Quiénes son los militantes y funcionarios «prohibidos» según las nuevas regulaciones estadounidenses

Foto: elTOQUE.

Quiénes son los militantes y funcionarios «prohibidos» según las nuevas regulaciones estadounidenses

28 / mayo / 2024

El 28 de mayo de 2024, el Gobierno de Estados Unidos anunció un grupo de medidas que implican un relajamiento de las sanciones contra Cuba. Al anunciarlas, la Administración estadounidense aseguró que el objetivo es «aumentar el apoyo al pueblo cubano», «promover» la libertad de Internet en Cuba, apoyar a los emprendedores privados cubanos independientes y expandir el acceso de cubanos a ciertos servicios financieros.

Sin embargo, la Administración Biden también hizo una salvedad importante al anunciar las nuevas medidas. Insistió en el hecho de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) asociada al Departamento del Tesoro había decidido excluir de la consideración de emprendedores y posibles receptores de los beneficios a los funcionarios cubanos «prohibidos» y a los miembros «prohibidos» del Partido Comunista. La OFAC considera que la medida era necesaria «para asegurar [que esas personas] no se beneficien de las acciones de Estados Unidos destinadas a favorecer a los empresarios del sector privado independiente».

La consideración de funcionarios y militantes «prohibidos» no alcanza a todas las personas que de alguna forma están vinculadas con el Gobierno cubano, el Partido Comunista o a las organizaciones que este controla.

El término prohibited o «prohibido» que utiliza la regulación reduce o limita el número de personas que pueden considerarse militantes o funcionarios públicos cubanos a los efectos de las regulaciones del embargo estadounidense. Los afectados no son los alrededor de 750 000 militantes del Partido Comunista, cualquier miembro de la burocracia o cualquier pequeña o mediana empresa (mipyme) o cooperativas que tenga entre sus socios o propietarios a cualquier militante del Partido o funcionario del Gobierno.

La sección 515.337 de las Regulaciones de Control de Activos Cubanos (uno de los grupos de regulaciones que sostienen las sanciones estadounidenses) considera «funcionarios prohibidos del Gobierno cubano» a una lista bastante extensa aunque cerrada de personas. La lista incluye a los ministros y viceministros; los miembros del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros; los miembros y empleados de la Asamblea Nacional del Poder Popular; los miembros de cualquier Asamblea Provincial; los jefes de sector locales de los CDR; los directores generales y subdirectores generales y superiores de los ministerios y agencias estatales cubanas; los empleados del Ministerio del Interior (Minint); los empleados del Ministerio de las Fuerzas Armadas (Minfar); los secretarios y primeros secretarios de la CTC y sus sindicatos componentes; los redactores jefes, editores y subeditores de las organizaciones y medios de comunicación estatales cubanos; y los miembros y empleados del Tribunal Supremo Popular.

Si la lista en materia de funcionarios del Gobierno es extensa en cuanto a militantes del Partido que no pueden ser beneficiados con las regulaciones, la lista es aún más cerrada. De acuerdo con la sección  515.338 de las Regulaciones de Control de Activos Cubanos, solamente pueden considerarse miembros prohibidos del Partido Comunista de Cuba los miembros del Buró Político del Comité Central de la organización. Se trata de 14 personas dentro de las que destacan Miguel Mario Díaz-Canel, Esteban Lazo Hernández, Roberto Morales Ojeda, Álvaro López Miera y Lázaro Alberto Rodríguez Casas. Es difícil que alguno de ellos se expondrá públicamente a encabezar o dirigir un negocio que pretenda comerciar con Estados Unidos.

La aspiración de no beneficiar a funcionarios del Gobierno y del Partido Comunista cubanos con las nuevas medidas de la Administración Biden estará limitada no solo por obstáculos legales, sino también por dificultades prácticas. La primera y más importante radica en los impedimentos materiales que tendrán muchos proveedores de servicios para determinar fácticamente qué «emprendedores» o beneficiarios (incluidas mipymes y cooperativas) no son parte de la lista de funcionarios prohibidos o representan sus intereses en condición de «testaferros». 

Más allá de la aspiración, en la práctica cualquier función de filtrado o determinación cederá paso a la dinámica de las relaciones comerciales que persiguen en primerísimo orden el «lucro» y no evitar la reproducción de un régimen irrespetuoso de los derechos humanos.

En ese sentido, la OFAC ha comprendido la dinámica y ha dicho que lo que espera de los proveedores de servicios estadounidenses es que confíen razonablemente en la información proporcionada por sus clientes en el curso ordinario de los negocios —a menos que sepan o tengan motivos para saber que una transacción o una persona no está autorizada—.

O sea, las nuevas regulaciones exoneran a los proveedores de servicios estadounidenses de realizar acciones específicas dirigidas a corroborar si el beneficiario de su servicio es o no un «funcionario prohibido del Gobierno cubano». Dejan la responsabilidad en manos de los actores cubanos obligados a declarar que la transacción propuesta está autorizada a la luz de las regulaciones del embargo.

La principal medida diseñada por la OFAC para evitar beneficiar a personas vinculadas con el régimen cubano es la confianza en la palabra del receptor del servicio o las posibles denuncias que terceras personas puedan hacer al respecto.


Si te interesan los temas jurídicos puedes visitar nuestro proyecto elTOQUE Jurídico, en el cual encontrarás análisis y debates sobre las leyes, los derechos y los procesos jurídicos en Cuba. 
Síguenos también en Twitter: @eltoquejuridico
toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Luis

Buena informacion
José Luis

Albio

Esto es una bajeza y puede ser objeto de chantaje, delación, chantaje y métodos espurios ajenos al respeto la individualidad u condición humana.
Albio

LUIS B A

COMO LO OFAC PUEDE ENTERARSE Q LOS DUEÑOS O PARTICIPANTES DE UNA PYME O UN TCP NO ES MIEMBRO DE UNA DE ESAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS ???? FÁCIL, MUY FACIL !!!! LOS CIUDADANOS DEBEN TENER UN NÚMERO DE CONTACTO VIA WHATSAPP Y UNA DIRECCIÓN E EMAIL POR DONDE PROPORCIONAR A LA OFAC INFORMACIÓN VERAZ DE AQUELLOS Q ESTÁN VIOLANDO Y MINTIENDO LAS REGLAS DEL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE. CUALQUIER TRABAJADOR DE ESAS PYMES PUEDE DENUNCIARLO, O CUALQUIER OTRA PERSONA Q POR ALGUNA RAZÓN QUIERA INVESTIGAR A CUANTA PROPIA. LA LOGICA SERIA QUE LA OFA CIERRE ESAS CUENTAS Y CONFISQUE TODO LO Q TENGAN DENTRO.
LUIS B A

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR375.00 CUP
+5
1 USD360.00 CUP
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification