La educación sexual, una herramienta clave para la salud y tradición de las mujeres drusas

“Si eres una mujer soltera, buscar información y recibir atención es muy difícil”. Ilustración: cortesía de Alberto Mier, CNN

La educación sexual, una herramienta clave para la salud y tradición de las mujeres drusas

3 / mayo / 2024

Poe Alia Chebbab

La educación sexual sigue siendo un tema polémico: mientras que algunas personas creen que es esencial enseñar a los jóvenes sobre sexo y sexualidad en las escuelas, otros argumentan que es inapropiado y debe dejarse a los padres para discutir con sus hijos. Tener “la charla” puede ser incómodo y vergonzoso, y se vuelve un desafío si se es parte de una comunidad pequeña y unida como la de los drusos, uno de los principales grupos religiosos en el Levante.

Hay poco más de un millón de personas drusas en todo el mundo. Principalmente viven en Siria, Líbano, Israel, Jordania y Palestina, con comunidades en EE. UU., Canadá, Europa y América Latina.

“Somos bastante una comunidad donde si escucho el apellido de alguien, podré ubicarlo: de qué país es, quién es su familia, quiénes son sus parientes”, dice Deena Naime, una drusa nacida y criada en EE. UU. “Y creo que eso es muy importante porque cuando vienes de una comunidad así, también afecta mucho otras cosas como la sexualidad, la identidad sexual y la educación sexual.”

Ser parte de una comunidad donde todos se conocen hace que las discusiones sobre estos temas sean difíciles. Deena dice: “Cualquier cosa que quieras saber o necesites saber, o necesites expresar y compartir, la mayoría de las veces no puede ser sin el lujo del anonimato. El anonimato es muy importante. Debe haber una gran cantidad de confianza para tener estas conversaciones. Esa confianza generalmente sucede entre mujeres, cuando empiezan a tener ciertas conversaciones. Pero en nuestra comunidad no siempre es posible porque a menudo hay un miembro de la familia presente”.

Los drusos son un grupo religioso y étnico pequeño con una rica historia y patrimonio cultural. Originarios de Egipto, su fe se puede rastrear hasta el siglo XI y fue influenciada por muchas fuentes religiosas, incluido el Corán, las Escrituras cristianas y judías, y la filosofía griega. Desde entonces han evolucionado hasta convertirse en un grupo único arraigado en tradiciones y un fuerte sentido de comunidad. Sus creencias son preservadas herméticamente de las personas externas.

Noor Jaber es un experto en salud pública druso que vive en el Líbano, donde se considera inapropiado impartir educación sexual en las escuelas. Foto: cortesía de NAWAT Health

“La comunidad drusa es muy unida. Naces en la comunidad. Si alguien quisiera convertirse, no podría. Eso en parte explica por qué somos un grupo tan pequeño. También proviene de un trasfondo de persecución. Y, debido a eso, tenemos una especie de identidad secreta”, explica Deena.

“La educación sexual no se habla”

Aunque la comunidad drusa tiene una consideración igualitaria para hombres y mujeres en cosas como matrimonio, divorcio y herencia, sus opiniones sobre los cuerpos y la sexualidad de las mujeres son conservadoras y están caracterizadas por un modo de vida tradicional. Sin embargo, varía por generación y el país donde viven.

“Somos bastante una comunidad basada en el honor. Y una de las formas en que experimentamos el honor es a través de lo que llamaré pureza o inocencia femenina: en teoría, se espera que las chicas en nuestra comunidad sean vírgenes hasta que se casen”, dice Deena. “Pero esa es una creencia anticuada. No es algo que sea cierto para las generaciones más jóvenes ni de manera uniforme. Es muy similar, nuevamente, a otras comunidades religiosas en ese sentido: es una idea, pero realmente no se legitima, la gente no la sigue realmente”.

“De educación sexual no se habla. Se espera que las chicas lo averigüen en el camino. Mi experiencia es diferente porque fui criada y educada en Estados Unidos. Como la mayoría de las chicas drusas en la diáspora, mi educación sobre bienestar sexual y salud provino de la escuela”.

Para Noor Jaber fue diferente. Ella es una experta en salud pública drusa que vive en Líbano, donde se considera inapropiado tener educación sexual en las escuelas. Aunque hubo un intento de introducir un programa integral para niños de 12 a 14 años en 1995, fue retirado tras críticas de varios grupos políticos y religiosos.

“Hay varios programas que funcionan de manera errática, pero nada es hecho por el Estado. Mis padres saben la importancia de la educación en salud sexual, y mi madre me educó sobre el sexo y la menstruación”, dice. “Pero encuentro que muchas chicas jóvenes en mi comunidad, cuando llegan a la pubertad, no tienen idea de este fenómeno fisiológico básico por el que pasan cada mes”.

El impacto en la salud de las mujeres

“Hay muchos desafíos asociados con la salud sexual y reproductiva de una mujer, especialmente si no está relacionada con el matrimonio y la reproducción”, explica Noor. “Es un tabú. Temas como la endometriosis, por ejemplo. Si eres una mujer soltera, es muy difícil buscar información y obtener atención. Sin un espacio seguro para poder discutir y hacer preguntas, las mujeres temen que puedan ser avergonzadas o culpadas por hablar de salud sexual”.

NAWAT apoya a niñas y mujeres jóvenes para que accedan a información y puedan tomar decisiones informadas sobre sus cuerpos, sexualidad y relaciones. Foto: cortesía de NAWAT Health

Noor comparte su experiencia personal para destacar lo difícil que puede ser. “Como experta en salud, sé que aunque no esté casada o no esté involucrada en actividad sexual debo hacerme un chequeo anual con un ginecólogo. Solía asustarme. La primera pregunta de la asistente del médico sería: ‘¿Estás casada?’ Luego yo pensaría: ¿qué debería decirle? Independientemente de lo que le diga, ella no debería estar haciendo esta pregunta para ver si puedo o no acceder a este servicio. Y el hecho de que sea de la comunidad le da una presión extra: si me abro, ella va a hablar. No confías en ellos, no hay confidencialidad. Y esto siendo una persona que recibió educación. Otras mujeres ni siquiera intentarían acceder al servicio”.

“La falta de una educación sexual integral puede crear muchos problemas de salud mental. Impacta en tu imagen corporal y la forma en que tomas decisiones específicas sobre tu cuerpo”, explica. “Cuando se casan, muchas mujeres sufren de vaginismo porque tienen mucho miedo de su primera experiencia sexual. Sus cuerpos comienzan a tener esas respuestas involuntarias, siendo una experiencia traumática, y sienten que no tienen derecho a disfrutar realmente, porque es ‘haram’ o vergonzoso.”

“Las mujeres no están al tanto de señales peligrosas y no buscan apoyo o atención que podría prevenir muchos problemas, como el cáncer de mama o de ovario. El hecho de que no hablemos sobre eso hace que puedan ser diagnosticadas en una etapa muy avanzada, cuando es demasiado tarde para intervenir”.

Rompiendo el silencio alrededor de la sexualidad y la salud

El internet ha jugado un papel significativo en la educación sexual de los jóvenes drusos. Para Noor, es una oportunidad para crear un espacio seguro para las chicas jóvenes y mujeres.

Deseando hacer un cambio y romper el estigma alrededor de la salud sexual, Noor creó NAWAT para apoyar a las chicas jóvenes y mujeres en su comunidad para que accedan a información y puedan tomar decisiones informadas sobre sus cuerpos, sexualidad y relaciones. Una plataforma digital tanto en inglés como en árabe que ofrece cursos educativos sobre salud sexual y reproductiva y conecta a las mujeres con expertos de manera anónima y confidencial.

Una plataforma digital tanto en inglés como en árabe ofrece cursos educativos con expertos de forma anónima y confidencial. Foto: cortesía de NAWAT Health

“Quiero cambiar el discurso sobre la educación sexual y hacer que sea una sexualidad positiva. El placer es la motivación más importante para tener sexo. Pero muchos de nosotros hemos aprendido sobre sexo y nuestra sexualidad a través de mensajes negativos que se enfocan en el miedo y la vergüenza. Por lo tanto, aunque la prevención sigue siendo vital, manejar los riesgos asociados con comportamientos sexuales inseguros no es la única forma de hablar sobre sexo. El disfrute del sexo y garantizar la salud y los derechos de las mujeres es importante”.

“También queremos incluir un aspecto holístico, trayendo tanto enfoques médicos tradicionales como alternativos. Por ejemplo, si una mujer tiene endometriosis, necesita comprender cómo funciona su cuerpo y qué la está causando clínicamente. Pero, ¿cómo traemos los aspectos de salud mental para apoyarla en esa travesía? ¿Cómo incorporamos el aspecto físico, como el ejercicio o la nutrición? En lugar de ver la salud sexual y reproductiva como una enfermedad y una cura, se trata más de la calidad general de cómo una mujer la maneja como parte de su vida cotidiana”.

“Las mujeres están creando su propia red de cuidado”

Deena, quien actualmente está trabajando en su tesis doctoral sobre cómo las mujeres cultivan espacios de intimidad y cuidado en comunidades drusas, explica cómo el acceso a espacios seguros en línea está impactando a las generaciones más jóvenes.

“Es algo que está cambiando drásticamente en nuestra comunidad. Las mujeres están muy interesadas en hacer un cambio en términos de educación sexual. Están comenzando estas conversaciones, no solo con sus propios hijos, sino con sus compañeros y sus amigos. También hay muchas conversaciones que están ocurriendo en este momento incluso entre mujeres y hombres, en términos de mujeres abogando por más educación sexual y más conciencia sobre la salud y el bienestar sexuales”.

“Está aumentando con el tiempo. Veo, por ejemplo, la diferencia entre cómo las generaciones mayores de mujeres educaron a sus hijas sobre cosas como la menstruación, en comparación con cómo las mujeres ahora están educando a sus hijas sobre tener su ciclo y lo que eso implica”.

“Eso también es en parte porque la información ahora es más accesible, lo que es muy importante. Estamos en un momento en el que estamos entendiendo la salud sexual de las mujeres de una manera diferente de como lo entendíamos antes. Las personas se están dando cuenta de que el cuerpo femenino es diferente, y eso también se refleja en nuestra comunidad”.

“La educación drusa, tanto en términos de estudios drusos como de educación dentro de la comunidad, realmente está aumentando. Es un momento crucial para la comunidad drusa, donde muchas de estas cosas están surgiendo y la gente está haciendo este trabajo. Es un momento emocionante porque muchos de estos cambios están ocurriendo y es hermoso”.

Esta historia fue publicada originalmente en Nadja (EAU) y es re-publicada dentro del programa de la Red de Periodismo Humano, apoyado por el ICFJ, Centro Internacional para Periodistas.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR310.00 CUP
-10
1 USD300.00 CUP
-5
1 MLC265.00 CUP
-5
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification