eltoque_logo
El excanciller Ricardo Alarcón de Quesada murió a los 84 años de edad

Foto: Ernesto Agudo / ABC.

Trabazón en el cielo y otros episodios que recordar de Ricardo Alarcón

2 / mayo / 2022

El excanciller Ricardo Alarcón de Quesada murió a los 84 años, el 30 de abril de 2022. La noticia de su fallecimiento la eclipsó la propaganda gubernamental a favor del desfile del Primero de Mayo.

Tras su muerte, el presidente del país, Miguel Díaz-Canel, el ministro y la viceministra de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla y Josefina Vidal, recordaron en sus redes sociales la trayectoria de Alarcón de Quesada al servicio del Gobierno del archipiélago.

Anterior a 1959, Alarcón se distinguió como dirigente en movimientos estudiantiles. Después del triunfo de la Revolución, fue presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y secretario de Relaciones Internacionales de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). 

También representó a Cuba ante las Naciones Unidas en dos períodos. El primero, entre 1966 y 1978, y el segundo, de 1990 a 1992, año en que es designado canciller del país. Fungió como ministro solo un año, pues en 1993 lo «eligieron» presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), la cual presidió durante 20 años.

Sin embargo, hay otros tres episodios de la trayectoria política de Alarcón que también merecen ser recordados.

DEBATE CON LA OPOSICIÓN

Alarcón fue uno de los pocos políticos cubanos que debatió en televisión con un reconocido opositor, Jorge Mas Canosa —entonces presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA)—, y bajo reglas de los debates electorales de otros países. 

La controversia —grabada el 23 de agosto de 1996 desde Miami y La Habana— se transmitió en septiembre por la cadena de televisión norteamericana CBS a 20 países de América Latina. Como interrogadores participaron los periodistas Ricardo Brown y la hoy congresista republicana María Elvira Salazar. En Cuba nunca fue televisado el intercambio.

Durante el debate, Alarcón defendió, cual misión, la casta política a la que pertenecía y ofreció a la audiencia internacional —sin importar si mentía— una imagen distorsionada de la realidad cubana.

Como ejemplo de la misión de Alarcón, destaca la respuesta a los señalamientos del también fundador de la FNCA sobre las violaciones del Estado cubano a los derechos humanos. Dentro de esas violaciones, Mas Canosa mencionó la masacre del río Canímar en 1980 y el hundimiento del remolcador «13 de marzo» en 1994.

Alarcón arguyó que los episodios narrados por Jorge Mas Canosa eran invenciones noveladas; pero ambas masacres ocurrieron e integran una lista de hechos no esclarecidos y violatorios de los más elementales derechos humanos en Cuba.

El 6 de julio de 1980, los hermanos Sergio y Silvio Águila Yanes, reclutas del Servicio Militar Activo, y Roberto Calveiro, planearon el secuestro de la embarcación «XX Aniversario», la cual hacía un recorrido turístico por el río Canímar, en Matanzas. El propósito era desviarla hacia Miami, Florida.

Los jóvenes simularon viajar en el barco para disfrutar de la expedición. Cuando la nave se alejó del muelle, los reclutas desenfundaron las armas que habían sustraído con anterioridad, tomaron control del navío y ordenaron al capitán que navegara rumbo al norte.

En un primer momento, el Gobierno cubano envió dos lanchas patrulleras de alta velocidad para que persiguieran al «XX Aniversario». La orden era hundir el barco para evitar el escape. Cuando las lanchas encontraron la nave abrieron fuego, los jóvenes respondieron y varios pasajeros resultaron muertos o heridos. Las patrullas no lograron hundir la embarcación, por lo que, más tarde, un avión de la Fuerza Aérea sobrevoló el lugar. La aeronave también abrió fuego y mató e hirió a más civiles. 

Ni las lanchas ni el avión lograron su cometido, por lo que, finalmente, enviaron un bote empleado en trabajos industriales pesados para embestir al «XX Aniversario». Casi al límite de aguas internacionales, la embarcación secuestrada se hundió. El Gobierno cubano afirmaría que lo sucedido fue un accidente. El total exacto de víctimas se desconoce, pero se calcula que decenas de personas iban a bordo. Al menos cinco menores de edad perdieron la vida.

Mientras el barco se hundía, Sergio se suicidó de un disparo dentro de la cabina. Silvio Águila y Roberto Calveiro se lanzaron al agua y sobrevivieron. Serían condenados a 30 años de prisión, muchos de los cuales cumplieron recluidos en el Combinado del Este. Gracias a gestiones de políticos españoles se exiliaron en España a inicios de la década de los noventa.

Catorce años después, el 13 de julio de 1994, ocurriría otra barbarie: el hundimiento del remolcador «13 de marzo», en el cual viajaban 72 personas que intentaban escapar del archipiélago. El barco fue atacado con potentes chorros de agua de embarcaciones de la Empresa Estatal de Servicios Marítimos (EESM). En el hundimiento perecieron 41 personas, entre ellas diez niños.

SECRETARIO ESPÍA

Alarcón fue apartado de la vida política en 2013, luego de más de 20 años en el Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y mientras era presidente de la ANPP. Su remoción —se especula— estuvo vinculada con el arresto en 2012 de Miguel Álvarez Sánchez, quien fungió como su asesor principal de asuntos internacionales y políticos.

Álvarez Sánchez y su esposa Mercedes Arce, antiguos oficiales de la inteligencia cubana, fueron acusados de espionaje. En diciembre de 2013, en un juicio secreto y militar, los condenaron a 30 y 15 años de privación de libertad, respectivamente. Según los tribunales cubanos, Álvarez Sánchez pasaba información secreta a su esposa, quien la vendía a compañías privadas en México.

En septiembre de 2020, sus hijos denunciaron las desatenciones a su padre enfermo de cáncer. Semanas más tarde, el Gobierno le confirió una licencia extrapenal a Miguel Álvarez, quien moriría en noviembre de 2020 en La Habana.

TRABAZÓN EN EL CIELO

En la narrativa popular, Alarcón es el autor de la «trabazón en el cielo». Ese es el recuerdo más lapidario y nítido que tienen muchos cubanos de él.

En 2008, durante una reunión en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) Alarcón respondería de manera desastrosa varias inquietudes del hoy influencer y opositor Eliécer Ávila, en ese entonces estudiante de la institución.

Ávila preguntó al presidente del Parlamento las razones por las cuales los cubanos necesitaban un permiso del Gobierno para salir del país.

El político respondió que una de sus más grandes aspiraciones era que los cubanos pudiesen viajar con libertad. No porque considerara que la libertad de entrar y salir del país fuera un derecho humano, sino porque, y así afirmó, ello representaría «la victoria total, definitiva, aplastante de la ideología revolucionaria, de la ideología socialista en Cuba». Porque si los cubanos veían cómo era el mundo real, notarían la diferencia entre la sociedad del archipiélago y el resto.

Pero lo mejor estaba por decirse: Alarcón comentó que los cubanos debían entender que solo una ínfima parte de los ciudadanos del orbe viajaban. «Si todo el mundo, los 6 mil millones de habitantes, pudieran viajar a donde quisieran, la trabazón que habría en los aires del planeta sería enorme», afirmó el político.

Ávila también cuestionó que los cubanos no pudiesen rentarse en los hoteles, posibilidad que en aquel entonces también estaba vedada. Alarcón solo aseguró, como respuesta, que en 2008 los cubanos visitaban más los hoteles que antes de 1959.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:

Si te interesan los temas jurídicos puedes visitar nuestro proyecto elTOQUE Jurídico, en el cual encontrarás análisis y debates sobre las leyes, los derechos y los procesos jurídicos en Cuba. 
Síguenos también en Twitter: @eltoquejuridico
elTOQUE Jurídico
Proyecto de educación jurídica para la ciudadanía cubana, bajo la sombrilla de elTOQUE.com, que integra expertos juristas con comunicadores y otros actores sociales.
el-toque-juridico

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jose Ramon

Al menos debatió, mal o bien pero lo hizo. Cosa que ningún otro político cubano oficialista ha hecho en los últimos 50 años.
Jose Ramon

E.M.F

Anecdótico. Mejor hubiese sido iluminarnos con esa "lucha en el Directorio Estudiantil"...que yo no la encuentro ni en las anécdotas que busco entre los de esa época y que aún viven. Quizá incluso...en reconocer que de línea dura...tampoco era. Más escurridizo que una babosa. Alarcon vivió tantos años en USA que se le impregnó el pragmatismo "angloamericano". Con razón pudo ser "penetrado por el enemigo"😉 Solo mi opinión.
E.M.F

Luisa

Alarcón fue un gran hombre. Honrado, revolucionario y exelente diplomático. Nada ni nadie, y menos una persona como de la calaña del Eliécer puede empañar su trabajo y la vida de este gran ser humano. Leo estas páginas muy poco, porque veo con la maldad que se expresan y tratan de confundir al que lo hace.
Luisa

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR120.00 CUP
-3
1 USD105.00 CUP
-5
1 MLC113.00 CUP
-2
calendar_icon

CUBA

publicidad_nord
publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test