eltoque_logo
Protestas en Cuba. El canciller cubano Bruno Rodríguez en rueda de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 13 de julio de 2021. Foto: Ismael Francismo / AP

El canciller cubano Bruno Rodríguez en rueda de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 13 de julio de 2021. Foto: Ismael Francismo / AP.

Canciller cubano: manipulación, omisión y medias verdades

El martes 13 de julio, a propósito de las protestas ocurridas en Cuba durante el día 11, el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez realizó una conferencia ante la prensa extranjera. 

Al iniciar su intervención, el canciller cubano explicó que la tensión sobre el sistema sanitario y las carencias provocadas por las dificultades económicas, agravadas por el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la pandemia de COVID-19, fueron utilizadas desde Estados Unidos para incitar a los sucesos del 11 de julio (11J). Sin embargo, durante la hora y media de su intervención, Rodríguez omitió y manipuló información. 

Protestas no, «disturbios»

«El 11 de julio no hubo en Cuba un estallido social», afirmó el ministro. «No lo hubo por la voluntad de nuestro pueblo y el apoyo de nuestro pueblo a la Revolución y a su Gobierno. El 11 de julio hubo disturbios, hubo desórdenes, en una escala muy limitada».

El Gobierno ha evitado los términos «protestas» o «manifestaciones» y, en su lugar, usado expresiones como «provocación», «disturbios con violencia», «desórdenes», «personas confundidas», «actos vandálicos», «grupos de personas en determinadas calles» y otras frases que minimizan el alcance y la naturaleza de una inédita protesta que registró al menos un evento de manera casi simultánea en todas las provincias del país.

«Es verdad que este domingo se produjeron algunos hechos de esta naturaleza, de alcance limitado y con participación limitada de personas», afirmó Rodríguez ante la prensa extranjera.

Sin embargo, registros de varios medios y el volumen de fotografías y videos publicados en las redes sociales dan cuenta de casi un centenar de manifestaciones, extendidas a todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud; en las cuales se ven miles de personas, sobre todo jóvenes. Los días 12 y 13 de julio, en una escala mucho menor, también se reportaron episodios.

Para agrupar las noticias relacionadas con el 11J, el sitio oficial Cubadebate creó la etiqueta Protestas Sociales, aun cuando sus contenidos manejan una terminología evasiva.

Entre las demandas que los cubanos gritaron en las calles del país se escucha «queremos vacunas», «queremos comida», «libertad», «que se vayan», «no tenemos miedo», «queremos medicinas», «Patria y Vida», entre otras.

Tales exigencias responden a las condiciones de vida en extremo difíciles, empeoradas por el aumento de los casos de COVID-19 a más de 6000 diarios durante la última semana y el colapso que ello supone. 

Bruno Rodríguez reconoció que existe una situación tensa, que en los últimos días ha incluido recortes de luz eléctrica —apagones—. 

«Las dificultades económicas que hoy enfrenta nuestro país tienen diversas, múltiples implicaciones y dimensiones de naturaleza objetiva y repercuten en nuestro sólido sistema de salud, en el suministro del servicio eléctrico (…) las limitaciones de estos años en combustible, mantenimiento, etc., repercuten en los alimentos y medicinas, en las colas, el desabastecimiento, en los precios y las dificultades que nuestro pueblo conoce mejor que nadie porque las vive todos los días».


«Eran mercenarios y delincuentes»

Al referirse a los protagonistas del 11J, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba aseguró que eran «agentes de una potencia extranjera, (…) personas que reciben dinero e instrucciones directamente de Estados Unidos».

El discurso del canciller resaltaba que estas «provocaciones» estaban lideradas por «mercenarios» y «contrarrevolucionarios», así como «elementos delincuenciales con antecedentes penales».

Ante las cámaras de la prensa extranjera, Bruno Rodríguez no admitió que en las protestas del domingo había muchos cubanos descontentos con la gestión del Gobierno y la situación de crisis integral que vive el país.

El propio domingo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo que en las calles también había revolucionarios, aunque «confundidos y manipulados». No obstante, en la comparecencia de este miércoles en la televisión nacional, reconoció que protestaron también «personas insatisfechas —con vehículos para demostrar su insatisfacción por otras vías, pero se confundieron— y jóvenes».

«El despliegue policial fue moderado»

Increpado por la represión policial vivida durante el domingo y el lunes, Bruno Rodríguez acudió a comparaciones con otros países para demostrar que en Cuba las fuerzas del orden habían actuado «moderadamente».

«¿Que ha habido hechos violentos?, ¿hechos con armas?, por supuesto. Nuestro pueblo tiene derecho a defenderse y nuestras instituciones tienen la obligación de aplicar nuestras leyes para proteger la integridad de los ciudadanos», argumentó.

Más tarde denunció que las escenas publicadas por los medios eran bastante sesgadas en comparación con otras en Europa y otras regiones.

«Estos hechos, que tuvieron un alcance muy limitado han sido resueltos de una manera local, adecuada, y con el mínimo del uso de la fuerza policial. (…) Usted lo más que ha visto es un policía conduciendo personas», respondió a una periodista.

También refirió que Cuba no tuvo que desplegar unidades antimotines ni dispositivos de uso militar por el apoyo y la participación de la gente.

Pero las imágenes contradicen al Ministro de Relaciones Exteriores.

Son múltiples los registros gráficos en los que se puede ver abuso policial, incluso golpes de cuatro o cinco uniformados contra una persona. Las imágenes también muestran el despliegue de tropas especiales en las noches, uso de armas de fuego en calles de La Habana, movilización de agentes de civil que se enfrentan a las manifestaciones con palos y bates.

La foto de un fotorreportero de The Associated Press News (AP) con el rostro golpeado mientras cubría las protestas, y el reconocimiento oficial de una persona fallecida durante los enfrentamientos en el barrio habanero de La Güinera, confirman que la reacción de las fuerzas del orden fue desproporcionada.

El fotógrafo de la agencia AP Ramón Espinosa mientras cubría una manifestación en La Habana. Foto: Adalberto Rorque / AFP.

El fotógrafo de la agencia AP Ramón Espinosa mientras cubría una manifestación en La Habana. Foto: Adalberto Rorque / AFP.

Luego agregó que el país está en «condiciones completamente de normalidad» mientras en las redes sociales es posible encontrar testimonios de que las principales calles y parques del país se encuentran ocupados por policías, «avispas negras» o agentes de civil armados con bates, palos y cabillas.

Díaz-Canel reconoció este miércoles que habían ocurrido nuevas protestas después del 11 de julio.

«Tuvieron una incidencia menor el lunes, y que han estado casi sin hechos entre martes y miércoles».

«El corte de internet es un problema eléctrico»

Durante la conferencia de prensa, Bruno Rodríguez evitó responder en concreto al cuestionamiento sobre el corte de Internet desde la tarde del domingo 11J. Fue tan imprecisa su declaración al respecto, que una periodista le repitió la pregunta.

El canciller dijo que «está claro que hay condiciones complejas que se reflejan en el acceso a la alimentación, pero hemos tenido los problemas de la electricidad, y es verdad que en estos días no ha habido solo falta del fluido eléctrico que repercute también en el funcionamiento de las redes de los nodos de los servidores de la telecomunicación», explicó Rodríguez Parrilla.

«De la misma manera que me preguntas sobre los servicios de datos o Internet o de comunicaciones, me podrías estar preguntando de todos los servicios, incluida la alimentación, la salud. Es verdad que faltan datos, pero faltan medicamentos también».

Parrilla agregó que Cuba no va a renunciar nunca al derecho a defenderse de una agresión que se dé en cualquier plano, una matriz que confirmó el presidente cubano, cuando este miércoles 14 calificó como «terrorismo mediático» las publicaciones en redes sociales que «confunden a los jóvenes y a los pobladores de los barrios».

Aunque ningún funcionario reconoció que el apagón de Internet que sufren los cubanos desde el domingo 11 de julio es una medida del Gobierno, la periodista Arleen Rodríguez dijo en la Mesa Redonda del martes 13 de julio que entendía «como periodista, aunque me dañe, la medida del corte de las redes sociales porque es el área donde se está organizando la guerra contra Cuba».

El acceso a los datos móviles en las últimas horas ha sido inestable. Algunos han logrado conectarse a través de alguna VPN. Sin embargo, hay evidencias de que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) bloquea el envío de aquellos SMS que contengan «VPN» en el mensaje.

 

También te sugerimos:

EL APAGÓN DE INTERNET QUE SIGUIÓ A LAS PROTESTAS EN CUBA

DESINFORMACIONES EN EL CONTEXTO DE LAS PROTESTAS EN CUBA

¿POR QUÉ ESTALLARON LAS PROTESTAS EN CUBA?

¿QUÉ HACER PARA CONOCER EL PARADERO DE LOS MANIFESTANTES DETENIDOS EL 11 DE JULIO DE 2021 EN CUBA?

 

Glenda Boza Ibarra
Cubana, seguidora de los Santamaría y fanática perdida del grupo Buena Fe. Periodista, apasionada, con defectos, siempre intentando ser justa.
glenda-boza-ibarra

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manuel

Por favor, echad un ojo al blog de Silvio Rodríguez. Han publicado fragmentos de esto: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3085824828320853&id=100006800977188 Hasta ellos están horrorizados
Manuel

Jimmy A.

En el analisis realizado por un compañero mío de trabajo Etecsa para desabilitar la conexión realizó un reset que está implícito en el protocolo TCP y un análisis posterior que realizé también detecté de que fueron deshabilitados los dns por lo que ocasiona que los cdn (encargados de entregar los recursos a las app y webs) fallen, ralentizando o imposibilitando la carga de los videos prinicipalmente. Nada indica que hayan sido por cortes de energía en los nodos.
Jimmy A.

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Protestas en Cuba. El canciller cubano Bruno Rodríguez en rueda de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 13 de julio de 2021. Foto: Ismael Francismo / AP

El canciller cubano Bruno Rodríguez en rueda de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 13 de julio de 2021. Foto: Ismael Francismo / AP.

Canciller cubano: manipulación, omisión y medias verdades

El martes 13 de julio, a propósito de las protestas ocurridas en Cuba durante el día 11, el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez realizó una conferencia ante la prensa extranjera. 

Al iniciar su intervención, el canciller cubano explicó que la tensión sobre el sistema sanitario y las carencias provocadas por las dificultades económicas, agravadas por el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la pandemia de COVID-19, fueron utilizadas desde Estados Unidos para incitar a los sucesos del 11 de julio (11J). Sin embargo, durante la hora y media de su intervención, Rodríguez omitió y manipuló información. 

Protestas no, «disturbios»

«El 11 de julio no hubo en Cuba un estallido social», afirmó el ministro. «No lo hubo por la voluntad de nuestro pueblo y el apoyo de nuestro pueblo a la Revolución y a su Gobierno. El 11 de julio hubo disturbios, hubo desórdenes, en una escala muy limitada».

El Gobierno ha evitado los términos «protestas» o «manifestaciones» y, en su lugar, usado expresiones como «provocación», «disturbios con violencia», «desórdenes», «personas confundidas», «actos vandálicos», «grupos de personas en determinadas calles» y otras frases que minimizan el alcance y la naturaleza de una inédita protesta que registró al menos un evento de manera casi simultánea en todas las provincias del país.

«Es verdad que este domingo se produjeron algunos hechos de esta naturaleza, de alcance limitado y con participación limitada de personas», afirmó Rodríguez ante la prensa extranjera.

Sin embargo, registros de varios medios y el volumen de fotografías y videos publicados en las redes sociales dan cuenta de casi un centenar de manifestaciones, extendidas a todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud; en las cuales se ven miles de personas, sobre todo jóvenes. Los días 12 y 13 de julio, en una escala mucho menor, también se reportaron episodios.

Para agrupar las noticias relacionadas con el 11J, el sitio oficial Cubadebate creó la etiqueta Protestas Sociales, aun cuando sus contenidos manejan una terminología evasiva.

Entre las demandas que los cubanos gritaron en las calles del país se escucha «queremos vacunas», «queremos comida», «libertad», «que se vayan», «no tenemos miedo», «queremos medicinas», «Patria y Vida», entre otras.

Tales exigencias responden a las condiciones de vida en extremo difíciles, empeoradas por el aumento de los casos de COVID-19 a más de 6000 diarios durante la última semana y el colapso que ello supone. 

Bruno Rodríguez reconoció que existe una situación tensa, que en los últimos días ha incluido recortes de luz eléctrica —apagones—. 

«Las dificultades económicas que hoy enfrenta nuestro país tienen diversas, múltiples implicaciones y dimensiones de naturaleza objetiva y repercuten en nuestro sólido sistema de salud, en el suministro del servicio eléctrico (…) las limitaciones de estos años en combustible, mantenimiento, etc., repercuten en los alimentos y medicinas, en las colas, el desabastecimiento, en los precios y las dificultades que nuestro pueblo conoce mejor que nadie porque las vive todos los días».


«Eran mercenarios y delincuentes»

Al referirse a los protagonistas del 11J, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba aseguró que eran «agentes de una potencia extranjera, (…) personas que reciben dinero e instrucciones directamente de Estados Unidos».

El discurso del canciller resaltaba que estas «provocaciones» estaban lideradas por «mercenarios» y «contrarrevolucionarios», así como «elementos delincuenciales con antecedentes penales».

Ante las cámaras de la prensa extranjera, Bruno Rodríguez no admitió que en las protestas del domingo había muchos cubanos descontentos con la gestión del Gobierno y la situación de crisis integral que vive el país.

El propio domingo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo que en las calles también había revolucionarios, aunque «confundidos y manipulados». No obstante, en la comparecencia de este miércoles en la televisión nacional, reconoció que protestaron también «personas insatisfechas —con vehículos para demostrar su insatisfacción por otras vías, pero se confundieron— y jóvenes».

«El despliegue policial fue moderado»

Increpado por la represión policial vivida durante el domingo y el lunes, Bruno Rodríguez acudió a comparaciones con otros países para demostrar que en Cuba las fuerzas del orden habían actuado «moderadamente».

«¿Que ha habido hechos violentos?, ¿hechos con armas?, por supuesto. Nuestro pueblo tiene derecho a defenderse y nuestras instituciones tienen la obligación de aplicar nuestras leyes para proteger la integridad de los ciudadanos», argumentó.

Más tarde denunció que las escenas publicadas por los medios eran bastante sesgadas en comparación con otras en Europa y otras regiones.

«Estos hechos, que tuvieron un alcance muy limitado han sido resueltos de una manera local, adecuada, y con el mínimo del uso de la fuerza policial. (…) Usted lo más que ha visto es un policía conduciendo personas», respondió a una periodista.

También refirió que Cuba no tuvo que desplegar unidades antimotines ni dispositivos de uso militar por el apoyo y la participación de la gente.

Pero las imágenes contradicen al Ministro de Relaciones Exteriores.

Son múltiples los registros gráficos en los que se puede ver abuso policial, incluso golpes de cuatro o cinco uniformados contra una persona. Las imágenes también muestran el despliegue de tropas especiales en las noches, uso de armas de fuego en calles de La Habana, movilización de agentes de civil que se enfrentan a las manifestaciones con palos y bates.

La foto de un fotorreportero de The Associated Press News (AP) con el rostro golpeado mientras cubría las protestas, y el reconocimiento oficial de una persona fallecida durante los enfrentamientos en el barrio habanero de La Güinera, confirman que la reacción de las fuerzas del orden fue desproporcionada.

El fotógrafo de la agencia AP Ramón Espinosa mientras cubría una manifestación en La Habana. Foto: Adalberto Rorque / AFP.

El fotógrafo de la agencia AP Ramón Espinosa mientras cubría una manifestación en La Habana. Foto: Adalberto Rorque / AFP.

Luego agregó que el país está en «condiciones completamente de normalidad» mientras en las redes sociales es posible encontrar testimonios de que las principales calles y parques del país se encuentran ocupados por policías, «avispas negras» o agentes de civil armados con bates, palos y cabillas.

Díaz-Canel reconoció este miércoles que habían ocurrido nuevas protestas después del 11 de julio.

«Tuvieron una incidencia menor el lunes, y que han estado casi sin hechos entre martes y miércoles».

«El corte de internet es un problema eléctrico»

Durante la conferencia de prensa, Bruno Rodríguez evitó responder en concreto al cuestionamiento sobre el corte de Internet desde la tarde del domingo 11J. Fue tan imprecisa su declaración al respecto, que una periodista le repitió la pregunta.

El canciller dijo que «está claro que hay condiciones complejas que se reflejan en el acceso a la alimentación, pero hemos tenido los problemas de la electricidad, y es verdad que en estos días no ha habido solo falta del fluido eléctrico que repercute también en el funcionamiento de las redes de los nodos de los servidores de la telecomunicación», explicó Rodríguez Parrilla.

«De la misma manera que me preguntas sobre los servicios de datos o Internet o de comunicaciones, me podrías estar preguntando de todos los servicios, incluida la alimentación, la salud. Es verdad que faltan datos, pero faltan medicamentos también».

Parrilla agregó que Cuba no va a renunciar nunca al derecho a defenderse de una agresión que se dé en cualquier plano, una matriz que confirmó el presidente cubano, cuando este miércoles 14 calificó como «terrorismo mediático» las publicaciones en redes sociales que «confunden a los jóvenes y a los pobladores de los barrios».

Aunque ningún funcionario reconoció que el apagón de Internet que sufren los cubanos desde el domingo 11 de julio es una medida del Gobierno, la periodista Arleen Rodríguez dijo en la Mesa Redonda del martes 13 de julio que entendía «como periodista, aunque me dañe, la medida del corte de las redes sociales porque es el área donde se está organizando la guerra contra Cuba».

El acceso a los datos móviles en las últimas horas ha sido inestable. Algunos han logrado conectarse a través de alguna VPN. Sin embargo, hay evidencias de que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) bloquea el envío de aquellos SMS que contengan «VPN» en el mensaje.

 

También te sugerimos:

EL APAGÓN DE INTERNET QUE SIGUIÓ A LAS PROTESTAS EN CUBA

DESINFORMACIONES EN EL CONTEXTO DE LAS PROTESTAS EN CUBA

¿POR QUÉ ESTALLARON LAS PROTESTAS EN CUBA?

¿QUÉ HACER PARA CONOCER EL PARADERO DE LOS MANIFESTANTES DETENIDOS EL 11 DE JULIO DE 2021 EN CUBA?

 

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+1
1 USD64 CUP
1 MLC70 CUP
-3
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manuel

Por favor, echad un ojo al blog de Silvio Rodríguez. Han publicado fragmentos de esto: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3085824828320853&id=100006800977188 Hasta ellos están horrorizados
Manuel

Jimmy A.

En el analisis realizado por un compañero mío de trabajo Etecsa para desabilitar la conexión realizó un reset que está implícito en el protocolo TCP y un análisis posterior que realizé también detecté de que fueron deshabilitados los dns por lo que ocasiona que los cdn (encargados de entregar los recursos a las app y webs) fallen, ralentizando o imposibilitando la carga de los videos prinicipalmente. Nada indica que hayan sido por cortes de energía en los nodos.
Jimmy A.
boletin_elTOQUE