Juan Pin Vilar

Foto: Adalberto Roque

«No me importan los censores». Entrevista a Juan Pin Vilar

13 / julio / 2023

A finales de 2021, el destacado documentalista cubano y director de televisión Juan Pin Vilar me dijo con emoción que la película, que se llamaría La Habana de Fito, estaba cogiendo forma y que cada vez se parecía más a lo que él esperaba.

Juan me anunciaba a cada rato que el documental le gustaba, que había encontrado más cosas, que se veía distinto, que sonaba mejor. 

La Habana de Fito de Juan Pin Vilar es célebre sin haber llegado a las salas de cine. Su transmisión, sin permiso del director ni del productor del audiovisual, en el espacio Espectador crítico, de la televisión cubana, fue un escándalo cultural dentro y fuera de la isla. 

Era esperable la censura al documental. Fito Páez habló con Juan Pin de sus experiencias en Cuba y de política. No es una entrevista sobre la relación de Fito con el poder en nuestro país, pero lo que muestra fue suficiente para la susceptible maquinaria del autoritarismo cubano.

Ahora, decenas de realizadores cubanos se han organizado, crearon una asamblea, existe un apoyo enorme al equipo de La Habana de Fito y los dirigentes tuvieron que sentarse a conversar sobre lo que han hecho y, tal vez, sobre lo que van a seguir haciendo, porque es su naturaleza.

Como siempre, detrás de la información pública hay más. ¿Qué viven quienes hicieron el documental?, ¿cómo asimilan el ataque oficial a la obra?, ¿se sienten acompañados por la organización espontánea de cineastas e intelectuales de distinto tipo?

Estas preguntas y otras se las hago ahora a Juan Pin Vilar. He sufrido mucho con él desde noviembre de 2020, y él me ha dado la seguridad de su cariño inesperado.

La audiencia quisiera saber varias cosas; estas son las respuestas del director del documental.

¿Creíste que La Habana de Fito sería un documental conflictivo para los estándares de la censura cubana?

Mientras filmo no me planteo la censura como una búsqueda. Me concentro en lo que quiero narrar y, dentro de la narración, en lo que quiero decir. No me importan los censores. Estoy acostumbrado a lidiar con ellos y a no ceder. Pensé que sería polémico, pero no censurable. 

Prestar atención a los límites que impone la censura es rebajarse como creador y darle espacio a lo mediocre y lo dictatorial. Los únicos límites que acepto me los impone el sentido común y el respeto absoluto por causas universales como el antifascismo, la lucha contra la homofobia, el antirracismo, etcétera. No existe una sola obra mía que sea lesiva a Cuba y a su historia.

¿Cómo le contaste a Fito este barullo? ¿Cómo lo han vivido juntos?

Sencillo. Sin aspavientos. Él ha estado al tanto del documental desde la idea, porque son sus testimonios y mi punto de vista unidos en una obra. Nunca me pidió que cambiara nada, nos respetamos mutuamente. 

Cuando prohibieron la exhibición del documental en El Ciervo Encantado, le envié la nota de El Ciervo, después los textos de Gustavo Arcos, Fernando Pérez y Luis Alberto García. Más tarde su propio equipo y él contactaron conmigo y con el productor, Ricardo Figueredo, y fueron nutriendo su curiosidad.

Él está en plena gira y yo en pleno debate. Comprenderás que lo ocurrido no es su prioridad ni enterarlo la mía. Lo importante y esencial sí lo conversamos. Sobre todo, cuando un viceministro, muy menor en cualquier sentido, intentó contactarlo pasando por encima de nosotros. Eso fue lo que realmente lo ofendió. No es posible que, en pleno siglo XXI, el Gobierno cubano pretenda que un artista lo apoye en un acto flagrante de censura de una obra y linchamiento mediático a su creador.

Foto: Cortesía de Juan Pin Vilar

¿Cómo han quedado tú y el equipo después de este bochorno producido por la administración, que nunca nos decepciona y que siempre cumple como mediocre destacada?

Entre atónitos y enojados. Mis amigos y mi familia con mucho miedo. Varias veces tuve que explicarles a mis hijas que no iba a ser detenido. Aunque en algún momento me asustó la ferocidad con que tuitearon algunos muy mediocres y de alta jerarquía política y pensé que podrían meterme preso. 

Agradezco la solidaridad indirecta de Silvio Rodríguez, José María Vitier y Jorge Fuentes. Esas tres personas me conmovieron porque tengo puntos de vista diferentes con ellos en cuanto a la política y al Gobierno, pero nunca sobre la Patria. 

Si toda la campaña que, obviamente, tenían preparada con el objetivo de criminalizarme y separarme del pensamiento revolucionario y patriótico no tropieza con muros de ese tamaño, no me caben dudas que yo estaría preso.

¿Cuál es la cronología de hechos que llevaron a la censura y ataque frontal del documental y sus realizadores?

La cronología empieza en la guerra de los emails en 2007 y mi negativa a aliarme con un sector de la cultura que estaba interesado en desviar la atención y falsear la narrativa de la historia cultural en la Revolución cubana. Ese es el germen de la campaña tan brutal desatada por algunos tuiteros contra el documental y contra nosotros. 

Luego, el 27 de noviembre de 2020 me puse otra vez del lado de lo justo. Fue otro golpe para ese sector peligroso que todavía tiene influencias en las instituciones culturales cubanas. En ese sentido, el primer texto de Fernando Pérez es brillante.

Han estado 15 años cazándome la pelea. Por suerte son ciegos y menores. Ellos sí no están «a la altura del conflicto». Han estado colocando a Cuba y la cultura debajo de una luz desfavorable ante la opinión pública. Si el argumento es que existe una campaña contra Cuba, cómo es posible que se censure un documental sobre una figura mediática como Fito, que iba a ser exhibido en una salita de un grupo de teatro, en un lugar desconocido de un barrio habanero.

Lo otro son los oportunistas de siempre, los aliados de la mediocridad que se dicen artistas o cineastas y por detrás comulgan con funcionarios a cambio de posibilidades y presupuestos. Esos me persiguen desde finales de la década de los ochenta; son un invento de la burocracia.

A raíz de lo que ocurrió con el documental, ¿cuál seguirá siendo el rol del Fondo de Fomento del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) para la producción de cine independiente cubano?

No sé. Es un espacio importante y positivo, por eso nunca lo menciono, a pesar del rol tan cobarde que han jugado en nuestro caso. Además, según Fernando Rojas, el Fondo fue quien entregó la película para que la exhibieran en televisión.

Cartel del documental. Cortesía de Juan Pin Vilar

¿Crees que el apoyo de cineastas y cientos de intelectuales sirva para «ganar» tu caso, política y jurídicamente?

Quisiera que ese apoyo, que agradezco, no se enfoque en mí, ni siquiera en el documental. La obra se defiende por sí misma. Lo que hay que apoyar es un hecho inédito en la cultura cubana pos-59. Los jóvenes de ahora son inclusivos y no discriminan a los que se fueron a vivir a otras geografías. Esa hermandad debemos defenderla todos, con independencia de nuestras ideologías o colores políticos.

Nunca en la historia de la Revolución cubana se ha tenido un escenario tan propicio para la inclusión. Ese es el gran ejemplo hacia la ciudadanía, «con todos y para el bien de todos». Porque eso derrumba los conceptos de «fulano se fue» y «mengano se quedó».

¿Cuáles son tus planes ahora con el documental? ¿Podrá verse en Cuba y fuera la última versión?

El documental recorrerá los festivales que pueda, como cualquier otro filme de cualquier otro director. No creo que lo envíe al de La Habana, no confío en ellos. No sé qué daño puedan hacerle al documental si los presionan.

¿Demandarás al Instituto de Información y Comunicación Social (antes ICRT)?

Recién me planteo muchas posibilidades legales, no tengo nada decidido. Haré lo que más sirva para que los jóvenes comprendan que Cuba es y debe ser independiente y soberana, y también libre de esta decadente y tramposa burocracia.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ramón García Guerra

Cuando se dió la guerrita de los emails, acusé la mezquindad de aquel debate. Porque se discutió el pavonato (Luis Pavón), pero no el aldanato (Carlos Aldana). Aquel no fue un Quinquenio Gris, sino las dos décadas más oscuras del proceso. Todavía hoy se sufren las consecuencias de la era soviética (1971/1989). Desde "Alicia en el País de Maravilla" a la fecha, los lebreles del status quo se mueven en las sombras. Las reformas de Raúl Castro agitaron el avispero y la Secta creyó que había llegado su momento. Precisamente por eso celebro que la Asamblea de Cineastas haya relegado el gremio y puesto en su lugar a toda la sociedad.

Rey

Lo del Pavonato fue terrible, y tengo un tío escritor, fallecido hace pocos años que cuando le conte que había conocido a Luis Pavon y que de vez en cuando conversaba con él a finales de la década de los 80, teniendo yo 20 anos y Luis Pavón unos 60 y le comentaba que parecía un ancianito inteligente y frágil, de hablar pausado con una voz de pocos decibeles, me dijo: A mi me parece igual, pero la mancha del Pavonato, nunca abandonara a su nombre. Yo por lo pronto creo que aquella época cuando Luis Pavón era presidente del consejo nacional de cultura, fue en realidad un quinquenio directamente dictado por Fidel Castro y a Pavon no le quedaba mas que cumplir o renunciar. Si ese fué el quinquenio gris, todavía no habíamos visto el negro. Creo que Pavón no tuvo valor de hacer lo correcto o tal vez no quiso, pero creo que los Armando Harts y los Aldanas de este mundo su mucho peores que el viejo Luis.
Rey
Ramón García Guerra

Miriam Guzman Lopez

Con todos y para el bien de todos!
Miriam Guzman Lopez

Pedro cruz

Bueno. Primero porque se habla de censura si el documental se exhibió por tv nacional para todos. Es una irresponsabilidad hacerlo como lo hicieron, pero eso es otra cosa. Hay que tener en cuenta todos los intentos, pero no escucho en ningún momento la circunstancia actual en la sociedad cubana. Ante el cumulo mediático, el asunto es bajarse los pantalones o encontrar soluciones. No es los de afuera ni los de adentro, somos los mismos, el lío es por donde le entra el agua al coco... por los del desprecio. No es posible aceptar censuras, pero si diatribas. Ya este mundo no es igual al de los 60s, pero no creo que sea el de rendirse... aunque en muchos aspectos suene a disparate.

Rey

Hola Pedro, creo que el tema de la discordia es que el documental fue censurado y cortaron partes donde Fito criticaba ciertas cosas. Luego esta el derecho del director a que no le roben su derecho al documental de esa manera...pero el mayor punto de desacuerdo parece ser la censura. Yo creo que el problema de Cuba, se resuelve con igualdad para todos los cubanos...en ese momento incluso los que tienen posiciones de gran influencia fuera de Cuba, dejaran de ser activistas contra el gobierno de Cuba y a favor del bloqueo y se convertiría en "embajadores" para la apertura de las bunas relaciones y la inversion con el mercado natural de Cuba que por supuesto no es Rusia. Se convertirían en activistas por la eliminación del bloqueo y de muchas otras cosas positivas. Como nada es perfecto, también querrían tener otros partidos y otros medios de expresar sus ideas y promover otras plataformas. En ese momento el Partido Comunista seria un partido más, compitiendo por el voto del pueblo y si terminan en minoría pues que pena, pero no es el fin del mundo, no hay deshonra en estar en la minoría. La Patria seguirá en pie, el pueblo volverá a tener esperanzas de prosperidad y al que la hable de que hay que resistir en lugar de que hay que prosperar, pocos querrán prestarle atencion...La barrera es el miedo y es mutuo, mas que odio es miedo de que el otro lo barra o lo barre y le niegue el derecho propio. Y hay odio por supuesto y hay dolor personal a ambos lados, pero las nuevas generaciones tienen menos dolor y mucho menos odio. Insisto, la barrera es el miedo y la solución es la igualdad. Para Cuba y para los cubanos individuales ya va siendo hora de la reconciliación el derecho a trabajar por la prosperidad y no seguir condenados a la subsistencia con un modelo agotado que no da mas de sí. A finales de los 80 me contaba Castro-Tato, en la facultad de Economía de la Universidad de La Habana, que había estado en una gran reunion con Ministros, académicos y diputados, en la extinta JCPLAN y que había venido Leonid Abalkin, Embajador de la URSS en Cuba por mucho años y recién nombrado Vicepresidente de Rusia, y había dicho claramente que el modelo de producción Socialista en la URSS estaba agotado y que los niveles de vida estaban acercándose a los del tercer mundo. La palabra AGOTADO, que no da mas de sí a pesar de todos los ajustes, rectificaciones y renovaciones, es lo que me viene hoy a la mente cuando pienso en el modelo Cubano. Me acuerdo ahora mismo de mi tia Lida, que ya murió. Un día en broma me dijo, hay quien piensa que "esto" en cualquier momento se cae, lo que no se dan cuenta es que ya se cayó, pero nos cayó arriba! y por eso no nos damos cuenta. Creo que tenia razón...el contrato social que se mantenía entregándonos un mínimo de subsistencia decorosa a cambio de nuestra libertad individual y nuestro aplauso, ya no está más y en su lugar se ha instalado un demagogia vacía que solo intenta resistir y ofrece muy poco de todo lo demás.
Rey
Pedro cruz

Rosaura

Conozco a Juampi desde que era un adolescente flacucho pero ya contestatario. Diciendo lo que pensaba, jovencito, que no era siempre lo que se queria escuchar. De la gente del Saul. Vi el documental por casualidad y me asombro que lo pusieron x tv pq no vi los comentarios previos. Y me alegró que se exhibiera algo diferente, que no dijera siempre lo mismo hasta que al otro día me levanté con el escándalo de q era sin permiso del Director, etc. Creo que la censura sólo ha hecho efecto bumerán. Si lo hubieran puesto en el Ciervo encantado no hubiera pasado tanto.
Rosaura

Paloma López

Bien! Muchísimas gracias por su trabajo, por la sensibilidad, por la verdad ante todo. Viva Cuba LIBRE! Felicidades Juanpi!
Paloma López

Juan Pino Torred

Que manera de atacarlo todo yo le propongo a ese docementalidta que haga un documental de Silvio Rodríguez y trate de extrenarlo en Miami y ya verán la respuesta, el Papá Francisco en una hora por América Latina cuando le preguntaron sobre la LIBERTAD DE EXPRESIÓN dijo, LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN TIENE ECPRESION TIENE LIMITES.
Juan Pino Torred

Mario

Grande, Juanpin, tan valiente como creativo. Hace mucho tiempo no hay socialismo y mucho menos revolución. Donde no hay libertad creativa ni democracia lo que existe es retroceso representado por unos señores feudales en su atalaya, que miran hacia abajo indolentes, a un pueblo menguado.
Mario

SergioAynat

Creo que el toque es de gran ayuda a la población
SergioAynat

Carlos García de la Nuez

Magnífico!
Carlos García de la Nuez

Mayo

No vivimos en un país libre y supuestamente existe libertad de expresión según la carta magna, entonces a qué le temen, que las personas tomen conciencia de lo q esta pasando y haciendo muchos de nuestros dirigentes y familiares, que es viviendo de la revolución,los seudorevolucionarios,quite le el cargo y comodidades y sabremos quienes son.
Mayo

Josue fernandez

He leído sobre las censurar de cultura en diversas plataformas, sobre el documental no lo he visto , sobre de que se trata estoy muy ausente. Pero de los tratos de dirigentes y censura en la cultura si estoy informando, este es un flagelo natural de la ignorancia, solo fuerza y poder.

Josue fernandez

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR315.00 CUP
1 USD310.00 CUP
+1
1 MLC265.00 CUP
+1
Calendar iconCUBA
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification