eltoque_logo
Vacaciones a la cubana

Foto: Harold Cárdenas

Vacaciones a la cubana

Cuando alguien se convierte en servidor público su vida pierde inmediatamente el carácter privado… y algo tan básico como el descanso vacacional también adquiere ese carácter.

Dirigir Cuba en su contexto actual no debe ser fácil. El estereotipo del “cuadro político” ya provoca rechazo en muchos sectores mientras los líderes naturales continúan escaseando o impedidos de asumir responsabilidades mayores. A esto se suma el hecho de que aunque se invisibiliza la gestión de nuestros representantes, estos están bajo la lupa de la sociedad las 24 horas y los 7 días de la semana.

Al triunfar la Revolución Cubana en 1959 y motivados por ciertas circunstancias, los cubanos invisibilizamos buena parte de la vida política de nuestros funcionarios y convertimos la privacidad de los mismos en tabú. Esto tuvo un grave defecto: al crear esta capa protectora coartamos la capacidad popular de regular la gestión de los servidores públicos basada tanto en el desempeño de estos como su integridad personal.

Cuando el presidente llamó hace unos años a eliminar las gratuidades que lastraban la economía nacional, de la medida quedaron eximidos (al menos parcialmente) sectores como el militar, los funcionarios públicos y los dirigentes partidistas… excepciones que no pasaron inadvertidas. Alguien que desconozca el rigor de trabajo y el estrés a que están sometidas estas personas podría ver injusto que exista un sistema de descanso vacacional, no es mi caso. En cambio creo que el mecanismo actual no es correcto y provoca efectos secundarios difíciles de reparar.

Las vacaciones subvencionadas o pagadas en su totalidad por nuestra alcancía gubernamental varían en dependencia del nivel de dirección o grado que se tenga. Algunas se desarrollan en casas de visita creadas con este fin y otras en hoteles que estimulan a los trabajadores. La presencia de figuras políticas en hoteles 5 estrellas de Varadero resulta frecuente en períodos vacacionales, sobre esto existen anécdotas negativas que como pueden estar aderezadas con detalles ficticios prefiero omitir, pero la opinión pública nacional no las descarta tan fácilmente.

Estoy convencido de que un ministro no puede vivir bajo la presión de comprar las papas en el mercado agropecuario o tomar el P5 para llegar a su trabajo, entiendo la necesidad de que ese tipo de funcionarios tengan un nivel de vida decoroso que les permita concentrarse en los muchos desafíos nacionales. Sin embargo, resulta fatídico que los fondos del Estado financien la presencia de estos en los más caros centros turísticos y acompañados por numerosos familiares. No existe trabajo político ideológico que compita con el mal sabor que algunos hechos como estos y comportamientos negativos dejan en la memoria de nuestro pueblo. Aclaro que existen anécdotas de prepotencia política en estos centros, existen otras de sencillez y modestia, razón de más para que la política sea un asunto público.

Podría preguntar también: ¿en qué sesión de la Asamblea Nacional se autorizó a que los funcionarios públicos y del Partido utilicen los fondos del erario público para costear vacaciones familiares en algunas de las playas y hoteles más lujosos de Cuba?

Entiendo la legitimidad del descanso merecido, pero es una cuestión de lo que debe ser y lo que no. La lógica indica que si ellos pueden, el pueblo también… porque en última instancia son servidores del pueblo. Quizás debamos buscar algún mecanismo temporal hasta el momento en que puedan financiarse con su propio salario las vacaciones, como debería ser en la práctica.

Con las cuotas de sacrificio que se le pide al pueblo cubano sus funcionarios deben dar el ejemplo, sería irónico ser el país que más ha luchado por el socialismo en la región y que líderes como José Mujica nos provoquen comparaciones incómodas.

Igual les digo que detenerse un fin de semana en la salida de Varadero resulta un curioso experimento social. Podemos ver un destacamento de autos gubernamentales que entra y sale de la península, cargado de familiares e implementos acuáticos. Si hago un ejercicio de empatía, pienso en esquivar extremismos y olvido por un minuto que incluso el combustible para ello sale de nuestros impuestos, puedo perdonar el asunto.

Lo que nunca olvidaré son las tardes en las que el sol del verano me castigaba mientras veía pasar la caravana variopinta con espacio extra y no tener siquiera la deferencia de darnos un aventón a los transeúntes.

Aprovecho para recordar también aquella excelente idea que tuvo un diputado de la Asamblea Nacional de que los bienes de nuestros funcionarios sean tan auditables como los ministerios o empresas que dirigen, idea que fue olímpicamente ignorada en la última sesión.

Se trata de hacer las cosas como deben ser y no como se ha podido hasta este momento. Se trata de no tener que callar o reconocer aspectos como éste que están muy a menudo en boca de personas opuestas a la Revolución cuando deberíamos ser nosotros los primeros en señalarlos. Se trata de escribir lo que está mal hecho y no pensar en que pueda tener consecuencias negativas, porque el día que eso ocurra, ya estaremos perdidos y el proyecto socialista será el que esté de vacaciones.

Harold Cárdenas Lema
En mi tiempo libre administro un blog llamado La Joven Cuba que inicié junto a dos colegas en mi época de profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Matanzas. En el blog puedo escribir sobre muchos temas de la realidad cubana y los cambios que tienen lugar en estos momentos en Cuba.
harold-cardenas-lema

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pilar

En verdad te atreviste a denunciar eso así o te lo han permitido con intención o te lo pidieron expresamente????
Pilar

Oscar

Los recursos y bienes del pueblo están muy mal administrados y repartidos. Grandes sectores como MININT, FAR y los dirigentes derrochan gasolina, vacaciones lujosas, carros, casas, mientras los profesionales, científicos y obreros que son los que realmente mantienen la economía en marcha, viven en la miseria o de remesas de algún familiar en el extranjero.
Oscar

Oscar

Alguien se ha preguntado de donde salió el dinero con que Abelardo Colomé Ibarra, ministro del interior fundó y mantiene su cadena privada de restaurantes paladares llamados Starbien, uno de ellos localizado en Calle 29 entre B y C. Vedado, La Habana?
Oscar

Gilberto

Desde hace decadas, cuando hicieron a la vista de todos el Gaviota 1 en Varadero, en cuyo lobby habia un mural con fotos para seleccionar en cual Yate se viajaba a Cayo Piedra o Cayo Blanco, paella y cervezas gratis. Obviamente lo digo porque estuve, lo vi y fui dos veces en yates. Pero si quieren menciono los huespedes ilustres, a ver si esto sigue o ya paro
Gilberto

Pepe

Por ejemplo, le pueden preguntar al ex ministro de cultura, Abel Prieto, que va con toda su familia a los cayos al norte de Villa Clara, en un Mercedes Benz Sprinter adaptado para 12 personas y un freezer en la parte posterior lleno de cervezas, refrescos; y al lado su buena cantidad de jamón y queso. Si lo q digo es mentira, que le pregunten a la gente de la Mercedes Benz en Santa Clara, que son los que le han arreglado el MB cuando se le descompone. Por cierto, para darle la bienvenida al hotel a Abelito y su comitiva, movilizaron la orquesta sinfónica de Villa Clara completa y otro elenco de artistas de la provincia, los cuales actuaron para ellos en el lobby del hotel.
Pepe

Anónimo

Todos somos iguales pero hay algunos muchos mas iguales que los iguales
Anónimo

Juan Carlos

Es lamentable que eso suceda en Cuba. ¿Quienes son esos funcionarios? Decir los nombres para así poderles exigir.
Juan Carlos

Arsenio Rodriguez

¿Es ingenuo o se hace el ingenuo?
Profesor con el mayor de los respetos es usted ingenuo o se hace el ingenuo, ¿cómo es posible que ha tantos años de desastres usted se plantee semejante tópico?
¿Dónde ha estado usted viviendo estos últimos 50 años? En la estación orbital internacional no podrá ser, pues esta apenas tiene 15.
Mire yo le voy a enumerar alguno de los despilfarros del erario público cubano que han sido derrochados solo por Fidel Castro, sin contar las propiedades de Guillermo García, Ramiro Valdés, el difunto Almeida, etc..
– Una isla privada llamada Cayo Piedra, – 20 mansiones
– Tres yates
– Una piscina semi-olímpica con delfines, – Un helipuerto
– Varios cotos de caza.
Fuente: Familia de García Márquez

Sabe usted donde está “La rinconada” Ah y quien es dueño, además se ha preguntado usted de donde sale el dinero que se utiliza en la actualidad `para mantener a Fidel Castro vivo, cuánto cuesta el equipo de seguridad el equipo médico y la parafernalia que cuelga.
Así que querido, no se me haga el chivo con mareos que el único en Cubita la bella que no sabe que la nomenclatura cubana ha acabado con la quinta y con los mangos es usted…
Mira que venir a preocuparse por las vacaciones de dirigentes y militares y mirar para otro lado si de mayimbes gordo se trata. Es inadmisible su ingenuidad o dicho de otra forma mas criolla guanajeria.

Arsenio Rodriguez

Ariel Rodríguez

En Guardalavaca dicen el viceministro Murillo llevo todo el familión, así como Lazaro Barrero y Taladrid con sus respectivas ampliadas familias. Todo a costa del estado. No niego vayan de vacaciones, la esposa con sus hijos, ¿Pero hasta los primos y suegros? ¿Quién paga? El pueblo que es el que produce bienes, pues ni el gobierno ni todas sus estructuras juntas producen un centavo, mas bien gastos. En muchos países todos los funcionarios publicos tienen, por ley, que declarar sus bienes e ingresos todos los años. Nos vendría bien una ley así.
Ariel Rodríguez

Rigoberto Lopez Alonso

Debido al hermetismo que hubo al principio del castrismo, los altos mandos tuvieron la oportunidad de llevar una vida burguesa, cuando se habla que los Castro tienen hasta lugares virgenes para la caceria e islotes de playas solo frecuentados por ellos se dice una gran verdad, si todo fuera de conocimiento publico el cubano se diera cuenta que la robolucion solo fue hecha para una pequena clase burguesa , clase que lo unico que sabe es explotar a sus profesionales y a todo el pueblo en general cuando le exige sacrificios a los que ya no pueden mas,Cuba es colonia de los hermanos Castro y cupula y si el pueblo no logra deshacerce de esa caterva, sus hijos y nietos continuaran con sus prebendas aristocraticas, quien no lo vea , el pobre esta ciego
Rigoberto Lopez Alonso

Anónimo

Mi aporte… que pregunten quién financio el viaje de Rafael Serrano, el locutor del noticiero a República Dominica. Si hay alguna duda, les dejo el link de las fotoso… http://www.americateve.com/presentador_del_noticiero_de_tv_cubana_veranea_en_dominicana-722902-ap
Anónimo

Jorge

De verdad que piensas que eso va a cambiar algun dia? Permitame carcajearme!!!!
Jorge

Rosalina

La verdadera solución es simple, y el autor no lo menciona. Se llama “transparencia”. Cualquier persona sensata entiende que sería absurdo pedir que un ministro viaje en P1 o que no pueda descansar decorosamente. Pero el asunto es ESTABLECER CON CLARIDAD Y HONRADEZ qué y cuánto “le toca” a cada funcionario (cuánta gasolina, cuánta comida, cuántos días de vacaciones y dónde, etc, etc.). Sobre esas bases ya se podría evaluar la legitimidad de sus acciones y, sobre todo, el grado de justicia que hay en esas atribuciones. El verdadero problema es la cultura de opacidad que tenemos. Sin reglas claras, PÚBLICAS Y EXPLÍCITAS, el debate sobre si tal cosa es mucho, normal, poco, desmedido, descarado, etc no tiene fin. Las preguntas centrales son, entonces, ¿alguien está en contra de tal transparencia? ¿Si está a favor, porque no lo promueve o no lo exige? Si no está de acuerdo, ¿cuáles son las razones?
Rosalina

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Vacaciones a la cubana

Foto: Harold Cárdenas

Vacaciones a la cubana

Cuando alguien se convierte en servidor público su vida pierde inmediatamente el carácter privado… y algo tan básico como el descanso vacacional también adquiere ese carácter.

Dirigir Cuba en su contexto actual no debe ser fácil. El estereotipo del “cuadro político” ya provoca rechazo en muchos sectores mientras los líderes naturales continúan escaseando o impedidos de asumir responsabilidades mayores. A esto se suma el hecho de que aunque se invisibiliza la gestión de nuestros representantes, estos están bajo la lupa de la sociedad las 24 horas y los 7 días de la semana.

Al triunfar la Revolución Cubana en 1959 y motivados por ciertas circunstancias, los cubanos invisibilizamos buena parte de la vida política de nuestros funcionarios y convertimos la privacidad de los mismos en tabú. Esto tuvo un grave defecto: al crear esta capa protectora coartamos la capacidad popular de regular la gestión de los servidores públicos basada tanto en el desempeño de estos como su integridad personal.

Cuando el presidente llamó hace unos años a eliminar las gratuidades que lastraban la economía nacional, de la medida quedaron eximidos (al menos parcialmente) sectores como el militar, los funcionarios públicos y los dirigentes partidistas… excepciones que no pasaron inadvertidas. Alguien que desconozca el rigor de trabajo y el estrés a que están sometidas estas personas podría ver injusto que exista un sistema de descanso vacacional, no es mi caso. En cambio creo que el mecanismo actual no es correcto y provoca efectos secundarios difíciles de reparar.

Las vacaciones subvencionadas o pagadas en su totalidad por nuestra alcancía gubernamental varían en dependencia del nivel de dirección o grado que se tenga. Algunas se desarrollan en casas de visita creadas con este fin y otras en hoteles que estimulan a los trabajadores. La presencia de figuras políticas en hoteles 5 estrellas de Varadero resulta frecuente en períodos vacacionales, sobre esto existen anécdotas negativas que como pueden estar aderezadas con detalles ficticios prefiero omitir, pero la opinión pública nacional no las descarta tan fácilmente.

Estoy convencido de que un ministro no puede vivir bajo la presión de comprar las papas en el mercado agropecuario o tomar el P5 para llegar a su trabajo, entiendo la necesidad de que ese tipo de funcionarios tengan un nivel de vida decoroso que les permita concentrarse en los muchos desafíos nacionales. Sin embargo, resulta fatídico que los fondos del Estado financien la presencia de estos en los más caros centros turísticos y acompañados por numerosos familiares. No existe trabajo político ideológico que compita con el mal sabor que algunos hechos como estos y comportamientos negativos dejan en la memoria de nuestro pueblo. Aclaro que existen anécdotas de prepotencia política en estos centros, existen otras de sencillez y modestia, razón de más para que la política sea un asunto público.

Podría preguntar también: ¿en qué sesión de la Asamblea Nacional se autorizó a que los funcionarios públicos y del Partido utilicen los fondos del erario público para costear vacaciones familiares en algunas de las playas y hoteles más lujosos de Cuba?

Entiendo la legitimidad del descanso merecido, pero es una cuestión de lo que debe ser y lo que no. La lógica indica que si ellos pueden, el pueblo también… porque en última instancia son servidores del pueblo. Quizás debamos buscar algún mecanismo temporal hasta el momento en que puedan financiarse con su propio salario las vacaciones, como debería ser en la práctica.

Con las cuotas de sacrificio que se le pide al pueblo cubano sus funcionarios deben dar el ejemplo, sería irónico ser el país que más ha luchado por el socialismo en la región y que líderes como José Mujica nos provoquen comparaciones incómodas.

Igual les digo que detenerse un fin de semana en la salida de Varadero resulta un curioso experimento social. Podemos ver un destacamento de autos gubernamentales que entra y sale de la península, cargado de familiares e implementos acuáticos. Si hago un ejercicio de empatía, pienso en esquivar extremismos y olvido por un minuto que incluso el combustible para ello sale de nuestros impuestos, puedo perdonar el asunto.

Lo que nunca olvidaré son las tardes en las que el sol del verano me castigaba mientras veía pasar la caravana variopinta con espacio extra y no tener siquiera la deferencia de darnos un aventón a los transeúntes.

Aprovecho para recordar también aquella excelente idea que tuvo un diputado de la Asamblea Nacional de que los bienes de nuestros funcionarios sean tan auditables como los ministerios o empresas que dirigen, idea que fue olímpicamente ignorada en la última sesión.

Se trata de hacer las cosas como deben ser y no como se ha podido hasta este momento. Se trata de no tener que callar o reconocer aspectos como éste que están muy a menudo en boca de personas opuestas a la Revolución cuando deberíamos ser nosotros los primeros en señalarlos. Se trata de escribir lo que está mal hecho y no pensar en que pueda tener consecuencias negativas, porque el día que eso ocurra, ya estaremos perdidos y el proyecto socialista será el que esté de vacaciones.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64.5 CUP
+0.5
1 MLC73 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pilar

En verdad te atreviste a denunciar eso así o te lo han permitido con intención o te lo pidieron expresamente????
Pilar

Oscar

Los recursos y bienes del pueblo están muy mal administrados y repartidos. Grandes sectores como MININT, FAR y los dirigentes derrochan gasolina, vacaciones lujosas, carros, casas, mientras los profesionales, científicos y obreros que son los que realmente mantienen la economía en marcha, viven en la miseria o de remesas de algún familiar en el extranjero.
Oscar

Oscar

Alguien se ha preguntado de donde salió el dinero con que Abelardo Colomé Ibarra, ministro del interior fundó y mantiene su cadena privada de restaurantes paladares llamados Starbien, uno de ellos localizado en Calle 29 entre B y C. Vedado, La Habana?
Oscar

Gilberto

Desde hace decadas, cuando hicieron a la vista de todos el Gaviota 1 en Varadero, en cuyo lobby habia un mural con fotos para seleccionar en cual Yate se viajaba a Cayo Piedra o Cayo Blanco, paella y cervezas gratis. Obviamente lo digo porque estuve, lo vi y fui dos veces en yates. Pero si quieren menciono los huespedes ilustres, a ver si esto sigue o ya paro
Gilberto

Pepe

Por ejemplo, le pueden preguntar al ex ministro de cultura, Abel Prieto, que va con toda su familia a los cayos al norte de Villa Clara, en un Mercedes Benz Sprinter adaptado para 12 personas y un freezer en la parte posterior lleno de cervezas, refrescos; y al lado su buena cantidad de jamón y queso. Si lo q digo es mentira, que le pregunten a la gente de la Mercedes Benz en Santa Clara, que son los que le han arreglado el MB cuando se le descompone. Por cierto, para darle la bienvenida al hotel a Abelito y su comitiva, movilizaron la orquesta sinfónica de Villa Clara completa y otro elenco de artistas de la provincia, los cuales actuaron para ellos en el lobby del hotel.
Pepe

Anónimo

Todos somos iguales pero hay algunos muchos mas iguales que los iguales
Anónimo

Juan Carlos

Es lamentable que eso suceda en Cuba. ¿Quienes son esos funcionarios? Decir los nombres para así poderles exigir.
Juan Carlos

Arsenio Rodriguez

¿Es ingenuo o se hace el ingenuo?
Profesor con el mayor de los respetos es usted ingenuo o se hace el ingenuo, ¿cómo es posible que ha tantos años de desastres usted se plantee semejante tópico?
¿Dónde ha estado usted viviendo estos últimos 50 años? En la estación orbital internacional no podrá ser, pues esta apenas tiene 15.
Mire yo le voy a enumerar alguno de los despilfarros del erario público cubano que han sido derrochados solo por Fidel Castro, sin contar las propiedades de Guillermo García, Ramiro Valdés, el difunto Almeida, etc..
– Una isla privada llamada Cayo Piedra, – 20 mansiones
– Tres yates
– Una piscina semi-olímpica con delfines, – Un helipuerto
– Varios cotos de caza.
Fuente: Familia de García Márquez

Sabe usted donde está “La rinconada” Ah y quien es dueño, además se ha preguntado usted de donde sale el dinero que se utiliza en la actualidad `para mantener a Fidel Castro vivo, cuánto cuesta el equipo de seguridad el equipo médico y la parafernalia que cuelga.
Así que querido, no se me haga el chivo con mareos que el único en Cubita la bella que no sabe que la nomenclatura cubana ha acabado con la quinta y con los mangos es usted…
Mira que venir a preocuparse por las vacaciones de dirigentes y militares y mirar para otro lado si de mayimbes gordo se trata. Es inadmisible su ingenuidad o dicho de otra forma mas criolla guanajeria.

Arsenio Rodriguez

Ariel Rodríguez

En Guardalavaca dicen el viceministro Murillo llevo todo el familión, así como Lazaro Barrero y Taladrid con sus respectivas ampliadas familias. Todo a costa del estado. No niego vayan de vacaciones, la esposa con sus hijos, ¿Pero hasta los primos y suegros? ¿Quién paga? El pueblo que es el que produce bienes, pues ni el gobierno ni todas sus estructuras juntas producen un centavo, mas bien gastos. En muchos países todos los funcionarios publicos tienen, por ley, que declarar sus bienes e ingresos todos los años. Nos vendría bien una ley así.
Ariel Rodríguez

Rigoberto Lopez Alonso

Debido al hermetismo que hubo al principio del castrismo, los altos mandos tuvieron la oportunidad de llevar una vida burguesa, cuando se habla que los Castro tienen hasta lugares virgenes para la caceria e islotes de playas solo frecuentados por ellos se dice una gran verdad, si todo fuera de conocimiento publico el cubano se diera cuenta que la robolucion solo fue hecha para una pequena clase burguesa , clase que lo unico que sabe es explotar a sus profesionales y a todo el pueblo en general cuando le exige sacrificios a los que ya no pueden mas,Cuba es colonia de los hermanos Castro y cupula y si el pueblo no logra deshacerce de esa caterva, sus hijos y nietos continuaran con sus prebendas aristocraticas, quien no lo vea , el pobre esta ciego
Rigoberto Lopez Alonso

Anónimo

Mi aporte… que pregunten quién financio el viaje de Rafael Serrano, el locutor del noticiero a República Dominica. Si hay alguna duda, les dejo el link de las fotoso… http://www.americateve.com/presentador_del_noticiero_de_tv_cubana_veranea_en_dominicana-722902-ap
Anónimo

Jorge

De verdad que piensas que eso va a cambiar algun dia? Permitame carcajearme!!!!
Jorge

Rosalina

La verdadera solución es simple, y el autor no lo menciona. Se llama “transparencia”. Cualquier persona sensata entiende que sería absurdo pedir que un ministro viaje en P1 o que no pueda descansar decorosamente. Pero el asunto es ESTABLECER CON CLARIDAD Y HONRADEZ qué y cuánto “le toca” a cada funcionario (cuánta gasolina, cuánta comida, cuántos días de vacaciones y dónde, etc, etc.). Sobre esas bases ya se podría evaluar la legitimidad de sus acciones y, sobre todo, el grado de justicia que hay en esas atribuciones. El verdadero problema es la cultura de opacidad que tenemos. Sin reglas claras, PÚBLICAS Y EXPLÍCITAS, el debate sobre si tal cosa es mucho, normal, poco, desmedido, descarado, etc no tiene fin. Las preguntas centrales son, entonces, ¿alguien está en contra de tal transparencia? ¿Si está a favor, porque no lo promueve o no lo exige? Si no está de acuerdo, ¿cuáles son las razones?
Rosalina
boletin_elTOQUE