La maldición del sucedáneo

Foto: elTOQUE.

La maldición del sucedáneo

27 / marzo / 2024

Mi amiga de Holguín ha largado literalmente la suela de los zapatos en busca de quien le arregle su olla arrocera. Me cuenta que en el barrio había un señor mayor que lo hacía bien y no cobraba mucho, pero falleció hace unos meses. Otro jovencito que despuntaba de maravilla se fue del país. Quienes quedan están en barrios lejanos o cobran carísimo o no saben o no tienen piezas. Conclusión: desastre en la cocina.

Un veterano profesor de Pinar del Río se queja de que no encuentra albañiles para recomponer su baño. Quien se lo fabricó hace una década —verdadero artista del diseño y el azulejo—partió «a ver los volcanes». Otros que le han hecho trabajos en la casa, lo mismo; y en el barrio se han quedado, tristemente, los más chapuceros. Me da más trabajo irles rectificando lo que hacen que hacerlo yo mismo, aunque no tenga las herramientas necesarias, se duele el maestro.

En La Habana, narra otra amiga, el optometrista que le medía la vista cada cierto tiempo y que era un amor en el trato con los pacientes, dejó la plaza y se metió en un puesto de ayudante menor en una mipyme. Nada tiene que ver con su anterior desempeño, pero gana más y su familia llena mejor el plato. Han puesto en el hospital a una muchachita recién graduada que se esfuerza, pero nada, no logra hacerlo bien, los pacientes se molestan, ella también… todos pierden, cuenta la necesitada. Conclusión: demora, angustia y más oscuridad para ver el dramático rostro del día a día en la isla.

Cualquiera de nosotros, en cada provincia o municipio de Cuba, podría ampliar lo que cuentan mis amigos con otras historias, que seguramente llevaron a similares dolores de cabeza. Los datos, puros y duros, refuerzan las anécdotas. De acuerdo con el más reciente Anuario Estadístico de la ONEI publicado en 2023, de 2021 a 2022 el país perdió más de 31 000 profesionales de la Salud, lo cual, obviamente, redunda en menos consultas, peores atenciones, más larga espera. En el documento, en el acápite relativo a Educación, se aprecia que en la educación superior la cifra de personal docente frente al aula decreció en más de 1 300 personas entre un año y otro. De forma parecida, la matrícula en dicho nivel de enseñanza. 

Los puestos que quedan vacíos, en muchas ocasiones, son llenados por un «sucedáneo», para emplear la casi humorística frase con que el Ministerio de Comercio Interior timbraba los paqueticos de café «Hola» durante una época, «Mezclado con un sucedáneo al 50 por ciento». Fuera lo que fuera lo que le echaban —presumiblemente chícharo—, eso no era café, no era lo ideal o natural y, en definitiva, redundaba en algo peor.

Obviamente, el «sucedáneo» no es el villano de la película; en todo caso sería una especie de héroe que, a veces sin estar capacitado para un puesto o responsabilidad, lo asume con valentía o disciplina o resignación; o una mezcla indescriptible de todas ellas; y trata de hacerlo lo mejor posible. Pero hay cosas que no se pueden madurar con químicos instantáneos, pues simplemente requieren un proceso. El «debido proceso», tomándoles prestado el término a los juristas.

Así, en una disciplina académica no se transita por arte de magia de licenciado a doctor ni de profesor instructor a profesor titular. Ni en un centro médico un recién graduado puede asumir con buenos resultados la tarea que correspondería a un especialista. Se da el caso, incluso, en el que las plantillas de instituciones cuentan con consagrados muy ancianos —que no pueden desempeñar cargas laborales excesivas— y recién incorporados bisoños que tampoco pueden ni deben hacerlo, aunque los fuercen a «asumir». Allí, los profesionales maduros, de edad intermedia, que conjugaban la necesaria juventud con la aleccionadora experiencia, sencillamente desaparecieron. Se fueron a otros trabajos, a otros países, o a la «lucha» del trapicheo ilegal. Se esfumaron. En el hueco, tantas veces, cayó un sucedáneo.

Por otra parte, también habría que ver qué podrían hacer los idóneos (quienes se marcharon, se cansaron, se obstinaron o se murieron) en un país y unas condiciones de vida y trabajo más paupérrimas, con una crisis que se torna casi eterna tras 34 años de economía desastrosa. Quizá ellos, con todo y reunir las condiciones intelectuales para ser exitosos y brindar los mejores servicios, derivarían hacia la chapucería, el maltrato o la rampante ineficiencia. El ser humano piensa y actúa como vive, salvo las excepciones de los extraordinarios; esos «animales de galaxia».

Lo real, lo que duele muchísimo, es que el país sucedáneo, poco a poco —sin remedio inmediato a la vista— va reemplazando al país que debería ser; lo cual, como es lógico, no parece conducir a algo edificante. Cuando podamos cambiar a los sucedáneos gobernantes —que son en verdad dictadores consumados— por los reales, los que hacen y piensan, en mínima democracia y justicia, bajo las reglas que consensua el soberano, quizá comience a enrumbarse el entuerto. Pero nos quedan, al parecer, muchos tragos amargos de «Hola», brebaje infame que, para colmo, perdió hasta el timbre en sus bolsas de nailon. 


ELTOQUE ES UN ESPACIO DE CREACIÓN ABIERTO A DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. ESTE MATERIAL RESPONDE A LA OPINIÓN DE SU AUTOR, LA CUAL NO NECESARIAMENTE REFLEJA LA POSTURA EDITORIAL DEL MEDIO.
toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

César

Alguna vez veremos en el Toque un artículo, donde se hable del Bloqueo, o de la espurios lista de Países Terroristas, o existirá algo bueno, .....
César

César

Que curioso, en el Toque existe un moredador, eufemismo de Censor, no todo lo que comentas podrá ser visto y discutido, no es eso lo que nos critican constantemente
elTOQUE

Estimado César, nuestra política de moderación de comentarios es clara. Todos los comentarios serán publicados mientras no reproduzcan ofensas.

sumavoces
César

Guille Álvarez

Puedes dejar de leer el Toque mucho tiempo y es cómo una novela brasileña, no te perdiste nada, es siempre lo mismo. Siempre las consecuencias, siempre exageradas, nunca las causas. Siempre digo que el gobierno ha tenido responsabilidades en esta crisis, también la resaca de la pandemia, pero las sanciones económicas pudieran ser las responsables de más del 50 %, el que no lo vea así es por cinismo, ignorancia, ceguera o todas juntas.. Está página tan miserable no escribirá nunca al respecto. En el capítulo 100 del culebrón veré cuál es el tema, seguramente mas de lo mismo

Darien

Lo del 50% de responsabilidad de las sansiones económicas es muy condescendiente. Pero aún si así fuera, ese otro 50% de responsabilidad del Estado es el que marca la diferencia. Hay errores que no se puede permitir el Estado cubano, precisamente por empezar cualquier gestión con un 50% de desventaja. Esa condición, dicho sea de paso, no va a cambiar, y por tanto, no puede supeditar las decisiones concernientes a la política interna del país. Cuando hay un problema hay solo dos salidas posibles: te quejas, o lo resuelves. El llantén por el no me dejan, es quejarse. Y lo que se necesitan, son soluciones.

Sanson

De hecho, la responsabilidad de las "sanciones económicas" es una responsabilidad del regimen o que no se acuerdan ya de que el difunto castro fue el que las provocó con sus payasadas. Después andaba alardeando de que aunque los "yankees" quisieran comerciar con cuba a el no le interesaba mucho eso. No se olviden de eso
Sanson
Darien
Guille Álvarez

Alex Garcia

En marzo de 1985, cinco años antes del desmerengamiento del socialismo soviético, el Comandante en Jefe concedió una extensa entrevista a Jeffrey M. Elliot, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Carolina del Norte y al congresista Mervyn M. Dymally, de EE.UU. Cito: “Hemos resistido 26 años —dijo—, podemos resistir otros 25 años y hasta cien años sin comerciar con Estados Unidos”. “Hablando con franqueza, las relaciones económicas con Estados Unidos no implican para Cuba ningún beneficio fundamental, ningún beneficio esencial”. A continuación, hizo referencia a “…la base sólida que el gobierno había alcanzado para su desarrollo económico y social”, la cual estaba garantizada —dijo— “a pesar de ese bloqueo. Pensamos estar en un futuro no lejano por delante de Estados Unidos, porque empleamos los recursos de modo racional, para un desarrollo económico sostenido y al servicio del pueblo. Somos el único país de América Latina y del Caribe que no ha sufrido crisis en el desarrollo económico. O sea, que esas relaciones económicas no implican beneficio alguno para Cuba, porque todo lo que producimos en los próximos cinco años está vendido a los mercados socialistas”. A una pregunta del congresista sobre qué ocurriría si se abría el comercio con Estados Unidos, y qué efecto esto tendría sobre la economía cubana, Fidel respondió: “Yo pienso que Estados Unidos tiene cada vez menos cosas que ofrecer a Cuba, porque qué azúcar le vamos a vender a Estados Unidos, qué acero, si allí no existe mercado para eso, tampoco para nuestros textiles, a pesar de que hemos construido modernas fábricas y ampliado muchas de las antiguas, y en cuanto al turismo, tenemos más demanda que capacidad. La supresión del bloqueo solo a largo plazo implicaría alguna ventaja, como mercancías, algunos equipos médicos, productos farmacéuticos. Pero no es una cosa trascendental”.

oliver

Contundente respuesta de Alex al sr Guille..bye bye tasa sanitaria
oliver
Alex Garcia

José Luis

Si, hace meses que busco alguien que me afile una maquina de pelar y todos se han ido
José Luis

Sergio Gil Medina

Cada vez con más artículos q nos convidan a rendirnos, a arrodillarnos ante el principal culpable d esa situación..nos convidan a tanta 💩 No aprenden d los cubanos, q quemaron Bayamo antes d entregárselo a los colonialistas españoles....nosotros los sucedáneos q queremos a nuestra PATRIA estamos muy claros (como el café) d quienes serían los yanquis sucedáneos q vendrian a gobernarnos si lograrán hacer d 🇨🇺 una Gaza del Caribe Sigan Uds con su invasión cibernética, como orgullosos sucedáneos d los cocineros d GIRON, q acá siempre habrán sucedáneos d Marti, Maceo, Fidel

Sanson

En realidad el principal culpable de esa situacion de miseria en que subsisten hoy fue y sera fidel castro y a el, aun despues de muerto deberian exigirle cuentas. A el o a los que el puso para que lo sustituyeran despues de haberse cansado de hacer anormalidades . Si no quieren reconocerlo, no lo hagan pero seguir lloriqueando no les va a servir de nada. Es que ya no queda mas nadie que se deje embaucar.
Sanson
Sergio Gil Medina

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR370.00 CUP
+5
1 USD
360.00 CUP
1 MLC288.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification