Doce prohibiciones insólitas que sufren los «cooperantes» cubanos

Foto: elTOQUE.

Doce prohibiciones insólitas que sufren los «cooperantes» cubanos

8 / abril / 2024

El secuestro y la posterior noticia de la presunta muerte de los médicos Assel Herrera Correa y Landy Rodríguez Hernández ha reavivado la discusión en torno a la situación de los colaboradores internacionalistas cubanos y sus condiciones de trabajo y seguridad.

Varios organismos internacionales, incluidos algunos relacionados con las Naciones Unidas, han considerado las «misiones» como formas de trabajo forzado. Entre los argumentos que permiten sostener la afirmación destacan las múltiples limitaciones de derechos impuestas por las leyes cubanas a los colaboradores. Limitaciones que no solo alcanzan las tantas veces mencionadas diferencias entre lo colectado por el Estado cubano y lo realmente remunerado a los galenos, sino también restricciones absurdas a la libertad de expresión y socialización —cuya violación por parte del colaborador puede acarrear sanciones que van desde la amonestación pública hasta la expulsión de la misión—. 

En Cuba, no todas las leyes son públicas. O sea, no es imprescindible que una normativa sea publicada en la Gaceta Oficial o en algún sitio público de almacenamiento y publicidad legislativa para que entre en vigor. La ley cubana reconoce que solamente las normas de «interés general» deben ser publicadas en la Gaceta. Lo anterior permite que normativas como las que regulan el sistema disciplinario de los colaboradores médicos —que incluyen disposiciones claramente violatorias de derechos humanos— no estén publicadas en la Gaceta Oficial.

Es el caso del «Reglamento Disciplinario para los cooperantes que prestan servicios en el exterior» contenido en la Resolución 368/2020 del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera. La normativa establece las prohibiciones y las medidas disciplinarias imponibles a los «cooperantes» cubanos. Fue promulgada de conjunto con un paquete de normas emitidas en 2020, encabezadas por el Decreto Ley 16 de la Cooperación Internacional y contenidas en la edición ordinaria 85 de la Gaceta Oficial del primero de diciembre de ese año.

Lo anterior fue recogido en el medio oficialista Cubadebate. En un reporte del primero de diciembre de 2020 señaló el Reglamento como una de las normativas contenidas en la Gaceta Oficial número 85 de 2020.

Sin embargo, contrario a lo que dijo Cubadebate, la Gaceta Oficial 85 de 2020 no contiene el Reglamento como una de sus normas. 

La reseña de Cubadebate y la ausencia del Reglamento de la Gaceta Oficial en la que debió haberse publicado, confirma la práctica del régimen cubano de evitar la publicidad de las normas jurídicas en las que establecen restricciones y violaciones claras a los derechos humanos. En este caso, en particular, a los «cooperantes cubanos».

No obstante, los activistas y organizaciones que como Archivo Cuba o Prisoners Defenders se han encargado de denunciar la situación de los médicos y el resto de los trabajadores civiles cubanos que prestan servicio en el exterior, han tenido acceso y han socializado —a través de los colaboradores— el reglamento. Un reglamento que, debido a lo previamente explicado, establece expresamente como uno de los pocos derechos reconocidos a los colaboradores el de «conocer el contenido [del] reglamento».

El absurdo derecho —que debería ser garantizado per se y no por disposición de la ley (cómo es posible que se me aplique una ley que no puedo conocer)— y no la transparencia activa o la certeza jurídica que debería garantizar el Estado cubano, ha favorecido que elToque Jurídico pueda compartir hoy otras diez prohibiciones insólitas que tienen que sufrir los «cooperantes cubanos en el exterior». 

  1. No pueden tener un comportamiento «político, laboral y social-ético» diferente al de los principios que «rigen en nuestra sociedad» (artículo 3, inciso d). El uso de los «principios» de la sociedad cubana ha sido empleado de forma frecuente en la legislación cubana posterior a los años sesenta para definir vagamente la identificación del individuo con el modelo «socialista» cubano. Es decir, la condición de «cooperante» no depende de capacidades profesionales, sino de la obediencia al modelo político que defiende y exporta la Revolución cubana.
  2. No pueden dejar de informar y reportar. El reglamento establece expresamente que los «cooperantes» tienen la obligación de «informar a sus superiores de las violaciones de las normas disciplinarias de que tengan conocimiento, así como de aquellas otras conductas inapropiadas que perjudiquen el prestigio de la misión o del cooperante o que pongan en peligro su integridad física o salud, así como las de sus compañeros» (artículo 3, inciso i). Informes de organizaciones de defensa de los derechos humanos dedicadas a la denuncia de la situación de los médicos internacionalistas cubanos han asegurado en varias oportunidades que, durante la «misión», a la mayoría de los colaboradores entrevistados por ellos se les pidió que transmitieran información sobre sus colegas a los agentes de Seguridad del Estado.
  3. No pueden dejar de «informar al jefe inmediato superior de sus relaciones de pareja con nacionales o extranjeros, residentes o no en el país donde presta cooperación» (artículo 3, inciso m). Pero el reglamento va más allá y obliga a los «cooperantes» —en una insólita intervención en su esfera privada— a informar sobre «su intención de contraer matrimonio en el país donde presta servicio».
  4. No pueden permanecer en el país de destino una vez culminada la misión (artículo 3, inciso j). La obligación de informar sobre sus relaciones de pareja con extranjeros y su intención de contraer matrimonio está estrechamente relacionada con la prohibición. El reglamento establece que bajo ningún concepto los «cooperantes» pueden permanecer en el país después del término de su servicio y están obligados a «regresar a Cuba (…) en la fecha y a través de los medios de transportación señalados por la entidad que lo contrató». El incumplimiento de la obligación puede dar lugar a la declaración de «desertor» con la consecuente penalización de la prohibición de entrada a la isla por el término de ocho años en correspondencia con el monto máximo de la sanción imponible —de acuerdo con el artículo 176.1 del Código Penal vigente— por el delito de «Abandono de Funciones».
  5. No pueden aceptar sin la aprobación de sus superiores «invitaciones de entidades docentes, laborales o de personalidades del país en que prestan sus servicios, cursadas con motivo de algún reconocimiento meritorio individual o colectivo» (artículo 4, inciso h). Tampoco pueden aceptar sin haber sido autorizados cualquier invitación de reconocimiento cursada por la población del país donde laboran.
  6. No pueden participar sin la previa autorización de sus superiores en «actos públicos de carácter político y social» (artículo 8, inciso e).
  7. No pueden emitir «criterios o valoraciones ante órganos de prensa, redes sociales, radio o televisión que comprometan la cooperación cubana o sobre situaciones internas del centro de trabajo donde presta sus servicios o del país donde se encuentra sin que haya recibido instrucciones y autorizaciones previas al respecto» (artículo 8, inciso f).
  8. No pueden «sostener relaciones de amistad o vínculos de otro tipo con personas que asuman posiciones hostiles o contrarias a los principios y valores de la sociedad y la Revolución cubanas, sean nacionales, extranjeros o cubanos residentes o no en el país donde presta el servicio» (artículo 8, inciso j).
  9. No pueden viajar a Cuba sin la autorización de sus superiores o sin mediar el acuerdo de la parte extranjera ni siquiera en los casos de «enfermedad grave o fallecimiento del padre, la madre, hijos, hermanos o cónyuge» (artículo 4, inciso i).
  10. No pueden conducir medios de transporte «sin estar autorizados para ello» (artículo 8, inciso l).
  11. No pueden «incumplir con el sistema de localización establecido en el país donde se encuentre» (artículo 8, inciso o) y tampoco pueden, una vez obtenida la autorización de sus superiores, permanecer más allá del tiempo concedido o del fin de las circunstancias que dieron lugar al permiso «en la localidad o el país al que se hayan trasladado» (artículo 8, inciso i).
  12. No pueden «participar, o propiciar que otros participen, en juegos de azar» (artículo 8, inciso t).
  13. No pueden «concurrir a lugares que, dadas sus características, resulten proclives a alteraciones del orden público o dañen su prestigio» (artículo 8, inciso f).

Las autoridades y los líderes de las misiones y las delegaciones cubanas en los respectivos países administran el sistema de prohibiciones. Asimismo, el reglamento establece que pueden dar lugar a medidas disciplinarias que van desde la amonestación pública, los descuentos salariales y de estímulos hasta la «revocación» y la «expulsión» de la misión.

De acuerdo con el reglamento, la «revocación» de la misión consiste «en el regreso a Cuba del cooperante y la pérdida de los estímulos morales y del cincuenta por ciento (50 %) de la estimulación que tenga acumulada hasta la fecha en que cometió la infracción de la disciplina». Adicionalmente, al cooperante que le haya sido revocada la misión no podrá cumplir una nueva hasta pasado un período de cuatro años.

Por su parte, la medida de «expulsión» de la misión «consiste en el regreso del cooperante a Cuba», «la pérdida de los estímulos morales y materiales a que hubiere tenido derecho» y la prohibición de poder cumplir otra misión por un término «no menor de cinco años».


Si te interesan los temas jurídicos puedes visitar nuestro proyecto elTOQUE Jurídico, en el cual encontrarás análisis y debates sobre las leyes, los derechos y los procesos jurídicos en Cuba. 
Síguenos también en Twitter: @eltoquejuridico
toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José C

Es lamentable y muy triste la muerte de estas 2 personas, y todo el calvario que harán pasado, y la poca importancia y visualización que se le dió y causó la noticia. Es como si ya nos hubieran acostumbrado a que pasaría, para que lo viéramos como algo normal, y que no se incendiaran las redes ante esta atrocidad de que fueran desechados por el régimen, que los usó y luego abandonó a su suerte. Ellos son los únicos responsables de esas muertes, tal y como lo serán de lo que pase con los cubanos desamparados en Haití, y no pasa nada... Hay tanta impotencia contenida. Es deprimente.

Sanson

Es como morir dos veces. Cuando aceptaron condiciones anormales ya se estaban muriendo. Ir a hacer un poco mas de dinero a algún lugar no es algo que deba implicar la violación de los derechos personales de uno. Que significan esas restricciones tan abyectas como limitación de relaciones personales, de viajes o incluso la posibilidad de manejar un vehículo ?. Quien le dijo a un burócrata que está capacitado para restringir el desenvolvimiento personal de un ser humano convirtiendo su labor en algo que a lo que más se parece es a una simple TRATA como la que se hace con un esclavo o una muchacha obligada en trabajos sexuales ?.
Sanson
José C

Lisbeth Cuello Walters

Las publicaciones excelentes 👌
Lisbeth Cuello Walters

Khiusttin

Es increíble que tanto que aquí critican la extraterritorialidad de las leyes de EEUU, contra el pueblo de Cuba, y ellos exportan el odio, la vigilancia, la envidia, y la discordia entre compañeros que se pasan meses y años juntos para poder traer ciertas comodidades a sus familiares aquí, HASTA CUANDO VAN A SEGUIR EN ESO, ESTA REVOLUCIÓN SOLO A ENSEÑADO A VIGILARNOS, ENVIDIARNOS, ODIARNOS, A ESTAR PENDIENTE DE LA VIDA DEL VECINO Y LLEVAR UNA VIDA HIPÓCRITA CON NUESTROS CONNACIONALES, DEJEN VIVIR EN PAZ Y TRANQUILIDAD A LOS COLABORADORES EN EL EXTERIOR QUE NO SABEMOS SI ALGÚN DÍA VOLVERAN VIVOS, DEJEN DE USARLOS EN COSAS QUE NO SON SUS FUNCIONES.

Lioni

Algo así me habían comentado algunos cubanos que cumplían misión. Los concidero.
Lioni

Nelson

Estoy de acuerdo contigo
Nelson
Khiusttin

Anatoly

La esclavitud se abolió en cuba en 1880 , y se reactivó en 1959.
Anatoly

Daniel

Deberían extender el artículo y hablar sobre la prohibición de los especialistas a viajar fuera del país, teniendo que redactar una solicitud que debe incluir a dónde vas a viajar y por cuánto tiempo, además del motivo; y esperar por más de60 días para una respuesta que generalmente es negativa, a menos que tengas suerte o la pagues. Es injusto, es cruel e inhumano; es anticonstitucional y viola todo derecho humano. Los seres humanos nacemos libres y es un derecho viajar a donde queramos; a vivir o disfrutar de nuestros familiares
Daniel

Nelson

No estoy de acuerdo con ninguna de éstas medidas, son absurdas por completo.
Nelson

Ivplfd

Hola, son requisitos absurdos, quieren tener al cubano obligados y controlado, mi ex fue a una misión a Nicaragua y porque fue a una procesión religiosa para conocer las costumbres de Nicaragua y una parte del país en semana santa que no se trabaja allí se ausentó 3 días pero tenían que estar sin salir de la misión y son personas adultas, con deseos de conocer, lo querian regresar a cuba y el decertó en la misión, y tuyo que huir del país porque lo querían devolver preso a cuba. La cogieron con su familia en cuba con represiones, me quitaron un auto dado a el por una misión a Angola que lo pagó al contado después de tantos años es decir si no haces lo que digo te lo quitamos todo lo que te hemos prestado. No pudo conocer a su hijo pequeño.nacido el estando en misión, le quitaron todos su derechos naciones, hoy después de 33 años no le dan derechos de regresar a su país a visitar a su familia nunca le dieron su pasaporte cubano y lo obligaeon a renunciar sus derechos de ciudadano cubano. Es demasiado el descaro que se ha tenido que pasar para que el medico el profesional tenga algo más es más bien un esclavo del trabajo no están seguros nunca. Al final hay que irse porque es demasiado lo que pasan y las restricciones para tenerlos a todos controlados y manipulados en contra de sus propios deseos por.unos poco dólares que ellos ganado miles dólares les dan migajas y son los que arriesgan su vida en todo momento en barrios peligrosos no le dan la seguridad necesaria. Yo particularmente es son arbitrarias las leyes en contra de los principios de la sociedad y la.naturaleza del cubano y de la familia y la migración que todos tenemos derechos. Saludos y bendiciones.
Ivplfd

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR310.00 CUP
-10
1 USD300.00 CUP
-5
1 MLC265.00 CUP
-5
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification