Pasar al contenido principal

El día que reabrió la embajada norteamericana, 14 de agosto del 2015, un grupo de amigos fueron con carteles antimperialistas a la ceremonia y no se los dejaron mostrar. El solo asociar las dos ideas, “Cuba” y “no poder levantar carteles antimperialistas”, me produce consternación.

Por Luis Emilio Aybar

Recuerdo la historia de otros amigos que fueron cuestionados hace unos años en la Universidad de La Habana por realizar espontáneamente una manifestación de repudio a la invasión de Irak. El argumento: el gobierno cubano no se ha pronunciado sobre el caso.

Más recientemente, organizamos una pequeña marcha de solidaridad por los desaparecidos de Ayotzinapa que pretendía arrancar desde la escalinata de la misma Universidad.

Las autoridades e incluso 2 dirigentes de la FEU se presentaron para impedírnoslo, con el argumento de que la iniciativa no había sido organizada desde la institución o las organizaciones estudiantiles y que podía ser confundida con una marcha disidente.

 Claudio Pelaez Sordo

Estoy seguro que con la visita de Obama se tomarán incluso más medidas para evitar cualquier tipo de manifestación crítica, aunque esta posea una gran afinidad con la tradición revolucionaria.

Todo parece indicar que vamos a vivir una luna de miel con el hombre que toma una gran parte de las decisiones que tienen al mundo caotizado.

Entiendo que si se quiere restablecer relaciones la confrontación no puede ser la tónica a nivel diplomático, pero me preocupa el alineamiento total que se practica entre los procederes del gobierno y las expresiones de la sociedad.

Me preocupa también que con el predominio de la moderación a nivel diplomático el pueblo vaya olvidando que todas las razones por las que tradicionalmente nos hemos enfrentado a los Estados Unidos siguen vigentes.

Una cosa es que se utilice todo el tiempo la “muela” antimperialista para justificar los errores propios, generando cansancio y rechazo entre la gente. Otra cosa es que no sea verdad que Estados Unidos juega un papel imperial en el mundo.

Tenemos entonces una educación política ineficaz, una franja del pueblo que admira a los Estados Unidos, y una escena pública donde se dan las manos, se dicen “honestos”, y lanzan la primera bola en el juego de pelota. El resultado de los tres aspectos conjugados solo puede ser la formación de una ciudadanía acrítica y poco preparada para los desafíos del futuro.

Sería muy beneficioso para nuestro país que eliminaran el bloqueo, que se facilitara el intercambio entre los dos pueblos y se pudieran comprar y vender las producciones de cada país. Entiendo que para lograrlo hay que hacer algunos movimientos tácticos, pero en medio de ello no se puede descuidar el papel formativo del activismo ciudadano.

Tienen tanto derecho los que quieren levantar una bandera norteamericana como los que quieren exigirle a Obama que libere a Oscar López Rivera y que elimine los Tratados de Libre Comercio.

Paradójicamente estos últimos son los actores de la Revolución, mientras los primeros hubieran sido muy reprendidos en otra época, cuando se practicaba con más enfásis aquello de que “Dentro de la Revolución, todo, fuera de la Revolución, ningún derecho”.

A los que piensan que esa expresión sirve para demarcar campos ideológicos debo decirles que en realidad constituye una herramienta simbólica para conducir la participación hacia los intereses de un determinado grupo con poder.

En efecto, levantar carteles antiimperialistas durante la visita de Obama forma parte de la matriz ideológica de la Revolución, pero no es la manera adecuada de participar en esos días, pues afectaría los intereses del Estado, que son los intereses de la Revolución.

Hasta el día en que los contenidos de esa gran frase metafórica sean construidos por todos ningún actor político puede invocarla para demarcar derechos...

Toca seguir empujando.

 

Lea también otros artículos de #ObamaenCuba

Obama quiere decir Oh

Obama, los amigos y la pelota

Yon Gutiérrez: el joven que mencionó Barack Obama

Ya vienen llegando

No creo que Obama sea un hombre honesto

Vítores para Obama

Moník dispara a Obama

¿Qué bolá, Obama?

 

Sobre el autor

Luis Emilio AybarLuis Emilio AybarPerfil del autor

Comentarios

Kyn 1 año 6 meses

Me da mucha alegría leer este artículo. ¿Cómo podrían tildar ahora a El Toque de contrarrevolucionario? Yo decía el otro día cosas similares. A dónde vaya el presidente de los EEUU, este se encontrará voces de apoyo y otras de protesta. Como pueblo, tenemos más motivos para exigirle a Obama que cualquier otro. Sin embargo, no lo haremos, "Cuba recibirá amistosamente y con respeto" a Obama. Ya nos leyeron la cartilla.
Dax Toscano 1 año 6 meses

Muy bien compañero, excelente. La política diplomática del gobierno de Cuba debe ser distinta a la política del PCC y, en general, de las personas que necesitan expresar sus ideas contra el imperialismo. Cómo es posible que en Cuba nunca hayan manifestaciones en este sentido contra la guerra imperialista en el mundo, la solidaridad con la insurgencia colombiana, el rechazo a los asesinatos en líderes sociales en el mundo entero, sobre todo en América Latina. Si todo viene de arriba, las ideas de izquierda no sirven de nada y todo se ha burocratizado. Por eso este artículo permite entender el camino que debe seguirse. Caso contrario el joven cubano vivirá en el mundo de las sombras.
moreno 1 año 6 meses

Lo que nos sucede a lso cubanos es que siemrpe nos han dicho lo que tenemos que hacer,pero a estas alturas del juego el gobierno debe saber y darse cuenta que ya no se puede controlar todo.Tal vez en otra etapa de la revolucion eso era posible y necesario,pero ya no.Claro que Cuba es especial.Lo digo porque salen cuatro gatos a la calle y ya en eeuu nos acusan de cuantas cosas se le ocurren.En mexico desaprecieron 43 estudiantes y todos los dias mueren personas,los maestros disidentes desquician la ciudad de mexico,oaxaca y oros y no pasa absolutametne nada,EEUU no se entera.En Arabia Saudi decapitan,Turquia ataca a Siria y eeuu con la legnua en la garganta...asi las cosas en este mundo revuelto y brutal.
moreno 1 año 6 meses

Lo que nos sucede a lso cubanos es que siemrpe nos han dicho lo que tenemos que hacer,pero a estas alturas del juego el gobierno debe saber y darse cuenta que ya no se puede controlar todo.Tal vez en otra etapa de la revolucion eso era posible y necesario,pero ya no.Claro que Cuba es especial.Lo digo porque salen cuatro gatos a la calle y ya en eeuu nos acusan de cuantas cosas se le ocurren.En mexico desaprecieron 43 estudiantes y todos los dias mueren personas,los maestros disidentes desquician la ciudad de mexico,oaxaca y oros y no pasa absolutametne nada,EEUU no se entera.En Arabia Saudi decapitan,Turquia ataca a Siria y eeuu con la legnua en la garganta...asi las cosas en este mundo revuelto y brutal.
Pancho 1 año 6 meses

Desde mi forma de sentir revolución debiera ser democracia Democracia es respeto por uno y los demás, mutua aceptación, conversación, convivencia... Libertad para disentir y para estar de acuerdo, emancipación entre otras de la certidumbre y su apropiación Hay muchas causas para protestar contra Obama y más para hacerlo en la casa propia.....
Pancho 1 año 6 meses

Es mi sentir que revolución debiera ser democracia Democracia es respeto, mutua aceptación, conversación, convivencia, emancipación de la certidumbre y su apropiación, Existen sinnúmero de causas para protestar durante la visita de Obama, más aún en las calles y sitios cargados de vivencias testimonios
Liliana Pérez Recio 1 año 6 meses

al fin, no estamos tan solos, ni tan locos, qué bueno saber que alguien más piensa lo mismo
jatellez 1 año 6 meses

Muy bien muchacho,la verdad siempre es revolucionaria. Texto atinado y oportuno. Nunca te dejes manipular y sigue estudiando y pensando y escribiendo por cabeza propia. El socialismo se construye desde abajo, desde adentro, desde las esencias y desde las raíces y la democracia es su oxigeno.
Marcos Torres 1 año 6 meses

Tengo la impresión de que el autor no ha hecho la tarea al respecto. además la embajada se inauguró el 14 de agosto de 2015, no del 2014. Esto muestra falta de profesionalidad, premura en el actuar y deseo de publicar cualquier cosa sin revisar antes. Este artículo tiende a confundir la realidad.
Manuel Zayas 1 año 6 meses

No hay nada más honesto que pensar con cabeza propia y usted lo hace. Una cosa es el triunfo de la diplomacia cubana y otra muy diferente que la sociedad civil cubana arrie las banderas de la dignidad y reciba con los brazos abiertos al caballo de Troya imperialista. Si los lacayos de siempre lo quieren hacer que lo hagan, están en su derecho. Pero no le pidan a los revolucionarios actuar con semejante hipocresía, porque eso no es de revolucionarios. Y cuídese, jóvenes como usted son los que se necesitan para tener cada día un país más justo y solidario.
Gustavo de la T... 1 año 6 meses

El refrán que reza: "Los cubanos o se no llegan o se pasan" hace honor en este artículo de Luis. Y la mayoría de los comentarios demuestran que son pocos los que saben descifrar en justa medida dónde están los justos límites y el grado de mesura para cada una de las actuaciones a realizar. El exceso afán de mostrar desarraigo del llamado “control” gubernamental conlleva a que esa mayoría sin cordura de límites quiera mostrar el desentono… algo muy usual en otras sociedades que muestran sus descontentos con la actuación gubernamental porque sus políticas son antisociales para ser procapitales (responden a grandes empresas e intereses de grandes fortunas). La Revolución ha creado su sistema educacional para crear cultura para todas las funciones dentro de la vida social, económica, cultural (valga la redundancia), gubernamental, política y diplomática… se ha querido cultivar en las diversas generaciones valores para la solidaridad, el humanismo y hasta el adecuado reconocimiento de los escenarios donde llevar a cabo cada acción de protesta, de respaldo, de análisis, de críticas, de consenso, etc… queda preguntarse a sí mismos ¿Qué hemos aprendido?... o ¿Por qué copiamos el actuar de sociedades foráneas, las cuales tienen contextos diferentes a las nuestras? El artículo de Luis encuentro que juega a dos bandos… por uno se viste de más antiimperialista y anti Obama del universo y por otro de más comunista que el propio Lenin… sólo a modo de reflexión: la iglesia fue un artífice de la burguesía y el imperialismo para atacar a la Revolución; sin embargo, en Cuba siguieron existiendo iglesias y credos… incluso hemos recibido visitas de Papas… ¿Verdad que con la llegada de los Papas a Cuba nadie levantó un cartel condenando a la iglesia católica por sus anteriores crímenes, ni porque tenga vínculos bancarios con la industria armamentista, ni por sus casos de pederastia, ni por la existencia de sacerdotes u obispos en otros lares que siguen prestando servicios a los grandes capitales? Pero cuando se asistió respetuosamente a las misas públicas, hemos comprobado que los principales jerarcas de las diferentes nominaciones reconocen el papel digno del pueblo y la Revolución cubana. Entonces, ¿Por qué ahora tanto afán en levantar carteles contra Obama? ¿Se está incentivando esta conducta separatista en la sociedad civil simplemente porque el gobierno cubano publicó un artículo donde expresa que se acogerá al presidente de los EEUU (amén de sus ataques) con respeto?... no hay suficiente análisis en los tertulianos anteriores para reconocer que no se está pidiendo que la población vaya a darle vítores a Obama; pero tampoco que se vaya a intentar hacer un juicio inquisitorio, cuando no es lo que toca. La comunicación gubernamental sólo anuncia que quién quiera ir a ver la llegada del presidente del gobierno de EEUU, lo gana con el digno principio del respeto hasta incluso hacia con quien se ha declarado así mismo nuestro enemigo… así mostramos que nuestra causa es más que justa… que hasta el enemigo tenga que reconocer que con el pueblo cubano se puede sentir seguro en nuestra casa, que las cubanas y cubanos no destilamos inquinas particulares ni odio, sino justicia cuando el momento lo requiere y en los escenarios donde es necesario. Ahora le toca al pueblo cubano mostrarle al mundo que es digno ejemplo de los valores y principios que siempre hemos predicado… demostremos a Obama que las actuaciones indignas son creaciones de las políticas engendradas en su sistema imperial y hegemónico... no en la Cuba socialista. No busquemos la pelusa-de-la-contra-pelusa. El uso de la inteligencia es lo que nos ha permitido nuestra capacidad de resistencia, el recibir el apoyo de amigos buenos en otros pueblos, de saber reclamar justicia con la moral bien alta.
Ariel 1 año 6 meses

Luis Emilio, buen texto, comparto tus inquietudes, no debemos qudarnos con los brazos cruzados con la visita, nunca lo hemos hecho!
Un amigo 1 año 6 meses

Luis Emilio me parece muy real tu escrito es cierto que necesitamos restablecer relaciones, pero si no protestamos ES COMO SI TARICIONARAMO A MELLA CUANDO FUNDO LA LIGA ANTIMPERIALISTA , NOS OLVIDARAMOS DE LOS MAMBISES QUE FURON ENGAÑADOS Y TARICIONADOS POR EL IMPERIO O A NUESTRO INVISTO COMANDANTE EN JEFE CUANDO ARREMETIO CONTRA EL IMPERIALIS SIENDO UN JOVEN REVELDE , DOLIDO POR LAS MISERIA QUE SUFRIA U PAIS SUBYUGADO POR UNA DISTADURA APOYADA POR EL IMPERIO, ESO ES TODO PARA NO TENER QUE RECORDAR TODAS LAS ACCIONES QUE HA FINANCIADO Y APOYADO ESTE IMPERIO CONTRA NUESTRA PATRI . VIVA CUBA Y ABAJO EL IMPERIALISMO YANKI
Alejandro 1 año 6 meses

No estaré del todo de acuerdo con lo que dices, pero defenderé a muerte tu derecho a decirlo. Saludos
Alejandro 1 año 6 meses

No estaré de acuerdo con lo que dices, pero defenderé a muerte tu derecho a decirlo. Saludos.