carro, motocicleta, hombre, bandera eeuu

Foto: elTOQUE.

Negociaciones entre Cuba y Estados Unidos. Posibles agendas

16 / diciembre / 2022

Durante los últimos meses hemos sido espectadores de variados gestos y contactos entre las autoridades de Cuba y los Estados Unidos, en franco contraste con lo ocurrido en los cinco años previos.

Demos un rápido repaso a algunos de estos eventos:

En agosto de 2022, el Gobierno cubano solicitó oficialmente ayuda a Washington para enfrentar las tareas de rehabilitación de la zona industrial de Matanzas, luego del siniestro en la Base de Supertanqueros. En el momento se informó que hubo intercambios entre las autoridades, diplomáticos y técnicos de ambos países.

Con posterioridad, a mediados de octubre, el Gobierno de los Estados Unidos ofreció ayuda humanitaria a Cuba luego del paso del huracán Ian por el occidente de la isla.

La ayuda alcanzó los dos millones de dólares. Un monto discreto, si se quiere, pero relevante luego de varios años de batallas retóricas, sanciones, distancias y portazos. El ofrecimiento fue calificado por el Departamento de Estado como «crucial» para llevar socorro de emergencia «al pueblo cubano a través de socios internacionales de confianza (…) por medio de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional»; entidad que ha sido muchas veces acusada por el Gobierno cubano como promotora del «cambio de régimen»; la famosa USAID, por sus siglas en inglés. 

Pocos días después se celebró en el archipiélago la Conferencia Empresarial Cuba-Estados Unidos, en la que participaron una veintena de empresarios norteamericanos, incluidos cinco cubanoamericanos, y el excongresista por el partido demócrata Joe García. El grupo tuvo una agenda que incluyó conferencias sobre variados temas, visitas al Polo Científico y un encuentro protocolar con el presidente cubano.

Entre el 8 y el 10 de noviembre también visitaron Cuba la directora del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, Ur Mendoza Jaddou, y la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Consulares, Rena Bitter.

Se informó entonces que la directora Jaddou discutió con funcionarios cubanos la reanudación de los trámites de reunificación familiar en la Embajada de Estados Unidos; mientras que la secretaria Bitter intercambió sobre otros temas consulares de interés, incluida la reanudación del procesamiento de visas para parientes inmediatos, la preferencia familiar y las visas de diversidad de inmigrante a partir del 4 de enero de 2023 en la sede diplomática y consular en La Habana.

Más tarde, el 15 de noviembre, funcionarios estadounidenses y cubanos se reunieron, igualmente en La Habana, para conversar sobre la implementación de los Acuerdos Migratorios. El encuentro constituye la segunda sesión de su tipo durante 2022, y «refleja el compromiso de ambos países de examinar en forma periódica la implementación de los Acuerdos suscritos entre Estados Unidos y Cuba en 1984, 1994, 1995 y 2017», según un comunicado de prensa de la Oficina del Portavoz del Departamento de Estado.

Al frente de la delegación del país del norte estaba la subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, Emily Mendrala.

Hace apenas unos días ―la pasada semana―, los congresistas demócratas James McGovern (Massachusetts), Mark Pocan (Wisconsin) y Troy Anthony Carter (Luisiana) visitaron Cuba. Intercambiaron con las autoridades y diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, mostraron su apoyo a la normalización de las relaciones bilaterales. Los congresistas declararon, además, querer trabajar junto a sus colegas parlamentarios cubanos «para derribar los muros, tener una relación más madura y constructiva, en beneficio de los pueblos de Cuba y de Estados Unidos». La comitiva también fue recibida por el presidente cubano.

Solamente han sido mencionados, es obvio, los eventos, contactos y visitas anunciados por la prensa, por lo que es probable que los intercambios reales respondan a un número superior.

Ideas centrales y posibles agendas

Luego de las distancias y el silencio de los últimos años, la profusión de contactos, visitas y declaraciones entre ambos países no es fruto del azar o la casualidad.

Los Gobiernos y los Estados hablan y dialogan casi siempre, aun en las peores circunstancias. Lo hacen de manera más reiterada y lo informan cuando consideran que hay intereses que deben ser atendidos, pues poseen más relevancia y más peso que las probables resistencias; cuando los Gobiernos y los Estados ven en la negociación una herramienta efectiva y mutuamente beneficiosa.

O sea, todo indica, a partir de los eventos anteriores y otros que se podrían suponer, que los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos están en pleno proceso negociador, en distintos niveles, y que esos primeros pasos de los que tanto se ha hablado en el pasado han comenzado.

La práctica habitual indica que lo hacen con más interés, intensidad y profundidad que lo informado o lo que somos capaces de ver a partir de lo declarado en los medios de prensa; en especial, porque existen audiencias sensibles o proclives a entorpecer el camino trazado.

Lo anterior tiene toda la lógica si se toman en cuenta la necesidad de avance en distintas materias y el clima de crispación e intolerancia que atraviesa no solo a La Habana, sino a otros enclaves de nacionales cubanos; quienes solo aceptan soluciones radicales e inmediatas propias de las guerras abiertas, a problemas estructurales de décadas. 

La necesidad de diálogo y negociación no solo se desprende de las visitas e intercambios mencionados, que son una consecuencia natural debido al difícil momento que atraviesa el Gobierno de Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, sino también porque Estados Unidos necesita establecer límites verificables y sostenibles a la muy numerosa llegada de cubanos por la frontera mexicana, entre otros avances de alcance más político. O sea, ambos Estados tienen necesidades que resolver o mitigar.

Si se toman en cuenta los intereses de cada país, los temas que han podido estar o eventualmente estarán sobre la mesa podrían ser o girar en torno a:

Para Cuba:

  • Salida de la lista de países patrocinadores del terrorismo.
  • Derogación de los decretos y disposiciones unilaterales estadounidenses sobre diversos temas, en particular los de implicaciones prácticas.
  • Regularizar el envío de remesas bajo mecanismos financieros que simplifiquen y agilicen las transacciones.
  • Eliminación de regulaciones que limitan los viajes de ciudadanos estadounidenses.
  • Regularización de los trabajos de la Embajada y el Consulado en La Habana. Elevar el rango representativo de la misión diplomática a nivel de embajador.
  • Sobre personal y actividades diplomáticas en Estados Unidos.
  • Acuerdos migratorios y de reunificación familiar.
  • Reactivar algunos de los acuerdos bilaterales firmados durante el Gobierno de Obama.
  • Normalización de relaciones entre las federaciones de béisbol de ambos países.
  • Poner fin ―si no ha ocurrido― a las acusaciones derivadas del llamado síndrome de La Habana. (A partir de la falta de evidencias y el silencio informativo que se observa sobre el asunto, es posible que las partes decidieran avanzar proactivamente).
  • Facilidades en el intercambio de bienes, productos y servicios profesionales para cuestiones de carácter humanitario.
  • Permitir inversiones de cubanoamericanos en Cuba, en especial las destinadas a las mipymes, pero también hacia otros sectores y áreas.
  • Evitar, en lo posible, la aplicación de los capítulos III y IV de la Ley Helms-Burton. (Aunque sea un elemento retórico, pues hablamos de una ley, el Gobierno cubano no va a dejar de señalar el asunto, así como otros referidos al embargo).
  • No entorpecer la necesidad de renovación de la generación eléctrica en la isla. 
  • Eliminar la persecución de las compañías exportadoras y transportadoras de combustibles.
  • Ana Belén Montes. (Será liberada el 8 de enero de 2023, y aunque deberá permanecer el resto de su condena en Estados Unidos ―otros cinco años―, se ha informado que padece cáncer de senos). 

Para Estados Unidos:

  • Lograr controles efectivos a los flujos migratorios irregulares.
  • Necesidad de mayor control fronterizo marítimo.
  • Revisar, renovar o actualizar los Acuerdos Migratorios.
  • Repatriación de los cubanos declarados deportables.
  • Intereses políticos, derechos humanos y libertades individuales.
  • Liberación de presos políticos. Listados.
  • Establecimiento de límites constatables a la represión por manifestación, opinión o asociación al margen del Estado.
  • Poner fin a las categorías de desterrados y regulados.
  • Apertura económica y seguridad jurídica.
  • Promover programas de asesoramiento y promoción a las iniciativas privadas y cooperativas.
  • Estados Unidos vería con buenos ojos una mayor e irreversible apertura a la inversión en comercio, comunicaciones, transporte, finanzas. («Empoderar al pueblo cubano»).
  • Reconocimiento formal, legal y real de entidades y organizaciones de la sociedad civil.
  • Asuntos relativos a la Embajada, el Consulado y el personal diplomático en La Habana.
  • Incremento de la seguridad aérea.

O sea, los temas centrales estarían en torno a las cuestiones migratorias, liberación de presos políticos, libertades civiles y políticas, apertura en diversas áreas, límites o eliminación de sanciones, entre otros; pues los contactos diplomáticos rara vez se restringen a los temas informados a los medios de prensa y no es extraordinario que las declaraciones públicas también sean consensuadas.

Uno de los eventos más interesantes de las últimas jornadas, y que al parecer marcará el tono definido por Cuba en sus relaciones con el Gobierno de Biden, inició el 14 de diciembre. En la XX edición de Conversaciones Cuba en la Política Exterior de los Estados Unidos de América, realizada en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) y con traducción simultánea al inglés, el viceministro de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, declaró que Cuba no se opondría a que el Gobierno estadounidense aplique exenciones al embargo, aun cuando sea «con el sueño de socavar a la Revolución». Expresó además que «no impedirán que se impulsen unos sectores en detrimento de otros», al conceder más beneplácito al llamado Carril Dos que persigue igual propósito de subvertir el sistema cubano, pero por vías «blandas» y de incremento en la relación pueblo a pueblo.

Los encuentros y declaraciones, que indican un proceso de reanudación de contactos, de negociaciones a alto nivel y de intencionalidades políticas para un nuevo escenario, es probable que se reiteren, mantengan y profundicen en lo inmediato.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lázaro

No menciona el artículo las restricciones que en materia de Internet existen para los cubanos como parte del bloqueo, antes creo ellos habían hablado de flexibilidad en ese sentido.
Lázaro

Macho Pichuu

La misma flojera de Obama. Bajarse los pantalones y recibir nalgadas. Que asco los socialistas democ-ratas. En que mal momento llegó la porquería de gobierno del heladera chochin. A ver si termina de explotar el tema Hunter, chochin y Biden sa
Macho Pichuu

Salvador

Siempre entendí al partido Repúblicano y al Demócrata, como las dos alas del ave, obligados a trabajar en el interes común de la nación. Supongo que siga siendo la proyección final aunque sus caminos y soluciones divergen. De otra manera no podría entender el camino blando para con su vecino isleño, un juego de roles invariable aunque eso suponga abrirse de patas (aparentemente, aclaración válida). No puedo saber que nos depara el destino, cualquier ayuda para safar el yugo venga de dónde venga. Tal vez la otra forma de salir de ellos, pero será mucho más larga, difícil y en retroceso, porque no cederán aunque prometan villas y castillas, porque de dónde les viene a ellos que se multiplican como la espuma sus ingentes y voluminosas riquezas que ya están diversificando y afianzando tanto en el patio como en el exterior.

Leo Vega

La cuestión no es ahogar al pueblo que es quien sufre las consecuencias de una disputa de más de 60 años con el objetivo de que este desmonte el sistema por cansancio, lo cual no sucede por la obstinación de ver que es al que hacen sufrir como he dicho, y escucha constantemente la culpabilidad de sanciones y restricciones con tal objetivo. No, acercarse y facilitar el acercamiento hubiera facilitado el desmonte, luego de haber copado el ámbito social y económico del cual no se querría desprender el afectado. Ahora, después de tanto forcejeo, todo está destruido y arruinado, el costo para levantar será igual al tiempo perdido y sin mano de obra preparada y joven. Los funcionarios del sistema saben que no funciona, pero no darán su brazo a torcer por el compromiso moral global con el mundo, al que le han asegurado que la culpa es del bloqueo o embargo, justificación casi irrebatible, con la que han convencido a la izquierda mundial.
Leo Vega
Salvador

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR370.00 CUP
1 USD360.00 CUP
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification