personas línea cola

Cola para comprar en la Cadeca de Matanzas. Foto: elTOQUE.

Comprar divisas en Cadeca, otro hoyo negro (+Narración y video)

18 / octubre / 2022

La cola de la Cadeca en Cienfuegos comienza en la calle San Carlos y dobla por Gacel, lo mismo hacia San Fernando que a Santa Cruz: siempre una cuadra y media. El gentío podría confundirse con quien espera algo en la pescadería, las tiendas cercanas o el correo, pero en esos sitios no hay nada que interese.

A los cienfuegueros —como al resto de los cubanos— les conviene hacer la cola para comprar dólares según la tasa oficial vigente, pero en este, como en otros trámites en Cuba, no siempre querer es poder.

La foto de la fila inmensa frente a Cadeca en Cienfuegos recorre las redes sociales y alguien trata de desmentirla, pero varias personas (testigos del suceso) aseguran que es real. Y lo es. Casi todos los días.

También en Matanzas, la gente trata de «organizarse» en la acera de enfrente de Cadeca y termina en molotes, empujones, ofensas.

Colas de varios días, libretas en las que se apuntan nombres, madrugadas enteras frente a las Cadeca, coleros, revendedores y cuanto nuevo actor social renace con la escasez son el panorama que se repite en las cabeceras provinciales, en lo fundamental. Nada asegura, tampoco, que las personas puedan acceder a los 100 dólares, euros u otra divisa extranjera, cifra que cada cubano tiene permitido comprar a diario.

La odisea de comprarle divisas al Estado

El 4 de agosto inició la compra de divisas y veinte días después se dio luz verde a la venta en 37 Casas de Cambio (Cadeca). La mayoría están ubicadas en las cabeceras provinciales. La titular del Banco Central de Cuba (BCC) aclaró que esta normativa tendría un carácter «limitado» con un tope diario de 100 dólares por persona o la cantidad equivalente en otra divisa (euro, dólar canadiense, libra esterlina o peso mexicano). Igualmente, el monto estaría mediado por las compras previas realizadas por el Estado.

A dos meses y medio de que el ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil, anunciara un paquete de 75 medidas para la «recuperación económica» y a más de 40 días de la puesta en marcha a nivel nacional de un nuevo mercado de compraventa de divisas en el país, los calificativos que se escuchan en la calle y circundan las casas de cambio se repiten una y otra vez.

Demoras en el servicio, fallas en el sistema, falta de organización, colas interminables que inician en la madrugada pero no garantizan que salgas con el dinero en mano, mayor desigualdad. Es «algo», pero no es suficiente. Un «parche» sobre un hueco que cada vez se hace más profundo.

Tanto la titular del Banco Central, Marta Sabina Wilson Wilson, como Gil han reiterado que el paquete de medidas tienen como objetivo alcanzar una sociedad más equitativa y justa. «Hay que ser objetivos y entender el sentido de la urgencia, con visión clara de cuál es el camino que queremos andar (…). Son medidas ajustadas al contexto actual, que nos permitirán aumentar la oferta y beneficiar a toda la población».

Sin embargo, el panorama real ni siquiera ha podido ser adornado por la estructura mediática del oficialismo.

En el primer día de la nueva medida, el periódico Vanguardia de Villa Clara entrevistó a Osvaldo Bermúdez Ramos, director provincial de Cadeca. QEl funcionario calificó la experiencia del primer día de venta de divisas como «satisfactoria y sin contratiempos». «Una operación rápida, organizada y transparente».

Sin embargo, la «felicidad» duró poco. Desde Pinar del Río, el diario Granma —órgano del Comité Central del Partido Comunista (PCC)— hablaba de una afluencia «descomunal» de público y las dificultades para adquirir la divisa.

«Vinimos ayer y no cogimos turno. Nos quedamos, y hoy tampoco alcanzamos (…). Me tengo que quedar porque para mañana soy la primera, y si me voy, pierdo la cola», explicó a la prensa María Aguilar, quien aguardaba hace casi dos días para entrar a la sede de Vueltabajo, donde la cantidad de turnos diarios rondaba los cincuenta.

La cantidad de turnos ofertados es una de las principales insatisfacciones de la población. Aunque en la Mesa Redonda se explicó que la venta diaria dependería de las recaudaciones del día anterior, otros medios aseguran que dependen de la «asignación nacional».

personas cola Cienfuegos

Cola para comprar divisas en la Cadeca de Cienfuegos. Foto: elTOQUE.

Puertas afuera

La poca oferta de divisas y la amplia demanda de la población no solo ha provocado el alza de los precios en el mercado informal de divisas, sino además la aparición de coleros, revendedores y otras actividades similares. Aunque en algunos territorios los propios trabajadores de las Cadecas o de otras entidades estatales organizan las colas, esta es una estrategia que muy pocas veces funciona.

«Ellos mismos tienen este relajo formado», comenta una doctora de Camagüey. «No basta con que te recojan el número de carné, te anoten en una lista o te pases una semana entera llegando a hacer cola en la madrugada, siempre aparecen “satélites” delante de uno».

La especialista en Medicina General Integral, que necesita comprar dólares para viajar al extranjero, cuenta que finalmente tuvo que acudir al «mercado negro» porque solo pudo comprar 300 dólares tras cinco días consecutivos de ir a Cadeca. Hacían la cola ella, su esposo y su suegro.

«No tengo pruebas, pero tampoco dudas de que los propios trabajadores de la institución hacen marañas. Están en complicidad con los organizadores», comenta.

Según la emisora provincial Radio Agramonte, las medidas de compraventa habían sido «bien acogidas» por parte de la población, «porque implica más legalidad, sin que se sienta miedo a adquirir billetes falsos o a ser estafado». Las dos sucursales con que cuentan pueden atender aproximadamente 110 personas, cifra que varía en dependencia del efectivo disponible.

A la disparidad entre el número de clientes que venden, versus los que aspiran a comprar –al ser la demanda de estos mucho mayor—, también se le han sumado otros problemas. La presencia de los llamados «coleros», retrasos en la apertura por «problemas en el software» y la falta de personal en las propias casas de cambio tras la Tarea Ordenamiento.

«Con la desaparición del CUC, que era la principal operación, los niveles de ingreso bajaron y tuvimos que prescindir de varios trabajadores», explicó Harold Cuesta Martiatu, director de la sucursal ubicada en la calle Belascoaín, en el capitalino municipio Centro Habana.

La escena pareciera repetirse a lo largo del país: personas que esperan durante horas en la vía pública. Algunas regresan a casa con las manos vacías y otras cuestionan qué efecto tendrá la medida en la realidad inflacionaria de la isla.

Estrella Delgado llegó a la Cadeca del Vedado a las cinco de la mañana para comprar divisas y transferirlas a una cuenta en MLC, para artículos de primera necesidad.

«Es importante que haya una capacidad de venta para la población, pero no resuelve el problema realmente. No hay una correspondencia entre el salario y los precios, ya que hay mucha inflación en el país», señaló a Cubadebate la ciudadana quien además comparó la tasa de venta de euros con la jubilación mínima (cerca de 1 500 pesos), y con su salario como profesional (no superior a los 5 000 pesos). «No te compraría ni treinta y pico de dólares», agregó.

Durante una de sus intervenciones en la Mesa Redonda, el titular de Economía y Planificación reconoció que el salario promedio hoy «no alcanza». Asimismo, ratificó que la implementación de un mercado cambiario es solo «un paso» dentro de un esquema mucho más grande. Un plan de acción que le otorgará valor al peso cubano y que, según Gil, eventualmente se traducirá en mayor poder de adquisición, cobertura de las necesidades básicas de la población y la implementación de una economía estable y segura.

«Vendrán otras fases (…). Lo que tenemos que lograr es una estabilidad en el tipo de cambio, darle capacidad de compra al peso cubano que proviene del salario. Pero para lograrlo hay que hacerlo por pasos. Es un trayecto. Tenemos que llegar a una economía en la que opere un solo tipo de cambio».

La otra realidad

Hace unos días, el economista político Alejandro Hayes colocaba en tela de juicio los argumentos de Gil y recordaba el breve período de bonanza a finales del mandato de Obama. En aquel entonces, el aumento en la recaudación de divisas no significó una mejoría visible en las condiciones de vida de las personas no vinculadas al turismo —sector prioritario— o en la asistencia social.

«Tampoco lo hará ahora, no tiene por qué, nada lo obliga. Al contrario, el Gobierno se hizo de nuevas leyes para protegerse en su servicio de los intereses del poder económico de la élite cubana», explica Hayes.

Cuba se inserta en un complejo panorama nacional e internacional marcado por la falta de turismo y el freno de las remesas. Todo ello ha repercutido de forma directa en la entrada de dólares a la isla. Ahora, bajo las nuevas disposiciones no tan centradas en vender divisas sino en comprar, el Gobierno busca ganar algo de control sobre el mercado informal; al sacar del juego a los operadores cambiarios no oficiales y ofrecer seguridad y legalidad a ciudadanos y turistas. Soluciones, a primera vista, prácticas.

Sin embargo, todo parece indicar que la brecha entre la tasa oficial y la informal va a continuar ampliándose, como lleva ocurriendo en los últimos dos años.

En un contexto migratorio que va in crescendo y con una tasa oficial muy por debajo a la del mercado informal, serán cada vez menos las personas que acudan a las Cadecas y bancos para vender sus dólares. Lo que a la larga –—o corta— traerá como resultado un mercado cambiario formal netamente emisor de pesos. Un mercado con menos divisas para vender a personas naturales y para solventar el supuesto desarrollo socioeconómico que busca el oficialismo.

De acuerdo con el economista y profesor cubano Pavel Vidal, si el BCC quiere recuperar la formalidad del mercado cambiario tendrá que «renunciar al objetivo de obtener un excedente a través de una compra neta de divisas» y «transitar pronto a un régimen de flotación administrada de la tasa de cambio». Dos condiciones indispensables, según el especialista, para que el sistema financiero oficial gane espacio y ofrezca, efectivamente, un servicio de compraventa seguro.

Llegará el momento en que una tasa fija, ya sea de 1x24 o 1x120, terminará siendo precaria. Incapaz de mantenerse al día con las tendencias del mercado cambiario minorista y menos en una economía en crisis como la cubana.

Historias al oído trae los mejores textos de elTOQUE narrados en la voz del locutor cubano Luis Miguel Cruz "El Lucho". Dirigido especialmente a nuestra comunidad de usuarios con discapacidad visual y a todas las personas que disfrutan de la narración.




TAMBIÉN TE SUGERIMOS:




toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

elTOQUE
Contamos las historias de jóvenes como tú que se sienten protagonistas de esta Cuba que cambia; aquellos que transforman los barrios, que emprenden, dialogan y construyen iniciativas ciudadanas para su gente. Te mostramos cómo otros jóvenes superaron las barreras y hoy impulsan un proyecto propio.
sumavoces

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Henry García

Este artículo se resume en "Guerra contra Cadeca" porque es Cadeca quién baja el dólar... Ya ni quiero leer nada en El toque... Cada artículo me decepciona más que el anterior... Ya cada vez es más obvió que esto no es para personas inteligentes... Que decepción! Cuando regrese la democracia a Cuba si tengo que votar por ustedes creo votaré por "Díaz Canel"...
Henry García

Leo

El 18 y 19 de octubre del 2022 estan vendiendo 10 disponibilidad osea a 10 personas 100 euros dicen las autoridades de la cadeca de belascoain y que eso pasa en todas las cadecas de la habana
Leo

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR175.00 CUP
1 USD175.00 CUP
1 MLC174.00 CUP
+1
1 GBP200.00 CUP
+20
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test