eltoque_logo
Alex Gladstein

Alex Gladstein / Foto: Freedom Forum

Alex Gladstein: Cómo el bitcóin puede ayudar a los cubanos a ser más libres

14 / diciembre / 2021

Alex Gladstein conoció Cuba trabajando en el envío de materiales censurados a través de casetes de VHS a activistas y opositores dentro del país. Lo hizo al entrar a una pasantía en la Fundación por los Derechos Humanos (Human Rights Foundation) de la que hoy es director estratégico (Chief Strategy Officer).

En los últimos años ha estudiado un ámbito usualmente alejado de los promotores de derechos humanos: la economía, las criptomonedas y especialmente el bitcóin.

Para Gladstein, quien también se ha desempeñado como vicepresidente de Estrategia para el Foro de la Libertad de Oslo (OFF) desde su creación en 2009, el estancamiento en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba no parece que vaya a ser superado a corto plazo. Tampoco cree que exista interés en cambiar las reglas básicas del embargo/bloqueo norteamericano.

En la más reciente edición del OFF, celebrado en Miami, Gladstein estuvo a cargo de varias presentaciones e intercambios entre desarrolladores y entusiastas del bitcóin y activistas pro derechos humanos. Durante el encuentro repetía como un mantra: el bitcóin es la oportunidad de «convertirte en tu propio banco»; una idea muy tentadora para los cubanos, quienes generan constantes alarmas en el sistema bancario internacional por las sanciones de EE. UU. a la isla.

«Mi objetivo personal es contribuir, en lo que pueda, a que los cubanos comprendan cómo usar el bitcóin. Si ellos quieren usarlo por cualquier razón, vamos a ponerlos al día al respecto», explica durante una llamada por WhatsApp varios días después del Foro. Alex, quien ha conectado a cientos de disidentes y grupos de la sociedad civil con líderes empresariales, tecnólogos, periodistas, filántropos, legisladores y artistas para promover la libertad, asegura tener su cuenta en Twitter (@gladstein) con los DM (mensajes directos) abiertos para todo el que desee escribirle.

José Jasán Nieves (JJN): ¿Por qué es útil el bitcóin en el campo de los derechos humanos?

Alex Gladstein (AG): El dinero no funciona para la mayoría de las personas en el mundo. Para los estadounidenses y los europeos funciona bien el sistema monetario porque tenemos monedas fuertes, facilidades para abrir cuentas bancarias; podemos optar por ahorrar con bastante facilidad en el mercado de valores y, si tenemos suficiente capital, en el sector inmobiliario. Tenemos muchos productos fintech (herramientas digitales para optimizar actividades financieras) en nuestros teléfonos. Nos resulta muy fácil enviar dinero entre nosotros, a los amigos. Las pequeñas empresas también pueden utilizar aplicaciones digitales para interactuar con sus clientes. Pero eso es solo un porcentaje muy pequeño. Básicamente solo el 12 % de la población mundial vive en países con derechos de propiedad, libertades, y donde la moneda es fuerte. El resto tienen una moneda más débil o vive bajo algún tipo de Estado dictatorial. Eso afecta a casi siete mil millones de personas.

El bitcóin es una muy buena alternativa porque permite a las personas convertirse en sus propios bancos y ahorrar tiempo, energía y salarios en una moneda que el Gobierno no puede devaluar. Ningún Gobierno o corporación puede decidir imprimir más bitcóin o hacer lo que el Partido Comunista cubano hizo con el peso. No es posible. Solo habrá 21 millones de bitcóin y eso es inmutable.

Luego, para crear una cuenta de ahorros propia, hay que aprender sobre el tema porque si solo se compra en un exchange (mercado digital), se estará teniendo algo muy similar a una cuenta bancaria, donde se sabe que no es dinero propio —a menos que se retire en efectivo— porque el banco podría congelarlo en cualquier momento.

Esto funciona de manera similar en el caso del bitcóin. Por ejemplo, si se compra bitcóin en un sitio web o en una coinbase (plataforma de comercio e inversión en criptomonedas) y se dejas allí, no es bitcóin propio. Se ha pagado a esa compañía y ellos tienen la promesa de pagar bitcóin. Así que es muy importante que las personas sepan que tienen que retirar cualquier bitcóin que compren hacia un monedero en su teléfono.

Recomiendo Muun, un monedero disponible en Android y iOS en idioma español. Fue desarrollado por un equipo en Argentina integrado por especialistas que entienden por qué el bitcóin se hace necesario en países como Argentina y Cuba. Es muy fácil de usar y es visualmente muy atractiva. Una vez que descargues el monedero Muun, puedes recibir bitcóin desde cualquier parte del mundo al instante.

Lo más importante: el bitcóin puede ayudarte a ser tu propio banco. En ese sentido, es una especie de oro digital. Es como tener un trozo de oro en casa, una joya que se puede guardar a lo largo del tiempo y dar incluso a los hijos porque no perderá su valor. Es algo que no se puede hacer con los billetes porque si se guardan mucho tiempo pierden su valor. Los cubanos han visto su moneda nacional perder casi todo el valor. El oro es diferente. Es valioso porque los Gobiernos no pueden crearlo o incrementarlo de forma arbitraria. No hay alquimia para eso. Tienen que sacarlo de la tierra, es caro y lleva tiempo.

El bitcóin es aún mejor y más escaso. En primer lugar, permite a las personas ahorrar en un sistema que no puede ser corrompido por ningún Gobierno. En segundo lugar, es dinero digital y una vía de pago imparable y sin censura, que permite conectar con cualquier otra persona en el mundo de forma instantánea, casi gratis y completamente fuera del sistema bancario.

En el caso de los cubanos puede ayudar a evitar el esquema de la moneda libremente convertible (MLC). Igualmente, es importante entender que es posible descargar una aplicación y realizar transacciones, conectarse y recibir remesas de familiares en Estados Unidos sin problemas, a pesar del embargo. Por ejemplo, si se tiene familia en Miami, Memphis, Los Ángeles o Nueva York, ellos pueden descargar la herramienta llamada Cash App y comprar bitcóin de manera sencilla.

Los cubanoamericanos pueden comprar la cantidad de bitcóin que deseen (actualmente un bitcóin equivale a 62.000 USD, pero es subdivisible hasta en cien millones de unidades) y con la dirección de bitcóin del monedero Muun descargado en La Habana o en cualquier otro lugar, introducirla en su Cash App y enviar la cantidad deseada. De Cash App al monedero Muun la transferencia utilizará la vía actual de bitcóin que es un poco más lenta que la red Lightning. Tomará 10 o 20 minutos, con una cuota que podría ser un dólar o un dólar con cincuenta centavos.

Si quieren ayudar aún más, los familiares en EE. UU. pueden comprar el bitcóin en Cash App, retirarlo gratuitamente a su billetera Muun, y enviarlo al instante mediante la red Lightning. No necesitan esperar 20 minutos o pagar uno o dos dólares. Es importante que los cubanoamericanos sepan que Cash App va a añadir un Lightning pronto y todo este proceso se facilitará.

Es una herramienta como cualquier otra, como el correo electrónico o Internet. Es neutral, ya que tanto los Gobiernos como los ciudadanos pueden utilizarla, y no tengo ninguna duda de que el Gobierno cubano intentará utilizarla también. Pero los ciudadanos tienen que aprender cómo usarlo, de la misma manera que aprendieron a usar Internet y a usar el correo electrónico. Me gustaría hacer todo lo posible para ayudar en ese sentido.

JJN: ¿Esta libertad de acción es lo que consideras útil como herramienta para los activistas de derechos humanos en Cuba?

AG: Sí. Te muestro dos ángulos al respecto. El primero: ¿Cómo se puede ayudar realmente a la libertad en Cuba? El Gobierno de EE. UU. ha afirmado haber gastado cientos de millones de dólares en la promoción de la democracia en Cuba en los últimos 20 años. ¿Qué se ha conseguido con eso? Agradezco que algunos de los grupos que respeto hayan recibido financiación y apoyo. Pero, en general, no ha servido para nada, ya que el régimen sigue, y más brutal que nunca. Todo ese dinero no ha servido de mucho. Si vas a Twitter y dices «Liberen a Cuba», ¿qué es lo que realmente logras? Muy poco. La diferencia es que con bitcóin puedes educar a las personas a mejorar significativamente su libertad individual. Es real, porque permitiría conectar de manera directa con la familia y empoderar a alguien para ayudarle a luchar contra la inflación, escapar de ella, y ser capaz de almacenar su tiempo y energía en algo que es buen dinero.

Además, es genial para un activista en Cuba porque podría vender su arte, sus palabras, su periodismo, su trabajo por bitcóin. Pueden optar por esta nueva economía que no está controlada por el Gobierno. Es muy útil.

JJ: ¿Por qué el bitcóin y no otras criptomonedas?

AG: Otras criptomonedas tienen sus utilidades. Unas de ellas son las stable-coins (monedas estables), que están vinculadas al dólar estadounidense. Sin embargo, las monedas estables están centralizadas. El bitcóin es único en el espacio de las criptodivisas. Es la única que está totalmente descentralizada y que no tiene dueño, fundación o empresa que la regule. Las monedas estables pueden ponerse en una lista negra, ser censuradas y limitar su acceso a los usuarios cubanos. En cierto modo, se puede pensar en las monedas estables como una especie de extensión del sistema del dólar. Tienen sus utilidades, sin duda. La más popular se llama tether y es muy utilizada en Palestina y Líbano como una alternativa al dólar por quienes no pueden tener una cuenta en esta moneda. No me cabe duda de que las monedas estables también podrían interesarles a los cubanos, pero deben saber que no tienen las mismas garantías de libertad. Pueden ser censuradas, confiscadas y puestas en una lista negra. Yo recomendaría que, si van a usar monedas estables, lo hagan como forma de cambio, pero no para sus ahorros.

En cuanto a las otras criptomonedas, tienen varios propósitos pero no están destinadas a ser dinero, sino a otros fines como el comercio, o como el caso de ethereum para codificar plataformas de comercio y negociar diferentes criptomonedas entre sí. Este es un uso más enfocado en quienes tengan experiencia en el comercio de divisas. Si quieres sentarte frente a tu ordenador todo el día y tratar de apostar y cronometrar el mercado y comerciar, esta podría ser interesante. Sobre todo para los cubanos porque no pueden comerciar con la bolsa de Estados Unidos.

Para mí, no es tan relevante para el activismo por los derechos humanos, porque es más bien comercio. Es un juego arriesgado y si los cubanos quieren aprender más sobre eso, pueden revisar Uniswap. Pero, en esencia, deben entender que estas otras criptomonedas son un asunto para entendidos. Es como ir al casino, debes saber que los croupiers siempre van a ganar el juego. Puedes tener una buena noche, puedes ganar un par de cientos de dólares o mil dólares o lo que sea, e irte a casa pensando que ganaste. Pero, en 10 años habrás perdido dinero porque «la casa siempre gana».

Hay una especie de juego interno en el que un puñado de personas se enriquece más, y las reglas aplican de modo diferente a las distintas personas. Las monedas estables, las NFT (activos criptográficos) podrían ser interesantes para que los cubanos las consideren, si creen que pueden venderlas y recibir dinero por ellas. No quiero descalificar estas opciones, pero sí dejar claro que no tienen las mismas garantías de libertad y que hay grandes riesgos con ellas.

JJN: ¿Cuáles son, desde tu punto de vista, los riesgos del bitcóin?

AG: El mayor riesgo es la volatilidad a corto plazo. El bitcóin es como una moneda recién monetizada, que casi acaba de nacer frente a nuestros ojos. Como cualquier tecnología, evolucionará desde cero hasta el mayor número de usuarios que logre alcanzar. Estamos en el comienzo de ese viaje. A medida que más y más personas se involucren y se monetice en todo el mundo, va a ser extremadamente volátil en el precio porque no hay una junta o un banco central detrás de él; no hay un grupo de personas que decida imprimir un poco más para estabilizar el precio cuando aumente la demanda. No. La emisión de bitcóin está predeterminada, como he mencionado antes, y hemos emitido unos 18 millones del total de 21 millones de monedas que existirán. Hay más de 18 millones en manos de la gente en todo el mundo, los 3 millones restantes se distribuirán lentamente durante los próximos cien años. Después de 2136, dejarán de distribuirse.

Ciertamente, veremos altibajos pero, en general, con el tiempo la tendencia será a subir. Sí, bitcóin pasó de 60 000 a 30 000 en junio de este año, perdió la mitad de su valor. Eso es bastante dramático, pero el año anterior subió 10 veces, de 4 000 a 40 000. Hay que ampliar la perspectiva para darse cuenta de que está creciendo, pero va a tener contracciones, caídas, aunque con el tiempo subirá. Ese es el principal riesgo, es volátil, y hay que sentirse cómodo con eso. Tal vez se termine usando bitcóin casi como una vía, y cada vez que familiares o amigos envíen bitcóin, decidir venderlo en MLC o algo así. Eso está bien. Es completamente razonable. Supongo que la gente querrá ahorrar un poco para su futuro y el de sus familias, si pueden; pero si no pueden, y es simplemente una herramienta de utilidad para mover dinero de un lugar a otro, es válido también.

Otra cuestión sobre bitcóin es que ahora no es privado. Aunque es más privado que Western Union y el banco. Cuando usas el banco o Western Union, el Gobierno lo sabe todo; cuando usas bitcóin, no está conectado a la identidad. En general, es una estructura electrónica paralela y, por el momento, parece bastante segura para los cubanos. Sin embargo, eventualmente lo que el Gobierno cubano podría empezar a hacer es algo llamado análisis en cadena, que es lo que hace el Gobierno de Estados Unidos, porque ellos tienen más dinero para gastar, más tiempo, etcétera.

Si eres cubano y compras bitcóin en algún exchange, ese exchange sabe cuál es tu nombre, y pueden rastrear el flujo de fondos. Pero, hay todo tipo de herramientas gratuitas disponibles en Internet para ayudar a la gente a mejorar su privacidad en bitcóin. Resultan similares al uso de una VPN. Básicamente, puedes usar una VPN con bitcóin. Hay productos y herramientas llamados CoinJoin (un proceso para anonimizar las transacciones de bitcóin online). El proceso con CoinJoin es similar a encender una VPN. El Gobierno puede seguir los fondos, pero el usuario entra en un gigantesco gasto colaborativo con otras personas y las monedas se mezclan. El Gobierno no sabe dónde está el dinero, no sabe quién tiene qué dinero. Como cuando se activa una VPN y el Gobierno de repente no puede ver la navegación en Internet.

Hay tecnología de privacidad que está disponible para que los cubanos la utilicen si quieren tomar precauciones adicionales. Claro, es un poco más complicado. Tendrían que dedicarle tiempo, pero mucha gente usa esa tecnología, está disponible y es gratis. Todo es cuestión de educación.

Un riesgo de bitcóin es que no es lo suficientemente privado y, para ser cuidadosos, hay que dedicarle tiempo a tomar medidas adicionales. No obstante, la red Lightning ayuda, porque cuando se hacen transacciones en la red Lightning no se usa la blockchain como tal. Hay riesgos de privacidad con Lightning, pero no son tan malos como los de bitcóin normal.

En los próximos dos años la privacidad mejorará mucho para los usuarios, ya que los monederos virtuales se encargarán básicamente de ello. Por ahora, hay algunas vulnerabilidades. La volatilidad y la privacidad son realmente los dos riesgos principales que los cubanos deben considerar.

JJN: Según has comentado en ocasiones anteriores, eras partidario de las sanciones de EE. UU. a Cuba y esto se ha ido modificando. ¿Está relacionado ese cambio de postura a las opciones que brinda el bitcóin?

AG: Antes apoyaba las sanciones porque consideraba que eran mejores que la guerra, por no ser violentas y porque deberíamos intentar cambiar las dictaduras por cualquier medio no violento que podamos. Pero cuando empecé a aprender más sobre el dinero y los sistemas financieros a través de mi interés en el bitcóin, empecé a hacerme preguntas como qué es el dinero, de dónde viene, quién lo hace, quién establece las reglas, y empecé a comprender que estas sanciones impuestas a la gente en lugares como Cuba, Irán, Palestina son realmente perjudiciales. Al final esos Gobiernos todavía sobreviven pero la gente sufre dramáticamente.

Sigo pensando que las sanciones inteligentes son buenas. Por ejemplo, a un oligarca ruso que asesinó a alguien no se le permite viajar a Estados Unidos ni enviar a sus hijos a Harvard. Genial. Ese es un muy buen ejemplo de una sanción inteligente. Podemos ir tras individuos específicos. Pero eso de cerrar un país entero al mundo exterior es una idea terrible, porque solo perjudica a la gente. Es notable que el bitcóin hace que estas sanciones sean inútiles, porque no pueden detenerlo.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


José Jasán Nieves Cárdenas
Periodista y Editor general de elTOQUE en Cuba. Canalicé mi curiosidad en un oficio y una profesión que me permite invitar a mirar hacia lo que, muchas veces, no se mira.
jose-jasan-nieves

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

morpheuz

A quienes más afectan las sanciones es al pueblo. Hasta en las criptomonedas hay sanciones que afectan a los cubanos. En la mayoría de los exchanges si eres cubano no puedes registrarte.
morpheuz

Yoyo

Buenísimo
Yoyo

Miladis

Muy interesante
Miladis

Alexis Abella Hernández

Por lo menos a mí y otro grupo de Cubanos,nos han estafado mucho dinero, por lo que no me parecen confiables los que están al frente de este negocio,
Alexis Abella Hernández

Analista

Escribir tanto PARA NO DECIR NADA!!! Como tu propuesta va a "conseguir la libertad de los cunan? LOS CUBANOS SON LIBRES DESDE 1959!!! Pero qué manera de escribir PORQUERÍAS!!
Analista

Rogelio

Las noticias son buenas.pero los cubanos ya fueron estados por trusinvertis.y no tenemos ni forma ni maneras de reclamarle.en tonse como podemos borver a comprar critomonedad . Fabiano Lima.nos estafó a todos
Rogelio

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR95.00 CUP
1 USD90.00 CUP
+5
1 MLC90.00 CUP
+2
calendar_icon

CUBA

publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test