eltoque_logo
Un muchacho con dos papás

Foto cortesía del entrevistado

Un muchacho con dos papás

Lo esperado, porque el morbo de la sociedad lo dicta, es que nuestro protagonista se hubiese roto en llanto, que contase con voz entrecortada las peripecias y los obstáculos en el camino de la relación con su padre y su pareja gay. Pero Guido Asenjo Valdés, nombrado como su papá biológico, no solo desborda felicidad cada vez que sonríe, sino que se sorprende por las preguntas que él mismo nunca se ha hecho.

Tendría unos 11 o 12 años cuando su mamá lo sentó para decirle lo que ya él había asumido desde siempre. Que su papá era homosexual, que Pavel, el hombre que había visto desde hacía varios años, era la pareja paterna, y que aquello (¡decírselo a él!) no afectaba la natural relación padre-hijo que los había unido siempre.

“Para mí fue más incómodo que ella me lo dijera así directamente, porque lo asumí de antemano y nunca me interesó. Pavel es el Pa, diminutivo de su nombre y de la palabra papá.”

“Vine a vivir aquí con ellos. Aquí encontramos un paraíso, como un oasis de descanso donde todo es paz, no hay peleas ni cuestionamientos”.

Sus padres se separaron cuando apenas llegaba a los tres años de vida. Terminaron la relación porque no funcionaba. Tiempo después llegó quien se convirtiera en el complemento paterno por más de 18 años, y que asumió al niño con los ojos de un padre recién estrenado. A este nuevo padre le empezó a decir “Pa'”.

“Vivía con mi mamá, pero mi papá y el Pa’ siempre han estado cerca. Me sacaban a pasear, o a la piscina. Cuando estaba en el pre, y después en la Academia de Artes Plásticas, venía todos los días temprano a desayunar antes de ir a la escuela. Yo no sé explicar la naturalidad de todo esto, pero siempre fue así. Incluso la relación de ellos con mi familia materna es excelente. Imagínate que Pavel es el padrino de mi hermana”.

Guido-Asenjo-Valdes.jpg

Foto cortesía del entrevistado

“Tengo la certeza de que la gente busca lo morboso, y piensa que he corrido o corro el riesgo de convertirme en homosexual porque conviva con ellos. La verdad nada de eso me importa, aunque nunca he sufrido discriminación alguna”.

¿Nunca nadie ha intentado usar eso en tu contra?

“Nunca nada significativo. Solo una vez, en la escuela, discutía con un amigo y me echó en cara eso. Yo le dije: Mira, estamos discutiendo nosotros, no metas a más nadie en esto”.

Lo que mi papá hace con su vida es decisión suya, no tiene nada que ver conmigo ni con la relación que tenemos.

Estudiando en la Escuela Profesional de Artes Plásticas, conoció a una muchacha. Y me cuenta que no, que no hubo necesidad de hablar de este asunto con ella.

“El recuerdo más bonito que tengo involucra a Betxy. Venía mi papá con Pavel, y de frente ella con una amiga. Yo solo les había hablado a ambos acerca de cómo era el otro, a ellos les había dicho quién era y cómo era mi novia. Entonces se encontraron y se saludaron como si se conocieran de toda la vida. No estuve ahí, pero el cuento lo tengo como un recuerdo imborrable”.

Ya firmados los papeles de la boda, Guido y Betxy viven juntos, como cualquier otra pareja joven cubana, en la casa de los dos papás, ahora suegros.

Guido-Asenjo-tiene-dos-papas.jpg

Foto cortesía del entrevistado

Esta historia fue publicada originalmente el 20 de mayo de 2016. A raíz de los debates por la reforma constitucional en Cuba, se la volvemos a compartir.

Luis Orlando León
Llegué al periodismo sin proponérmelo. Pensé un día irme y aquí estoy, atrapado en sus avatares, queriendo ser otra voz de las nuevas que abundan por Internet en busca de nuevas maneras de contar Cuba. Mi geografía: Trinidad-Santa Clara-Trinidad. Mis creencias: católico y socialista (he sido cuestionado por ambas). Mi meta: Hacer al menos un bien con cada historia que cuento.
luis-orlando-leon

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

otane

bravo por ellos¡¡¡
otane

Roberto

esta historia es necesaria que muchas personas la sepan porque es muy necesaria para que el mundo comprenda que existen homesuañes tieenn valores muy lindos que muchos heterosexuales no tienen
Roberto

heberto

Genial me conmovio la historia ojala todos lo aceptaran con esa naturalidad que es muy positiva para la educacion de las jovenes generaciones
heberto

Jesse Diaz

No tengo otra palabra para definirlos, solo se me antoja una: FAMILIA, asi en mayusculas, eso es lo que son todos, desde el joven de 19, Betxy y los dos papa’s. Me hicieron llorar con esta historia, este joven con esa determinacion tan madura y reflexiva, Betxy con esa naturalidad de aceptar sin preguntar, y los dos padres que hicieron y siguen haciendo un excelente trabajo.. Coño quien dijo que para querer y amar hay que ser diferentes. Que cada quien ame a quien quiera amar y de la forma que desee. Como dijera Silvio Rodriguez: … solo el amor engendra la maravilla, solo el amor consigue encender lo muerto.. Bendiciones y pa’lante.
Jesse..
Jesse Diaz

Yoelkis

historias como estas
hacen una sociedad mejor, mas sana y completa
porque no importa de donde venga la familia es esencialmente necesaria
hijos como este tambien hacen falta para alcanzar un mundo mejor
felicidades y vivan felices asi porque se lo merecen
Yoelkis

Dayan

Esta crónica merece ser anexada al proyecto de Constitución. Muy bien. Felicidades.
Dayan

Armando

Excelente, historias como esta necesitan ser divulgadas. Yo soy gay y crie a mi sobrina pues su padre no la reconocio. Mi hermana, la madre descubrio que era lesbiana, asi que entre un gay y una lesbiana la criamos y hoy es una profesional, casada y con dos hijos que me llaman abuelo.
Armando

Melendi

Este articulo es diáfano y conmovedor. Todo el entramado de debates sobre la pertinencia o no del artículo 68 en la nueva constitución ,con sus variopintos puntos de vista, está destinado a echar una cortina de humo sobre otros aspectos más peliagudos de la realidad,que son la eternizacion de un solo modelo de sociedad “ever for ever” ,y el monopolio de un solo partido,acallando los puntos de vista diferentes al del oficialista. Las parejas de diferente sexo podrán casarse, pero las personas de ideas discrepantes tendrán que callarse.La economía seguirá siendo un desastre por la ineficiencia estatal y el resto trabajarán en su luchita,timbiriches e inventos de pura subsistencia. En pleno siglo XXI.
Melendi

Miguel

Muy bueno tú comentario, melendi
Miguel

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Un muchacho con dos papás

Foto cortesía del entrevistado

Un muchacho con dos papás

Lo esperado, porque el morbo de la sociedad lo dicta, es que nuestro protagonista se hubiese roto en llanto, que contase con voz entrecortada las peripecias y los obstáculos en el camino de la relación con su padre y su pareja gay. Pero Guido Asenjo Valdés, nombrado como su papá biológico, no solo desborda felicidad cada vez que sonríe, sino que se sorprende por las preguntas que él mismo nunca se ha hecho.

Tendría unos 11 o 12 años cuando su mamá lo sentó para decirle lo que ya él había asumido desde siempre. Que su papá era homosexual, que Pavel, el hombre que había visto desde hacía varios años, era la pareja paterna, y que aquello (¡decírselo a él!) no afectaba la natural relación padre-hijo que los había unido siempre.

“Para mí fue más incómodo que ella me lo dijera así directamente, porque lo asumí de antemano y nunca me interesó. Pavel es el Pa, diminutivo de su nombre y de la palabra papá.”

“Vine a vivir aquí con ellos. Aquí encontramos un paraíso, como un oasis de descanso donde todo es paz, no hay peleas ni cuestionamientos”.

Sus padres se separaron cuando apenas llegaba a los tres años de vida. Terminaron la relación porque no funcionaba. Tiempo después llegó quien se convirtiera en el complemento paterno por más de 18 años, y que asumió al niño con los ojos de un padre recién estrenado. A este nuevo padre le empezó a decir “Pa'”.

“Vivía con mi mamá, pero mi papá y el Pa’ siempre han estado cerca. Me sacaban a pasear, o a la piscina. Cuando estaba en el pre, y después en la Academia de Artes Plásticas, venía todos los días temprano a desayunar antes de ir a la escuela. Yo no sé explicar la naturalidad de todo esto, pero siempre fue así. Incluso la relación de ellos con mi familia materna es excelente. Imagínate que Pavel es el padrino de mi hermana”.

Guido-Asenjo-Valdes.jpg

Foto cortesía del entrevistado

“Tengo la certeza de que la gente busca lo morboso, y piensa que he corrido o corro el riesgo de convertirme en homosexual porque conviva con ellos. La verdad nada de eso me importa, aunque nunca he sufrido discriminación alguna”.

¿Nunca nadie ha intentado usar eso en tu contra?

“Nunca nada significativo. Solo una vez, en la escuela, discutía con un amigo y me echó en cara eso. Yo le dije: Mira, estamos discutiendo nosotros, no metas a más nadie en esto”.

Lo que mi papá hace con su vida es decisión suya, no tiene nada que ver conmigo ni con la relación que tenemos.

Estudiando en la Escuela Profesional de Artes Plásticas, conoció a una muchacha. Y me cuenta que no, que no hubo necesidad de hablar de este asunto con ella.

“El recuerdo más bonito que tengo involucra a Betxy. Venía mi papá con Pavel, y de frente ella con una amiga. Yo solo les había hablado a ambos acerca de cómo era el otro, a ellos les había dicho quién era y cómo era mi novia. Entonces se encontraron y se saludaron como si se conocieran de toda la vida. No estuve ahí, pero el cuento lo tengo como un recuerdo imborrable”.

Ya firmados los papeles de la boda, Guido y Betxy viven juntos, como cualquier otra pareja joven cubana, en la casa de los dos papás, ahora suegros.

Guido-Asenjo-tiene-dos-papas.jpg

Foto cortesía del entrevistado

Esta historia fue publicada originalmente el 20 de mayo de 2016. A raíz de los debates por la reforma constitucional en Cuba, se la volvemos a compartir.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.5 CUP
1 USD64 CUP
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

otane

bravo por ellos¡¡¡
otane

Roberto

esta historia es necesaria que muchas personas la sepan porque es muy necesaria para que el mundo comprenda que existen homesuañes tieenn valores muy lindos que muchos heterosexuales no tienen
Roberto

heberto

Genial me conmovio la historia ojala todos lo aceptaran con esa naturalidad que es muy positiva para la educacion de las jovenes generaciones
heberto

Jesse Diaz

No tengo otra palabra para definirlos, solo se me antoja una: FAMILIA, asi en mayusculas, eso es lo que son todos, desde el joven de 19, Betxy y los dos papa’s. Me hicieron llorar con esta historia, este joven con esa determinacion tan madura y reflexiva, Betxy con esa naturalidad de aceptar sin preguntar, y los dos padres que hicieron y siguen haciendo un excelente trabajo.. Coño quien dijo que para querer y amar hay que ser diferentes. Que cada quien ame a quien quiera amar y de la forma que desee. Como dijera Silvio Rodriguez: … solo el amor engendra la maravilla, solo el amor consigue encender lo muerto.. Bendiciones y pa’lante.
Jesse..
Jesse Diaz

Yoelkis

historias como estas
hacen una sociedad mejor, mas sana y completa
porque no importa de donde venga la familia es esencialmente necesaria
hijos como este tambien hacen falta para alcanzar un mundo mejor
felicidades y vivan felices asi porque se lo merecen
Yoelkis

Dayan

Esta crónica merece ser anexada al proyecto de Constitución. Muy bien. Felicidades.
Dayan

Armando

Excelente, historias como esta necesitan ser divulgadas. Yo soy gay y crie a mi sobrina pues su padre no la reconocio. Mi hermana, la madre descubrio que era lesbiana, asi que entre un gay y una lesbiana la criamos y hoy es una profesional, casada y con dos hijos que me llaman abuelo.
Armando

Melendi

Este articulo es diáfano y conmovedor. Todo el entramado de debates sobre la pertinencia o no del artículo 68 en la nueva constitución ,con sus variopintos puntos de vista, está destinado a echar una cortina de humo sobre otros aspectos más peliagudos de la realidad,que son la eternizacion de un solo modelo de sociedad “ever for ever” ,y el monopolio de un solo partido,acallando los puntos de vista diferentes al del oficialista. Las parejas de diferente sexo podrán casarse, pero las personas de ideas discrepantes tendrán que callarse.La economía seguirá siendo un desastre por la ineficiencia estatal y el resto trabajarán en su luchita,timbiriches e inventos de pura subsistencia. En pleno siglo XXI.
Melendi

Miguel

Muy bueno tú comentario, melendi
Miguel
boletin_elTOQUE