Cuba: ¿se multiplicarán alguna vez los peces?

Foto: Sadiel Mederos.

Cuba: ¿se multiplicarán alguna vez los peces?

1 / agosto / 2023

Fomentar la cría de peces en estanques en casas y barrios es la idea que ha reciclado el poder cubano para enfrentar la crisis alimentaria.

El vice primer ministro cubano Jorge Luis Tapia Fonseca propuso como solución la acuicultura familiar, en una intervención en el Primer Período Ordinario de Sesiones de la Décima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El propio Tapia Fonseca mencionó que la idea no es nueva, sino que fue implementada en la década del noventa:

«En los años del Período Especial se llevó un movimiento a nivel de consejo popular que muchas familias hicieron estanques, y en el mundo existe eso. Pero aquí en Cuba se hizo: un estanque, cuatro metros a la redonda y criaban peces ahí».

En sus declaraciones ante los diputados, el funcionario agregó que se está recuperando esa iniciativa y que es necesario acelerarla.

Lo irrisorio de la idea radica en las dificultades para implementarla. Solo en la capital cubana, a finales de junio, unas 132 877 personas sufrían afectaciones en el abasto de agua; lo cual imposibilita el llenado de los estanques que mencionó el vice primer ministro. Otro inconveniente sería el suministro de alevines para la cría. Por último, el alimento de los peces, en un país donde garantizar la comida es uno de los mayores problemas.

CRÍA DE PECES DE AGUA DULCE, ¿UNA SOLUCIÓN?

A finales de diciembre de 2022, la filial espirituana de la Empresa Cubana para el Cultivo del Camarón (ECCAM) Cultizaza anunció que incursionaría por primera vez en la cría de peces de agua dulce.

Unos 50 000 alevines de tilapia serían «sembrados» durante la fase inicial de ese proyecto, orientado a aprovechar las hectáreas que permanecen prácticamente inactivas debido a la escasez de pienso importado y de otros recursos. 


Las demás granjas camaroneras establecidas entre Camagüey y Pinar del Río también fueron autorizadas a probar suerte con la tilapia en la modalidad de cría extensiva, al usar cantidades mínimas de piensos criollos.

Solo 50 hectáreas se dedicarán a los camarones, pero bajo el sistema de cultivo extensivo «con una densidad de tres o cuatro animales por metro cuadrado, una producción de cara al 2023, para la cual se dispondrá del alimento necesario», expuso el director general de Cultizaza Pablo Batueca Manzo al periódico Escambray.

Antes de la pandemia, el camarón de cultivo era el segundo rubro por volumen de producción de la industria pesquera cubana. En 2019, su mejor año, la «cosecha» superó las 6 656 toneladas; casi un 30 % más que las obtenidas en 2021 (4 723).

En septiembre de 2022 la Agencia Cubana de Noticias reveló que la filial camagüeyana de la ECCAM Cultisur tenía un plan anual de 1 700 toneladas. De ellas, solo había producido 428 durante los primeros ochos meses de ese año. El plan para esas fechas era de 808 toneladas. 

Hacia el período 2016-2019 Cultisur aportaba casi un tercio de los camarones de cultivo con calidad exportable del país. Pero el año pasado buena parte de su producción no pudo destinarse al mercado extranjero debido al bajo peso promedio de los crustáceos, consecuencia directa de la falta de alimentos importados. 

NO BASTA CON EL MAR

Durante una Mesa Redonda transmitida en junio, la viceministra de la Industria Alimentaria, Midalys Naranjo Blanco, anticipó que la recuperación de la actividad pesquera en Cuba dependerá de la acuicultura. 

La plataforma marina de la isla no «posee los niveles de pescado que necesitamos para cubrir la demanda de la población [... y tampoco contamos con] la flota que pescaba en aguas internacionales entre el 76 y el 90 [...]. Por este concepto Cuba recibía alrededor de 100 000 toneladas de pescado de forma anual», explicó.

Las declaraciones de la funcionaria están en sintonía con las proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que en 2022 estimó que la actividad pesquera mundial habría alcanzado —o estaría a punto de alcanzar— el tope de las capacidades de regeneración biológica de los océanos. 

De hecho, el aumento de alrededor de un 13 % en la producción de alimentos acuáticos, previsto por ese organismo desde ahora hasta 2030, ocurrirá «principalmente debido a la intensificación y expansión de la producción acuícola sostenible». Un informe sobre el tema detalla cómo desde la década de 1990 el volumen de peces aportados por la acuicultura en el mundo creció un 301.38 %, en tanto que el de la «pesca de captura» se incrementaba apenas un 1.57 %. 

Aunque en Cuba la acuicultura suele asociarse solo con la cría de peces de agua dulce, internacionalmente esa práctica incluye también el fomento de especies marinas, bajo una modalidad conocida como maricultura.

Los 9 129 millones de metros cúbicos de agua que pueden embalsar las presas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y golfos como los de Batabanó, Ana María y Guacanayabo constituyen espacios ideales para la cría de peces y distintos tipos de algas. El problema está en los recursos importados que demanda la actividad. 

Una investigación de la Universidad de Camagüey «Ignacio Agramonte Loynaz», publicada en 2021 pero que compila estudios de campo desarrollados desde 2006 en las cinco principales empresas pesqueras del país, insiste en «la necesidad de buscar una vía de financiamiento, ya sea a través de inversiones extrajeras u otra, la cual permita la adquisición de las nuevas tecnologías que se precisan».


Las urgencias cotidianas y la falta de autonomía empresarial influyen en que varios de los centros analizados no cuenten con estudios acerca de las tendencias internacionales del sector, o planes de acción para afrontar retos y oportunidades, alerta la memoria. El ejemplo más dramático de esa falta de previsión está en el desplome de la producción camaronera y langostera, ocurrido en los últimos años a pesar de su alta rentabilidad.

Salvando las distancias, algo parecido sucedió con la acuicultura tradicional. En enero se supo que Camagüey, la provincia con mayores aportes en esa modalidad productiva (una quinta parte de las capturas acuícolas de la isla), había cumplido en 2022 apenas el 68 % de su plan económico. El plan había tenido que ser rebajado respecto a años anteriores, a causa de la falta de artes de pesca, alimentos para la cría de peces y el impacto creciente de la pesca ilegal. Al cierre del calendario las entregas correspondientes a la llamada «Lista V», que agrupa a los pescadores privados, eran las únicas que cubrían los compromisos iniciales del año. 

REESCRIBIENDO LA LEY

«La pesca artesanal desempeña un rol fundamental en la seguridad alimentaria, el alivio de la pobreza y el desarrollo de economías locales», reflexionó en julio de 2019 Alejandro Flores, oficial principal de Pesca y Acuicultura de la oficina para América Latina y el Caribe de la FAO. También ese año la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobaba la nueva Ley de Pesca, más orientada a reprimir que a favorecer la actividad en la isla. 

Por mucho tiempo las autoridades cubanas insistieron en que no era así, pero casi cuatro años después se han visto forzadas a aprobar una amplia reforma de la norma. 

La decisión fue anunciada por la viceministra de la Industria Alimentaria durante su comparecencia televisiva. Según la funcionaria, las ocho modificaciones que entrarían en vigor habían «sido consensuadas con comunidades pesqueras de todo el país».

Los potenciales beneficios de cualquier flexibilización venían evidenciándose desde que en octubre de 2022 la Resolución 52 del ministro de la Industria Alimentaria eliminó el requisito de tener contrato con una «entidad autorizada para la comercialización», que hasta entonces se consideraba imprescindible a la hora de solicitar una licencia de pesca comercial no estatal.

«Ha habido un incremento de las solicitudes de licencias comerciales para la pesca. Al cierre de mayo sumaban 4 042, más que todas las procesadas en 2022. Y hasta el cierre de marzo los nuevos actores habían reportado la captura de 222 toneladas de pescado», reveló la funcionaria.

En teoría, las nuevas modificaciones a la Ley de Pesca van mucho más allá. Plantean ampliar la zona de navegación hasta las 12 millas náuticas durante todo el año y elevar la potencia permitida para los motores hasta 60 caballos de fuerza. Además, ratifican como definitiva la resolución de octubre de 2022 y autorizan a los astilleros y a otras entidades a prestar servicios a los pescadores privados, en igualdad de condiciones con los del sector estatal. La decisión obedece a la difícil situación económica y a la volatilidad social en que vive el país.

Queda por ver si se trata del comienzo de una nueva era para la pesca en Cuba. Con sus ramas más rentables virtualmente paralizadas por la falta de financiamiento, unas cuantas resoluciones parecen necesarias para que el pescado deje de ser el gran ausente en la mesa del ciudadano promedio.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR370.00 CUP
1 USD365.00 CUP
1 MLC290.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification