eltoque_logo
La farándula

Foto: Neal Wellons

La farándula

Existe un mundo de élite desconocido para la mayoría de los cubanos. Donde el tener vale más que el ser y la membresía no es para todos. El mundo VIP de la farándula.

Tengo muchas cosas que agradecer. No heredar ningún apellido ilustre, haber tenido un solo pantalón en la universidad y nacer en el centro del país. Eso ayuda a no perder la perspectiva, a no creer que Cuba es el Vedado, a no olvidar el barrio en el que aprendiste a correr descalzo. Porque La Habana puede ser un espejismo peligroso. Existe un mundo elitista focalizado en algunos barrios, fuera de la vista del resto del pueblo, donde el dinero no es problema, donde la vida es fácil y los problemas cotidianos no existen. Una parte de Cuba que es desconocida para muchos y contrasta con los sacrificios que hace el resto.

Hace unas noches me invitaron a un bar de esos donde se reúnen los nuevos ricos a repartirse el mundo. Donde los jóvenes solo toman cerveza importada y fuman cigarrillos importados. Donde los temas de conversación son por lo general frívolos, banales y ajenos a la cotidianidad. Un mundo oculto donde la mayoría se conoce entre sí y tienen conciencia de clase. Se sienten parte de algo selecto, un grupo especial de jóvenes con autos modernos para salir en las noches y ropa que avergonzaría a cualquiera de nosotros.

Muchos de ellos son hijos de figuras públicas en el país, acostumbrados a las luces de neón y necesitados de reconocimiento entre sus amigos. Otros pertenecen a esa clase de nuevos ricos, para los cuales ser emprendedor es pasarle por encima al resto. ¨El vivo vive del bobo¨, decía uno burlándose del nuevo en el grupo que mandaban siempre a buscar las cervezas. Otros son hijos de grandes dirigentes, para los cuales el apellido no es orgullo sino herramienta para convencer a empresarios extranjeros de su influencia sobre decisiones económicas y políticas. Es muy fácil reconocerlos.

La discreción no es el fuerte de quienes necesitan exhibirse y buscan minions que los sigan.

Llegué allí para saludar a unos estudiantes estadounidenses que conocían de mi blog y querían conversar sobre Cuba. Personas simpáticas y cerveza siempre hacen una combinación exitosa pero nunca pude sentirme cómodo en ese ambiente. Los muchachos la pasaron bien y pudimos hablar un poco entre gritos pero es muy difícil entender la Isla en un pedazo de ella tan atípico. Imposible tomarle el pulso a nuestra sociedad si los visitantes son abducidos a ese mundo falso. Ninguno de los extranjeros que se bajan de los ferrys y caminan por La Habana Vieja pueden llevarse una idea mínima de nuestra realidad, porque el cubano promedio a esas horas están trabajando o en sus casas, los que le salen al paso en la calle Obispo son los ¨luchadores¨, una nueva especie que no es representativa de nuestras virtudes sino de muchos de nuestros defectos. Pero ese ya es otro tema.

En la farándula te encuentras artistas, empresarios y gente de la televisión. Es difícil ver allí algún político pero sus hijos quizás no falten. Entre todos ellos hay personas decentes y mesuradas, así como muchos otros con todos los defectos que la conciencia de clase elitista puede provocar. Como esto es un fenómeno mayormente nocturno y ubicado en barrios a los que se llega en auto, no está al alcance de todos. Claro que no es asequible a cualquiera un lugar donde la cerveza nacional cuesta el 150% más que en la tienda.

El otro día un amigo conocido públicamente por sus posturas políticas, fue emboscado en un bar por una muchacha que lo provocó mientras filmaba con su teléfono, buscando quizás una reacción que le ganara fama o dinero. No recibió lo que esperaba y se fue insatisfecha después de haber invadido el espacio personal y familiar de mi amigo. No es casual que eso haya ocurrido en un lugar frecuentado por los pepillos de La Habana, la banalidad por lo general viene acompañada de una ideología barata.

La farándula no es lo mío. Ese mundo donde la imagen y el tener posesiones materiales define más a la gente que sus conocimientos o valores personales, no me funciona. Si dan a escoger entre el ser y el tener, el primero siempre será mi favorito. Y si eso me hace un cheo y me destierra del mundo farandulero, será una medalla en el pecho.

Harold Cárdenas Lema
En mi tiempo libre administro un blog llamado La Joven Cuba que inicié junto a dos colegas en mi época de profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Matanzas. En el blog puedo escribir sobre muchos temas de la realidad cubana y los cambios que tienen lugar en estos momentos en Cuba.
harold-cardenas-lema

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl Sorrosa

En la Checoslovaquia socialista había un club parecido en un área reservada de la Nueva Escena del Teatro Nacional. La escena era muy parecida, un mundo desconectado de la vida real. El problema es cuando nos creemos que eso es la verdad y que todos son bobos.
El mundo es muy diferente, pero siempre se generan esos tipos de capas. Está bien, que lo hayas visto y mejor que lo refieras… Estan ya expuestos y hay que seguir abriendo espacios.
El que desee ser frívolo y superficial, sea… Pero la sociedad se arma con trabajo…
Raúl Sorrosa

SantiagCuba

Las personas en una sociedad con minimos niveles de libertad se organizan de acuerdo a su libre albedrio, muchas veses basados en intereses comunes con sus semejantes. Los ciudadanos buscan entretenerse y pasar un buen rato de acuerdo a sus intereses particulares y su poder adquisitivo. Solo en situaciones impuestas donde toda la poblacion esta sometida a regulaciones sociales, basadas en ideologias que restringen las posibilidades de “hacer mas que los demas y veneficiarse de ello” no hay diferenciacion. En esas sociedades las personas no se diferencian grandemente por el tipo de consumo y la formacion de grupos especificos para compartir tiempo e ideas, el estado casi que impone las reglas del juego .
La incipiente diferenciacion es un fenomeno nuevo en Cuba. Pasamos de ser un pais de “todos iguales” desde los casi 70’s hasta el principio de los 90’s (aunque siempre hubo un grupo de personas viviendo MUY!! bien, casi que como en el Dubai) para caer en el periodo especial donde nos despeñamos en mayoria por el abismo que luego empezo a dejar ver algunas diferencias dentro del pueblo con la liberacion del dolar y los incentivos en divisas. Ahora con el Raulismo y su apertura a los trabajos por cuenta propia de forma masiva, se esta creando el andamiaje de un capitalismo precario pero diferenciador y creador de niveles dentro de la otrora sociedad homogenea.
Harold hermano, vas a tener que acostumbrarte y rapido! esto es solo el comienzo. Lo interesante es que en casi todo el planeta la mayoria de las gentes aceptan la buena vida de un empresario emprendedor que a puro trabajo y mal dormir crea un taller mecanico (o electronico, zapaterico, ornamental, etc) que emplea 50 ciudadanos. Luego reproduce el proyecto 7 veses para formar una cadena de talleres que ha llamado “La Mandarria Intranquila”. La gente tambien acepta al pianista ecepcional que he llevado el nombre del pais a niveles planetarios y que ahora maneja un Ferrari y tiene una casa de vacaciones en La Costa Dorada. Afortunada o lamentablemente los ecpcionales, esos que tienen las agallas de llevar adelante un proyecto y triunfar y que empiezan con una mata de tomates y un metro cuadrado de tierra y terminan construyendo toda una industria y que estadisticamente no son mas del 20% de la poblacion, arrastran tambien a su familia. Hijos, hermanos, esposas y queridas, elementos sociales que hasta cierto punto parasitan el exito del ecepcional y que como fenomeno la mayoria de las personas entienden aunque no se los tragan.
La cosa se pone color de hormiga brava con peste a queso viejo cuando dentro de esos grupos se cuelan los “mantenidos sociales por vinculos politicos” o sea los hijos de Papa y Mama. Los ministros y sus vastagos, los secretarios asambleicos y sus hermanos, los hijos de los dioses historicos que montan yates por el Mediterraneo y un grupo de elementos del ambiente politico que ni son ecepcionales ni aportan nada productivo al pueblo pues “gracias” a ellos el pais esta hecho leña. Esos son los el pueblo rechaza, en cualquier lugar. Esos son los que Harold debiera denunciar, con nombres y apellidos, hacerles 3 o 4 buenos reportajes, sacarles fotos y ponerlos en los murales de los CDR de Matanzas.
Esa es “la neta” compay!, no le tema ni envidie al nivel de consumo o relaciones de un ecepcional, al contrario, uselo como estimulo para que usted mismo se desarrolle. Combata a los hijos de Papa que le han estado chupando la sangre al pueblo desde los primeros quinquenios, desde aquellos tiempos en que usted se creia que en Cuba todos eramos iguales.
SantiagCuba

María Teresa Santos

Ese SELECTO CLUB, que mencionas se comenzó a formar en nuestra capital desde mediados de los 80.Desgraciadamente no se quiso comenzar a leer semióticamente las señales que iba dejando (y digo que no se quiso, pues era un comentario a gritos). Esto trajo como consecuencia el que su MEMBRESÍA cada vez incluyese a más jóvenes de ambos sexos, los cuales lejos de ser desalentados por aquellos que propugnan un tipo de moralidad para los demás y otra para ellos, fueron aupados y acunados y hoy se han convertido en un funesto lastre para la sociedad en general. Lastre, pues son pesos muertos que en la mayoría de los casos viven del sudor de los demás y amparados en sus apellidos o en los cargos que a diferentes niveles ocupan sus familiares. Esto es también una forma de corrupción contra la que tendríamos que enfrentarnos, pues los minions que muchas veces los acompañan y se muestran deseosamente eufóricos porque los acepten como uno más dentro del CLUB en ocasiones ni tienen ILUSTRES apellidos, ni son hijos de papá o mamá como también los identificamos, sino los pegaos, que vienen siendo algo así como los bufones de las antiguas cortes o los escuderos de los caballeros andantes, de los cuales se diferencian en que jamás serán caballeros ni por su educación, ni por su porte, ni por sus modales, sencillamente son animalillos frenéticamente deseosos de ser aceptados e incluidos dentro del grupo, además pudiésemos habernos preguntado también desde hace muchos años atrás de dónde sacan las cantidades de dinero que necesitan para darse los supuestos gustos-lujos, eso sin tomar en cuenta a los denominados Nuevos Ricos que no vacilan en aplastar cabezas para subir cual la espuma de la cerveza que ingieren cualquiera sea su marca. Muchos de estos personajillos, adolecen de infinidad de valores que, supuestamente, sus propios progenitores propugnan de manera pública como obligatoriamente defendibles y necesariamente rescatables .Tendría muchas cosas que cuestionar al respecto pero por el momento no lo voy a hacer, solo añadiré que es triste, verdaderamente triste que muchos jóvenes honestos de mi país , hijos de personas VERDADERAMENTE HONESTAS sean tenidas a menos por quienes siendo menos, tratan de representar más y por otra parte se trunquen posibilidades para los que se las merecen por no tener un apellido ilustre o un blasón, hablo de aquellos humildes hijos de obreros, campesinos e intelectuales, que de ellos tenemos una muchos aquí .Y es que hace muchos años que le estamos echando la culpa de todo al Período Especial y al Bloqueo, me parece que el bloqueo no es mental ¿o si?.
María Teresa Santos

Adia

Lo entiendo Harold, cómo no hacerlo, soy joven y he tenido la desdicha de compartir con personas así. Ahora, cabe preguntarse ¿Quién es el culpable de que cada día más personas elijan ese camino? Y estoy en la universidad, dónde los padres hacen esfuerzos para que sus hijos logren obtener una carrera y es penoso ver cómo muchos no salen por temor a parecer ridículos si no pueden consumir cerveza y cigarro importado; es más penoso aún ver amigas mover sus sanos cuerpos delante del “apoderado” para obtener a cambio cervezas y sabrá Dios cuántos malos ratos. No por gusto el regaetón es la música preferida de estas personas que sueñan con el Yomil que “las pasa a buscar, pa´ irse por ahí”. En fin, que este estilo de vida cada vez se extiende más, y corroe a la juventud en la que confiamos. Por qué sucede? Al final es la vía más fácil que ven de tener, poseer y se olvidan de ser. Se olvidan de sentir amor y de enamorar. Todo lo que veo hermoso y necesario allí se ve ridículo. Yo tampoco quepo, ya somos dos.
Adia

Manolo

Si ya sabemos que el hijo del maximo lider se pasea en yate por el Mediterraneo y renta varias habitaciones de 1000 euros la noche (http://www.americateve.com/salen-la-luz-nuevos-detalles-las-lujosas-vacaciones-antonio-castro-el-mediterraneo-n867893), o que la nieta del heredero al trono se pasea por NY y se aloja en un hotel de Manhatan (http://cafefuerte.com/csociedad/2343-nieta-de-raul-castro-se-pasea-por-nueva-york/), que nos puede asombrar que los descendientes de piezas menores se reunan en un bar exclusivo y se tomen cervezas a precios caros????
Eso no es lo peor del asunto, sino que el resto del pueblo sigue siendo explotado para alimentar a una elite poderosa y a sus lacayos que la defienden para poder aspirar a recoger las migajas que caen de las alturas.
Esa misma elite todopoderosa que cada dia llama al pueblo a mas sacrificio y mas austeridad o que proclama a los cuatro vientos que no necesitamos nada.
Manolo

Francesco Monterisi

Francesco Monterisi

Mailet P.

Harold y Adia, sumen uno más al Club de los “no faranduleros”. Desgraciadamente es un mal extendido y en franco ascenso. Dios nos guarde!!!
Mailet P.

Oscar

Saludos Harold,
En mi adolescencia entre los 70 y los 80 conocí casas que antes fueron de la más acaudalada burguesía, ocupadas por los que nos pedían austeridad y sacrificio, entre muchas cosas tenían en Varadero un hotel solo para ellos donde un mural en el lobby mostraba fotos de diferentes yates para escojer en cuál pasar el día en Cayo Piedra o Cayo Blanco. Sus hijos eran recogidos en unas guaguitas con aire acondicionado y llevados a los Cabarets de los hoteles donde no hacían la fila y tenían reservadas las mesas alrededor del escenario
Hoy, en otro contexto esos privilegios continúan y se suman los que sin los apellidos sonados y sonoros se hacen de dinero
Los segundos pudieran ser el resultado de actividades financieras e incluso trabajo por cuenta propia, pero no indica necesariamente que quien tiene dinero tiene la cabeza vacía, no todos
Cabeza y corazón vacíos tienen los que desde cargos públicos y por décadas han gozado de privilegios en una sociedad donde la austeridad a rozado y también se ha sumergido en la pobreza.
Oscar

Yei

Me sumo a los que como tu preferimos ser.
Yei

yanileiby

La farándula no es lo mío. Ese mundo donde la imagen y el tener posesiones materiales define más a la gente que sus conocimientos o valores personales, no me funciona. Si dan a escoger entre el ser y el tener, el primero siempre será mi favorito.
yanileiby

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

La farándula

Foto: Neal Wellons

La farándula

Existe un mundo de élite desconocido para la mayoría de los cubanos. Donde el tener vale más que el ser y la membresía no es para todos. El mundo VIP de la farándula.

Tengo muchas cosas que agradecer. No heredar ningún apellido ilustre, haber tenido un solo pantalón en la universidad y nacer en el centro del país. Eso ayuda a no perder la perspectiva, a no creer que Cuba es el Vedado, a no olvidar el barrio en el que aprendiste a correr descalzo. Porque La Habana puede ser un espejismo peligroso. Existe un mundo elitista focalizado en algunos barrios, fuera de la vista del resto del pueblo, donde el dinero no es problema, donde la vida es fácil y los problemas cotidianos no existen. Una parte de Cuba que es desconocida para muchos y contrasta con los sacrificios que hace el resto.

Hace unas noches me invitaron a un bar de esos donde se reúnen los nuevos ricos a repartirse el mundo. Donde los jóvenes solo toman cerveza importada y fuman cigarrillos importados. Donde los temas de conversación son por lo general frívolos, banales y ajenos a la cotidianidad. Un mundo oculto donde la mayoría se conoce entre sí y tienen conciencia de clase. Se sienten parte de algo selecto, un grupo especial de jóvenes con autos modernos para salir en las noches y ropa que avergonzaría a cualquiera de nosotros.

Muchos de ellos son hijos de figuras públicas en el país, acostumbrados a las luces de neón y necesitados de reconocimiento entre sus amigos. Otros pertenecen a esa clase de nuevos ricos, para los cuales ser emprendedor es pasarle por encima al resto. ¨El vivo vive del bobo¨, decía uno burlándose del nuevo en el grupo que mandaban siempre a buscar las cervezas. Otros son hijos de grandes dirigentes, para los cuales el apellido no es orgullo sino herramienta para convencer a empresarios extranjeros de su influencia sobre decisiones económicas y políticas. Es muy fácil reconocerlos.

La discreción no es el fuerte de quienes necesitan exhibirse y buscan minions que los sigan.

Llegué allí para saludar a unos estudiantes estadounidenses que conocían de mi blog y querían conversar sobre Cuba. Personas simpáticas y cerveza siempre hacen una combinación exitosa pero nunca pude sentirme cómodo en ese ambiente. Los muchachos la pasaron bien y pudimos hablar un poco entre gritos pero es muy difícil entender la Isla en un pedazo de ella tan atípico. Imposible tomarle el pulso a nuestra sociedad si los visitantes son abducidos a ese mundo falso. Ninguno de los extranjeros que se bajan de los ferrys y caminan por La Habana Vieja pueden llevarse una idea mínima de nuestra realidad, porque el cubano promedio a esas horas están trabajando o en sus casas, los que le salen al paso en la calle Obispo son los ¨luchadores¨, una nueva especie que no es representativa de nuestras virtudes sino de muchos de nuestros defectos. Pero ese ya es otro tema.

En la farándula te encuentras artistas, empresarios y gente de la televisión. Es difícil ver allí algún político pero sus hijos quizás no falten. Entre todos ellos hay personas decentes y mesuradas, así como muchos otros con todos los defectos que la conciencia de clase elitista puede provocar. Como esto es un fenómeno mayormente nocturno y ubicado en barrios a los que se llega en auto, no está al alcance de todos. Claro que no es asequible a cualquiera un lugar donde la cerveza nacional cuesta el 150% más que en la tienda.

El otro día un amigo conocido públicamente por sus posturas políticas, fue emboscado en un bar por una muchacha que lo provocó mientras filmaba con su teléfono, buscando quizás una reacción que le ganara fama o dinero. No recibió lo que esperaba y se fue insatisfecha después de haber invadido el espacio personal y familiar de mi amigo. No es casual que eso haya ocurrido en un lugar frecuentado por los pepillos de La Habana, la banalidad por lo general viene acompañada de una ideología barata.

La farándula no es lo mío. Ese mundo donde la imagen y el tener posesiones materiales define más a la gente que sus conocimientos o valores personales, no me funciona. Si dan a escoger entre el ser y el tener, el primero siempre será mi favorito. Y si eso me hace un cheo y me destierra del mundo farandulero, será una medalla en el pecho.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR84 CUP
+0.5
1 USD64 CUP
1 MLC73.2 CUP
+0.2
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl Sorrosa

En la Checoslovaquia socialista había un club parecido en un área reservada de la Nueva Escena del Teatro Nacional. La escena era muy parecida, un mundo desconectado de la vida real. El problema es cuando nos creemos que eso es la verdad y que todos son bobos.
El mundo es muy diferente, pero siempre se generan esos tipos de capas. Está bien, que lo hayas visto y mejor que lo refieras… Estan ya expuestos y hay que seguir abriendo espacios.
El que desee ser frívolo y superficial, sea… Pero la sociedad se arma con trabajo…
Raúl Sorrosa

SantiagCuba

Las personas en una sociedad con minimos niveles de libertad se organizan de acuerdo a su libre albedrio, muchas veses basados en intereses comunes con sus semejantes. Los ciudadanos buscan entretenerse y pasar un buen rato de acuerdo a sus intereses particulares y su poder adquisitivo. Solo en situaciones impuestas donde toda la poblacion esta sometida a regulaciones sociales, basadas en ideologias que restringen las posibilidades de “hacer mas que los demas y veneficiarse de ello” no hay diferenciacion. En esas sociedades las personas no se diferencian grandemente por el tipo de consumo y la formacion de grupos especificos para compartir tiempo e ideas, el estado casi que impone las reglas del juego .
La incipiente diferenciacion es un fenomeno nuevo en Cuba. Pasamos de ser un pais de “todos iguales” desde los casi 70’s hasta el principio de los 90’s (aunque siempre hubo un grupo de personas viviendo MUY!! bien, casi que como en el Dubai) para caer en el periodo especial donde nos despeñamos en mayoria por el abismo que luego empezo a dejar ver algunas diferencias dentro del pueblo con la liberacion del dolar y los incentivos en divisas. Ahora con el Raulismo y su apertura a los trabajos por cuenta propia de forma masiva, se esta creando el andamiaje de un capitalismo precario pero diferenciador y creador de niveles dentro de la otrora sociedad homogenea.
Harold hermano, vas a tener que acostumbrarte y rapido! esto es solo el comienzo. Lo interesante es que en casi todo el planeta la mayoria de las gentes aceptan la buena vida de un empresario emprendedor que a puro trabajo y mal dormir crea un taller mecanico (o electronico, zapaterico, ornamental, etc) que emplea 50 ciudadanos. Luego reproduce el proyecto 7 veses para formar una cadena de talleres que ha llamado “La Mandarria Intranquila”. La gente tambien acepta al pianista ecepcional que he llevado el nombre del pais a niveles planetarios y que ahora maneja un Ferrari y tiene una casa de vacaciones en La Costa Dorada. Afortunada o lamentablemente los ecpcionales, esos que tienen las agallas de llevar adelante un proyecto y triunfar y que empiezan con una mata de tomates y un metro cuadrado de tierra y terminan construyendo toda una industria y que estadisticamente no son mas del 20% de la poblacion, arrastran tambien a su familia. Hijos, hermanos, esposas y queridas, elementos sociales que hasta cierto punto parasitan el exito del ecepcional y que como fenomeno la mayoria de las personas entienden aunque no se los tragan.
La cosa se pone color de hormiga brava con peste a queso viejo cuando dentro de esos grupos se cuelan los “mantenidos sociales por vinculos politicos” o sea los hijos de Papa y Mama. Los ministros y sus vastagos, los secretarios asambleicos y sus hermanos, los hijos de los dioses historicos que montan yates por el Mediterraneo y un grupo de elementos del ambiente politico que ni son ecepcionales ni aportan nada productivo al pueblo pues “gracias” a ellos el pais esta hecho leña. Esos son los el pueblo rechaza, en cualquier lugar. Esos son los que Harold debiera denunciar, con nombres y apellidos, hacerles 3 o 4 buenos reportajes, sacarles fotos y ponerlos en los murales de los CDR de Matanzas.
Esa es “la neta” compay!, no le tema ni envidie al nivel de consumo o relaciones de un ecepcional, al contrario, uselo como estimulo para que usted mismo se desarrolle. Combata a los hijos de Papa que le han estado chupando la sangre al pueblo desde los primeros quinquenios, desde aquellos tiempos en que usted se creia que en Cuba todos eramos iguales.
SantiagCuba

María Teresa Santos

Ese SELECTO CLUB, que mencionas se comenzó a formar en nuestra capital desde mediados de los 80.Desgraciadamente no se quiso comenzar a leer semióticamente las señales que iba dejando (y digo que no se quiso, pues era un comentario a gritos). Esto trajo como consecuencia el que su MEMBRESÍA cada vez incluyese a más jóvenes de ambos sexos, los cuales lejos de ser desalentados por aquellos que propugnan un tipo de moralidad para los demás y otra para ellos, fueron aupados y acunados y hoy se han convertido en un funesto lastre para la sociedad en general. Lastre, pues son pesos muertos que en la mayoría de los casos viven del sudor de los demás y amparados en sus apellidos o en los cargos que a diferentes niveles ocupan sus familiares. Esto es también una forma de corrupción contra la que tendríamos que enfrentarnos, pues los minions que muchas veces los acompañan y se muestran deseosamente eufóricos porque los acepten como uno más dentro del CLUB en ocasiones ni tienen ILUSTRES apellidos, ni son hijos de papá o mamá como también los identificamos, sino los pegaos, que vienen siendo algo así como los bufones de las antiguas cortes o los escuderos de los caballeros andantes, de los cuales se diferencian en que jamás serán caballeros ni por su educación, ni por su porte, ni por sus modales, sencillamente son animalillos frenéticamente deseosos de ser aceptados e incluidos dentro del grupo, además pudiésemos habernos preguntado también desde hace muchos años atrás de dónde sacan las cantidades de dinero que necesitan para darse los supuestos gustos-lujos, eso sin tomar en cuenta a los denominados Nuevos Ricos que no vacilan en aplastar cabezas para subir cual la espuma de la cerveza que ingieren cualquiera sea su marca. Muchos de estos personajillos, adolecen de infinidad de valores que, supuestamente, sus propios progenitores propugnan de manera pública como obligatoriamente defendibles y necesariamente rescatables .Tendría muchas cosas que cuestionar al respecto pero por el momento no lo voy a hacer, solo añadiré que es triste, verdaderamente triste que muchos jóvenes honestos de mi país , hijos de personas VERDADERAMENTE HONESTAS sean tenidas a menos por quienes siendo menos, tratan de representar más y por otra parte se trunquen posibilidades para los que se las merecen por no tener un apellido ilustre o un blasón, hablo de aquellos humildes hijos de obreros, campesinos e intelectuales, que de ellos tenemos una muchos aquí .Y es que hace muchos años que le estamos echando la culpa de todo al Período Especial y al Bloqueo, me parece que el bloqueo no es mental ¿o si?.
María Teresa Santos

Adia

Lo entiendo Harold, cómo no hacerlo, soy joven y he tenido la desdicha de compartir con personas así. Ahora, cabe preguntarse ¿Quién es el culpable de que cada día más personas elijan ese camino? Y estoy en la universidad, dónde los padres hacen esfuerzos para que sus hijos logren obtener una carrera y es penoso ver cómo muchos no salen por temor a parecer ridículos si no pueden consumir cerveza y cigarro importado; es más penoso aún ver amigas mover sus sanos cuerpos delante del “apoderado” para obtener a cambio cervezas y sabrá Dios cuántos malos ratos. No por gusto el regaetón es la música preferida de estas personas que sueñan con el Yomil que “las pasa a buscar, pa´ irse por ahí”. En fin, que este estilo de vida cada vez se extiende más, y corroe a la juventud en la que confiamos. Por qué sucede? Al final es la vía más fácil que ven de tener, poseer y se olvidan de ser. Se olvidan de sentir amor y de enamorar. Todo lo que veo hermoso y necesario allí se ve ridículo. Yo tampoco quepo, ya somos dos.
Adia

Manolo

Si ya sabemos que el hijo del maximo lider se pasea en yate por el Mediterraneo y renta varias habitaciones de 1000 euros la noche (http://www.americateve.com/salen-la-luz-nuevos-detalles-las-lujosas-vacaciones-antonio-castro-el-mediterraneo-n867893), o que la nieta del heredero al trono se pasea por NY y se aloja en un hotel de Manhatan (http://cafefuerte.com/csociedad/2343-nieta-de-raul-castro-se-pasea-por-nueva-york/), que nos puede asombrar que los descendientes de piezas menores se reunan en un bar exclusivo y se tomen cervezas a precios caros????
Eso no es lo peor del asunto, sino que el resto del pueblo sigue siendo explotado para alimentar a una elite poderosa y a sus lacayos que la defienden para poder aspirar a recoger las migajas que caen de las alturas.
Esa misma elite todopoderosa que cada dia llama al pueblo a mas sacrificio y mas austeridad o que proclama a los cuatro vientos que no necesitamos nada.
Manolo

Francesco Monterisi

Francesco Monterisi

Mailet P.

Harold y Adia, sumen uno más al Club de los “no faranduleros”. Desgraciadamente es un mal extendido y en franco ascenso. Dios nos guarde!!!
Mailet P.

Oscar

Saludos Harold,
En mi adolescencia entre los 70 y los 80 conocí casas que antes fueron de la más acaudalada burguesía, ocupadas por los que nos pedían austeridad y sacrificio, entre muchas cosas tenían en Varadero un hotel solo para ellos donde un mural en el lobby mostraba fotos de diferentes yates para escojer en cuál pasar el día en Cayo Piedra o Cayo Blanco. Sus hijos eran recogidos en unas guaguitas con aire acondicionado y llevados a los Cabarets de los hoteles donde no hacían la fila y tenían reservadas las mesas alrededor del escenario
Hoy, en otro contexto esos privilegios continúan y se suman los que sin los apellidos sonados y sonoros se hacen de dinero
Los segundos pudieran ser el resultado de actividades financieras e incluso trabajo por cuenta propia, pero no indica necesariamente que quien tiene dinero tiene la cabeza vacía, no todos
Cabeza y corazón vacíos tienen los que desde cargos públicos y por décadas han gozado de privilegios en una sociedad donde la austeridad a rozado y también se ha sumergido en la pobreza.
Oscar

Yei

Me sumo a los que como tu preferimos ser.
Yei

yanileiby

La farándula no es lo mío. Ese mundo donde la imagen y el tener posesiones materiales define más a la gente que sus conocimientos o valores personales, no me funciona. Si dan a escoger entre el ser y el tener, el primero siempre será mi favorito.
yanileiby
boletin_elTOQUE