Foto: Jessica Dominguez

Foto: Jessica Dominguez

Cuba y el «daño colateral» de la guerra ruso-ucraniana

4 / marzo / 2022

Dos días antes del comienzo de la guerra en Ucrania, la cámara baja del parlamento ruso, la Duma, aprobó prorrogar hasta 2027 los pagos de los préstamos otorgados a Cuba.

«Entre 2006 y 2019, Rusia ofreció a Cuba créditos de exportación por un valor de 2 300 millones de dólares para financiar proyectos en la esfera de la energía, la industria metalúrgica y el transporte, así como para el suministro de mercancías necesarias para el desarrollo de la economía de la isla», recordó la cadena alemana DW en su reporte desde Moscú. En 2015 ambos países habían acordado la condonación del 90 % de la deuda contraída por La Habana en tiempos de la Unión Soviética, ascendente a 35 000 millones de dólares.

Desde el primer semestre de 2020 la isla prácticamente había suspendido los pagos de esos créditos, forzada por un nuevo período de contingencia económica y el impacto de la COVID-19. A los 57 millones de dólares que Cuba debía haber transferido a Rusia antes de finalizar 2021, se sumarán ahora otros 11 millones bajo la condición de recargo, pero con tramos de pago más asequibles, fundamenta la norma parlamentaria.  

Por las fechas en que se discutía el proyecto, pasó por La Habana el vice primer ministro ruso, Yuri Borísov. Venía de visitar Caracas y Managua y, como sucedería también en Cuba, se brindaron pocos detalles sobre los motivos de su viaje.  

Más publicitada fue la visita, una semana después, del presidente de la Duma, Viacheslav Volodin. Atendiendo al momento de su llegada el miércoles 23 de febrero, pareciera que el funcionario tomó su vuelo hacia la isla apenas terminó la sesión parlamentaria en la que se aprobó la prórroga de los pagos cubanos. Esa noche, por las mismas horas en que se iniciaba el ataque a Ucrania, se encontraba reunido con el presidente Miguel Díaz-Canel en el Palacio de la Revolución.

Al día siguiente Volodin voló a Nicaragua para encontrarse con el presidente Daniel Ortega, y el 25 de febrero emprendió un largo viaje de regreso a Moscú, en el que debió acercarse al Círculo Polar Ártico luego de que Suecia y Finlandia le impidieran sobrevolar su espacio aéreo.

La reseña de su gira oficial publicada por la prensa rusa incluye una declaración suya agradeciendo a los liderazgos de Cuba y Nicaragua por el reconocimiento de la DNR y la LNR (las repúblicas populares de Donersk y Lugansk). Cuba no ha emitido notas oficiales al respecto, y Nicaragua se ha limitado a respaldar el derecho del Kremlin a reconocer ambas entidades.

Una relación estrecha, de futuro incierto

Desde mediados de los 2000 Rusia ha venido recuperando parte de la antigua influencia soviética en Cuba. A partir de 2013, tras el establecimiento de una nueva política migratoria por el entonces presidente Raúl Castro, la nación eslava se convirtió, además, en uno de los principales destinos para los cubanos. La exención de visa para estancias de hasta 90 días facilitó las cosas para quienes viajan como «mulas» y para quienes desean migrar hacia países de la Unión Europea o Estados Unidos.

En la isla, el complejo metalúrgico Antillana de Acero, cuatro nuevos bloques de generación de las termoeléctricas de Santa Cruz del Norte y Mariel, y un pozo de perforación horizontal situado en la costa norte de Mayabeque se cuentan entre las principales inversiones impulsadas por el Gobierno de Moscú o sus empresarios afines. Algunos de esos proyectos han alargado sus plazos de ejecución debido a las dificultades financieras de ambos países. Otros, como el relativo a la modernización de la infraestructura ferroviaria, se suspendieron durante la pandemia, «hasta que la situación se haya estabilizado». Pero incluso en esos casos, los recursos que se habían transferido sirvieron para la compra de decenas de locomotoras o el mantenimiento de centrales eléctricas como las de Nuevitas y Santiago de Cuba.

Entre 2015 y 2019 el comercio bilateral casi se triplicó, hasta superar los 550 millones de pesos anuales. Moscú lleva años ubicándose en el sexto o séptimo puesto de la lista de los principales socios comerciales de Cuba. Todavía en 2020, a pesar de la pandemia y la contracción de las exportaciones cubanas hacia Rusia (apenas 7.4 millones de pesos), el intercambio entre ambos países rondó los 327 millones. Y en los primeros diez meses de 2021 se habría mantenido sobre los 100 millones dólares, estimó en enero último el corresponsal del diario El País en La Habana, Mauricio Vicent.   

Las sanciones recién dictadas contra el Banco Central de Rusia y otras instituciones financieras pudieran poner fin a esa relación, o entorpecerla considerablemente.

La congelación de los activos extranjeros de su banco central supone para el Kremlin la probable pérdida de 630 000 millones de dólares. Es una medida «diseñada para empujar a toda Rusia a una recesión lo más profunda posible», comentó Faisal Islam, editor de economía de la cadena británica BBC. En esas circunstancias, no solo la colaboración civil, sino también la militar —mantenida discretamente desde finales de la década de los 2000— se avizoran difíciles de llevar adelante.

¿Jaque mate al turismo y las «mulas»?

A raíz del cierre del espacio aéreo de la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos a los aviones privados y comerciales de Rusia, y una decisión equivalente tomada por Moscú en contra de 36 naciones, las corporaciones Aeroflot y Azur Air anunciaron la cancelación de sus vuelos a Cuba.

En principio, Aeroflot ha extendido su moratoria hasta el 29 de marzo, mientras que Azur Air evitó plantear fechas y declaró que solo organizará los viajes de los pasajeros que necesitan volver desde América Latina. La Asociación de Turoperadores de Rusia estima que hasta 8 000 turistas de esa nacionalidad se encuentran en Cuba.

Nord Wind anunció este martes el envío de vuelos para retornar a los rusos varados en Cuba, y que en esos viajes podrán venir cubanos que se encuentran allá, pero luego de esas operaciones sigue siendo una incógnita la viabilidad del largo puente aéreo que ahora deben tomar los aviones para evitar el espacio eurocomunitario.

La pandemia convirtió al turismo ruso en el sostén fundamental de la industria del ocio en Cuba, de las más importantes para la economía nacional. Al punto de representar el 39.9 % de los visitantes extranjeros que arribaron a la isla el año pasado: 146 151 vacacionistas rusos se contabilizaron durante esos meses, por 68 944 canadienses y 52 804 cubanos emigrados. En 2016 los turistas llegados desde el gigante eslavo sumaban 65 386 (1.6 % del total de entonces).

Aprovechando la demanda de sus nacionales y de los cubanos, aerolíneas como Aeroflot, Azur Air y Nord Wind experimentaron una recuperación «pospandémica» más rápida que sus competidoras de otros países, en cuanto al número de viajes hacia Cuba. Un resumen elaborado por el equipo de DeFacto cifra en 544 el número de vuelos realizados entre Rusia y Cuba durante 2019. Al año siguiente las restricciones sanitarias hicieron descender dichas conexiones a 202, pero en 2021 (hasta octubre) sumaban 474. La tendencia continuó en los dos primeros meses de 2022, con 121 vuelos que desde ese destino arribaron a los aeropuertos de La Habana, Varadero y Jardines del Rey.

En abril de 2020 el diario español El País citó fuentes migratorias rusas para asegurar que alrededor de 25 000 cubanos viajaban cada año al gigante euroasiático. La COVID-19 redujo solo temporalmente dicho flujo.

Las sanciones dictadas en los últimos días arrojan una sombra de duda sobre el futuro del turismo ruso, tanto por los incrementos en los costos de operación de las aerolíneas, como por las dificultades económicas que se generarán al interior de ese país en los próximos meses. También se verá afectado el comercio informal, al no contar con el suministro que le aportaban las «mulas» llegadas de Rusia.

Precios más altos para las materias primas

La incertidumbre bélica y las sanciones adoptadas por Bruselas y Washington han tenido como principal consecuencia un incremento del precio de los combustibles, al que previsiblemente seguirá el de la energía. La tendencia se mantendrá en el futuro cercano, con previsiones de más de un 3 % de aumento en el valor de crudos como el Brent del Mar del Norte, durante marzo, y compras multimillonarias de gas estadounidense por parte de Europa.   

Las subidas del combustible impactarán con fuerza en los alimentos. El mismo día de la invasión, el trigo alcanzó su mayor precio desde 2012. «Independientemente de adónde vayan exactamente los productos alimenticios, claramente hay una escasez general en el mundo, entonces el precio aumentará», explicó a la CNN Ben May, director de investigación macroeconómica global de Oxford Economics.

Son de las peores noticias que pudiera recibir Cuba, que importa en torno al 80 % de los alimentos que consume.

Las sanciones «son tan robustas que tendrán impacto sobre aquellos Gobiernos que tienen afiliaciones económicas con Rusia», ha considerado Juan González, el director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental. «Y eso es por diseño. O sea, que Venezuela va a comenzar a sentir esa presión, Nicaragua va a sentir esa presión, al igual que Cuba. Al final, lo que buscamos son cambios políticos también en esos países», reconoció.


TAMBIÉN TE SUGERIMOS:



Promo DeFactoBot.jpg



 

Amaury Valdivia
Licenciado en Periodismo por la Universidad Central de Las Villas (2009), Máster en Comunicación Social por la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz (2016). Reportero hasta 2018 del periódico Adelante, en Camagüey. Reportero de elTOQUE, colaborador de otros medios digitales de Cuba y otros países.
a-m-valdivia

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Román

Lo lamento por tu capacidad de gurú, pero la realidad ha demostrado que quiénes estgán sufriendo las sanciones...son los pueblos de los gobiernos que las impusieron. La guerra sigue, Rusia va ganando y Europa se la va a tener que mam...por perrito faldero de USA.
José Román

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR199.00 CUP
-0.5
1 USD200.00 CUP
1 MLC196.00 CUP
+1
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test