eltoque_logo
Un diagnóstico para la honestidad

Foto. Iris C. Mujica

Un diagnóstico para la honestidad

El paciente estaba en la cama con el dolor reflejado en el rostro. Noris Castellón, estudiante de quinto año de medicina, apenas pudo responder una de las tantas preguntas que enunció el profesor sobre el caso. Perpleja, se sumó al fuego de “piedras” lanzadas por sus compañeros que trataban de acertar un diagnóstico. Minutos después continuó el recorrido. Noris sintió vergüenza.

“Ese día, a un año y pocos meses de graduarme, decidí colgar con sinceridad mi bata blanca. En el fondo sabía qué hacía lo correcto. Dos compañeros de mi curso inventaron razones para pedir licencia y probar otras cosas. Dudo que regresen. Ninguno estuvo centrado en la medicina de verdad. Personalmente, ya tenía elementos para abandonar. No me gustaba ninguna especialidad y la desmotivación me consumió. Tampoco me veía haciendo guardia y dedicándole todo el tiempo a esta profesión.”

Pudiera parecer un caso aislado, pero su decisión (y la de sus otros dos colegas) no han dejado de sorprender a los profesores de la pequeña filial de Ciencias Médicas, que existe en el municipio de Placetas. Según la profesora asistente, Kenia Castellón Pérez por lo general los estudiantes abandonan en los primeros dos años de la carrera: “En 5to todavía las expectativas se mantienen altas porque estás a punto de graduarte y empiezas a enfocarte en una especialidad. Ya el alumno ha vivido dentro del hospital y realizado horas de guardia. En este preciso momento si uno abandona debe preocupar, pero si son tres evidentemente algo anda mal.”
Noris Castellón,la peluquería está mejor remunerada que la medicina. Foto: Iris C. Mujica

noris-castellon-medico-y-peluquera.jpg

Foto: Iris C. Mujica

Noris ha asumido su decisión sin ninguna vergüenza. “Es muy rico ser profesional, tener un título, sentirse útil para la sociedad. Unos se conforman con eso. Yo preciso de otras cosas, quizás no las más importantes, pero sí las más necesarias. Para estar bien conmigo misma tenía que elegir un camino: la medicina o la peluquería”.

Ni con 1200 pesos mensuales de salario como doctora podría mantener una familia.

“La peluquería me ofrece otra posibilidad, en diciembre, un mes de muchos clientes, gané 400 CUC. ¿Ves la diferencia?”

La medicina y el magisterio son dos pilares fundamentales de la sociedad cubana. Para muchos de sus profesionales, ambas necesitan de la vocación para no traicionar su propia esencia.

“Se ve de todo. Desde el que carece de vocación y no puede ver sangre hasta el varón que entra para evitar el Servicio Militar. Uno estudia algo porque le gusta, no por embullo, decisión familiar o porque tengas bajo promedio y te llegue como última opción. Esta profesión lleva mucha entrega y sacrificio”.

Debes estar consciente de que vas a quemarte las pestañas, si no posees ese deseo no termines porque serás un mal médico. Quien piensa ejercer no puede ver la medicina como algo secundario”, se reitera a sí misma, para fortalecer sus razones.

“De mi año, la gran mayoría, no se ve como médico, ni le prestan la atención necesaria a los estudios. Terminan la carrera con el interés de salir de Cuba en una misión médica que les permita construir sus casas, mejorar su estado económico o tener un carro”.

Hoy existen más de 50 mil galenos cubanos contratados en al menos 55 países. Solo en Brasil, vinculados al programa “Mais Médicos”, laboran 11 mil de ellos.
Estudiantes de medicina

estudiantes-de-medicina-cubanos.jpg

Foto. Iris C. Mujica

Semejante número también incide en la calidad de la enseñanza de la medicina, y en el desarrollo de buenos ejemplos o mayor motivación entre los alumnos.

La salida de Noris, y de sus dos colegas de estudio, preocupa a los profesores de su municipio, médicos ellos mismos, orgullosos de la cultura que se va heredando de un facultativo a otro. Frank Rodríguez, un especialista de primer grado en cirugía, quien condensa las preocupaciones:

“Las razones por las que eligen la carrera no son las correctas. No pasar el servicio militar, disfrutar un salario mejor que la mayoría, cumplir una misión internacionalista que les arregle las finanzas no deben ser motivos. Los más honestos son los que abandonan. Otros, también sin vocación, se gradúan y acaban. Esto no es una carrera romántica. El motivo verdadero debe ser la vocación. La medicina es una actitud ante la vida, no una forma de ganarse la vida.”

Emilio L. Herrera
Graduado de periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. Me apasiona el periodismo retrospectivo, la lectura y el estudio de las técnicas literarias. Creo en el poder de la narrativa para contar historias. Deseo cumplir con Benjamín Franklin cuando dijo: “Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse”. Benditas palabras que hoy no pude cumplir, pero mañana aparecerá otra oportunidad para poder intentarlo de nuevo.
emilio-l-herrera

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rodrigo Peñaloza

Es interesante el articulo. Gracias por permitirnos conocer parte de la realidad cubana. Somos admiradores del pueblo cubano. De su heroismo y de los nuevoa retos que enfrentan ante estos cambios., que amanzan a la isla
El caso de la vocacion de los estudiantea de medicina ea interesante. Por el nivel aademico y de preparacion que tienen las univeraidades cubanas en estas areas. Medicina. Y tambien en educacion
En contraste. En Mexico loa estudiantea de medicona en general ingresan pensandp en hacwr una especialidad y ejercer la medicina privada, y con ello adquiri un nivel economico elevado. Las mas solicitadas son: ginecologia. Traumatologia. Anesteciogiq. Otorrinolaringologia.
Por dar algunoa ejemplos
El caso de los maestros es diferente mas en estos momentos en qie el sindicato de maestros disidentes se encuentra en paro indedinido
La profesión de maeatros era muy solicitada. No por vocación sino por que se tenia asegurado el empleo y obviamente un salario seguro
En este año 2016. Fueron pocos los jovenea que solicitaron eata carrera. Motivo?
Ya no hay seguridad. De empleo
Ahora. Quienes lo hicieron es por vocacion
Saludoa fraternos a la pagina
Soy profesor de enseñamA de nivel medio superior. En el estaso oaxaca Mexico
Rodrigo Peñaloza

Rodrigo Peñaloza

Es interesante el articulo. Gracias por permitirnos conocer parte de la realidad cubana. Somos admiradores del pueblo cubano. De su heroismo y de los nuevoa retos que enfrentan ante estos cambios., que amanzan a la isla
El caso de la vocacion de los estudiantea de medicina ea interesante. Por el nivel aademico y de preparacion que tienen las univeraidades cubanas en estas areas. Medicina. Y tambien en educacion
En contraste. En Mexico loa estudiantea de medicona en general ingresan pensandp en hacwr una especialidad y ejercer la medicina privada, y con ello adquiri un nivel economico elevado. Las mas solicitadas son: ginecologia. Traumatologia. Anesteciogiq. Otorrinolaringologia.
Por dar algunoa ejemplos
El caso de los maestros es diferente mas en estos momentos en qie el sindicato de maestros disidentes se encuentra en paro indedinido
La profesión de maeatros era muy solicitada. No por vocación sino por que se tenia asegurado el empleo y obviamente un salario seguro
En este año 2016. Fueron pocos los jovenea que solicitaron eata carrera. Motivo?
Ya no hay seguridad. De empleo
Ahora. Quienes lo hicieron es por vocacion
Saludoa fraternos a la pagina
Soy profesor de enseñamA de nivel medio superior. En el estaso oaxaca Mexico
Rodrigo Peñaloza

Gregorio

“La peluquería me ofrece otra posibilidad, en diciembre, un mes de muchos clientes, gané 400 CUC. ¿Ves la diferencia?”Claro Noris Castellón ademas de que hay cosecha todo el año.
Aprovecho para enviarle un Saludo Amistoso a Carlitos: Aprieta y no dejes que el Sika entre en la isla; recuerda que perder una batalla, no es perder la guerra.
Alejado de “las mieles del poder”, Carlos Lage se dedica a luchar contra el mosquito
http://www.14ymedio.com/nacional/Alejado-Carlos-Lage-luchar-mosquito_0_2007999190.html
Gregorio

Jorge Luis

Realmente no estoy de acuerdo con muchas de las cosas exprezadas en este articulo, primeramente aclaro que hace muchos años para cursar una carrera universitaria en Cuba sea cual fuere los varones tienen que pasar el servivio militar obligatorio durante 1 año y luego entrar a la universidad. La carrera de medicina no la estudia todo el que quiere,se requiere de examnes de ingreso y de una motivacion por servir al enfermo,no se graduan medicos como sembrar tabaco. Sean serios y documentense bien antes de escribir un articulo,Cuba es un logro en sus medicos y su medicina probado y demostrado internacionalmente.
Jorge Luis

Jorge Luis

Realmente no estoy de acuerdo con muchas de las cosas exprezadas en este articulo, primeramente aclaro que hace muchos años para cursar una carrera universitaria en Cuba sea cual fuere los varones tienen que pasar el servivio militar obligatorio durante 1 año y luego entrar a la universidad. La carrera de medicina no la estudia todo el que quiere,se requiere de examnes de ingreso y de una motivacion por servir al enfermo,no se graduan medicos como sembrar tabaco. Sean serios y documentense bien antes de escribir un articulo,Cuba es un logro en sus medicos y su medicina probado y demostrado internacionalmente.
Jorge Luis

Eduardo

que es más sabroso. Sin comentarios. La entrevista iba bien hasta que hablaste de lo que ganas en la peluquería.
Eduardo

Yasiel

Poquito, fuerte y caliente se toma el café en cuba. Es una lástima que ya todos prefieran tomarlo a la americana mucho y aguado. Los cubanos nos caracterizamos culturalmente por no tomar el rábano por las hojas, por disparar a quema ropa contra lo mal hecho pero nos hemos automutilado la valentía y la determinación. Jorge Luis no conozco tu profesión pero yo soy médico y se de lo que trata el artículo. Si creo que más que buscar la esencia de tan complejo fenómeno queda en lo anecdótico y descriptivo. No por eso le resto valor al joven periodista, más que eso aplaudo a la nueva forma de hacer y de hacer el bien por nuestro querido país.
Ser médico en Cuba ha pasado de ser un honor, como debe ser, de sentirse orgulloso por haber nacido profesional comprometido con el bien estar del ser humano en las aulas de nuestras prestigiosas universidades de las ciencias médicas para devenir en desventaja social.Voy a hablar desde la perspectiva de un galeno recién graduado que Si ama su profesión. En los primeros años de la carrera no se tiene la menor idea de lo que significa ser médico, una vez que un estudiante de tercer año entra a un hospital todo cambia. Desandando los pasillos de esas instituciones no solo se aprende de la ciencia de sanar sino también del olor a enfermedad, la complejidad de la práctica médica, las grandes probabilidades del fracaso no importa el grado de preparación que se tenga, del sacrificio necesario para ser un profesional al menos decente y se siente entonces inevitablemente el olor, color y sabor de la muerte en el sentido más literal de la expresión. A todo eso uno se acostumbra. En ese peregrinar también se conoce a ese ser humano y cubano al llaman Doctor, no importa el grado científico. Esos que ya están consumados en su labor que nos transmiten conocimientos y trampas para tratar de ganarle el juego a la muerte en la medida de lo posible. AL conocerlos conocemos de su frustración en la esfera personal y de a poco los comprendemos mejor mientras nos acercamos a convertirnos nosotros mismos en ellos. Para estudiar medicina hay que estar dispuesto a asumir todos esos sacrificios que las demás profesiones no conocen porque es como estudiar un coctel de todas las condiciones que sufren nuestros profesionales honestos agudizadas por la responsabilidad, la urgencia de nuestras decisiones, el trabajo directo con los seres humanos, labor de alto riesgo biopsicosocial. Hay que estar dispuesto salir de guardia si tienes suerte a las doce de la mediodía confiando en la buena voluntad de ese ser humano que no solo es tu objeto de estudio y medio de sustento sino también la razón de miles de horas de desvelo. Con esa ingenuidad de todos los días pero con mucho más sueño y cansancio elevamos el brazo con el gesto de costumbre a un lado de la carretera t pasan las horas y la bata blanca sigue bajo el sol. ¿Ya se siente la frustración o se necesitan más detalles? Para entender algo hay que vivirlo. Solo describo, las causas son muy complejas, exhorto a los periodistas a que escriban al respecto. Solo los que están dispuestos a sacrificarse en vano, los interesados el la “Misión internacionalista” o los ingenuos llevan a término tan honorable carrera. La realidad es compleja pero en mi peregrinar por Venezuela y luego por Colombia he aprendido mucho y puedo afirmar que Cuba es un paraíso, depende de los jóvenes cubanos cambiar lo que debe ser cambiado, sustituir a tiempo a quienes están en las capas medias y altas de la administración no para destruir el proceso como quieren algunos estúpidos anexionistas sino para elevar a la máxima expresión el proceso humanista. No se trata de cambiar los objetivos y menos los principios, se trata de cambiar los métodos. Poner una vez más al hombre, que es decir al pueblo, en el centro del proceso y no vivir por defender a la Revolución como ente intangible e inamovible.
Vivimos en tiempos de inteligencia y no de caprichos. Es tiempo de hacer alianzas y no amistades, cuando se habla de política esa es la forma de actuar. Los problemas no se pueden esconder, hay que exponerlos y debatirlos con sinceridad, respeto y la mayor objetividad posible.
Yasiel

Anónimo

Realmente para ejercer como médico o profecional de la medicina lo primero que se necesita es la vocación y no importa lo cerca o lejos que estes de lograrlo para colgar la bata cuando comprendes que no es lo tuyo. La medicina en Cuba es una profeción altamente sacrificada y comprometida de por vida donde tienes que aportar dedicación y entrega a tiempo completo.
Noris es muy joven y tien un futuro por delante en lo que se proponga ya sea la peluquería o cualquier otra profeción. Considero que tomó la decisión correcta.
Anónimo

jesús silvio

Realmente para ejercer como médico o profecional de la medicina lo primero que se necesita es la vocación y no importa lo cerca o lejos que estes de lograrlo para colgar la bata cuando comprendes que no es lo tuyo. La medicina en Cuba es una profeción altamente sacrificada y comprometida de por vida donde tienes que aportar dedicación y entrega a tiempo completo.
Noris es muy joven y tien un futuro por delante en lo que se proponga ya sea la peluquería o cualquier otra profeción. Considero que tomó la decisión correcta.
jesús silvio

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE