Foto: Sadiel Mederos

Foto: Sadiel Mederos

¿Qué ha pasado con el café en Cuba? (+ narración)

5 / mayo / 2023

Levantarse y poner la cafetera es la primera parte de la rutina diaria de Elisa. Si le falta su taza de café en la mañana, nada puede ir bien en el resto del día, pues la migraña se asoma al mediodía y no hay pastilla que la alivie. Así que no escatima en comprar café al precio que sea necesario, da igual si es en el mercado formal o informal. El paquete mensual del café de la bodega le alcanza solamente para un par de días, a pesar de sus medidas extremas para ahorrarlo.

«Me he vuelto una acaparadora nata», dice. Cada vez que se entera de una opción económica para adquirir el grano, va por ella sin dudarlo. De esta forma, ha descubierto los sabores de unas cuantas marcas extranjeras y otras cubanas. También ha caído en las garras de algún vendedor que promete «café criollo traído de Oriente» y que no es más que un subproducto de Hola mezclado con chícharo.

Pero ese es su único vicio y ha decidido consentirse, así que cada mes echa mano de la calculadora y separa el dinero para su café.

Aunque Cuba es un país productor de café, y algunos de sus granos tienen reconocimiento internacional, cada día es más difícil para la ciudadanía acceder al producto. Las cifras no mienten, de las 24 mil toneladas que necesita el país para abastecer solamente la canasta básica normada, en la actualidad se produce menos de la mitad.

A esta situación debe sumarse que las marcas cubanas de mayor calidad se exportan para importar otras más baratas y de menor calidad que se comercializan, de a poco, en las tiendas libremente convertibles (MLC).

¿Cómo y dónde encontrar café cubano para el consumo diario?

La pésima fama del café Hola, comercializado a través de la canasta básica, lo precede. Aun así, un gran porciento de la población en Cuba lo consume a falta de otras opciones. Cada persona mayor de 7 años tiene derecho a un paquete de 115 gramos, vendido de forma subsidiada por la libreta de abastecimiento una vez al mes. Un paquete que apenas alcanza, pero que resulta un pequeño alivio en los hogares.

El 17 de octubre de 2022, quedó establecido por el Acuerdo 9416 el incremento del precio minorista del café mezclado de 8.00 CUP a 11.00 CUP, según informó el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP).

La fórmula, producida por la empresa Cuba-Café, se compone de 50 % café de las variedades arábigo o robusta y 50 % chícharo. En octubre de 2020, el director general de la entidad, Antonio Alemán Blanco, explicó a Cubadebate que el 85 % de la producción nacional del grano se destina a la canasta básica. Pero para completar las cantidades necesarias, Cuba importa el café de países como Brasil o México.

Sin embargo, en la distribución del café Hola en las distintas unidades de comercio, resultan habituales las demoras de más de un mes, según las quejas de algunos consumidores entrevistados. En ocasiones, también se ha visto interrumpida la distribución, como ocurrió en Las Tunas en septiembre, donde solamente las familias del municipio cabecera recibieron el producto.

Otras provincias en las que se han registrado atrasos en la producción-distribución son Sancti Spíritus, cuyo plan de procesamiento mensual es de 50 toneladas; Villa Clara y La Habana, con una demanda mensual de 229 toneladas.

Según las autoridades, una parte de las demoras, como ocurre en la capital, se debe a las afectaciones en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que provocaron que las empresas productoras de café tuvieran que reorganizar sus horarios de trabajo. También han existido demoras en la llegada de materias primas, incluido el envase.

Otra opción para adquirir café en Cuba de manera «legal» son las tiendas en moneda libremente convertible (MLC). En la isla se producen al menos diez marcas de café para su comercio en esta moneda, entre ellas Cubita, Turquino, Serrano, Indiana, El Arriero y Regil. Sin embargo, según el testimonio de varios ciudadanos entrevistados, incluso en estas tiendas resulta difícil encontrar marcas cubanas.

Los paquetes de un kilogramo de productos nacionales como Cubita y Serrano se venden principalmente en grano y por un precio superior a los 15 MLC, aproximadamente 2 550 CUP (tomando como referencia 1 MLC = 170 CUP). Además, al ser en grano, su rendimiento es mucho menor, sin contar el esfuerzo extra de molerlo antes de su consumo.

Paulatinamente, y sin comunicación previa, el importe de estos productos ha aumentado desde los días del CUC, hasta asentarse por encima de los 15 MLC.

Por ejemplo, el 10 de diciembre de 2022, el periodista espirituano Javier Alejandro Padilla denunció en su perfil de Facebook que el café Indiana de un kilogramo había aumentado de 15.05 a 21.25 MLC de un golpe.

En estos momentos, los cafés más comercializados en esas cadenas de tienda son importados «de mala calidad, flojitos», se queja un entrevistado santaclareño. Y agrega: «uno está acostumbrado al café fuerte».

Una búsqueda en grupos de Revolico, tanto de Facebook como de Telegram, revela que no se vende tanto café como podría suponerse a priori. Café cubano, mucho menos.

Las marcas cubanas más vendidas son Cubita, Guantanamera, Regil, El Morro, Turquino, Caracolillo y Serrano. En estos casos, los paquetes de un kilogramo pueden alcanzar hasta los 1 800 CUP. Otros formatos más pequeños de las mismas marcas oscilan entre 600 y 1 000 CUP los de 500 gramos y entre 350 y 500 los de 125 gramos.

El café criollo es el que producen y venden productores independientes. Su precio suele ser más variable, pues depende de factores tales como el tipo de semilla, la pureza o la zona de Cuba donde se cultiva. Pero el kilogramo, por lo general, supera los 1 000 CUP.

El café Hola también encuentra su sitio en las páginas de compraventa, aunque de manera menos frecuente. Cada paquete de 125 gramos, que por la libreta de abastecimiento cuesta 11 CUP, puede encontrarse desde los 35 hasta los 100 CUP.

En otras palabras, una taza de café cubano en Cuba puede costar desde aproximadamente 2 CUP, en el caso del café normado por la libreta de abastecimiento, hasta 17 CUP, las marcas de mayor demanda como Cubita y Serrano.

Pero entre las irregularidades y atrasos en la distribución del café normado y el desabastecimiento de la red de comercio, cada día resulta más difícil beberse una taza de café en Cuba.

En este panorama, han encontrado espacio un buen número de marcas extranjeras. Por ejemplo, en las tiendas MLC de la capital cubana, pueden encontrarse café tostado molido natural, de El Corte Inglés, a 5 MLC y, de la empresa española Vima Foods, café molido natural a 3.40 MLC, ambos en paquetes de 250 gramos.

En julio, varios ciudadanos denunciaron en redes sociales que en tiendas de La Habana y Varadero se estaba vendiendo el café estadounidense La llave a 7.50 MLC.

En el mercado informal, las marcas extranjeras más vendidas son La llave, Bustelo y Pilón, las tres producidas en Estados Unidos. Los precios oscilan entre los 900 y los 1 200 pesos cubanos el paquete de 10 onzas (aproximadamente 284 gramos).

En lugares públicos los precios son aún más caros.

¿Qué ocurre con la producción de café en Cuba?

En los últimos años se habla a nivel gubernamental de la recuperación de la producción cafetalera en el país, luego de una caída durante décadas. Cuba pasó de ser uno de los principales países productores del grano en la década del sesenta al setenta, a convertirse en importador, en la búsqueda por satisfacer las necesidades básicas.

Elexis Legrá, director de Café, Cacao y Coco del Grupo Agroforestal, indicó en 2022 al periódico Tribuna que la demanda total del país para la canasta básica es de 24 mil toneladas de café anual, mientras la producción real es de tan solo 10 mil toneladas, menos de la mitad.

En la isla se cultivan dos variedades de café principalmente: el robusta, más fácil de cultivar, más resistente a insectos y con mucha más cafeína; y el arábigo, mucho más afrutado y dulce y más demandado entre los amantes del café.

Según la Resolución 84 de 2021 establecida por el MFP, el precio máximo de acopio que se le paga a los productores de café robusta es de 46 200 CUP la tonelada y de 136 400 CUP por igual cantidad de arábigo.

Los granos de robusta pueden aportar 4 toneladas por hectárea, mientras que los de arábigo, 2.79 toneladas en igual espacio.

Según un reporte del medio IPS, «alrededor del 90 % de la producción nacional de café proviene de las montañas de las cuatro provincias más al este: Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, donde se cultivan las variedades de mayor calidad, debido a la tradición y microclimas de sus ecosistemas».

En la región central lo hacen Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara con el 7 %, y en el occidente las provincias Artemisa y Pinar del Río con el 3 % restante.

Desde 2017, en la isla se trabaja en el Programa de Café en el Llano. Este funciona bajo las bases del Proyecto de Colaboración Cuba-Vietnam, que ha establecido una tecnología para la extensión del café al llano, y tiene como elemento primordial el material genético traído del país asiático.

El propósito del programa es sembrar 7 163 hectáreas de café en polos productivos en diferentes provincias antes de 2030, para así recolectar más de 4 mil toneladas anuales.

En el caso de la capital, según un reporte de febrero de 2022, en el fomento del café en la provincia están involucradas 4 empresas agrícolas, 9 Unidades Empresariales de Base (UEB) y 18 Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), con 87.73 hectáreas dedicadas al café y se estima que el total podría alcanzar las 150 hectáreas.

El medio explicó que, en 2021, la Empresa Agroforestal Habana acopió 1.36 toneladas de café seco, a la vez que sembró 21 hectáreas, de 20 previstas. Además, se creó un vivero provincial, donde se sembró café robusta, injertado con vietnamita y se obtuvieron 52 mil posturas.

El primer secretario del Partido en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, estimó que con solo completar el 30-40 % de las plantas que faltan en los cafetales el país estaría produciendo unas 13 mil toneladas.

A finales de enero de 2023, el Ministerio de Comercio Exterior (Mincex) informó que se habían constituido en todo el país 9 polos productivos especializados para desarrollar el Proyecto de Producción de Café en el Llano, con mayores espacios en Matanzas, Villa Clara y Mayabeque.

Por su parte, en Sancti Spíritus se contabilizan 24 hectáreas sembradas con las variedades vietnamitas y se espera sumar otra docena en el presente año, según datos ofrecidos por el Ministerio de la Agricultura (Minag).

Otra iniciativa, nombrada Más Café, se desarrolla en 78 cooperativas de montaña en 10 municipios del oriente cubano y ha sido acompañada por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie) y la ONG Terra Nuova Perú.

En marzo de 2022 se anunció que el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la Organización de las Naciones Unidas de conjunto con el Gobierno cubano lanzó el Proyecto de Desarrollo Cooperativo Agroforestal (Prodecafé), para contribuir al desarrollo sostenible del sector agroforestal del país y mejorar las condiciones de vida de las familias rurales.

Según la web del FIDA, el costo total del proyecto asciende a 63.65 millones de dólares, de los cuales, 15.5 millones proceden de su bolsillo, 4 millones del ASAP Reprogrammed Funds y 23.65 millones corren a la cuenta del Gobierno cubano. El proyecto, aprobado en 2019, estará activo hasta 2027.

El 6 de febrero de 2023, Granma explicó en el artículo «¿En qué consiste la actualización del programa de desarrollo cafetalero?» que el Gobierno apuesta por la recuperación del sector en los próximos 4 años.

Según explicó Felipe Martínez Suárez, director de la Estación Experimental Agroforestal del municipio montañoso Tercer Frente, se prevé trabajar en 28 mil hectáreas, «de las cuales se dedicarían 19 mil al robusta y alrededor de 9 mil al arábigo que, con los rendimientos estimados, darían 26 500 toneladas de café. La implementación no persigue siembras nuevas, sino rectificar el café, con trabajos de poda de ramas jóvenes y cambios de copas.

Aunque todavía no se ven ningún resultado en la nueva implementación, Martínez Suárez aspira a que puedan cubrirse las 24 mil toneladas del grano del consumo normado para la población, 5 mil para la exportación, otros significativos volúmenes para el consumo social y el comercio interno en MLC, y no menos de 2 mil toneladas para las cafeterías de la red gastronómica nacional.

Pérdidas en el corazón de la industria

Pero no todo se debe a la poca producción de granos. Al interior de la industria, la Tarea Ordenamiento ha causado daños que inciden directamente en las ganancias de las empresas y, por tanto, en el bolsillo de los trabajadores y su motivación por trabajar.

El 26 de febrero de 2023, el periódico Venceremos de Guantánamo publicó un reportaje que aborda las pérdidas de 300 millones de CUP en los dos últimos años de la Empresa como la Procesadora de Café «Asdrúbal López», la principal exportadora del grano en el país.

Según su propio director, Osmel de la Cruz Cala, «se estableció un precio de compra a los productores que es muy superior al precio de venta al consumo nacional, nuestro principal destino».

La tonelada de café robusta representa más de la mitad de la producción de la empresa. En 2022, se destinó principalmente a la producción del Hola. Se compró a los productores por 102 mil CUP y se vendió a las torrefactoras por 70 mil CUP. Si a esta diferencia se le suman otros 20 mil CUP por gastos de procesamiento, transportación, salario, la pérdida solamente en ese año asciende a 52 mil CUP.

Es decir, no existe una correspondencia entre el precio de compra de café a los campesinos y el precio al que puede venderse a las torrefactoras.

En la última cosecha, de las 2 300 toneladas procesadas por la empresa, 497 fueron destinadas a la exportación a 5 mil USD la tonelada. El precio al productor de una tonelada de café arábigo, de primera calidad, es de 228 mil pesos. Pero al aplicar el cambio de 1x24 establecido para las empresas, las ganancias no solo disminuyen, sino que se traducen en las mencionadas pérdidas.

Pero esta no es la única empresa con notables pérdidas. La «Eladio Machín», de Cienfuegos, y la «Luis Bocourt», de Artemisa, se encuentran en situaciones semejantes.

En agosto de 2022, Carlos Espinosa Piedra, director de la procesadora artemiseña, explicó a Cubadebate que «el Estado subió el precio de compra a los productores, sin tener en cuenta la cadena de valores del café, el cual requiere un proceso de tratamiento».

De esta forma, en 2021, la entidad compró la tonelada de café arábico a 149 mil CUP y la vendió a 71 939, y la de robusta, a más de 83 mil y 46 200, respectivamente. «Debido a la notable diferencia de precios en la compra y venta, las pérdidas del año pasado ascendieron a más de 9 millones de pesos», se lamentó el directivo.

Espinosa Piedra, director de la «Luis Bocourt», señaló que la situación influye directamente en los estímulos monetarios de los trabajadores y en las utilidades al cierre de cada trimestre. De un salario promedio planificado de 3 900 CUP, solamente se alcanzó la cifra de 3 270.

El camino para las procesadoras en busca de la rentabilidad ha sido la exportación, a pesar de las desavenencias con el mercado cambiario.

La procesadora artemiseña exportó, hasta agosto de 2022, 36 toneladas hacia Holanda y Japón, 18 de Serrano Superior e igual cantidad de Serrano Lavado. Se planificaba la exportación de 18 toneladas más hasta fin de año.

El buen café para exportar

La Organización Internacional del Café (OIC) reúne al 98 % de los Gobiernos importadores-exportadores de café en todo el mundo.

Según las cifras publicadas por la institución, durante el año agrícola 2019/2020, en Cuba se produjeron 130 mil sacos de 60 kilogramos del grano, aunque el consumo interno en igual período de tiempo fue de 216 mil.

Para 2019, las exportaciones de café eran de 22 mil sacos. Pero el organismo no tiene recogidas las cifras de las importaciones cubanas.

Por su parte, el Observatorio de Complejidad Económica (OEC) registra que en 2020 la exportación total de café fue de 5.07 millones, con Japón, Suiza y Alemania como principales destinos.

En cambio, las importaciones del producto prácticamente triplicaron las exportaciones. Cuba pagó 15.5 millones de dólares por traer café a la isla, principalmente desde México y Brasil.

Según datos compartidos por France 24 en noviembre de 2022, Cuba produjo 11 500 toneladas de café (menos de la mitad de las necesarias para satisfacer la demanda nacional) en 2021 y de este total exportó 1 365.

En agosto de 2022, el medio galo informó que Cuba presentaría cinco marcas de café especial en el IV Congreso Internacional de Café y Cacao que debía celebrarse en octubre de 2022.

Según explicó Ramón Ramos, director científico del Instituto Agroforestal, en el mercado internacional una tonelada de café comercial oscila entre 4 mil y 5 mil dólares. Solamente un kilogramo del especial ha alcanzo un valor máximo de 10 mil dólares, aunque se producen en pequeños lotes.

Para que un café se considere especial, la Asociación de Café Especial (SCA, según sus siglas en inglés) debe otorgarle una puntuación por encima de los 80 puntos en una escala de 100, según las características organolépticas de cada variedad (aroma, acidez, amargor, cuerpo y sabor).

Los granos cubanos recibieron un puntaje por encima de 85, explicó Ramos a la AFP.

El evento, que se realizaría en el marco de la Convención Internacional Agroforestal, Cuba 2022, fue suspendido «debido a situaciones ocasionadas por el paso del huracán Ian por Cuba», según informó en una escueta nota la web de Agroforestal Cuba 2022, y todavía no tiene una nueva fecha.

Desde 2020, el Grupo Empresarial Agroforestal desarrolla en la isla el proyecto BioCubaCafé, de conjunto con la Agencia para el Intercambio Cultural y Económico con Cuba (AICEC) y el Grupo Lavazza, ambas italianas. A través del proyecto, se comercializan a nivel internacional granos de arábigo y robusta producidos en aproximadamente 1 470 hectáreas en 9 municipios montañosos del oriente cubano.

«Se trata del único café orgánico de Cuba, al que se le aplican las técnicas más avanzadas para garantizar y certificar esta cadena de suministro, desarrollando uno de los primeros cafés del mundo con trazabilidad desde el campo hasta la taza, con la tecnología BioCubaCaffeBlockchain», aclaró el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) con motivo del World of Coffee, celebrado por primera vez en Milán, Italia, en junio de 2022.

La embajadora cubana en Italia, Mirta Granda Averhoff, tuiteó que durante el evento se sirvieron 2 200 tazas de café y se realizaron casi 1 700 accesos al código QR de trazabilidad del sistema BioCubaCaffeBlockchain.

El 30 de abril de 2021, la organización Slow Food lanzó la iniciativa Slow Food Coffee Coalition (SFCC) con el objetivo de unir todas las partes de la cadena de producción del café: desde cultivadores hasta consumidores, pasando por tostadores y distribuidores.

Cuba forma parte de los 9 países que conforman el proyecto y que han puesto en marcha un proceso de certificación del café bueno, limpio y justo: el Sistema Participativo de Garantía (Participatory Guarantee System, PGS) a través del BioCubaCafé y su marca de café Reserva de Tierra Cuba.

El 2 de diciembre, durante la I Feria Internacional Empresarial y de Negocios de Productos Biorgánicos, Biocuba 2022, se lanzó al mercado internacional la marca de café Segrá, producido por la Empresa Procesadora de Café «Asdrúbal López», conocida por su grano alto serra, también exportable. Dicha empresa, la mayor exportadora del grano en Cuba, es el primer polo exportador guantanamero autorizado por el Mincex.

También desde la más oriental de las provincias cubanas se anunció la exportación del café San Germán. Con las dos nuevas marcas lanzadas en 2022, Guantánamo suma tres dedicadas exclusivamente al mercado internacional.

Historias al oído trae los mejores textos de elTOQUE narrados en la voz del locutor cubano Luis Miguel Cruz "El Lucho". Dirigido especialmente a nuestra comunidad de usuarios con discapacidad visual y a todas las personas que disfrutan de la narración.
toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Delgada

La verdad q me impresiona su trabajo .les deseo muchos éxitos.. Gracias por brindar tan valiosa información.Me quedé sorprendido.
Delgada

Marisol perrz perrz

Que ha pasado con el cafe en cuba?? Y con la leche? Y el pan? Los medicamentos? El papel higienicooo, por favor. Es vergonzoso
Marisol perrz perrz

Miguel A. Garcia

¿Hasta cuándo se mantendrá el timo de hablar de " subsidios a la canasta basica" de la población. Ni el concepto " Canasta Básica" es en términos económicos lo que se ha querido interpretar " oficialmente" a la población ni es estado subsidia nada que no haya arrancado antes al trabajo de la fuerza laboral cubana. Hace años publiqué un ensayo ( que pretendo actualizar en breve) su titulo es : El timo del salario en Cuba. Se puede acceder on line en cubamatinal.net.
Miguel A. Garcia

Jose luii

Dentro de las medidas no aparece reducción del número de entidades parásitas que lastran el desarrollo no solo del café, sino de la agricultura en general.
Jose luii

Orelvis Sosa Moya

Buenas tardes he leído detenidamente todo este trabajo periodístico y los felicito por la profesionalidad pero le puedo comentar que hay brindado un nivel de desinformación muy Grande por las autoridades, en Cuba no se produce cafe porque no se cumple con los legislados en la 63 medidas en este aspecto. Le hablo con todos los argumentos posibles , soy un productor de posturas de café del municipio de Cifuentes en Villa Clara y todo lo que se habla ahí de la estrategia del café en el llano se ha quedado en planificación y en papeles la realidad es negativa, en dos años se me han perdido más de 10,000 posturas allí porque el sistema que está creado para eso no funciona y la base productiva no tiene ningún tipo de información. Si quieren saber la verdad búscame en mi proyecto y verán la realidad de lo que pasa con los viveristas que queremos emprender ideas para producir postura del café, de hecho ya yo he renunciado a este proyecto porque no hay atención por nadie. Mi proyecto estaba previsto para producir más de 20,000 posturas de café robusta del clon vietnamita y en el municipio mío no hay atención de ningún tipo ni por parte de la empresa provincial en la información veo que en la Habana hay un vivero provincial para producir 30,000 posturas y yo solo quería producir 20,000 y miren como me han matado mi idea en dos años he perdido más de $200,000 por las malas atenciones busquen la verdad en la base no con los directivos que muchas veces lo que hacen es desinformar.
Orelvis Sosa Moya

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR360.00 CUP
1 USD350.00 CUP
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification