contaminación acústica del exterior.

Por todo ello Raydel aspira a que los jardines verticales y terrazas verdes se incorporen dentro de las regulaciones urbanísticas, al menos en la capital. “Hay países como Japón, Finlandia o Argentina donde, si vas a ejecutar un edificio nuevo, debes tener un porcentaje de superficie ajardinada. Aquí, en Centro Habana o La Habana Vieja se necesita muchísimo”.

La desventaja quizás esté en el mantenimiento mensual que requiere el jardín, por el uso del sistema de recirculación del agua. En un inicio Alejandra y Raydel pensaban prescindir del mismo, hasta que comprendieron que no tendría mucha lógica en una ciudad donde el agua es un recurso altamente valorado. Por ello, durante los primeros tres meses el mantenimiento se incluye en el precio inicial. A partir de entonces, se ofrece como un servicio independiente.

Sucede también que, de las 100 plantas probadas en el mundo para este tipo de jardinería, ellos lograron localizar solo un tercio en las áreas comercializables de La Habana: los viveros. “Allí —explica Raydel— solo reproducen las plantas más resistentes y las que más rápido se desarrollan. Y luego te encuentras diez plantas cuando mucho. No existe una variedad con la que uno pueda contar”.

Aunque la denominación pudiera parecer simple, el concepto de jardín vertical no abarca solo sembrar plantas sobre ese eje; sino crear, de alguna forma, ecosistemas en armonía con su entorno y según la orientación del edificio (condiciones climatológicas, distancia del mar, etc.). Crear jardines, como dice Alejandra, que logren encontrar solos su propio equilibrio.

Cynthia De La Cantera
Mi hora: la madrugada. Mi libro: uno ahí. La ternura no basta, y toda la colección Veintiuno de Gente Nueva. Mi canción: Strawberry Fields. Mi elección: el Periodismo. Mi lugar: La Habana.
cynthia-de-la-cantera

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Laura

Difiero respecto a que estos jardines con el tiempo provocan humedad. Conozco el trabajo de estos arquitectos y el sistema que implementan está separado de las paredes por perfiles metálicos y un sustrato (no es invención suya, está probado internacionalmente), lo cual evita en su totalidad la humedad en las paredes a causa del riego del jardín. Pueden comprobarlo en los jardines que ya han sembrado en Fábrica de Arte Cubano y en Malecón 663, no son un sueño, ya son una realidad. Suerte y éxitos a ARBIO!
Laura

Mayito

Es bueno soñar con los ojos abiertos, y ojalá que este tipo de instalaciones tuviera un futuro en nuestro país, pero temo que tendremos que esperar por lo menos 30 años más…El articulo y el sucesivo comentario olvidan mencionar algunos detalles importantes: se trata de un sistema que requiere el empleo de materiales y aparatos importados (sustrato, bomba de agua, quizàs fertilizantes), y que además depende casi únicamente del suministro eléctrico para la sobrevivencia de las plantas. En un país como Cuba, donde el Estado y sus ciudadanos no tienen mente ni recursos ni siquiera para el cuidado del verde urbano más básico, este tipo de jardines se va a quedar como algo extremadamente elitista. Además los precios por metro cuadrado son muy elevados, no por gusto las locaciones de los jardines mencionados son establecimientos privados DE LUJO, y con plantas eléctricas que se encienden cuando hay apagones…y no solamente en Cuba…quién no recuerda el jardín vertical de la casa de Félix en la novela brasileña de hace unos meses? ¡ Casa de ricos! Igual les deseo suerte, van a necesitar mucha suerte.

NEO

Existen muchas maneras de hacer un jardín vertical. Y no necesariamente con ese grandilocuente despliegue de recursos. Elitista es un apalabra muy FUERTE, y no creo que sea el caso. Si algo tenía el “Félix” el de la novela, era buen gusto, a diferencia de su madre. El riego puede hacerse por goteo, y creeme, está al alcance de todos, internet está lleno de ideas novedosas de como hacerlo Bueno, Bonito y Barato …..en este país, lo que falta no es dinero…. sino voluntad… aquí hay muchisima gente que tiene dinero… y vive como aborigen. En nuestras obras hoteleras también se está utilizando la jardinería vertical y en cubiertas. En el Hotel Packard (aún no finalizado) se está empleando. AQUÍ LES DEJO EJEMPLOS PARA QUE VEAN LO ACCESIBLE QUE SON LOS JARDINES VERTICALES https://bit.ly/2IL7wKm
NEO
Mayito

Mayito

Es bueno soñar con los ojos abiertos, y ojalá que este tipo de instalaciones tuviera un futuro en nuestro país, pero temo que tendremos que esperar por lo menos 30 años más….El articulo y el sucesivo comentario olvidan mencionar algunos detalles importantes: se trata de un sistema que requiere el empleo de materiales y aparatos importados (sustrato, bomba de agua y fertilizantes), y que además depende casi únicamente del suministro eléctrico para la sobrevivencia de las plantas. En un país como Cuba, donde el Estado y sus ciudadanos no tienen mente ni recursos ni siquiera para el cuidado del verde urbano más básico, este tipo de jardines se va a quedar como algo extremadamente elitista. Además los precios por metro cuadrado son muy elevados, no por gusto las locaciones de los jardines mencionados son establecimientos privados DE LUJO, y con plantas eléctricas que se encienden cuando hay apagones…y no solamente en Cuba…quién no recuerda el jardín vertical de la casa de Félix en la novela brasileña de hace unos meses? ¡ Casa de ricos! Igual les deseo suerte, van a necesitar mucha suerte.
Mayito

Osvaldo Galup

Mayito independiente de los recursos necesarios para el desarrollo de estos jardines creo oportuno señalar que tanto esta opción como cualquier otra (mismo tipo de jardín pero artificiales) aun no están al alcance de la mayoría, como tampoco lo están la tecnología que se utiliza en obras para el turismo y se ejecutan con los “ojos abiertos”. Debemos negar estas? Por lo menos es una opción desarrollada por arquitectos cubanos sin los artificios de mal gusto que abundan en nuestras obras. Gracias.
Osvaldo Galup

Laura

Hola, repito que conozco el trabajo de Arbio, lo expusieron y explicaron a quien le interesara en un evento de Cuba Emprende y se puede ver en FAC o en Malecón 663, pues los dueños de este hostal son muy amables con todos. Entonces, aclaro algunos cositas: solo el sustrato (que es un textil) no es cubano, el resto se compra aquí, pues el fertilizante es fabricado en Cuba con productos naturales, el programador automático también se hace en el Oriente de Cuba…… Quizás eso faltó en la entrevista, estos muchachos arquitectos abogan por que el capital quede en Cuba, pues trabajan de conjunto con otros cuentapropistas o emprendedores cubanos que viven en Cuba. En cuanto a lo del verde urbano, creo que más que falta de recursos para mantenerlo es la carencia del sentido común de las instituciones que atienden ese tema el que “desertifica” nuestros parques y parterres, poniendo muchas veces a la tecnología (dígase conexiones eléctricas, etc) por encima de la naturaleza y el hombre. Al menos estos muchachos intentan poner la tecnología a favor de la naturaleza y el hombre, aunque lo paguen por ahora, que apenas están comenzando, los ricos. Saludos!
Laura

Sergio

Estimada Laura
Parece que usted tiene mucho interés en defender a estos muchachos, serà dueña de uno de los negocios donde ellos hicieron su pared verde??
Yo no veo nada malo en lo que están intentando, no veo nada malo en lo que hace ninguno de los emprendedores que se anuncian aquí – pues de esto se trata, uno intenta salir en el Toque sobre todo para anunciar su negocio. La sección del sitio donde aparece se llama “emprendedores” y no “benefactores”.
Lo que veo patético es que todo el mundo en Cuba intente justificar su gana de prosperar con razones humanitarias. Ahora “estos muchachos intentan poner la tecnología a favor de la naturaleza y el hombre” (que palabras tan importantes para definir unos jardineros a la vanguardia, no están descubriendo una nueva vacuna), la peluquera de Pinar del Rio maquilla gratis a las quinceañeras pobres, el que hace jugos en Oriente regala vasos al orfanato local…me parece muy bien muchachos, pero no tengan miedo de decir que están haciendo negocios para vivir mejor !! Si ustedes viven mejor, si más gente cada día vive mejor, a ver si la sociedad cubana se nivela un poco y sale de la barbarie una vez por todas. No intenten justificar sus ideas proyectando soluciones para la sociedad entera. Es claro que sembrar jardines en todas las azoteas y paredes de la Habana es una idea bella y noble y ùtil cuanto irrealizable a corto y medio plazo. Hay cosas más urgentes ahora, no les parece? Pues el primero que se pondría en contra de esto sería yo, si antes no arreglan la ciudad entera, si no le hacen casas a la gente albergada, no arreglan las redes hidráulicas y las cloacas, las calles y los alumbrados y los parques y aéreas verdes, que son un asco. Dejemos a los jardineros verticales hacer su negocio para la gente con dinero sin buscarle más razones de las que tienen (prosperar sin cometer crímenes contra la humanidad o el medio ambiente), dejemos a los emprendedores cubanos desarrollar su talento sin tener que darle un toque de socialismo y sustentabilidad a todo lo que hacen. Basta ya de tanto sentido de culpabilidad. No son misioneros.
Sergio

René

Bloqueo “a ultranza” a todo lo nuevo…no veo otro modo de calificar comentarios con saña vertidos en este sitio. El asunto no es si se enriquecen los diseñadores o de si Laura es una de las promotoras. Tengo la sensación de que bajo las máscaras de Sergio y de Mayito subyace la misma intención aunque sea enfoques diferentes. Sabemos las dificultades por las que transita el país, pero ello no es óbice para tratar de “bloquear” cualquier idea novedosa sea cual sea. Es más crean caldo de cultivo para irreflexivas acciones de posibles decisores. Sergio Ud. no es Dios para decidir qué escribir o no en el sitio. Dejémosle ese trabajo a los promotores del blog. Y si creo que este trabajo a pesar de los costos en que se incurren, sí es sustentable y amigable con el entorno…el regadío de grandes áreas de cultivos utiliza tecnología para ello…no es el caso de Angkor Bat o Xochimilco…les pido que antes de verter criterios se documenten…y ojalá haya espacio para todos en el pastel.

NEO

Lo que si es encomiable es la voluntad de sacar adelante su emprendimiento…. el que quiera pagarlo… adelante. Creo que el mercado objetivo podrían ser las nuevas edificaciones que se están construyendo y rehabilitando… proyectos de gran envergadura … mencionaba el Packard, pero hay decenas de proyectos de Hoteles en Cuba en los que se está promoviendo esta manera de hacer jardinería. Éxitos colegas !!!
NEO
René

ABELARDO MENA

Interesado en conectar con ARBBIO para trabajo en casa privada. Abelardo [email protected]

Kristen MacQueen

?Abelardo, por fin has podido obtener los contactos de ellos? Yo también los estaba buscando desde hace rato, no entiendo porque ninguno de los articulos aqui incluyen una referencia de contacto para ellos realmente. Tu vecina desde los días del Barrio Obrero! Puedes responderme por Facebook o contactar con Abel, por si acaso, si sabes como los podemos contactar. Vi esto el año pasado X varios fuentes, pero no sabia X donde localizarlos pues solo decia Cayo Hueso…. Me parece genial la idea.
Kristen MacQueen
ABELARDO MENA

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Jardines verticales en La Habana

Foto: cortesía del entrevistado

Jardines verticales en La Habana

Como puntos verdes de referencia en la ciudad se extenderían los jardines verticales que hoy son tan solo una idea, romántica por demás. Una idea que nace de la necesidad de ofrecer alternativas viables, ecológicas y sostenibles en el escenario actual de la arquitectura cubana.

Arbio —de vida, árbol, arquitectura— tiene esa idea.

Sus fundadores, Alejandra Pino y Raydel García crearon desde hace un año este emprendimiento dedicado a la jardinería vertical, un área muy específica y novedosa en el país. Parten del principio de no diseñar quiméricamente, sino diseñar para construir. Según los dos arquitectos, la especialización garantiza un alto nivel de excelencia y calidad, realmente necesario en el área de la construcción en Cuba.

Empezar con los jardines verticales fue una decisión práctica: la tecnología y sus suministros (perfilería de aluminio, fieltros, materiales hidrófugos, goteros, tuberías de agua) son más accesibles. Pero como aclara Alejandra, es solo un punto de partida hasta llegar a techos, terrazas verdes y otras soluciones que, además de influir en la estética urbana, logre beneficiar ecológicamente a la ciudad.

“El tema de la impermeabilización no está bien pensado —cuenta Alejandra—. Tú subes a un edificio alto y ves todas las azoteas cubiertas con la manta negra en un país donde hay tanto sol. Es absurdo. Por eso la ciudad, el país, precisa de sistemas que ayuden a mejorarlo todo. No solo impermeabilizar, el clima también es importante”.

Ajardinar paredes disminuye en 5 grados Celsius la temperatura interior de un edificio. Y en caso de que la habitación esté climatizada, ayuda a disminuir el gasto energético.

Por ser tan novedoso, uno pudiera preguntarse cómo funciona (y si en efecto existe) el mercado de la jardinería vertical en Cuba. Pero Alejandra y Raydel no creen que ello constituya un problema. Clientes tienen, aun cuando su producto es de élite.

“Yo sé que hubiera ganado más dinero y más rápido si hubiese sido otro negocio —comenta Alejandra–. Pero este es el negocio que queríamos hacer”.

“Además —dice Raydel— a nosotros nos `tira´ la cosa ecológica, la arquitectura sostenible, si se le quiere poner un adjetivo. Desde el punto de vista espiritual, a los dos nos satisface mucho”.

Sucede también que la empresa depende en gran medida del desarrollo del sector cuentapropista: bares, restaurantes y hostales son hasta ahora las edificaciones que permiten intervenir a partir de las escalas mínimas (de 25 a 40 metros cuadrados).

“Un proyecto comienza a ser interesante a partir de los cien metros cuadrados”, explica Raydel. Con tal escala, la intervención se trasladaría a edificios o espacios públicos, para lo que Arbio se encuentra legalmente capacitado.

Los jardines verticales, mientras más grandes sean más beneficios traen. Salvo por la humedad que puede provocar con el tiempo, ayudan a purificar la ciudad gracias a la cantidad de oxígeno que generan y la cantidad de metales pesados que recogen: un metro cuadrado absorbe 130 gramos de estos metales y produce a su vez el oxígeno que una persona consume en un año. Asimismo, reduce en diez decibles la contaminación acústica del exterior.

Por todo ello Raydel aspira a que los jardines verticales y terrazas verdes se incorporen dentro de las regulaciones urbanísticas, al menos en la capital. “Hay países como Japón, Finlandia o Argentina donde, si vas a ejecutar un edificio nuevo, debes tener un porcentaje de superficie ajardinada. Aquí, en Centro Habana o La Habana Vieja se necesita muchísimo”.

La desventaja quizás esté en el mantenimiento mensual que requiere el jardín, por el uso del sistema de recirculación del agua. En un inicio Alejandra y Raydel pensaban prescindir del mismo, hasta que comprendieron que no tendría mucha lógica en una ciudad donde el agua es un recurso altamente valorado. Por ello, durante los primeros tres meses el mantenimiento se incluye en el precio inicial. A partir de entonces, se ofrece como un servicio independiente.

Sucede también que, de las 100 plantas probadas en el mundo para este tipo de jardinería, ellos lograron localizar solo un tercio en las áreas comercializables de La Habana: los viveros. “Allí —explica Raydel— solo reproducen las plantas más resistentes y las que más rápido se desarrollan. Y luego te encuentras diez plantas cuando mucho. No existe una variedad con la que uno pueda contar”.

Aunque la denominación pudiera parecer simple, el concepto de jardín vertical no abarca solo sembrar plantas sobre ese eje; sino crear, de alguna forma, ecosistemas en armonía con su entorno y según la orientación del edificio (condiciones climatológicas, distancia del mar, etc.). Crear jardines, como dice Alejandra, que logren encontrar solos su propio equilibrio.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64 CUP
1 MLC70 CUP
-3
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Laura

Difiero respecto a que estos jardines con el tiempo provocan humedad. Conozco el trabajo de estos arquitectos y el sistema que implementan está separado de las paredes por perfiles metálicos y un sustrato (no es invención suya, está probado internacionalmente), lo cual evita en su totalidad la humedad en las paredes a causa del riego del jardín. Pueden comprobarlo en los jardines que ya han sembrado en Fábrica de Arte Cubano y en Malecón 663, no son un sueño, ya son una realidad. Suerte y éxitos a ARBIO!
Laura

Mayito

Es bueno soñar con los ojos abiertos, y ojalá que este tipo de instalaciones tuviera un futuro en nuestro país, pero temo que tendremos que esperar por lo menos 30 años más…El articulo y el sucesivo comentario olvidan mencionar algunos detalles importantes: se trata de un sistema que requiere el empleo de materiales y aparatos importados (sustrato, bomba de agua, quizàs fertilizantes), y que además depende casi únicamente del suministro eléctrico para la sobrevivencia de las plantas. En un país como Cuba, donde el Estado y sus ciudadanos no tienen mente ni recursos ni siquiera para el cuidado del verde urbano más básico, este tipo de jardines se va a quedar como algo extremadamente elitista. Además los precios por metro cuadrado son muy elevados, no por gusto las locaciones de los jardines mencionados son establecimientos privados DE LUJO, y con plantas eléctricas que se encienden cuando hay apagones…y no solamente en Cuba…quién no recuerda el jardín vertical de la casa de Félix en la novela brasileña de hace unos meses? ¡ Casa de ricos! Igual les deseo suerte, van a necesitar mucha suerte.

NEO

Existen muchas maneras de hacer un jardín vertical. Y no necesariamente con ese grandilocuente despliegue de recursos. Elitista es un apalabra muy FUERTE, y no creo que sea el caso. Si algo tenía el “Félix” el de la novela, era buen gusto, a diferencia de su madre. El riego puede hacerse por goteo, y creeme, está al alcance de todos, internet está lleno de ideas novedosas de como hacerlo Bueno, Bonito y Barato …..en este país, lo que falta no es dinero…. sino voluntad… aquí hay muchisima gente que tiene dinero… y vive como aborigen. En nuestras obras hoteleras también se está utilizando la jardinería vertical y en cubiertas. En el Hotel Packard (aún no finalizado) se está empleando. AQUÍ LES DEJO EJEMPLOS PARA QUE VEAN LO ACCESIBLE QUE SON LOS JARDINES VERTICALES https://bit.ly/2IL7wKm
NEO
Mayito

Mayito

Es bueno soñar con los ojos abiertos, y ojalá que este tipo de instalaciones tuviera un futuro en nuestro país, pero temo que tendremos que esperar por lo menos 30 años más….El articulo y el sucesivo comentario olvidan mencionar algunos detalles importantes: se trata de un sistema que requiere el empleo de materiales y aparatos importados (sustrato, bomba de agua y fertilizantes), y que además depende casi únicamente del suministro eléctrico para la sobrevivencia de las plantas. En un país como Cuba, donde el Estado y sus ciudadanos no tienen mente ni recursos ni siquiera para el cuidado del verde urbano más básico, este tipo de jardines se va a quedar como algo extremadamente elitista. Además los precios por metro cuadrado son muy elevados, no por gusto las locaciones de los jardines mencionados son establecimientos privados DE LUJO, y con plantas eléctricas que se encienden cuando hay apagones…y no solamente en Cuba…quién no recuerda el jardín vertical de la casa de Félix en la novela brasileña de hace unos meses? ¡ Casa de ricos! Igual les deseo suerte, van a necesitar mucha suerte.
Mayito

Osvaldo Galup

Mayito independiente de los recursos necesarios para el desarrollo de estos jardines creo oportuno señalar que tanto esta opción como cualquier otra (mismo tipo de jardín pero artificiales) aun no están al alcance de la mayoría, como tampoco lo están la tecnología que se utiliza en obras para el turismo y se ejecutan con los “ojos abiertos”. Debemos negar estas? Por lo menos es una opción desarrollada por arquitectos cubanos sin los artificios de mal gusto que abundan en nuestras obras. Gracias.
Osvaldo Galup

Laura

Hola, repito que conozco el trabajo de Arbio, lo expusieron y explicaron a quien le interesara en un evento de Cuba Emprende y se puede ver en FAC o en Malecón 663, pues los dueños de este hostal son muy amables con todos. Entonces, aclaro algunos cositas: solo el sustrato (que es un textil) no es cubano, el resto se compra aquí, pues el fertilizante es fabricado en Cuba con productos naturales, el programador automático también se hace en el Oriente de Cuba…… Quizás eso faltó en la entrevista, estos muchachos arquitectos abogan por que el capital quede en Cuba, pues trabajan de conjunto con otros cuentapropistas o emprendedores cubanos que viven en Cuba. En cuanto a lo del verde urbano, creo que más que falta de recursos para mantenerlo es la carencia del sentido común de las instituciones que atienden ese tema el que “desertifica” nuestros parques y parterres, poniendo muchas veces a la tecnología (dígase conexiones eléctricas, etc) por encima de la naturaleza y el hombre. Al menos estos muchachos intentan poner la tecnología a favor de la naturaleza y el hombre, aunque lo paguen por ahora, que apenas están comenzando, los ricos. Saludos!
Laura

Sergio

Estimada Laura
Parece que usted tiene mucho interés en defender a estos muchachos, serà dueña de uno de los negocios donde ellos hicieron su pared verde??
Yo no veo nada malo en lo que están intentando, no veo nada malo en lo que hace ninguno de los emprendedores que se anuncian aquí – pues de esto se trata, uno intenta salir en el Toque sobre todo para anunciar su negocio. La sección del sitio donde aparece se llama “emprendedores” y no “benefactores”.
Lo que veo patético es que todo el mundo en Cuba intente justificar su gana de prosperar con razones humanitarias. Ahora “estos muchachos intentan poner la tecnología a favor de la naturaleza y el hombre” (que palabras tan importantes para definir unos jardineros a la vanguardia, no están descubriendo una nueva vacuna), la peluquera de Pinar del Rio maquilla gratis a las quinceañeras pobres, el que hace jugos en Oriente regala vasos al orfanato local…me parece muy bien muchachos, pero no tengan miedo de decir que están haciendo negocios para vivir mejor !! Si ustedes viven mejor, si más gente cada día vive mejor, a ver si la sociedad cubana se nivela un poco y sale de la barbarie una vez por todas. No intenten justificar sus ideas proyectando soluciones para la sociedad entera. Es claro que sembrar jardines en todas las azoteas y paredes de la Habana es una idea bella y noble y ùtil cuanto irrealizable a corto y medio plazo. Hay cosas más urgentes ahora, no les parece? Pues el primero que se pondría en contra de esto sería yo, si antes no arreglan la ciudad entera, si no le hacen casas a la gente albergada, no arreglan las redes hidráulicas y las cloacas, las calles y los alumbrados y los parques y aéreas verdes, que son un asco. Dejemos a los jardineros verticales hacer su negocio para la gente con dinero sin buscarle más razones de las que tienen (prosperar sin cometer crímenes contra la humanidad o el medio ambiente), dejemos a los emprendedores cubanos desarrollar su talento sin tener que darle un toque de socialismo y sustentabilidad a todo lo que hacen. Basta ya de tanto sentido de culpabilidad. No son misioneros.
Sergio

René

Bloqueo “a ultranza” a todo lo nuevo…no veo otro modo de calificar comentarios con saña vertidos en este sitio. El asunto no es si se enriquecen los diseñadores o de si Laura es una de las promotoras. Tengo la sensación de que bajo las máscaras de Sergio y de Mayito subyace la misma intención aunque sea enfoques diferentes. Sabemos las dificultades por las que transita el país, pero ello no es óbice para tratar de “bloquear” cualquier idea novedosa sea cual sea. Es más crean caldo de cultivo para irreflexivas acciones de posibles decisores. Sergio Ud. no es Dios para decidir qué escribir o no en el sitio. Dejémosle ese trabajo a los promotores del blog. Y si creo que este trabajo a pesar de los costos en que se incurren, sí es sustentable y amigable con el entorno…el regadío de grandes áreas de cultivos utiliza tecnología para ello…no es el caso de Angkor Bat o Xochimilco…les pido que antes de verter criterios se documenten…y ojalá haya espacio para todos en el pastel.

NEO

Lo que si es encomiable es la voluntad de sacar adelante su emprendimiento…. el que quiera pagarlo… adelante. Creo que el mercado objetivo podrían ser las nuevas edificaciones que se están construyendo y rehabilitando… proyectos de gran envergadura … mencionaba el Packard, pero hay decenas de proyectos de Hoteles en Cuba en los que se está promoviendo esta manera de hacer jardinería. Éxitos colegas !!!
NEO
René

ABELARDO MENA

Interesado en conectar con ARBBIO para trabajo en casa privada. Abelardo [email protected]

Kristen MacQueen

?Abelardo, por fin has podido obtener los contactos de ellos? Yo también los estaba buscando desde hace rato, no entiendo porque ninguno de los articulos aqui incluyen una referencia de contacto para ellos realmente. Tu vecina desde los días del Barrio Obrero! Puedes responderme por Facebook o contactar con Abel, por si acaso, si sabes como los podemos contactar. Vi esto el año pasado X varios fuentes, pero no sabia X donde localizarlos pues solo decia Cayo Hueso…. Me parece genial la idea.
Kristen MacQueen
ABELARDO MENA
boletin_elTOQUE