eltoque_logo

Blogs

La experiencia ciudadana a través de sus vivencias y criterios. Bloguear en elTOQUE es hablar del país.

Eloy Viera Cañive
Las selectividades definen a Cuba como una nación enferma y nos aparta del ser humano para darle oxígeno a un animal que no cree en distinciones. No más discriminación para el futuro cubano.

Cuando estudiaba en la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana, Amanda Rosa Pérez entendió pronto que no era el lugar para ella. No podía imaginar un futuro allí, donde no existía el debate abierto ni los posicionamientos dispares.

Los navegadores web son programas imprescindibles a la hora de ir de un sitio a otro de Internet. Los fundamentales son Chrome, Edge y Firefox. Chrome es el insignia de Google. Una de las características más útiles de Chrome es la capacidad de personalización a través de las extensiones.

Un corte de Internet vuelve intermitente esa existencia digital que queremos mantener a toda costa. Siempre hay quien no se inquieta: en Cuba se ha normalizado que la vida esté cargada de cortes bruscos. Solo que, ahora, la desconexión puede tener otro significado.

Estoy acostumbrada a los trámites y a la burocracia; aún así, encontré agotador el proceso, y poco claro. Por eso, y como creo fervientemente en que las experiencias compartidas nos hacen más fuertes, te estaré contando sobre lo que aprendí en el camino. Para hacerlo con orden, he redactado esta guía de tres partes.
La petición hecha y publicada en el periódico Venceremos, que tanta polémica ha propiciado, a través de la cual una persona alertaba a las autoridades sobre el llanto infantil frente a las vidrieras repletas de golosinas, vendidas dentro en dólares, es una muestra de que la guerra de las confituras no ha terminado.
La ciudad parecía derrumbarse, pero un hombre creyó que podía ser detenido el colapso. Con nombre, palabra y gracia de otra época, Eusebio Leal se dedicó a trabajar por La Habana, todo lo fue sanando.
Cuba me desvela y tengo la esperanza de que algún día, aunque esté lejos, a Cuba le interesen las opiniones de sus hijos que ya no están, sus comentarios y sus fórmulas para avanzar.
Dice Yailín Alfaro que caminó largo rato por los sitios antes más frecuentados de La Habana y un silencio abrumador le estrujó el pecho; un silencio que solo rompía el obturador de su cámara Nikon.
Al Coyuntavirus, que ya lo teníamos reinando sin vacuna entre los cubanos, dice Jesús Arencibia que ahora se sumó esta “cosa”, con carné de identidad SARS-CoV-2, que le recuerda a sus profes de Biología y que obliga a concentrarnos en el presente y no pensar demasiado en el futuro.
No voy a odiar a los que me acusan de ser un asalariado de organizaciones que no conozco y de escribir lo que me ordenen. La justicia está aquí, conmigo, me mira con ojos de esperanza y me sopla al oído una verdad como un canto: Cuba se salvará del odio y la violencia.
El papa Francisco ha abierto una pequeña brecha en la infranqueable doctrina cristiana: es el primer sumo pontífice que reconoce a las personas homosexuales como parte de una familia y condena alto y claro la homofobia familiar.
Melissa C. Novo, madre y periodista, recuerda el peso de las presiones psicológicas y censura mediática. “Viví en la podredumbre de mi propia ignorancia. Viví en el error de escribir y escribir y escribir en un periódico. Aborreciblemente, sin conciencia, sin ni siquiera culpa. Pero soy culpable”.
Mi padre era un Júpiter tronante, en algunos momentos le brotaba el pistolero que llevaba dentro. Después, muy rápido, aparecía el hombre culto y refinado que podía recitar poetas del Siglo de Oro, hablar de pintores flamencos, de ópera, de ballet, como si nunca hubiera sido un guerrillero.
En algún momento, me voy a organizar este pelo. Y en algún momento me voy a casar. Cuando sea, pero me voy a casar. Y me voy a poner el velo.
Servicio de información sobre el coronavirus en Cuba