eltoque_logo
Jorge Veliz, arquitectura en Cuba, proyectos

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

El sueño frustrado de tener un estudio de arquitectura privado en Cuba

Jorge Veliz sueña con casas fastuosas, construcciones contemporáneas y edificios que se funden con la naturaleza. Luego lleva sus sueños a un papel, o los proyecta en su computadora. Los trabajos sencillos que compartía con amistades llegan hoy a más de 120 mil personas que lo siguen en redes sociales, y cuatro de sus obras han sido nominadas a los premios Golden Trezzini, un importante galardón de arquitectura con sede en San Petersburgo, Rusia.

«Los organizadores del premio me contactaron a través de Instagram, por una publicación que hizo la prestigiosa revista Amazing Architecture sobre mi trabajo. A partir de entonces presenté varios proyectos, y resulté nominado en tres categorías», cuenta Veliz.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (4).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

Jorgito, como lo llaman, realizó su primera obra a los 10 años, cuando su familia decidió demoler la mitad de su vivienda de madera para remodelarla. Con el escombro resultante construyó una casa en un árbol de su patio; de ahí nació una pasión que lo llevó años más tarde a estudiar Arquitectura en la universidad. Sin embargo, desde aquella casa que lucía como un castillo ante los ojos de un niño ha podido materializar muy pocos proyectos que le satisfagan. 

La precariedad en la que ha vivido Cuba por años ha hecho que muchos emprendan construcciones o remodelaciones sin contratar a un arquitecto o un diseñador; «y para algunas de las grandes o llamativas obras que lleva a cabo el Estado se siguen tomando modelos foráneos en lugar de aprovechar a arquitectos talentosos de este país», lamenta Jorge.  

Puertas cerradas

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (1).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

El 19 de agosto de 2021 la Gaceta Oficial de la República publicó las normativas que regirán la actividad de las formas de gestión no estatal en Cuba, que comprenden las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes); las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia. Estas regulaciones prohíben la práctica de un amplio grupo de actividades profesionales en el sector privado, incluida la arquitectura.

A pesar de las peticiones anteriores que realizaron a través de Internet numerosos miembros del gremio, y de las reuniones entre colectivos de arquitectos y funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la prohibición permanece. 

Jorge Veliz, como muchos de sus colegas, tendrá que aplazar el sueño de crear su estudio de arquitectura. Sus proyectos, que han cautivado a profesionales a nivel mundial, no podrán ejecutarse en su país de manera legal desde el sector privado; a menos que sea a través de una cooperativa de construcción no estatal, cuyo objetivo primero es edificar espacios, no precisamente diseñarlos.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (3).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

Con la proliferación de negocios privados que tuvo lugar desde hace diez años, los arquitectos, desde el cuentapropismo, han respondido a la demanda de proyectos que, por su pequeño formato, rara vez interesan a empresas estatales. Restaurantes, bares y casas de renta se han beneficiado de la creatividad de estos profesionales, amparados en licencias de decoración, jardinería o gestión inmobiliaria para ejercer la arquitectura de manera privada mientras no estaba explícitamente prohibido.

«Hay gran demanda de arquitectos tanto en el sector de la vivienda como en el diseño de locales para negocios privados. Si nos lo permitieran, podríamos ayudar a llenar ese vacío y recrear ideas novedosas desde la arquitectura que contribuyan al desarrollo económico del país. Es triste que muchos jóvenes tengan que emigrar por no encontrar en su país respuestas a sus perspectivas de desarrollo y realización profesional, y por sentirse excluidos en un país donde sí hacemos falta», comenta Veliz.

Más de 600 arquitectos e ingenieros cubanos enviaron una carta al Primer Ministro en la que argumentan la petición de eliminar la prohibición del decreto ley 49 de las actividades de arquitectura e ingeniería.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (2).jpg

Jorge Veliz. Foto: cortesía del entrevistado.

Puertas abiertas

«No me desanimo. Seguiré compartiendo mis proyectos, que más que a encargos responden a desarrollar mi inspiración. Por fortuna hoy a través de la tecnología y las redes sociales se puede llegar a un público enorme, y hay personas muy interesadas en lo que hago», comenta Jorge, quien tiene propuestas para materializar uno de sus proyectos en el exterior.

«En México Tulum e Indonesia se han interesado en mis obras, porque se integran con la naturaleza y son atractivas para el desarrollo del turismo, que cada día apuesta más por la ecología. Trato de hacer obras que digan algo, que generen sensaciones, que se relacionen con su entorno y miren al futuro, pero que se puedan construir en nuestro presente».

Jorge tiene clara una idea: si una puerta se cierra, se puede salir por la ventana: «Nací en Artemisa, donde no existen muchas posibilidades de desarrollo profesional. Me dediqué a la música por doce años y ha sido poco generosa conmigo; sin embargo desde que decidí enfocarme más en mi carrera y compartir esos proyectos que brotaban de mi inspiración, la arquitectura me ha recompensado tanto de forma económica como espiritual. Curiosamente hoy una de mis obras nominadas a los premios Golden Trezzini es un proyecto llamado el "Museo de la Música", que hice en honor a esta vocación. Si no obtenemos resultados por un lado, debemos buscar por otro».

«Me gustaría que algún día uno de mis proyectos se pueda hacer en Cuba; pero mientras esa puerta siga cerrada, voy tocando otras donde sí quieran abrir», dice con determinación.


También te sugerimos:

GUÍAS DE TURISMO SE ARTICULAN POR LA LEGALIZACIÓN DE LA ACTIVIDAD EN CUBA

PROHIBIR AGENCIAS DE TURISMO PRIVADAS: OTRO EFECTO BOOMERANG PARA LA ECONOMÍA CUBANA

ELTOQUE ESTRENA UN BUSCADOR DE ACTIVIDADES DEL SECTOR NO ESTATAL EN CUBA

DESARROLLO LOCAL EN CUBA: ¿UNA OPORTUNIDAD PARA EL EMPRENDIMIENTO?

Ely Justiniani Pérez
Mucha gente me llama "Justa" en esfuerzo cariñoso por acortar mi apellido. Intento serlo, en mis textos y en la vida. Amo a los animales, viajar y el olor a libro nuevo. Creo que el buen periodismo puede cambiar el mundo.
ely

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl García Rivas

ARQUITECTO JORGE VELIZ. Así, con mayúsculas. Te has convertido en un abanderado de los arquitectos de tu país. Y lo haces de la manera más convincente. Con tu trabajo. Bravo Jorge, sigue así, de pie. Y si te dicen que no lo puedes hacer, demuestra que sí puedes y que lo que haces está bien. Abrazos amigo.
Raúl García Rivas

Raydel Domínguez

Sigo a Véliz en sus redes y la verdad que es una arquitecto joven muy talento, desgraciadamente, el sueño de nosostros los ingenieros civiles y arquitectos de trabajar de forma independiente es una puerta cerrada, se podrá abrir yo tengo fe que si, ojalá algún día pudiera trabajar mano a mano con este gran arquitecto desconocido en medios oficiales de Cuba.
Raydel Domínguez

Jesus Valladares

Saludos, es una lastima! pero atraves de la sociedad de ingenieros y arquitectos no se están canalizando algunos contratos? En otras sociedades profesionales cubanas se hace.
Jesus Valladares

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Jorge Veliz, arquitectura en Cuba, proyectos

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

El sueño frustrado de tener un estudio de arquitectura privado en Cuba

Jorge Veliz sueña con casas fastuosas, construcciones contemporáneas y edificios que se funden con la naturaleza. Luego lleva sus sueños a un papel, o los proyecta en su computadora. Los trabajos sencillos que compartía con amistades llegan hoy a más de 120 mil personas que lo siguen en redes sociales, y cuatro de sus obras han sido nominadas a los premios Golden Trezzini, un importante galardón de arquitectura con sede en San Petersburgo, Rusia.

«Los organizadores del premio me contactaron a través de Instagram, por una publicación que hizo la prestigiosa revista Amazing Architecture sobre mi trabajo. A partir de entonces presenté varios proyectos, y resulté nominado en tres categorías», cuenta Veliz.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (4).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

Jorgito, como lo llaman, realizó su primera obra a los 10 años, cuando su familia decidió demoler la mitad de su vivienda de madera para remodelarla. Con el escombro resultante construyó una casa en un árbol de su patio; de ahí nació una pasión que lo llevó años más tarde a estudiar Arquitectura en la universidad. Sin embargo, desde aquella casa que lucía como un castillo ante los ojos de un niño ha podido materializar muy pocos proyectos que le satisfagan. 

La precariedad en la que ha vivido Cuba por años ha hecho que muchos emprendan construcciones o remodelaciones sin contratar a un arquitecto o un diseñador; «y para algunas de las grandes o llamativas obras que lleva a cabo el Estado se siguen tomando modelos foráneos en lugar de aprovechar a arquitectos talentosos de este país», lamenta Jorge.  

Puertas cerradas

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (1).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

El 19 de agosto de 2021 la Gaceta Oficial de la República publicó las normativas que regirán la actividad de las formas de gestión no estatal en Cuba, que comprenden las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes); las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia. Estas regulaciones prohíben la práctica de un amplio grupo de actividades profesionales en el sector privado, incluida la arquitectura.

A pesar de las peticiones anteriores que realizaron a través de Internet numerosos miembros del gremio, y de las reuniones entre colectivos de arquitectos y funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la prohibición permanece. 

Jorge Veliz, como muchos de sus colegas, tendrá que aplazar el sueño de crear su estudio de arquitectura. Sus proyectos, que han cautivado a profesionales a nivel mundial, no podrán ejecutarse en su país de manera legal desde el sector privado; a menos que sea a través de una cooperativa de construcción no estatal, cuyo objetivo primero es edificar espacios, no precisamente diseñarlos.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (3).jpg

Obra de Jorge Veliz, cortesía del entrevistado.

Con la proliferación de negocios privados que tuvo lugar desde hace diez años, los arquitectos, desde el cuentapropismo, han respondido a la demanda de proyectos que, por su pequeño formato, rara vez interesan a empresas estatales. Restaurantes, bares y casas de renta se han beneficiado de la creatividad de estos profesionales, amparados en licencias de decoración, jardinería o gestión inmobiliaria para ejercer la arquitectura de manera privada mientras no estaba explícitamente prohibido.

«Hay gran demanda de arquitectos tanto en el sector de la vivienda como en el diseño de locales para negocios privados. Si nos lo permitieran, podríamos ayudar a llenar ese vacío y recrear ideas novedosas desde la arquitectura que contribuyan al desarrollo económico del país. Es triste que muchos jóvenes tengan que emigrar por no encontrar en su país respuestas a sus perspectivas de desarrollo y realización profesional, y por sentirse excluidos en un país donde sí hacemos falta», comenta Veliz.

Más de 600 arquitectos e ingenieros cubanos enviaron una carta al Primer Ministro en la que argumentan la petición de eliminar la prohibición del decreto ley 49 de las actividades de arquitectura e ingeniería.

JORGE VELIZ ARQUITECTURA (2).jpg

Jorge Veliz. Foto: cortesía del entrevistado.

Puertas abiertas

«No me desanimo. Seguiré compartiendo mis proyectos, que más que a encargos responden a desarrollar mi inspiración. Por fortuna hoy a través de la tecnología y las redes sociales se puede llegar a un público enorme, y hay personas muy interesadas en lo que hago», comenta Jorge, quien tiene propuestas para materializar uno de sus proyectos en el exterior.

«En México Tulum e Indonesia se han interesado en mis obras, porque se integran con la naturaleza y son atractivas para el desarrollo del turismo, que cada día apuesta más por la ecología. Trato de hacer obras que digan algo, que generen sensaciones, que se relacionen con su entorno y miren al futuro, pero que se puedan construir en nuestro presente».

Jorge tiene clara una idea: si una puerta se cierra, se puede salir por la ventana: «Nací en Artemisa, donde no existen muchas posibilidades de desarrollo profesional. Me dediqué a la música por doce años y ha sido poco generosa conmigo; sin embargo desde que decidí enfocarme más en mi carrera y compartir esos proyectos que brotaban de mi inspiración, la arquitectura me ha recompensado tanto de forma económica como espiritual. Curiosamente hoy una de mis obras nominadas a los premios Golden Trezzini es un proyecto llamado el "Museo de la Música", que hice en honor a esta vocación. Si no obtenemos resultados por un lado, debemos buscar por otro».

«Me gustaría que algún día uno de mis proyectos se pueda hacer en Cuba; pero mientras esa puerta siga cerrada, voy tocando otras donde sí quieran abrir», dice con determinación.


También te sugerimos:

GUÍAS DE TURISMO SE ARTICULAN POR LA LEGALIZACIÓN DE LA ACTIVIDAD EN CUBA

PROHIBIR AGENCIAS DE TURISMO PRIVADAS: OTRO EFECTO BOOMERANG PARA LA ECONOMÍA CUBANA

ELTOQUE ESTRENA UN BUSCADOR DE ACTIVIDADES DEL SECTOR NO ESTATAL EN CUBA

DESARROLLO LOCAL EN CUBA: ¿UNA OPORTUNIDAD PARA EL EMPRENDIMIENTO?

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR86 CUP
1 USD65.25 CUP
+0.25
1 MLC76 CUP
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl García Rivas

ARQUITECTO JORGE VELIZ. Así, con mayúsculas. Te has convertido en un abanderado de los arquitectos de tu país. Y lo haces de la manera más convincente. Con tu trabajo. Bravo Jorge, sigue así, de pie. Y si te dicen que no lo puedes hacer, demuestra que sí puedes y que lo que haces está bien. Abrazos amigo.
Raúl García Rivas

Raydel Domínguez

Sigo a Véliz en sus redes y la verdad que es una arquitecto joven muy talento, desgraciadamente, el sueño de nosostros los ingenieros civiles y arquitectos de trabajar de forma independiente es una puerta cerrada, se podrá abrir yo tengo fe que si, ojalá algún día pudiera trabajar mano a mano con este gran arquitecto desconocido en medios oficiales de Cuba.
Raydel Domínguez

Jesus Valladares

Saludos, es una lastima! pero atraves de la sociedad de ingenieros y arquitectos no se están canalizando algunos contratos? En otras sociedades profesionales cubanas se hace.
Jesus Valladares
boletin_elTOQUE

Noticias Relacionadas