eltoque_logo
Foto: Jessica Dominguez

Foto: Jessica Dominguez

Mipymes en Cuba: ¿reconversión o nuevos negocios?

17 / marzo / 2022

En septiembre de 2021, luego de décadas sin que los cubanos pudieran formar empresas privadas, se aprobaron las primeras 35 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Un mes antes, la Gaceta Oficial de la República de Cuba había publicado un paquete de normas para regular la actividad empresarial en el país, lo que permitió la creación de nuevas figuras económicas en el sector privado y el estatal.

Las mipymes cuentan con personalidad jurídica, lo que significa un reconocimiento legal de la asociación de los propietarios y la posibilidad de realizar contratos y actuar en un marco que los reconoce como legítimos. En Cuba están limitadas por la cantidad de trabajadores que pueden contratar (entre uno y 100) y pueden ser privadas, estales o mixtas.

Según el Decreto 46 «Sobre las micro, pequeñas y medianas empresas», una mipyme estatal puede surgir a partir de «entidades estatales o cualquier otra estructura organizativa sin personalidad jurídica» o «ser negocios de nueva creación». La principal diferencia respecto a una mipyme privada está en la entidad que promueve la formación del negocio, en este caso una dependencia del Estado.

Otra modalidad, menos visibilizada, son los proyectos de desarrollo local (PDL). Estos se enmarcan en un contexto social y regional específico y a diferencia de otros actores económicos debe ser aprobado por el consejo de la administración municipal o provincial en dependencia de su alcance.

La voluntad estatal y la iniciativa privada

A partir de la nueva legislación y hasta el 10 de marzo de 2022, el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) aprobó 2 361 nuevos actores económicos*. De ellos, 2 276 son mipymes privadas, 49 estatales y 36 cooperativas no agropecuarias (CNA), según una nota publicada en el canal de Telegram de Actores Económicos. Como era de esperar, los privados ocupan el 96 % de los nuevos actores económicos.

Se han realizado 24 anuncios como resultado del proceso de aprobación, con un promedio de 98 actores por anuncio, sin dar información sobre la cantidad de denegados o los motivos de esta decisión.

Los nuevos actores son, sin dudas, una buena noticia para el contexto económico cubano; sin embargo, las convocatorias para la inscripción de los nuevos negocios están condicionadas a un grupo de actividades económicas predefinidas por el Ministerio de Economía y Planificación y puede suponer un conflicto de intereses entre la voluntad estatal y los intereses del sector privado. La restricción contradice la decisión de permitir más de 2 000 tipos de actividades económicas según el nuevo marco legal.

La primera convocatoria, en agosto de 2021, abrió para negocios con base tecnológica, exportadores de alimentos, reciclaje y proyectos de desarrollo local. En los meses sucesivos se añadieron las actividades: producciones manufactureras, servicios informáticos, actividades de construcción, servicios de transporte, servicios gastronómicos y teneduría de libros.

En una mirada a la información sobre los negocios aprobados hasta 2021 encontramos que las actividades de reciclaje resultaron de poco interés (apenas 12); mientras la producción manufacturera y los servicios técnicos fueron los más demandados, seguidos por la comercialización o producción de alimentos en tercer lugar.

Este último dato llama la atención si tenemos en cuenta que para 2019 la producción de alimentos era la actividad más desarrollada en el sector privado. No obstante, por el desabastecimiento sistemático de estos bienes en la red de mercados estatales en CUP y el impacto de la dolarización en la adquisición de materias primas, es previsible que cada vez menos negocios se aventuren en el sector gastronómico.

Si las convocatorias realizadas por el MEP para la aprobación de nuevos actores económicos solo abren para un grupo pequeño de actividades, se corre el riesgo de crear una brecha entre los intereses de inversión del sector privado y lo que determina el Gobierno que es necesario.

El equilibrio entre estos factores tendrá un impacto decisivo en el éxito o fracaso de la nueva estrategia económica.

Nuevos actores, mismas provincias, ¿nuevos empleos?

Para el cierre de 2021, las mipymes y CNA aprobadas en Cuba generaron un total de 36 650 empleos según el reporte publicado por el Instituto Cubano de Antropología (ICAN). La Habana ocupa un 45 %, al generar empleo para 16 722 personas.

Sin embargo, estos datos pueden conducir a una lectura demasiado optimista si no se tiene en cuenta un factor esencial: la reconversión. Más del 57 % de los actores aprobados eran negocios existentes.

Según declaraciones de la viceministra del MEP, Johana Odriozola, en la Mesa Redonda del 11 de agosto de 2021, «el trabajo por cuenta propia (TCP) quedará, esencialmente, para una actividad de hasta tres empleados, por tanto, todos aquellos negocios preexistentes hoy que excedan esa cantidad de contratados tendrán que optar por mipymes o por cooperativas no agropecuarias». Los TCP que contaban con más de tres empleados deberán hacer la reconversión según las actividades que defina el MEP en sus convocatorias.

El proceso comenzó en agosto de 2021 y hasta la fecha ocupa más de la mitad de los actores económicos aprobados. Lo que limita el impacto que podría tener la aprobación de más de 2 000 actividades económicas en el nuevo marco regulatorio, pues la mitad de los actores económicos aprobados mantuvieron su actividad de origen. Del mismo modo, esto permite asumir que un porciento significativo de la cantidad de personas ocupadas responden a empleos que existían.

En 2019, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba concentraban más del 60 % del trabajo por cuenta propia en Cuba. Dos años después, tras una pandemia que afectó el flujo turístico y la economía, La Habana y Granma son las provincias con mayor cantidad de actores económicos aprobados; ambas suman el 50 % del total.

En cambio, Camagüey, que estaba entre las principales provincias con mayor cantidad de TCP solo ocupó el 3 % de los actores aprobados para el cierre de 2021.

Los proyectos de desarrollo local

Los proyectos de desarrollo local (PDL) tienen la particularidad que deben ser aprobados por los consejos de administración municipales o provinciales (de acuerdo a su rango de acción), y su accionar debe contribuir a la solución de problemas e impactar en la calidad de vida de la población. Para su conformación pueden acceder a los fondos municipales o provinciales para el desarrollo local.

Los PDL pueden ser mipymes, cooperativas no agropecuarias e incluso trabajadores por cuenta propia y se amparan en la política gubernamental para el desarrollo territorial y el Decreto 33 del Consejo de Ministros «Para la Gestión Estratégica del Desarrollo Local».


Según el ICAN, al cierre de 2021, 78 de los 1 286 actores aprobados eran proyectos de desarrollo local, distribuidos la mayoría en La Habana, Granma, Villa Clara y Artemisa.

A pesar de existir una política gubernamental y posibilidades de financiamiento con el objetivo de promover esta modalidad de negocios, los actores aprobados hasta la fecha son pocos. En septiembre de 2021, la periodista Lissette Martín López refirió la falta de capacitación, la demora en la aprobación de los permisos y pocas opciones para la importación como algunas de las principales trabas para los PDL en el municipio Playa, en La Habana.

El marco regulatorio para las empresas privadas y estatales

El paquete de normas jurídicas que publicó el 19 de agosto de 2021 la Gaceta Oficial de la República de Cuba funcionan como marco regulatorio para el perfeccionamiento de los actores económicos.

La publicación de estos documentos marcó el inicio para muchas iniciativas privadas de su proceso para inscribirse como empresa de acuerdo al nuevo marco legal.

Algunos de los decretos de mayor impacto fueron el Decreto Ley 46 «Sobre las micro, pequeñas y medianas empresas» que permite la creación de este tipo de actor económico, y el  Decreto 49 del Consejo de Ministros «De las actividades a realizar por las micro, pequeñas y medianas empresas privadas, cooperativas no agropecuarias y trabajadores por cuenta propia» que regula las actividades económicas a desarrollar por estos actores.

Contrario a la práctica anterior de permitir un grupo pequeño de licencias para el sector privado, que limitaba las posibilidades de realizar negocios, esta vez el Gobierno se centró en establecer solo un grupo de actividades prohibidas entre las reconocidas por el Clasificador Nacional de Actividades Económicas publicado por la Oficina Nacional de Estadística e Información.

Actualmente, para saber si la idea de negocio está permitida en Cuba solo hay que buscar en el clasificador las actividades que más se parecen a las del interés del usuario y verificar luego que no se encuentran entre las prohibidas por el Decreto 49.

Para hacer más fácil este proceso, elTOQUE desarrolló un buscador de actividades económicas en el que solo se necesita poner el nombre de la actividad económica que interesa y el software responde si está permitida o no en Cuba.

Este proceso no aplica a los TCP que se conviertan a mipymes o CNA, pues estos desarrollan una actividad permitida.

Una vez definida la idea de nuevo negocio, el siguiente paso es inscribirla como mipyme o cooperativa no agropecuaria. Para esto es importante que la actividad se encuentre entre las convocatorias abiertas por el MEP, de no ser así, según informa el Canal de Actores económicos, la solicitud queda en espera hasta la apertura de una convocatoria para esa actividad.

El 14 de marzo el Ministerio de Economía y Planificación sumó las actividades de alojamiento, servicios de belleza y actividades de servicios a edificios a sus convocatorias abiertas.

Para el registro, los usuarios pueden hacer la inscripción en la Plataforma de Actores Económicos del MEP y, según su canal en Telegram, la solicitud tendrá respuesta en un máximo de 25 días.


*Los datos publicados por el canal de Actores Económicos parecen tener un ligero margen de error. Mientras que el canal informa de un total de 2 361 actores permitidos para el 10 de marzo, la suma de la cantidad de actores de cada anuncio es 2 363, con una pyme privada y una cooperativa más.


TAMBIÉN TE SUGERIMOS:



Promo DeFactoBot.jpg





DeFacto
Servicio de verificación y datos de elTOQUE. Detectamos noticias falsas y desinformación. Verificamos el discurso público. Chequeamos hechos, frases y otros contenidos de interés público a partir del análisis riguroso de datos.
eltoque-verifica

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR120.00 CUP
-3
1 USD107.00 CUP
-3
1 MLC114.00 CUP
-1
calendar_icon

CUBA

publicidad_nord
publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test