eltoque_logo
Los ecos de la Guerra Fría

Los ecos de la Guerra Fría

Algo extraño está ocurriendo en Cuba estos días. El arresto de cuatro ciudadanos cubanos residentes en Miami bajo la acusación de actos de terrorismo ha levantado recuerdos de otra época en la que las diferencias ideológicas se teñían de sangre. En pleno proceso de cambios que tienen lugar en la isla caribeña y durante el segundo mandato del demócrata Barack Obama, todavía aparecen reminiscencias de la Guerra Fría en el conflicto Cuba-Estados Unidos.

El 6 de mayo de 2004 era yo un novato en la universidad que esperaba emocionado la emisión del último capítulo de la serie Friends, ignorante de que un fallo en el sistema energético nacional pronto iba a desencadenar lo que los cubanos recordamos como Revolución Energética. Diez años más tarde, el 6 de mayo de 2014 despertamos con una noticia igual de alarmante, la prensa nacional publicaba una nota del Ministerio del Interior (MININT) en la que informaba cómo cuatro cubanos residentes en Miami habían sido arrestados acusados de intento de terrorismo. La Guerra Fría y sus métodos volvían a nuestra memoria.

Mayo parece ser un mes intenso para los cubanos pero: ¿acaso la violencia no había quedado atrás en los avatares de mi país? Parece que no. La nota precisaba cómo estas personas buscaron métodos para atacar instalaciones militares en la isla contando con el apoyo que desde el exterior le brindaban individuos contrarios al sistema político del país.

El primer cuestionamiento se podría hacer a la veracidad de los hechos expuestos por los medios oficiales, sin embargo, cualquier persona que conozca el proceder gubernamental cubano sabe que si bien el secretismo y los tabúes son recurrentes en la prensa cubana, la publicación de hechos falsos con tamaña trascendencia es impensable.

En décadas pasadas Cuba atravesó períodos donde la oposición a la gestión del Estado se expresaba e impulsaba a través de actos violentos, el más reciente fue en el año 1997 cuando una bomba en un hotel provocó la muerte del turista italiano Fabio di Celmo. Este tipo de métodos, más que fomentar un estado de opinión negativo o sembrar la inseguridad en el país, provocaba el rechazo popular hacia sus perpetradores.

Sin importar la ideología, la táctica violenta era en el 97 y continúa siendo en el 2014 inadecuada.

Si el objetivo de los ataques eran unidades militares, la mayoría de los jóvenes que se encuentran en ellas son prácticamente adolescentes en edad de servicio militar, con familiares pendientes por su bienestar y un futuro entero por delante. Difícilmente cualquier acción violenta que los pueda victimizar va a lograr crear empatía en el pueblo cubano hacia su causa.

Los cuatro forman parte de la comunidad de hijos de esta isla con residencia en Miami, conocida como “cubanoamericanos”. En primer lugar, dicha comunidad no es homogénea sino que está conformada por sectores diversos llegados a Estados Unidos a través de migraciones temporal y generacionalmente diversas. Un sector de dicha comunidad, sigue anclado al pasado y opta por métodos como este: sabotear cualquier intento de acercamiento hacia Cuba, condicionando incluso el interés que ha mostrado el presidente Obama en dicha aproximación. En segundo lugar, aclaro que yo nunca he visto un mexicano-americano o colombiano-americano, “cubanoamericano” es una etiqueta que marca una diferencia inútil, los nacidos en la isla siguen siendo tan cubanos como sus coterráneos. Algo me dice que este capítulo aún se está escribiendo, poco a poco iremos conociendo más detalles de qué hacían estas personas en Cuba. 

Algo sí resulta curioso: que el anuncio de los arrestos se haya producido días más tarde de la inclusión nuevamente de Cuba en la lista de países que apoya el terrorismo. ¿Ironía casual o acto deliberado? Quizás no lo sepamos nunca.

En Cuba se cree que el primer aguacero de mayo brinda suerte a quien se baña en él, el mismo día primero después del desfile por el día de los trabajadores fueron muchos los cubanos que se mojaron, pero esto no parece haber surtido efecto ya que días después nos sorprende esta extraña combinación de terrorismo y rezagos de Guerra Fría que ya creíamos superados.

Espero que de aquí a diez años, el 6 de mayo de 2024, amanezca un día mejor para mi país, sin crisis energéticas ni anuncios de terrorismo que dificulten la vida de mis coterráneos o separen a los cubanos de Cuba, con los que viven fuera de ella. Algo extraño está ocurriendo en Cuba en estos días, quizás en el 2024 ya sabremos de qué se trataba, yo secretamente ansío no tener que esperar tanto.

Harold Cárdenas Lema
En mi tiempo libre administro un blog llamado La Joven Cuba que inicié junto a dos colegas en mi época de profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Matanzas. En el blog puedo escribir sobre muchos temas de la realidad cubana y los cambios que tienen lugar en estos momentos en Cuba.
harold-cardenas-lema

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gregorio

La Guerra Fría en el conflicto Cuba-Estados Unidos, esto es solo una cooproducion entre el ICAC y Hollywood.
Asi que ni te preocupes, ojala no sea un culebro al estilo del hombre de mansopicuo.
Gregorio

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Los ecos de la Guerra Fría

Los ecos de la Guerra Fría

Algo extraño está ocurriendo en Cuba estos días. El arresto de cuatro ciudadanos cubanos residentes en Miami bajo la acusación de actos de terrorismo ha levantado recuerdos de otra época en la que las diferencias ideológicas se teñían de sangre. En pleno proceso de cambios que tienen lugar en la isla caribeña y durante el segundo mandato del demócrata Barack Obama, todavía aparecen reminiscencias de la Guerra Fría en el conflicto Cuba-Estados Unidos.

El 6 de mayo de 2004 era yo un novato en la universidad que esperaba emocionado la emisión del último capítulo de la serie Friends, ignorante de que un fallo en el sistema energético nacional pronto iba a desencadenar lo que los cubanos recordamos como Revolución Energética. Diez años más tarde, el 6 de mayo de 2014 despertamos con una noticia igual de alarmante, la prensa nacional publicaba una nota del Ministerio del Interior (MININT) en la que informaba cómo cuatro cubanos residentes en Miami habían sido arrestados acusados de intento de terrorismo. La Guerra Fría y sus métodos volvían a nuestra memoria.

Mayo parece ser un mes intenso para los cubanos pero: ¿acaso la violencia no había quedado atrás en los avatares de mi país? Parece que no. La nota precisaba cómo estas personas buscaron métodos para atacar instalaciones militares en la isla contando con el apoyo que desde el exterior le brindaban individuos contrarios al sistema político del país.

El primer cuestionamiento se podría hacer a la veracidad de los hechos expuestos por los medios oficiales, sin embargo, cualquier persona que conozca el proceder gubernamental cubano sabe que si bien el secretismo y los tabúes son recurrentes en la prensa cubana, la publicación de hechos falsos con tamaña trascendencia es impensable.

En décadas pasadas Cuba atravesó períodos donde la oposición a la gestión del Estado se expresaba e impulsaba a través de actos violentos, el más reciente fue en el año 1997 cuando una bomba en un hotel provocó la muerte del turista italiano Fabio di Celmo. Este tipo de métodos, más que fomentar un estado de opinión negativo o sembrar la inseguridad en el país, provocaba el rechazo popular hacia sus perpetradores.

Sin importar la ideología, la táctica violenta era en el 97 y continúa siendo en el 2014 inadecuada.

Si el objetivo de los ataques eran unidades militares, la mayoría de los jóvenes que se encuentran en ellas son prácticamente adolescentes en edad de servicio militar, con familiares pendientes por su bienestar y un futuro entero por delante. Difícilmente cualquier acción violenta que los pueda victimizar va a lograr crear empatía en el pueblo cubano hacia su causa.

Los cuatro forman parte de la comunidad de hijos de esta isla con residencia en Miami, conocida como “cubanoamericanos”. En primer lugar, dicha comunidad no es homogénea sino que está conformada por sectores diversos llegados a Estados Unidos a través de migraciones temporal y generacionalmente diversas. Un sector de dicha comunidad, sigue anclado al pasado y opta por métodos como este: sabotear cualquier intento de acercamiento hacia Cuba, condicionando incluso el interés que ha mostrado el presidente Obama en dicha aproximación. En segundo lugar, aclaro que yo nunca he visto un mexicano-americano o colombiano-americano, “cubanoamericano” es una etiqueta que marca una diferencia inútil, los nacidos en la isla siguen siendo tan cubanos como sus coterráneos. Algo me dice que este capítulo aún se está escribiendo, poco a poco iremos conociendo más detalles de qué hacían estas personas en Cuba. 

Algo sí resulta curioso: que el anuncio de los arrestos se haya producido días más tarde de la inclusión nuevamente de Cuba en la lista de países que apoya el terrorismo. ¿Ironía casual o acto deliberado? Quizás no lo sepamos nunca.

En Cuba se cree que el primer aguacero de mayo brinda suerte a quien se baña en él, el mismo día primero después del desfile por el día de los trabajadores fueron muchos los cubanos que se mojaron, pero esto no parece haber surtido efecto ya que días después nos sorprende esta extraña combinación de terrorismo y rezagos de Guerra Fría que ya creíamos superados.

Espero que de aquí a diez años, el 6 de mayo de 2024, amanezca un día mejor para mi país, sin crisis energéticas ni anuncios de terrorismo que dificulten la vida de mis coterráneos o separen a los cubanos de Cuba, con los que viven fuera de ella. Algo extraño está ocurriendo en Cuba en estos días, quizás en el 2024 ya sabremos de qué se trataba, yo secretamente ansío no tener que esperar tanto.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.5 CUP
1 USD64 CUP
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gregorio

La Guerra Fría en el conflicto Cuba-Estados Unidos, esto es solo una cooproducion entre el ICAC y Hollywood.
Asi que ni te preocupes, ojala no sea un culebro al estilo del hombre de mansopicuo.
Gregorio
boletin_elTOQUE