Lo que sabemos sobre la supuesta base de espionaje China en Cuba

Foto: Reuters.

Lo que sabemos sobre la supuesta base de espionaje China en Cuba

27 / julio / 2023

Al parecer China sustituirá a Rusia como potencia que usa a Cuba para desarrollar operaciones militares y de inteligencia contra Estados Unidos; otro símbolo de cómo se distribuyen hoy las fuerzas geopolíticas en el tablero mundial. La historia de 1962 puede repetirse, acuerdos tácitos entre dos superpotencias y un Gobierno cubano que intenta salir airoso de un juego político que le queda grande. 

El 8 de junio de 2023, The Wall Street Journal (WSJ) hizo públicas las declaraciones de un «funcionario estadounidense con información de inteligencia altamente clasificada» sobre un supuesto acuerdo entre los Gobiernos de China y Cuba para establecer una instalación de escucha electrónica en la isla. De acuerdo con el artículo, Cuba aceptaría «varios miles de millones de dólares» por permitir infraestructura para interceptar correos electrónicos, llamadas telefónicas y otros datos de Estados Unidos. 

Doce días después del primer reporte, el WSJ publicó otro texto en el que aseguraba que el Gobierno chino, además, planeaba la creación de una instalación de entrenamiento militar en tierras cubanas.

Hasta el momento, las declaraciones de los representantes de los Gobiernos chino, cubano y estadounidense dejan varias interrogantes. Algunas de las afirmaciones iniciales luego fueron matizadas o rechazadas. El tema se ha mantenido en la agenda pública internacional por más de un mes. 

Entonces, ¿qué sabemos de los supuestos acuerdos entre China y Cuba para la creación de una base de espionaje y entrenamiento militar? ¿Cuál es la posición de la Administración de Joe Biden ante la amenaza de tener instalaciones militares en el patio trasero? 

Base china en Cuba, la negativa de tres Gobiernos

Tras la publicación del primer texto de The Wall Street Journal, el 8 de junio de 2023, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Kirby dijo a la agencia Reuters que el «artículo no era riguroso», pero no aportó otra información. El general de Brigada Patrick Ryder, portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, también declaró: «No tenemos conocimiento de que China y Cuba estén desarrollando un nuevo tipo de estación de espionaje».

Como es habitual, en La Habana, el viceministro cubano de Asuntos Exteriores Carlos Fernández de Cossío tachó el artículo del WSJ de «totalmente mendaz e infundado», al calificarlo de invención estadounidense destinada a justificar el embargo económico que Washington mantiene desde hace décadas contra la isla. 

Las primeras reacciones del país asiático llegaron de la Embajada china en Washington: «No tenemos conocimiento del caso y, por tanto, no podemos hacer comentarios en este momento», aseguró un funcionario de la sede diplomática. El 12 de junio, Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, dijo que EE. UU. es el «campeón mundial de la piratería informática y la superpotencia de la vigilancia». Wenbin también criticó a EE. UU. por haber «ocupado ilegalmente» la bahía de Guantánamo para «actividades secretas» y pidió a EE. UU. que «deje de interferir en los asuntos internos de Cuba».

A pesar de las iniciales negativas gubernamentales, los reportes del WSJ no pasaron desapercibidos para la esfera política estadounidense ni para otros medios de comunicación. Varios representantes políticos —en su mayoría republicanos— expresaron preocupación por las consecuencias que podría traer una instalación de ese tipo a solo 150 kilómetros del territorio norteamericano. 

«Solamente este mes [junio], China ha acosado y amenazado a un avión de combate y un buque de guerra estadounidenses. Ahora está instalando una base de espionaje en Cuba», publicó en Twitter la candidata presidencial republicana Nikki Haley.

Varias voces relevantes como Mark Warner (Partido Demócrata) y Marco Rubio (Partido Republicano) piden una respuesta de peso por parte de la Administración Biden. También el representante estadounidense Mike Gallagher (republicano) solicitó en un comunicado poner fin a las licencias de exportación de Huawei, restringir las inversiones salientes en sectores chinos cruciales e impedir las compras de terrenos del Partido Comunista Chino cerca de bases militares. Otro que ha demandado medidas para evitar la materialización de los acuerdos Cuba-China ha sido el congresista Mario Díaz-Balart.

Contradicciones en el discurso

De acuerdo con las declaraciones del secretario de Estado Antony Blinken, China opera acciones de inteligencia en Cuba desde hace varios años y el Gobierno estadounidense lo sabe. 

El 10 de junio de 2023, dos días después de haber llamado inexacto al artículo de WSJ, la Casa Blanca desclasificó información de sus servicios de inteligencia que revela el alcance de las supuestas actividades de espionaje de China en Cuba.

El propio Antony Blinken admitía el 12 de junio que son conscientes de la intención de Pekín de aumentar sus capacidades de recopilación de inteligencia en varias regiones, y para eso ha fortalecido su unidad de inteligencia en Cuba desde 2019.

En una conferencia de prensa celebrada en Washington, Blinken declaró que la Administración Biden «tiene una estrategia para contrarrestar el espionaje chino en Cuba y otros países». El secretario de Estado añadió sobre la ejecución de la estrategia: «en silencio, con cuidado, pero a nuestro juicio con resultados».

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla aseguró que «las afirmaciones del secretario Blinken son falsas y carecen de fundamento».

Sin embargo, en una rueda de prensa celebrada el lunes 12 de junio, el coordinador de Comunicaciones Estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, afirmó que incluso se habían producido «intercambios con el Gobierno cubano» sobre la cuestión de la instalación de espionaje china. Kirby no ofreció más detalles de cuándo tuvieron lugar los intercambios ni en qué contexto.

Chris Simmons, exoficial de Contrainteligencia de EE. UU. aseguró el 5 de julio al Miami Herald que desde la década de los noventa vieron una «evolución sostenida de una instalación para la intercepción de comunicaciones». El oficial también aseguró: «[en 2001] descubrimos que los chinos ya llevaban allí nueve años. Se nos dijo entonces que, cuando los chinos llegaron en 1992, estaban instalados en un solo edificio dentro de Bejucal, y que eran 50 oficiales en estas instalaciones». 

«Washington sabía que los chinos estaban comprometidos», dijo Simmons. «Pero la sabiduría convencional era que China simplemente aprovechó la oportunidad política debido al colapso de la Unión Soviética. Esa era la lógica simplificada de Washington. Podíamos ver los barcos entrando y las armas saliendo. Pero, en general, Washington no quería hacer las preguntas difíciles».

Las declaraciones coinciden con el reporte de Reuters publicado el 14 de junio de 2023. Corresponsales de la agencia británica en La Habana viajaron hasta las afueras de Bejucal, donde observaron antenas parabólicas gigantes y una cúpula grande cerrada de metal blanco y oxidado ―del tipo que alberga antenas―, mientras hombres no identificados vestidos de civil en motos fotografiaron a los reporteros.

El artículo de Reuters también citaba un documento de la Comisión Federal de Comunicaciones de noviembre de 2022 que se refería a las actividades en la base de la era soviética donde China mantenía presencia física y apuntaba: «parece ser una operación de recopilación de inteligencia».

De acuerdo con otro reporte de WSJ, publicado el 21 de junio, la inteligencia estadounidense rastreó a trabajadores de Huawei y de ZTE en presuntos sitios de espionaje chino en Cuba. En ese contexto, Antony Blinken dijo que Washington tiene «profundas preocupaciones» sobre las actividades militares o de inteligencia chinas en Cuba. «Esto es algo que vamos a vigilar muy de cerca y hemos sido muy claros al respecto. Y protegeremos a nuestro país, protegeremos nuestros intereses».

Por su parte, el Gobierno chino, en relación con los informes sobre el supuesto espionaje, sugirió a EE. UU. que mejorara la confianza mutua con Cuba. Mao Ning, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, pidió al país estadounidense que se centrara en cuestiones verdaderamente beneficiosas para el desarrollo pacífico y estable a nivel regional. Ning también dijo el 21 de junio desconocer las acusaciones sobre una supuesta base militar china en Cuba.

Sin embargo, un artículo del 20 de junio del WSJ asegura que funcionarios de la Administración Biden han tratado de disuadir a sus homólogos cubanos de finalizar el acuerdo para una instalación de entrenamiento militar en la isla ante el riesgo de tener tropas chinas a las puertas de Estados Unidos. 

China y Estados Unidos conversan, Cuba queda fuera

Las acusaciones de una base de espionaje en Cuba se publicaron días antes de la visita del secretario de Estado estadounidense al país asiático que inició el 18 de junio de 2023. 

En un acto sin precedentes, Blinken se reunió con varios representantes del Gobierno chino, incluido el presidente Xi Jinping. En el encuentro, el funcionario estadounidense asegura «haber planteado la cuestión de la base china en Cuba».

La visita se produjo en un momento en que Washington y Pekín parecían dar tímidos pasos para aliviar las tensiones que se han agudizado por cuestiones como el conflicto en relación con Taiwán, las violaciones de derechos humanos en el país asiático y la irrupción de un artefacto catalogado por la inteligencia de Estados Unidos como globo espía chino y que fuera derribado por el Ejército estadounidense en febrero de 2023.

Según The Guardian, Janet Yellen, secretaria del Tesoro, también visitó China a inicios de julio y aseguró: «[el mundo es] lo suficientemente grande para que nuestros dos países prosperen». Yellen considera que su viaje a Pekín ha estabilizado los lazos y mejorado la comunicación a pesar de los «importantes desacuerdos» entre ambas potencias.

La secretaria del Tesoro dijo que había planteado las «serias preocupaciones» de Estados Unidos en diez horas de reuniones con los máximos responsables políticos chinos. Sin embargo, la diplomática estadounidense no hizo referencia alguna a la situación de las supuestas bases militares y de intercepción de comunicaciones.

La Administración Biden ha recibido importantes críticas por el manejo del «deshielo con China», sobre todo por parte de congresistas miembros del Partido Republicano. La Casa Blanca declaró en un comunicado enviado por correo electrónico: «Fue nuestra evaluación de que, a pesar de la conciencia de los esfuerzos de base y algunos intentos de abordar este desafío en la Administración anterior, no estábamos haciendo progresos suficientes y necesitábamos un enfoque más directo». 

Por otra parte, un sector menos radical culpa al embargo estadounidense de «impulsar la cercanía de Cuba a China» o asegura que la supuesta estación de espionaje dañará irremediablemente el «breve acercamiento entre La Habana y Washington».

Cuba sufre su peor crisis económica desde la caída de la Unión Soviética. Sin embargo, se mantiene la decisión política de seguir dependiendo militar y económicamente de otras potencias en tensión con Estados Unidos. 

El impacto que tendrá la materialización de dichos acuerdos en las débiles relaciones Cuba-Estados Unidos queda por verse, así como las consecuencias de volver a ser el jugador más débil.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adriàn

Manera de manipular..esto no es periodismo. Esto es chismografía política !
Adriàn

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR
315.00 CUP
1 USD
303.00 CUP
+3
1 MLC270.00 CUP
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification