eltoque_logo

Autores

Ely Justiniani Pérez

Ely Justiniani Pérez

Mucha gente me llama "Justa" en esfuerzo cariñoso por acortar mi apellido. Intento serlo, en mis textos y en la vida. Amo a los animales, viajar y el olor a libro nuevo. Creo que el buen periodismo puede cambiar el mundo.

Las cuentas 9226 solo pueden realizar transferencias hacia las empresas importadoras autorizadas, y recibir fondos a partir de depósitos en efectivo en MLC (excepto el dólar estadounidense) o desde cuentas en el exterior.
Aunque no se realice bajo la etiqueta de reciclaje inclusivo, Cuba ha dado pasos en el tema a través de negocios que elaboran sus productos con material recuperado.
La clave de los éxitos comerciales no es prohibir sino saber abrir de forma planificada e inteligente. «El sector privado aún tiene mucho que ofrecer en Cuba, y en el área del turismo hay un gran potencial. Un país lleno de prohibiciones es un país lleno de ilegalidades».
A pesar de la COVID-19 y su impacto en el turismo internacional, los motores de Google siguen registrando a diario miles de búsquedas relacionadas con disponibilidad de vuelos, alojamiento y destinos turísticos. Entre ellos, Cuba continúa bajo la mira ansiosa de muchos viajeros.
Si Haila y su hijo Haned hicieran un dúo, seguro se llamaría Los cómplices. A gusto de Haila sería de música popular bailable, y a elección de Haned, probablemente de reguetón.
Náyare Menoyo sigue leyendo aquel mensaje y su rostro va de la resignación a la incertidumbre, luego alegría, incredulidad, euforia. Relee el correo. No lo podía creer. Dice que ha ganado un Premio Rey de España en la categoría de Televisión, con Una historia escuálida y conmovedora, su documental sobre Padura.
Las nuevas resoluciones del Mintur para agencias de viajes extranjeras que deseen operar en Cuba y el nuevo reglamento para «Agencias de viajes nacionales» no esclarecen del todo cómo regirá esta actividad en el país.
Decidí ser madre y sentía que debía dedicar tiempo a amamantar a mi hija, a cuidarla. Me llamaban para proyectos y con dolor tenía que rechazarlos.