Pies descalzos: pasos sanos en el desarrollo infantil

Foto: Rachel Pereda

Pies descalzos: pasos sanos en el desarrollo infantil

10 / noviembre / 2023

A mí me encanta caminar descalza, lo confieso. Es como echar cable a tierra por un rato y recargar energías. Aunque sienta mucho frío en las noches, no soporto taparme los pies; siento que me falta el aire, me da una especie de absurda claustrofobia. Mis pies necesitan sentirse libres, captando todo lo que puedan del mundo exterior.

Los masajes en los pies pueden aliviar dolores incluso en el resto del cuerpo. Al aplicar presión y masajear ciertos puntos en los pies, se puede estimular la liberación de tensiones y promover el flujo sanguíneo, lo que puede aliviar el dolor en áreas distantes.

Entonces, ¿por qué nos empeñamos en ponerles medias a nuestros hijos desde que nacen? ¿Y por qué nos apresuramos en vestirlos con zapatos? Me incluyo en este grupo porque a mí también me tomó tiempo aceptar que mis pequeños caminaran descalzos, especialmente por miedo a que se hicieran daño. 

Quizá es porque tenemos en nuestras cabezas esa vocecita de algún conocido, tía o amiga de la familia que en medio de una conversación afirmaban que el frío entraba por los pies y que ponerles medias a los niños era la única defensa contra la inminente amenaza de un resfriado. 

Como siempre me ha gustado tanto caminar descalza, cuando era niña mi abuela me decía que se me iban a deformar los pies y me contaba la historia de un señor que vivió en su pueblo natal al que le decían «pata de plancha» porque nunca usó zapatos y luego ninguno se ajustaba a sus pies deformados. 

Por supuesto, esas vocecitas todavía resuenan en nuestras cabezas luego de ser madres. Como el instinto protector nos lleva a cuidar en extremo a esos pequeños seres que dependen de nosotras para todo, pues les ponemos medias a nuestros niños para evitar un catarro o que pasen frío en las noches. Incluso en un país tan caluroso como Cuba.

Pero, ¿qué pasaría si te contara que, a pesar de la sabiduría de aquella tía y de las vocecitas en tu cabeza, andar descalzo puede ser maravilloso para el desarrollo infantil?

En la etapa temprana de la vida, los niños son intrépidos exploradores del mundo que los rodea. Cada día es una oportunidad para descubrir más información y adquirir conocimientos. Desde los primeros pasos tambaleantes hasta las carreras llenas de energía en el parque, los pies descalzos de los niños son las antenas que les conectan con un mundo repleto de estímulos sensoriales. 

Lo confieso, al principio también me costaba trabajo sacar de mi cabeza los sermones que escuchamos durante años, para permitir que mis hijos caminaran descalzos. En esos momentos, pensaba en lo libre y feliz que me sentía cuando era niña y corría descalza por el patio, con los pies sucios y el alma alegre.

Los pies son más que simples herramientas para caminar; son la clave para desbloquear un vasto mundo de experiencias y aprendizaje. Caminar descalzos no solo es un placer simple, sino también una fuente de enriquecimiento sensorial y una vía para fomentar la conexión con la naturaleza y el mundo que nos rodea.

Beneficios físicos de andar descalzo

Andar descalzo es una de las maneras más naturales para que los niños desarrollen su fuerza y coordinación motora. Los pies de los niños son una maravilla de biomecánica en constante evolución. Al permitirles moverse libremente sin zapatos, se ejercitan de manera natural, lo que promueve un desarrollo muscular más completo. 

Incluso desde pequeños, cuando descubren sus pies mientras se los llevan a la boca o juegan con ellos, los bebés están desarrollando habilidades motoras finas y gruesas. Están fortaleciendo los músculos de las piernas y los pies, lo que es fundamental para futuras actividades como gatear y caminar.

El juego temprano con los pies es mucho más que una simple acción; es una parte fundamental del desarrollo infantil. Los bebés exploran, aprenden y se conectan con su propio cuerpo y el mundo que los rodea a través de la interacción con sus pies, lo que sienta las bases para su crecimiento y desarrollo futuros.

Llega la hora de los primeros pasos, la angustia de los padres ante las caídas, las preocupaciones, los miedos. Entonces les ponemos medias porque el piso está muy frío, o zapatos porque lucen lindos. Y ahí van los niños, como pequeños robots que resbalan por culpa de las medias, caminan más torpe, pierden el equilibrio, los zapatos les aprietan, el llanto, la angustia. Nos cuesta aceptar que lo más simple muchas veces es lo mejor. 

Caminar descalzo fomenta una mayor amplitud de movimiento. Los niños pueden estirar, flexionar y mover sus pies de manera más amplia, lo cual resulta fundamental para fortalecer los músculos y articulaciones de sus extremidades inferiores. Esta actividad natural, que no está limitada por la estructura de los zapatos, contribuye significativamente al desarrollo de una base sólida para la fuerza y la coordinación.

Además, al permitir que los niños se muevan sin restricciones, se estimula el desarrollo de su equilibrio y coordinación motora. El contacto directo con diferentes superficies les enseña a adaptarse y a equilibrarse de manera eficiente. Esta práctica es esencial para el desarrollo de habilidades motoras básicas como correr, saltar y mantener el equilibrio, aspectos fundamentales para el desarrollo infantil.

Estimulación sensorial

Cuando Daniel nació, en plena pandemia, la única salida que teníamos permitida era a una finca en las afueras de Santiago de las Vegas. Apenas llegábamos, él se quitaba los zapatos y comenzaba la diversión. Allí corría descalzo, feliz, con los pies llenos de tierra y una sonrisa en los labios.

A través de sus pies descubría el mundo. De este modo, aprendió que la tierra cuando está mojada es más suave, que las piedras son duras y que las hierbas hacen cosquillas, como él mismo nos contaba sorprendido con cada hallazgo.

Los pies desnudos de los niños son, en muchos sentidos, sus primeros y principales sensores del mundo que los rodea. Al caminar descalzos, no solo experimentan la libertad de movimiento, sino que también se convierten en exploradores sensoriales. Sus pies se convierten en antenas que recopilan una riqueza de información sobre el entorno que los rodea.

La estimulación sensorial comienza con la textura del suelo bajo sus pies. Los niños sienten cada imperfección, desde la suavidad de la hierba hasta la rugosidad de las rocas o la suavidad de la arena. La variedad de texturas no solo es fascinante para ellos, sino que también les proporciona información importante sobre la naturaleza de la superficie en la que se encuentran. Aprender a diferenciar entre superficies rugosas y suaves es un proceso que puede influir en su seguridad y toma de decisiones a medida que exploran el mundo.

Foto: Rachel Pereda

La temperatura juega un papel crucial en la estimulación sensorial. Los niños pueden sentir el calor del sol en el pavimento o la frescura del césped en una mañana de rocío. La sensación de temperatura les ayuda a comprender la variabilidad de su entorno y cómo adaptarse a ella.

La firmeza o la suavidad de la superficie es otro aspecto clave. Los pies desnudos detectan si están caminando sobre una superficie dura como el concreto o una superficie más blanda como la tierra. Esta información influye en su equilibrio y en la forma en que ajustan su paso.

Toda la información sensorial es procesada por el cerebro de los niños y se convierte en parte de su comprensión del mundo. Aprenden a ajustar sus movimientos de acuerdo con las señales que reciben a través de sus pies, lo que contribuye a su coordinación y habilidades motoras. Además, la conexión con el suelo fomenta su comprensión de la relación entre su cuerpo y el mundo que los rodea, lo que es imprescindible para su desarrollo cognitivo y emocional.

Beneficios cognitivos de caminar descalzo y la conexión con la naturaleza

Emma adora caminar descalza en el patio. Aunque conozco la importancia de dejarla descalza, igual me da miedo muchas veces que pise alguna piedra dura o se lastime. Pero ella se ríe feliz y luego me enseña los pies sucios como símbolo de victoria. 

La experiencia de caminar descalzos es mucho más que un simple contacto físico con el mundo. Se convierte en un viaje sensorial que puede estimular la curiosidad y el pensamiento creativo en los niños de maneras sorprendentes.

La estimulación sensorial que experimentan al estar sin zapatos actúa como un disparador para su curiosidad innata. A medida que sienten la textura, la temperatura y la firmeza del suelo bajo sus pies, comienzan a hacer preguntas. ¿Por qué esta superficie es tan suave? ¿Por qué esta otra es tan áspera? La curiosidad activa los mecanismos de aprendizaje y exploración, lo que, a su vez, fomenta su desarrollo cognitivo.

La conexión con la naturaleza que se experimenta al caminar descalzo también despierta un pensamiento creativo en los niños. El entorno, con sus texturas y elementos diversos, se convierte en una fuente inagotable de inspiración. 

Los niños pueden encontrarse examinando hojas, piedras, arena y otros elementos naturales con una perspicacia que solo la experiencia de caminar descalzo puede proporcionar. Esta conexión más profunda con el mundo que los rodea estimula su creatividad, ya que ven oportunidades para jugar, explorar y crear de maneras que quizá no habrían considerado con zapatos.

Además, caminar descalzos en la naturaleza a menudo les brinda la oportunidad de vivir experiencias sensoriales únicas. Desde la sensación de la tierra húmeda bajo los pies después de la lluvia hasta la caricia de la arena en la playa, estas experiencias profundizan su comprensión del mundo y fomentan un pensamiento creativo. Las preguntas que surgen, ¿cómo funciona esto? ¿qué pasaría si…?, impulsan su desarrollo cognitivo y su capacidad de resolución de problemas.

La conexión física también puede inspirar un respeto y aprecio genuino por el mundo natural, lo que a su vez les ayuda a desarrollar un sentido de responsabilidad hacia la conservación del planeta. De esta forma también se logra una conexión emocional, ya que los niños se sienten parte de su entorno, en lugar de simples observadores.

Fomentar la autonomía y la confianza

Permitir que nuestros hijos caminen descalzos no solo les brinda la oportunidad de explorar el mundo a través de sus pies, sino que también les permite tomar decisiones independientes y asumir la responsabilidad de sus actos. Este ejercicio simple, pero significativo, puede ser una poderosa forma de fomentar su autonomía y autoconfianza, habilidades fundamentales para su desarrollo.

De igual modo, siempre tenemos que estar pendientes mientras caminan descalzos, especialmente en entornos al aire libre. El cuidado garantiza su seguridad y previene posibles lesiones. Antes de permitir que se quiten los zapatos, debemos verificar que la superficie esté libre de objetos afilados o peligrosos, como vidrios rotos o piedras puntiagudas.

Luego de caminar descalzos, es importante lavar y secar adecuadamente los pies de los niños. Esto ayuda a mantener una buena higiene y evita problemas de salud, mientras los pequeños disfrutan de ese contacto directo con el entorno.

Cuando permitimos que nuestros hijos decidan cuándo y dónde quieren caminar descalzos, les ofrecemos un espacio para que se sientan independientes. Los pequeños exploradores se convierten en los directores de su propia aventura. Tienen la libertad de elegir si quieren sentir la arena bajo sus pies en la playa, la hierba fresca en el parque o la tierra suave en el jardín de casa. La elección les brinda un sentido de control sobre sus acciones y decisiones.

El sentido de responsabilidad y la confianza en sí mismos son habilidades transferibles que los niños pueden llevar a otras áreas de sus vidas a medida que crecen. Aprenden a tomar decisiones, a asumir las consecuencias de sus acciones y a confiar en su capacidad para hacer lo que se propongan. Estos son pilares fundamentales para su desarrollo social y emocional.

Además, cuando caminan descalzos, a menudo deben enfrentar desafíos y tomar decisiones sobre cómo lidiar con diferentes superficies y situaciones. El proceso de resolución de problemas fortalece aún más su confianza y capacidad para enfrentar desafíos en la vida cotidiana.

A continuación, les propongo una serie de actividades que pueden realizar dentro de casa, en un jardín o en otro espacio exterior: 

Caja de texturas: Llena cajas o recipientes con diferentes materiales, arena, arroz, hojas secas, conchas y algodón. Invita a tus hijos a explorar los materiales con los pies descalzos, sintiendo las variadas texturas. Pueden hacer juegos de búsqueda o simplemente disfrutar de la experiencia sensorial.

Huella sensorial: Prepara un área con barro, pintura no tóxica o arcilla en una bandeja grande. Los niños pueden crear huellas de pies y manos en papel o cartulina para ver y tocar. Esta actividad es una excelente manera de explorar texturas y colores.

Juego de equilibrio: Crea un camino de equilibrio en el suelo con cojines, almohadas o pedazos de tela. Invita a tus hijos a caminar descalzos por este camino, lo que les permitirá practicar su equilibrio y sentir diferentes superficies bajo sus pies.

Carrera de obstáculos en casa: Diseña una carrera de obstáculos en el jardín o dentro de casa utilizando almohadas, mantas y otros objetos suaves. Los niños pueden correr descalzos sobre las superficies para una experiencia táctil única.

Búsqueda del tesoro sensorial: Organiza una búsqueda del tesoro en casa con objetos que tengan diferentes texturas, como una concha suave, una piedra rugosa, una pluma. Los niños pueden buscar los objetos y tocarlos para experimentar las distintas sensaciones táctiles.

Caminata en el parque: Si tienes la oportunidad, lleva a tus hijos a un parque natural o un bosque y anímalos a caminar descalzos en la hierba. Explora juntos la diversidad de texturas que encontrarán, desde la hierba suave hasta la tierra y las hojas secas. Pueden jugar a identificar diferentes sensaciones bajo sus pies.

Si tienes un bebé en casa, también puedes hacer actividades con los pies que son especialmente adecuadas para niñas y niños pequeños:

Pataditas en el aire: Para los bebés más pequeños, tumbados boca arriba, levanta sus piernas y deja que den pataditas en el aire. Esto ayuda a fortalecer los músculos de las piernas y fomenta el control motor.

Juego de cosquillas: Los juegos de cosquillas en los pies son una excelente manera de hacer reír a los bebés y fomentar la interacción. ¡No hay risa más contagiosa que la de un bebé!

Masajes en los pies: Dar masajes suaves en los pies de los bebés no solo es relajante, sino que también promueve la conciencia corporal y el contacto físico. Aunque debo confesar que los masajes en los pies también son una actividad muy buena con sus hijos a medida que crecen. En casa tenemos alguna que otra tarde de spa improvisado en la sala. 

Descubriendo texturas: Coloca diferentes texturas suaves y seguras en el suelo, como una manta suave o papel arrugado, y anima al bebé a tocar y a explorar con los pies.

Pintura de pies: Con pintura no tóxica, los niños pequeños pueden hacer huellas de pies en un papel grande, lo que les permite experimentar con colores y texturas.

Juegos de agarre: Coloca pequeños juguetes atractivos al alcance de los pies de tu bebé. Esto fomenta la coordinación mano-ojo y la capacidad de agarrar objetos con los pies.

Caminata sensorial: A medida que los bebés comienzan a dar sus primeros pasos, puedes permitirles caminar descalzos en áreas seguras con texturas variadas, como alfombras suaves y superficies de madera.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Annie Delgado Neto

Muy bueno tu artículo! 👏👏👏 Leyéndolo recordé la reacción de mi hijo al ponerlo por primera vez sobre la arena de la playa.....sin palabras!🤦🏼‍♀️ Esa es la superficie que menos le gusta a los niños....hasta que se acostumbran.🤭🏖️ 😘😘😘😘
Annie Delgado Neto

Ketty

Me encantó!!! Perfecto para que otras madres sigan las instrucciones!!! Cómo médico digo que instruye y enseña de una forma fácil de conocer , comprender y educar!!!! Sigue escribiendo así!!! Vemos por más!!! Bendiciones!!!
Ketty

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR
355.00 CUP
-5
1 USD
340.00 CUP
-10
1 MLC
285.00 CUP
-5
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification