Matanzas, crisis sanitaria, COVID-19, coronavirus. Ciudad de Matanzas. Foto: Jessica Domínguez.

Ciudad de Matanzas. Foto: Jessica Domínguez.

Ciudadanía cubana se moviliza para apoyar a Matanzas

9 / julio / 2021

Las imágenes en las redes sociales no son solo alarmantes, sino también muy tristes: pacientes durmiendo en pasillos, sea en una camilla de hospital, un colchón en el suelo o simplemente sobre una sábana; médicos y enfermeros al borde la desesperación por no poseer recursos ni fuerzas para responder a la avalancha de enfermos; personas que han perdido a sus familiares porque una ambulancia no llegó a tiempo o la severidad de los síntomas le tomó la delantera a un resultado de test PCR.

El testimonio de varios profesionales de la salud confirma la situación y, aunque algunos han tratado de minimizar o desvirtuar esa realidad, ante tanta denuncia, evidencia gráfica y los datos que anuncia cada mañana el Ministerio de Salud Pública (Minsap), no hay lugar a duda: Cuba —y en particular la provincia de Matanzas— desde marzo de 2021 se ha adentrado en el peor momento de la pandemia de COVID-19, agravado por la escasez de medicamentos y otros recursos médicos y económicos.

El Gobierno cubano ha enviado apoyo material y personal sanitario a las instituciones asistenciales de Matanzas; y la ciudadanía también se moviliza para ayudar en todo lo posible a esta provincia occidental con recursos sanitarios y de otro tipo.

Cuba abraza una provincia

En los últimos 15 días las cifras más alarmantes son las de Matanzas: 14 361 casos y 38 muertos.

Con las etiquetas #SOSMatanzas y #MatanzasNoEstásSola muchas personas llaman a reunir ayudas y tejer alianzas de colaboración mediante las redes sociales. La respuesta ciudadana ha sido impresionante.

En La Habana, la CEO del emprendimiento Pixel Cubano Thais Liset y el youtuber Frank El Makina lanzaron una convocatoria en Twitter para reunir cualquier tipo de donaciones: materiales en la capital y monetarias en todo el país.

«Nos sentamos a ver qué podíamos hacer y pensamos primero en formar un grupo de voluntarios para ir desde aquí; pero era más complicado, así que decidimos que era mejor enviar cosas hacia allá», cuenta Thais.

Medicamentos donados. Foto: Perfil de Thais Liset en Twitter.

Desde que el día 7 de julio publicaron la convocatoria en Twitter, la ayuda de los cubanos ha sido más de lo que esperaban Thays y Frank.

«Qvapay —pasarela de pagos— creó un una cuenta temporal para recibir donaciones también desde el extranjero y hemos podido comprar un montón de cosas: caretas para los voluntarios que entregarán los recursos y medicamentos, gel antibacterial, jeringuillas, mascarillas, etcétera».

En menos de 24 horas lograron recaudar casi 36 000 CUP en una de las cuentas, y luego debieron comenzar a usar otras por las limitaciones de estas tarjetas en cuanto a movimiento y transferencias. Incluso recibieron saldo telefónico que varios reclutas del servicio militar donaron, y que luego otros cubanos «compraron» 1×1 para convertirlo en dinero físico.

A la iniciativa han respondido además iglesias y logias de masonería.

Para transparentar la información, casi en tiempo real, Thays y Frank publican en Twitter un hilo con los detalles de cada transferencia, donación de materiales, compras y otras operaciones. Además, publican registro fotográfico como prueba.

Tienen planificado viajar a Matanzas el domingo 11 de julio con todo lo recaudado para entregarlo a voluntarios matanceros, quienes se encargarán de repartirlo en los centros asistenciales y otros donde se atienda a pacientes sospechosos o diagnosticados con COVID-19.

Medicamentos donados. Foto: Perfil de Thais Liset en Twitter.


La solidaridad se expande

Rocío Baró repitió la fórmula de recogida de donaciones tras el paso del tornado de 2018 por La Habana y puso a disposición sus cuentas personales para recaudar dinero y comprar medicamentos y comida.

«Lo recaudado será enviado a través del Centro Martin Luther King (CMMLK), la Iglesia Presbiteriana Reformada, y amistades que viajan hasta Matanzas», explica la periodista. «En Matanzas el Teatro El Portazo, recibirá los envíos de Laura Bustillo —otra de las gestoras de la iniciativa— y serán los encargados de distribuirlos».

Izett Samá, pastora presbiteriana y coordinadora, explica que están ofreciendo un canal para que «nuestra gente, que ya hace muchísimo, exprese y sume solidaridad y compasión».

«El CMMLK acorde a los principios y valores que lo sustentan, incluido su inspiración cristiana, y el principio de solidaridad que ha orientado los esfuerzos de nuestro gobierno y pueblo en la atención a la pandemia en Cuba, una vez más se moviliza junto a iglesias y otros actores de la sociedad civil», comenta Izett.

«Queremos contribuir en esta hora de rebrotes, fatiga pandémica y estrés en el personal y las instituciones hospitalarias, derivada de una situación tan prolongada, sobre la que pesa el bloqueo del Gobierno de los Estados Unidos», concluyó.

Doonaciones para Matanzas. Foto: Perfil de Thais Liset en Twitter.

La tienda Clandestina informó en sus redes sociales que habilitaron un punto de recogida en su sede, ubicada en la calle Villegas de La Habana Vieja, para luego entregar las donaciones en el CMLK y desde allí transportarlas hasta la Ciudad de los Puentes.

Como extensión de estas iniciativas, un grupo de mujeres se ha organizado a través de Telegram para convocar a ciclistas a llevar los aportes de quienes no puedan llegar por medios propios hasta los puntos de recogida.

«Ante la grave situación sanitaria que presenta la provincia de Matanzas, deseamos convocar a la comunidad ciclística, a través del grupo de Telegram BiciSolidaria, para apoyar en el traslado de donaciones hacia los centros donde se están recepcionando», explica la convocatoria.

«A veces muchas personas quieren donar pero no pueden moverse por las restricciones del transporte, y tampoco queremos que anden en la calle», explica Adriana Ricardo, una de las organizadoras. «Ponemos nuestras piernas y bicicletas para ayudar».

En el grupo varios donantes han indicado su dirección y el tamaño de los paquetes, para que los ciclistas puedan organizarse en dependencia del peso de cada envío y la distancia a recorrer.

Los mensajes publicados por los organizadores solicitan contribuir con cualquier medicamento, productos de aseo y comida que no sea congelada ni preelaborada.

Medicamentos donados. Foto: Perfil de Thais Liset en Twitter.

Solidaridad bajo sospecha

Algunos gestores de estas iniciativas han recibido acusaciones o sido blanco de intrigas. En Twitter un usuario «alertó» que la recogida de dinero a través de cuentas personales es «ilegal» y que la vía adecuada es a través de la pasarela de pago En Zona. Sin embargo, varios usuarios han reportado falta de transparencia y pérdida de saldo en esa plataforma.

En la radio cubana se dijo que estas iniciativas bajo la etiqueta #SOSMatanzas «en su mayoría son mensajes con intenciones de desconocer al Gobierno cubano, criticarlo y apuntar hacia un corredor humanitario que termina presentándose para una intervención militar».

Sobre estas y otras acusaciones, Frank El Makina comentó que «lo veía venir», dejó claro que no están financiados desde el extranjero y que, aunque sabían que quizá no podrían con todo, para ellos lo terrible era no hacer nada.

Estas iniciativas de recaudación de dinero también han sido acusadas de alimentar el mercado negro y, por tanto, incentivar el robo de recursos en entidades estatales.

Rocío Baró apunta que la divisa recaudada se usa también para adquirir alimentos y productos de aseo en las tiendas en moneda libremente convertible.

Muchos organizadores reconocen que estas iniciativas inevitablemente alimentan el mercado informal, el único en el cual es posible hoy encontrar —a precios estratosféricos— una larga lista de medicamentos y otros insumos para la atención sanitaria. Ante la ausencia de otras alternativas viables y la posibilidad concreta de tender una mano a los más necesitados en medio de una emergencia, todo lo demás debería pasar a un plano secundario.

 

En este enlace encontrarás contactos de personas e instituciones que están organizando ayudas en este momento, en Cuba, España y Estados Unidos.

También te sugerimos:

OPCIONES LEGALES PARA ENVIAR AYUDA HUMANITARIA Y DONACIONES A CUBA

 

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Glenda Boza Ibarra
Cubana, seguidora de los Santamaría. Periodista, apasionada, con defectos, siempre intentando ser justa.
glenda-boza-ibarra

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR175.00 CUP
1 USD175.00 CUP
1 MLC174.00 CUP
-0.5
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test