Donald Trump

Foto: Alejandro A. Madorrán

Qué piensa un cubano sobre Trump

“El tipo lo ha tenido todo en su vida: jeva cañón, dinero, fiestas y ahora obtuvo la presidencia, sólo los resentidos y los envidiosos no lo celebran”, me dice alguien desde el otro lado del chat de Facebook. Mientras, la pantalla del televisor muestra dos realidades: Donald Trump es presidente de los Estados Unidos y miles de manifestantes en las calles lo repudian. Explicarse un panorama así en un país tan gigantesco e influyente es como entrar en un laberinto.

¿Cómo llega a la cumbre un tipo xenófobo, homófobo, racista, grosero y mediocre?, sólo en un mundo como el nuestro suceden esas cosas, un universo donde la inteligencia, la sensibilidad y el poder creativo ceden ante eternos antivalores: el dinero, la ley del más fuerte, la trampa, el oportunismo. Sí, los norteamericanos no encontraron nada bueno en ninguno de los dos candidatos, simplemente el pueblo no se vio reflejado.

Camino por las calles de Remedios, lugar de 500 años de existencia, y hablo con los viejos, ellos me dicen de la presencia en el pasado de norteamericanos en la villa, de cómo hubo entre ambos países –Cuba y Estados Unidos– esa relación de amor-odio marcada por un viso racista, siendo Remedios una ciudad de mayoría negra abrumadora, toques de tambor, africanías, religiones ancestrales.

¿Qué le dirá Trump a los cubanoamericanos, a los remedianoamericanos?, ¿qué tipo de relación tendrá con este pequeño pueblo que navega en el Caribe?

Tuve una discusión con otro amigo más cercano, uno que vende artesanía en una feria, él aprueba la elección de Trump porque “si el tipo es negociante, sabrá manejar mejor el país que los demás”. Era inútil explicarle que la ley de la competencia y el libre mercado son falacias, que a la cima de un sistema se llega, se llegó y se llegará siempre mediante la extorsión y el engaño, que no hay nada de heroico en presumir de millonario ni coleccionar mujeres-barbies; no, nada de eso edifica ni es propio de un primer ciudadano.

Pienso en Washington y siento respeto ante él, también ante Lincoln, Luther King y otros tantos que construyeron lo que hoy muchos llaman el sueño, un concepto que no está mal pero que se usa de parte de los políticos como señuelo, como carnada para atrapar votantes indecisos. Los remedianos siempre hemos tenido una relación cercana con ese sueño, ese elixir de la eterna juventud que alguien situó en la Florida, ese cáliz que aún buscan muchos lugareños. Para Julio, por ejemplo, el gobierno de Trump es bueno porque quizás reponga la Ley de Pies secos y mojados, “así puedo pirarme en una salida ilegal, lo antes posible”, me dice, apoyado en uno de los laterales de la Iglesia Mayor, mientras hablamos de miles de cosas más.

No he pensado nunca en emprender esa travesía, tampoco me considero resentido ni envidioso, creo en sueños pero no los mezclo con populismo ni falsedades vengan de donde vengan. Trump traspasó las fronteras del respeto y preside la silla principal del país más poderoso del mundo, las predicciones bíblicas acerca de un Anticristo se asemejan mucho al personaje, las cualidades de un dictador populista se avienen con toda la perorata de campaña del magnate inmobiliario. Por más que le doy vueltas al asunto, no veo la democracia ni el sueño en ninguna parte.

“Pero una cosa es con guitarra y otra con violín”, aclara un anciano que vende maní en el parque —él está siempre muy informado en política internacional—, o sea que no significa lo mismo ir como candidato que estar ya electo presidente, se puede decir una cosa y hacer otra, la pelota es redonda y viene en cajas cuadradas. Miro hacia la pantalla de la televisión y oigo las barbaridades que dice Trump y por mucho dinero y mucha “jeva cañón” que tenga no sé, no logro envidiarlo, más bien siento vergüenza ajena por él. Y por todo el sistema que lo eligió.

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR82 CUP
1 USD63 CUP
1 MLC72 CUP
+1
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Neris ramos

Estoy muy ocupada trabajo pero te puedo asegurar que no estas totalmenre correcto
Neris ramos

camarero

trup sale por el sistema electoral, no por voto popular… la clinton obtuvo 3 millones de votos más… o sea, los norteamericanos que votaron no lo hicieron por él en mayoría…
camarero

Jesse Diaz

Amigo Mauricio.. Soy Cubanoamericano, y estoy de acuerdo contigo en el 98 % de tu reportaje, lo encuentro harto elocuente, preciso, bien configurado y explicado 100 %, pero en algo no estoy de acuerdo contigo, el pueblo americano opto y elegio a Hillary, casi cerca de 3 millones de votos avalan lo que digo, para ser mas exactos 2.8, -Camarero esta en lo correcto-; pero en este pais, existe una forma un poco extraña de elegir, solo 538 personas tienen el poder de elegir al nuevo presidente, me refiero al Congreso, que no se por que misteriosa razon optaron por este “ANIMAL” de Trump, quizas pensaron que le podrian poner frenos a un cerdo, un tipo con miles de cosas en contra, como tu mismo dices, para no redundar; un tipo que no sabe nada de nada, y si, solo de inmobiliaria por sus asesores y por sus manager’s, como dato de interes te dejo saber que este individuo, que NO ES MI PRESIDENTE, pues para mi no vale ni tiene nada bueno que señalarle, se ha declarado en bancarrota 4 veces, esto es un indicativo de que NI como comerciante es bueno, esto para que se lo digas a tu amigo que vende artesanias; solo tiene dinero, eso si y en abundancia. Pero por lo que te dije antes y te repito, por que tiene buenos manejadores que hacen el trabajo por el, de otra forma otro gallo cantaria. Dile a Julio, el que piensa que el restaurara la politica de pies secos, pies mojados, que se olvide de eso, o es que en Cuba no se ven las barbaridades que esta haciendo, firmando decretos ejecutivos a derecha e izquierday jugando a ser Dios, creyendo que se las sabe todas; lo bueno de esto es que aqui el Presidente NO tiene poder absoluto y existe la division de Poderes, Gracias a Dios, y los Tribunales no son atados al poder del Presidente, GRACIAS A DIOS, reitero, y ese mismo poder ha sido el que le esta poniendo un poco de freno a este asno con garras, -creo esta frase la he escuchado antes-, el anciano que vende mani en el parque esta en lo cierto, una cosa es ser candidato y otra es ser presidente de esta inmensa y grandiosa nacion, existe legislatura aunque hayamos personas como tu y como yo, que no la entendamos mucho, pero si funciona, creeme. Y no sera hoy ni mañana, pero Trump sera depuesto, es un inepto bueno para nada, para estar sentado en la silla presidencial del pais mas importante del planeta. Excelente trabajo Mauricio, excelente.. Un abrazo.. Jesse
Jesse Diaz

Jesse Diaz

Amigo mio. Con dolor en mi alma, te recuerdo hoy Junio 17, 2017 lo que te dije hace 4 meses atras. Trump por fin hablo respecto a Cuba, quito e impuso nuevas restrinciones a la Isla, pero NADA DE PIES SECOS, PIES MOJADOS. Eso lo sabia y te lo deje’ saber. Aqui vivo y se como se mueven los hilos de las marionetas. Todo lo demas ya esta dicho. Reitero mi acercamiento a Mauricio, autor de este post; coincido contigo en todo. Trump hablo y no fue para hablar nada bueno. Pero nada es eterno en esta vida, y todo se acaba. Con bendiciones miles. Jesse.
Jesse Diaz

Gustavo Rojas

Tu discurso es un poco ambiguo, lo mismo eres contra que revolucionario. Eres como un corcho, flotas en cualquier sustancia. Eres como un nuevo Luis Rogelio Nogueras.
Gustavo Rojas
boletin_elTOQUE
eltoque_logo
Donald Trump

Foto: Alejandro A. Madorrán

Qué piensa un cubano sobre Trump

“El tipo lo ha tenido todo en su vida: jeva cañón, dinero, fiestas y ahora obtuvo la presidencia, sólo los resentidos y los envidiosos no lo celebran”, me dice alguien desde el otro lado del chat de Facebook. Mientras, la pantalla del televisor muestra dos realidades: Donald Trump es presidente de los Estados Unidos y miles de manifestantes en las calles lo repudian. Explicarse un panorama así en un país tan gigantesco e influyente es como entrar en un laberinto.

¿Cómo llega a la cumbre un tipo xenófobo, homófobo, racista, grosero y mediocre?, sólo en un mundo como el nuestro suceden esas cosas, un universo donde la inteligencia, la sensibilidad y el poder creativo ceden ante eternos antivalores: el dinero, la ley del más fuerte, la trampa, el oportunismo. Sí, los norteamericanos no encontraron nada bueno en ninguno de los dos candidatos, simplemente el pueblo no se vio reflejado.

Camino por las calles de Remedios, lugar de 500 años de existencia, y hablo con los viejos, ellos me dicen de la presencia en el pasado de norteamericanos en la villa, de cómo hubo entre ambos países –Cuba y Estados Unidos– esa relación de amor-odio marcada por un viso racista, siendo Remedios una ciudad de mayoría negra abrumadora, toques de tambor, africanías, religiones ancestrales.

¿Qué le dirá Trump a los cubanoamericanos, a los remedianoamericanos?, ¿qué tipo de relación tendrá con este pequeño pueblo que navega en el Caribe?

Tuve una discusión con otro amigo más cercano, uno que vende artesanía en una feria, él aprueba la elección de Trump porque “si el tipo es negociante, sabrá manejar mejor el país que los demás”. Era inútil explicarle que la ley de la competencia y el libre mercado son falacias, que a la cima de un sistema se llega, se llegó y se llegará siempre mediante la extorsión y el engaño, que no hay nada de heroico en presumir de millonario ni coleccionar mujeres-barbies; no, nada de eso edifica ni es propio de un primer ciudadano.

Pienso en Washington y siento respeto ante él, también ante Lincoln, Luther King y otros tantos que construyeron lo que hoy muchos llaman el sueño, un concepto que no está mal pero que se usa de parte de los políticos como señuelo, como carnada para atrapar votantes indecisos. Los remedianos siempre hemos tenido una relación cercana con ese sueño, ese elixir de la eterna juventud que alguien situó en la Florida, ese cáliz que aún buscan muchos lugareños. Para Julio, por ejemplo, el gobierno de Trump es bueno porque quizás reponga la Ley de Pies secos y mojados, “así puedo pirarme en una salida ilegal, lo antes posible”, me dice, apoyado en uno de los laterales de la Iglesia Mayor, mientras hablamos de miles de cosas más.

No he pensado nunca en emprender esa travesía, tampoco me considero resentido ni envidioso, creo en sueños pero no los mezclo con populismo ni falsedades vengan de donde vengan. Trump traspasó las fronteras del respeto y preside la silla principal del país más poderoso del mundo, las predicciones bíblicas acerca de un Anticristo se asemejan mucho al personaje, las cualidades de un dictador populista se avienen con toda la perorata de campaña del magnate inmobiliario. Por más que le doy vueltas al asunto, no veo la democracia ni el sueño en ninguna parte.

“Pero una cosa es con guitarra y otra con violín”, aclara un anciano que vende maní en el parque —él está siempre muy informado en política internacional—, o sea que no significa lo mismo ir como candidato que estar ya electo presidente, se puede decir una cosa y hacer otra, la pelota es redonda y viene en cajas cuadradas. Miro hacia la pantalla de la televisión y oigo las barbaridades que dice Trump y por mucho dinero y mucha “jeva cañón” que tenga no sé, no logro envidiarlo, más bien siento vergüenza ajena por él. Y por todo el sistema que lo eligió.

Mauricio Escuela
Si tengo que definirme, digo junto a Nietzche: humano, demasiado humano, también confieso que soy periodista, luego existo. Nacido en San Juan de los Remedios, una villa cubana tan vieja que ya perdió la memoria, creo en las utopías para marcarme un camino, pero soy consciente de las sombras que acompañan a las luces. Escribo para explicarme a mi mismo muchas cosas. Sin ser filósofo, asumo el mundo en su complejidad desde la perspectiva de un joven cubano.
mauricio-escuela

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Neris ramos

Estoy muy ocupada trabajo pero te puedo asegurar que no estas totalmenre correcto
Neris ramos

camarero

trup sale por el sistema electoral, no por voto popular… la clinton obtuvo 3 millones de votos más… o sea, los norteamericanos que votaron no lo hicieron por él en mayoría…
camarero

Jesse Diaz

Amigo Mauricio.. Soy Cubanoamericano, y estoy de acuerdo contigo en el 98 % de tu reportaje, lo encuentro harto elocuente, preciso, bien configurado y explicado 100 %, pero en algo no estoy de acuerdo contigo, el pueblo americano opto y elegio a Hillary, casi cerca de 3 millones de votos avalan lo que digo, para ser mas exactos 2.8, -Camarero esta en lo correcto-; pero en este pais, existe una forma un poco extraña de elegir, solo 538 personas tienen el poder de elegir al nuevo presidente, me refiero al Congreso, que no se por que misteriosa razon optaron por este “ANIMAL” de Trump, quizas pensaron que le podrian poner frenos a un cerdo, un tipo con miles de cosas en contra, como tu mismo dices, para no redundar; un tipo que no sabe nada de nada, y si, solo de inmobiliaria por sus asesores y por sus manager’s, como dato de interes te dejo saber que este individuo, que NO ES MI PRESIDENTE, pues para mi no vale ni tiene nada bueno que señalarle, se ha declarado en bancarrota 4 veces, esto es un indicativo de que NI como comerciante es bueno, esto para que se lo digas a tu amigo que vende artesanias; solo tiene dinero, eso si y en abundancia. Pero por lo que te dije antes y te repito, por que tiene buenos manejadores que hacen el trabajo por el, de otra forma otro gallo cantaria. Dile a Julio, el que piensa que el restaurara la politica de pies secos, pies mojados, que se olvide de eso, o es que en Cuba no se ven las barbaridades que esta haciendo, firmando decretos ejecutivos a derecha e izquierday jugando a ser Dios, creyendo que se las sabe todas; lo bueno de esto es que aqui el Presidente NO tiene poder absoluto y existe la division de Poderes, Gracias a Dios, y los Tribunales no son atados al poder del Presidente, GRACIAS A DIOS, reitero, y ese mismo poder ha sido el que le esta poniendo un poco de freno a este asno con garras, -creo esta frase la he escuchado antes-, el anciano que vende mani en el parque esta en lo cierto, una cosa es ser candidato y otra es ser presidente de esta inmensa y grandiosa nacion, existe legislatura aunque hayamos personas como tu y como yo, que no la entendamos mucho, pero si funciona, creeme. Y no sera hoy ni mañana, pero Trump sera depuesto, es un inepto bueno para nada, para estar sentado en la silla presidencial del pais mas importante del planeta. Excelente trabajo Mauricio, excelente.. Un abrazo.. Jesse
Jesse Diaz

Jesse Diaz

Amigo mio. Con dolor en mi alma, te recuerdo hoy Junio 17, 2017 lo que te dije hace 4 meses atras. Trump por fin hablo respecto a Cuba, quito e impuso nuevas restrinciones a la Isla, pero NADA DE PIES SECOS, PIES MOJADOS. Eso lo sabia y te lo deje’ saber. Aqui vivo y se como se mueven los hilos de las marionetas. Todo lo demas ya esta dicho. Reitero mi acercamiento a Mauricio, autor de este post; coincido contigo en todo. Trump hablo y no fue para hablar nada bueno. Pero nada es eterno en esta vida, y todo se acaba. Con bendiciones miles. Jesse.
Jesse Diaz

Gustavo Rojas

Tu discurso es un poco ambiguo, lo mismo eres contra que revolucionario. Eres como un corcho, flotas en cualquier sustancia. Eres como un nuevo Luis Rogelio Nogueras.
Gustavo Rojas

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE