eltoque_logo
Foto: Sadiel Mederos/elTOQUE.

Foto: Sadiel Mederos/elTOQUE.

Cuba viola reglamento internacional al cobrar una tasa sanitaria a viajeros

Desde el 14 de noviembre es oficial que los viajeros que arriben a Cuba deben haber pagado a su aerolínea, como un extra en el momento de la compra del boleto, una tasa sanitaria de 30 USD —o su equivalente en cualquier otra moneda libremente convertible—. Según la Resolución 293/2020, la tasa incluye la realización de un PCR a la llegada y de otro a los cinco días de estancia en el territorio nacional. Este último no se les realiza a los extranjeros, solo a los residentes cubanos.

En uno de los “Por Cuanto” de esa normativa, se explica que: El “Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005)” en vigor desde el 15 de junio de 2007, del cual Cuba es signataria, en su artículo 40 regula lo referido al cobro de tasas por las medidas sanitarias relativas a viajeros”.

El artículo 40 del Título vii —al que la resolución cubana hace referencia—, indica que si los viajeros no pretenden obtener residencia temporal o permanente no percibirán tasa alguna “por los exámenes médicos previstos en el presente Reglamento, ni por ningún examen suplementario que pueda exigir el Estado Parte de que se trate para conocer el estado de salud del viajero examinado”. Basada en este Reglamento la resolución de Cuba viola el Reglamento Sanitario Internacional.

El Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) coinciden en que “los costes relacionados con las medidas de salud pública destinadas a mitigar la propagación de enfermedades contagiosas, como la introducción de un enfoque coordinado basado en la aplicación de pruebas de diagnóstico, deben ser asumidos por los Gobiernos nacionales”.

En línea con el Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en octubre ambos organismos de la aviación civil emitieron un comunicado conjunto en el cual reclaman ayuda urgente a la industria global para la recuperación.

La crisis de la pandemia produjo una estrepitosa caída de las operaciones aeronáuticas y, en consecuencia, una compleja situación económica en las aerolíneas.

“Por esa razón, los costos adicionales de las disposiciones sanitarias exigidas por las autoridades de los países deben ser asumidos por los Gobiernos como recomienda la OMS”, explicó Alexander Juniac, director general y ejecutivo de IATA. “Eso permitirá a la industria concentrar los escasos recursos en volver a conectar el mundo y aumentar la recuperación económica”.

Cuba no es el único país que ha aplicado tasas sanitarias que deben ser cobradas o asumidas por las empresas aéreas. En junio pasado, España emitió el Real Decreto Ley 21/2020, el cual autoriza a AENA —empresa pública española que gestiona los aeropuertos— a sumar a las tarifas de las aerolíneas los costes por el control de la COVID-19.

Las Asociación de Líneas Aéreas se opuso a esta indicación al considerar que una subida de tarifas y trasladar los costes a las compañías y, por ende, a los viajeros, pondrá en riesgo miles de puestos de trabajo y será un freno para la recuperación del sector.

“Las aerolíneas y los aeropuertos están juntos en esto. Cuanto más estables financieramente nuestros socios aeroportuarios, más pueden ayudar a la industria a impulsar una recuperación en los viajes aéreos que impulsará la economía global”, dijo Alexandre de Juniac.

A diferencia de Cuba y España, en Paraguay la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC) exoneró a las líneas aéreas del pago de cuatro tasas a partir del 21 de octubre y por seis meses, para estimular los vuelos y reiniciar las operaciones.

60 compañías aéreas volaban a Cuba antes del inicio de la pandemia y hasta el momento solo 34 han solicitado permiso al Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC).

Te sugerimos leer:  

RESIDENTES PERMANENTES PUEDEN REGRESAR A CUBA CON PASAPORTE VENCIDO Y SIN PRORROGAR

USO DE MASCARILLAS EN MENORES DE DOS AÑOS: ¿QUÉ ACONSEJA LA COMUNIDAD CIENTÍFICA INTERNACIONAL?

YO TAMPOCO SÉ ODIAR

Los riesgos de un test PCR-RT in situ

Al anunciar el reinicio de la reapertura de aeropuertos en la cayería norte y sur en octubre, el primer ministro cubano Manuel Marrero explicó que a todos los viajeros se les realizaría una prueba PCR al arribar al país, cuyo costo sería asumido por el Ministerio del Turismo de conjunto con los turoperadores.

Días después, con la apertura del resto de los aeropuertos internacionales —excepto La Habana—, varios medios anunciaron que el costo de los PCR ascendería a 40 CUC para todos los viajeros, excepto para los cubanos con residencia en el país.

Según el Protocolo de control sanitario para el reinicio de las operaciones aeronáuticas en el contexto de la COVID-19 —la versión pública es de junio—,  “la toma de muestra para PCR se realizará por las autoridades de salud pública en un local con condiciones sanitarias para la realización del examen, el cual estará ubicado en el flujo de pasajeros, con vistas a que los viajeros una vez concluido el examen continúen el proceso de control de pasaportes”.

Un tuit de Sarah Marsh, corresponsal de Reuters en Cuba, alertaba recientemente sobre los posibles riesgos de no exigir resultados negativos de PCR antes de arribar al país y realizar las pruebas a los viajeros a su llegada al aeropuerto.

“Cuba ha optado por no requerir una prueba antes de que los visitantes lleguen al país, a diferencia de otras naciones caribeñas, en su búsqueda por estimular el retorno del turismo en medio de una grave escasez de efectivo. Pero la medida podría ser contraproducente. La semana pasada algunos turistas rusos que dieron positivo a su llegada criticaron Cuba por obligarlos a aislarse en un hotel de menor nivel que el que habían reservado y por sus estrictos procedimientos (que muchos expertos atribuyen sin embargo a ayudar a la isla a contener su brote)”.

El reclamo de los rusos que arribaron a Jardines del Rey y fueron puestos en cuarentena en un hotel diferente al pagado y con malas condiciones, no solo ocupó espacio en varios medios de prensa, sino que levantó las alarmas sobre el aumento de casos importados de coronavirus y los riesgos de un nuevo repunte de los casos. El Ministerio del Turismo, ante la llegada de turistas con visibles síntomas de COVID-19, recomendó a los nacionales de Rusia “reforzar el control epidemiológico individual, antes de viajar a la mayor de Las Antillas”.

En el mes de noviembre se diagnosticaron 481 casos importados del total de contagios (1.446): 65 eran turistas rusos.

Ante el recelo de la población, el vicepresidente Roberto Morales Ojeda, reconoció que existen preocupaciones en la población en cuanto a la apertura de los aeropuertos, “pero si lo logramos hacer de la manera planificada y efectiva, mantendremos el control la COVID-19 hasta que uno de los cuatro candidatos vacunales dé resultados”.

Países de Europa, Latinoamérica y el Caribe solicitan a quienes arriban a sus fronteras el resultado negativo de un test PCR para evitar que lleguen a sus puertos personas contagiadas con la COVID-19.

Los test previos a abordar los aviones no solo reducen el riesgo de contagio durante el viaje, sino además los gastos de cuarentena y tratamiento médico en un país extranjero, cuyos seguros médicos muchas veces no incluyen el tratamiento del SARS-CoV-2.

Aunque Cuba ha establecido un protocolo basado en la vigilancia epidemiológica en el lugar de destino de los viajeros, estas indicaciones no siempre funcionan. Varios focos de COVID-19 en provincias como Santiago de Cuba y La Habana han estado vinculados a la llegada de personas enfermas desde el extranjero.

Según ha explicado el Minsap, exigir al viajero PCR de su país de origen de menos de 72 horas es una medida que se analiza, “pero resulta que en muchos países del mundo existen limitaciones tecnológicas que no garantizan a sus viajeros los resultados del PCR en el período exigido y esto podría limitar los viajes, además, del alto costo que impone en esos países realizarse un PCR para viajar”.

El ministerio también ha explicado que no es despreciable “el número de países que hoy no disponen de laboratorios de biología molecular para realizar de manera masiva estas pruebas y se ven en la necesidad de enviar sus muestras a otros países para que sean analizadas, lo que dificulta el tiempo de espera de los resultados”.

Cuba ha reportado casos importados —cubanos o no— de Venezuela, Turquía, República Dominicana, Polonia, Jamaica, Italia, Francia, España, Canadá, Australia, Alemania, Rusia, Estados Unidos y México. La mayoría de los pacientes confirmados proceden de los últimos tres países.

Desinformación sobre PCR, los falsos negativos 

Tanto en redes sociales como consultados por elTOQUE, algunos cubanos residentes en el país aseguran que tuvieron que pagar 40 CUC para realizarse la prueba PCR antes de viajar al extranjero, se las pidiera o no su aerolínea y lugar de destino. Otros explicaron que no tuvieron que hacerla o que accedieron a ella gratuitamente.

El procedimiento no ha sido claro. Desde elTOQUE contactamos a mediados de noviembre a 9 direcciones provinciales de Salud y al viceministerio de Higiene y Epidemiología, y la información ha sido inconsistente.

En algunos territorios aseguraron que el PCR sería obligatorio para todos los cubanos que salieran del país, independientemente de su aerolínea o destino. La información recopilada también fue diferente según el lugar: en algunos sitios se cobraba a 40 CUC, en otros 30 CUC y en otros era gratis.

La inexactitud de la información, la diferencia de procedimientos en varios territorios y el silencio de las autoridades de Salud e instituciones oficiales al respecto ha provocado dudas, malinterpretaciones y molestias en aquellos cubanos que planifican viajar.

Días atrás una información de la emisora holguinera Radio Angulo aseguraba que “las personas cubanas que deseen viajar por interés personal deben solicitar la realización de esta prueba” (…) que “tendrá un importe de 40 CUC, servicio que también se puede abonar en moneda nacional o en otra moneda autorizada para este tipo de operación, que será valorada según la tasa de cambio vigente”.

Sin embargo, tras la apertura del aeropuerto Internacional José Martí los medios de prensa publicaron diversas informaciones. La Agencia Cubana de Noticias informó que los PCR a los ciudadanos cubanos serían gratis y el periódico Granma, que se añadiría al costo del boleto por parte de la aerolínea.

En entrevista en la televisión, el doctor Carmelo Trujillo Machado, jefe de Control Sanitario Internacional de la Dirección de Epidemiología del Minsap —también fuente principal de las informaciones de Granma y ACN— aseguró que los PCR solo serían necesarios para quienes fueran a viajar a países o en aerolíneas que así lo requirieran, pero no esclareció si se cobraría o no.

Aunque en los últimos días ha quedado claro que los viajeros residentes cubanos cuyo país de destino o aerolínea les pida un PCR pueden hacérselo de forma gratuita en las instituciones de Salud, la incertidumbre de días pasados generó cuestionamientos en una parte de la población.

Según el jurista Julio Fernández Estrada, el cobro de la prueba PCR a los cubanos constituye una violación de la Constitución, dada la gratuidad de los servicios de salud, establecida en la carta magna.

“Hay un antecedente, también inconstitucional que nos dejamos pasar, es el antiguo cobro de chequeo médico para las personas que se iban definitivamente del país, que además era en CUC”, explica Fernández. “Técnicamente, esas personas son cubanos con todos sus derechos en Cuba a los que se les cobraba un servicio de salud que según la Constitución era gratuito sin excepciones”.

El también jurista Eloy Viera afirma que se requiere una ley de salud pública que establezca cuáles son los servicios de atención, protección y recuperación a los que hace referencia la Constitución.

“Esos son los únicos servicios cuya gratuidad está garantizada constitucionalmente y, si me preguntas a mí, no tengo muy claro si un examen de PCR para salir o entrar del país pueda ser considerado como parte de alguno de esos servicios reconocidos por la Constitución.

“Esos problemas se resuelven con una interpretación judicial, pero eso en este país sigue siendo imposible”.

El artículo 72 de la Constitución de la República establece que “la salud pública es un derecho de todas las personas y es responsabilidad del Estado garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atención, protección y recuperación. El Estado, para hacer efectivo este derecho, instituye un sistema de salud a todos los niveles accesible a la población y desarrolla programas de prevención y educación, en los que contribuyen la sociedad y las familias. La ley define el modo en que los servicios de salud se prestan”.

¿Dónde se realiza el PCR en cada una de las provincias?

Las autoridades sugieren que las pruebas PCR se realicen entre los 3 y 5 días antes de viajar, teniendo en cuenta que los resultados pueden demorar más de lo esperado, sobre todo en aquellas provincias donde no existe laboratorio de Biología molecular.

Algunos países, sin embargo, exigen que los resultados sean inferiores a las 72 horas antes del viaje.

En las direcciones de Salud todavía no se ponen de acuerdo en cuanto al proceso a seguir. En algunas provincias aseguran que los viajeros deben solicitar el PCR en sus áreas de Salud y en otras que deben dirigirse directamente a los Centros Provinciales de Higiene y Epidemiología, y allí mostrar su boleto de viaje.

A continuación, facilitamos a nuestras audiencias información sobre los centros de Salud de varias provincias, a los cuales pueden acudir los viajeros a realizarse su test PCR, en caso de que el país de destino o la aerolínea se lo solicite como requisito para viajar.

La Habana:

Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CEPHEM). Dirección: Calle 102, entre 31 y 31B, Marianao.

Clínica Internacional Siboney. Dirección: Avenida 17 no. 20005 entre 200 y 202, Siboney.

Cienfuegos: Centro Especializado Ambulatorio “Héroes de Playa Girón” (CEA). Dirección: Calle 63 entre 6 y 8. Cienfuegos.

Villa Clara: Hospital Arnaldo Milián Castro. Dirección: Avenida Arnaldo Milián, entre Circunvalación y Doble Vía. Santa Clara.

Ciego de Ávila: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Calle Independencia no. 216 entre Onelio Hernández y 4ta. Ciego de Ávila.

Camagüey: Clínica Mártires de Pino iii. Dirección: Cisneros no. 203. Camagüey.

Las Tunas: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Lucas Ortiz no.13 entre Máximo Gómez y Avenida Camilo Cienfuegos, Reparto Primero. Las Tunas.

Holguín: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Libertad no. 36, Reparto El Llano. Holguín.

También puedes leer: 

¿CÓMO ENVIAR DINERO A CUBA PARA TARJETAS EN MLC?

LA GUERRA DE LAS CONFITURAS

¿CÓMO PROTEGERNOS DE VIGILANCIAS Y HACKEOS EN LÍNEA?

 

Glenda Boza Ibarra
Cubana, seguidora de los Santamaría y fanática perdida del grupo Buena Fe. Periodista, apasionada, con defectos, siempre intentando ser justa.
glenda-boza-ibarra

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Foto: Sadiel Mederos/elTOQUE.

Foto: Sadiel Mederos/elTOQUE.

Cuba viola reglamento internacional al cobrar una tasa sanitaria a viajeros

Desde el 14 de noviembre es oficial que los viajeros que arriben a Cuba deben haber pagado a su aerolínea, como un extra en el momento de la compra del boleto, una tasa sanitaria de 30 USD —o su equivalente en cualquier otra moneda libremente convertible—. Según la Resolución 293/2020, la tasa incluye la realización de un PCR a la llegada y de otro a los cinco días de estancia en el territorio nacional. Este último no se les realiza a los extranjeros, solo a los residentes cubanos.

En uno de los “Por Cuanto” de esa normativa, se explica que: El “Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005)” en vigor desde el 15 de junio de 2007, del cual Cuba es signataria, en su artículo 40 regula lo referido al cobro de tasas por las medidas sanitarias relativas a viajeros”.

El artículo 40 del Título vii —al que la resolución cubana hace referencia—, indica que si los viajeros no pretenden obtener residencia temporal o permanente no percibirán tasa alguna “por los exámenes médicos previstos en el presente Reglamento, ni por ningún examen suplementario que pueda exigir el Estado Parte de que se trate para conocer el estado de salud del viajero examinado”. Basada en este Reglamento la resolución de Cuba viola el Reglamento Sanitario Internacional.

El Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) coinciden en que “los costes relacionados con las medidas de salud pública destinadas a mitigar la propagación de enfermedades contagiosas, como la introducción de un enfoque coordinado basado en la aplicación de pruebas de diagnóstico, deben ser asumidos por los Gobiernos nacionales”.

En línea con el Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en octubre ambos organismos de la aviación civil emitieron un comunicado conjunto en el cual reclaman ayuda urgente a la industria global para la recuperación.

La crisis de la pandemia produjo una estrepitosa caída de las operaciones aeronáuticas y, en consecuencia, una compleja situación económica en las aerolíneas.

“Por esa razón, los costos adicionales de las disposiciones sanitarias exigidas por las autoridades de los países deben ser asumidos por los Gobiernos como recomienda la OMS”, explicó Alexander Juniac, director general y ejecutivo de IATA. “Eso permitirá a la industria concentrar los escasos recursos en volver a conectar el mundo y aumentar la recuperación económica”.

Cuba no es el único país que ha aplicado tasas sanitarias que deben ser cobradas o asumidas por las empresas aéreas. En junio pasado, España emitió el Real Decreto Ley 21/2020, el cual autoriza a AENA —empresa pública española que gestiona los aeropuertos— a sumar a las tarifas de las aerolíneas los costes por el control de la COVID-19.

Las Asociación de Líneas Aéreas se opuso a esta indicación al considerar que una subida de tarifas y trasladar los costes a las compañías y, por ende, a los viajeros, pondrá en riesgo miles de puestos de trabajo y será un freno para la recuperación del sector.

“Las aerolíneas y los aeropuertos están juntos en esto. Cuanto más estables financieramente nuestros socios aeroportuarios, más pueden ayudar a la industria a impulsar una recuperación en los viajes aéreos que impulsará la economía global”, dijo Alexandre de Juniac.

A diferencia de Cuba y España, en Paraguay la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC) exoneró a las líneas aéreas del pago de cuatro tasas a partir del 21 de octubre y por seis meses, para estimular los vuelos y reiniciar las operaciones.

60 compañías aéreas volaban a Cuba antes del inicio de la pandemia y hasta el momento solo 34 han solicitado permiso al Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC).

Te sugerimos leer:  

RESIDENTES PERMANENTES PUEDEN REGRESAR A CUBA CON PASAPORTE VENCIDO Y SIN PRORROGAR

USO DE MASCARILLAS EN MENORES DE DOS AÑOS: ¿QUÉ ACONSEJA LA COMUNIDAD CIENTÍFICA INTERNACIONAL?

YO TAMPOCO SÉ ODIAR

Los riesgos de un test PCR-RT in situ

Al anunciar el reinicio de la reapertura de aeropuertos en la cayería norte y sur en octubre, el primer ministro cubano Manuel Marrero explicó que a todos los viajeros se les realizaría una prueba PCR al arribar al país, cuyo costo sería asumido por el Ministerio del Turismo de conjunto con los turoperadores.

Días después, con la apertura del resto de los aeropuertos internacionales —excepto La Habana—, varios medios anunciaron que el costo de los PCR ascendería a 40 CUC para todos los viajeros, excepto para los cubanos con residencia en el país.

Según el Protocolo de control sanitario para el reinicio de las operaciones aeronáuticas en el contexto de la COVID-19 —la versión pública es de junio—,  “la toma de muestra para PCR se realizará por las autoridades de salud pública en un local con condiciones sanitarias para la realización del examen, el cual estará ubicado en el flujo de pasajeros, con vistas a que los viajeros una vez concluido el examen continúen el proceso de control de pasaportes”.

Un tuit de Sarah Marsh, corresponsal de Reuters en Cuba, alertaba recientemente sobre los posibles riesgos de no exigir resultados negativos de PCR antes de arribar al país y realizar las pruebas a los viajeros a su llegada al aeropuerto.

“Cuba ha optado por no requerir una prueba antes de que los visitantes lleguen al país, a diferencia de otras naciones caribeñas, en su búsqueda por estimular el retorno del turismo en medio de una grave escasez de efectivo. Pero la medida podría ser contraproducente. La semana pasada algunos turistas rusos que dieron positivo a su llegada criticaron Cuba por obligarlos a aislarse en un hotel de menor nivel que el que habían reservado y por sus estrictos procedimientos (que muchos expertos atribuyen sin embargo a ayudar a la isla a contener su brote)”.

El reclamo de los rusos que arribaron a Jardines del Rey y fueron puestos en cuarentena en un hotel diferente al pagado y con malas condiciones, no solo ocupó espacio en varios medios de prensa, sino que levantó las alarmas sobre el aumento de casos importados de coronavirus y los riesgos de un nuevo repunte de los casos. El Ministerio del Turismo, ante la llegada de turistas con visibles síntomas de COVID-19, recomendó a los nacionales de Rusia “reforzar el control epidemiológico individual, antes de viajar a la mayor de Las Antillas”.

En el mes de noviembre se diagnosticaron 481 casos importados del total de contagios (1.446): 65 eran turistas rusos.

Ante el recelo de la población, el vicepresidente Roberto Morales Ojeda, reconoció que existen preocupaciones en la población en cuanto a la apertura de los aeropuertos, “pero si lo logramos hacer de la manera planificada y efectiva, mantendremos el control la COVID-19 hasta que uno de los cuatro candidatos vacunales dé resultados”.

Países de Europa, Latinoamérica y el Caribe solicitan a quienes arriban a sus fronteras el resultado negativo de un test PCR para evitar que lleguen a sus puertos personas contagiadas con la COVID-19.

Los test previos a abordar los aviones no solo reducen el riesgo de contagio durante el viaje, sino además los gastos de cuarentena y tratamiento médico en un país extranjero, cuyos seguros médicos muchas veces no incluyen el tratamiento del SARS-CoV-2.

Aunque Cuba ha establecido un protocolo basado en la vigilancia epidemiológica en el lugar de destino de los viajeros, estas indicaciones no siempre funcionan. Varios focos de COVID-19 en provincias como Santiago de Cuba y La Habana han estado vinculados a la llegada de personas enfermas desde el extranjero.

Según ha explicado el Minsap, exigir al viajero PCR de su país de origen de menos de 72 horas es una medida que se analiza, “pero resulta que en muchos países del mundo existen limitaciones tecnológicas que no garantizan a sus viajeros los resultados del PCR en el período exigido y esto podría limitar los viajes, además, del alto costo que impone en esos países realizarse un PCR para viajar”.

El ministerio también ha explicado que no es despreciable “el número de países que hoy no disponen de laboratorios de biología molecular para realizar de manera masiva estas pruebas y se ven en la necesidad de enviar sus muestras a otros países para que sean analizadas, lo que dificulta el tiempo de espera de los resultados”.

Cuba ha reportado casos importados —cubanos o no— de Venezuela, Turquía, República Dominicana, Polonia, Jamaica, Italia, Francia, España, Canadá, Australia, Alemania, Rusia, Estados Unidos y México. La mayoría de los pacientes confirmados proceden de los últimos tres países.

Desinformación sobre PCR, los falsos negativos 

Tanto en redes sociales como consultados por elTOQUE, algunos cubanos residentes en el país aseguran que tuvieron que pagar 40 CUC para realizarse la prueba PCR antes de viajar al extranjero, se las pidiera o no su aerolínea y lugar de destino. Otros explicaron que no tuvieron que hacerla o que accedieron a ella gratuitamente.

El procedimiento no ha sido claro. Desde elTOQUE contactamos a mediados de noviembre a 9 direcciones provinciales de Salud y al viceministerio de Higiene y Epidemiología, y la información ha sido inconsistente.

En algunos territorios aseguraron que el PCR sería obligatorio para todos los cubanos que salieran del país, independientemente de su aerolínea o destino. La información recopilada también fue diferente según el lugar: en algunos sitios se cobraba a 40 CUC, en otros 30 CUC y en otros era gratis.

La inexactitud de la información, la diferencia de procedimientos en varios territorios y el silencio de las autoridades de Salud e instituciones oficiales al respecto ha provocado dudas, malinterpretaciones y molestias en aquellos cubanos que planifican viajar.

Días atrás una información de la emisora holguinera Radio Angulo aseguraba que “las personas cubanas que deseen viajar por interés personal deben solicitar la realización de esta prueba” (…) que “tendrá un importe de 40 CUC, servicio que también se puede abonar en moneda nacional o en otra moneda autorizada para este tipo de operación, que será valorada según la tasa de cambio vigente”.

Sin embargo, tras la apertura del aeropuerto Internacional José Martí los medios de prensa publicaron diversas informaciones. La Agencia Cubana de Noticias informó que los PCR a los ciudadanos cubanos serían gratis y el periódico Granma, que se añadiría al costo del boleto por parte de la aerolínea.

En entrevista en la televisión, el doctor Carmelo Trujillo Machado, jefe de Control Sanitario Internacional de la Dirección de Epidemiología del Minsap —también fuente principal de las informaciones de Granma y ACN— aseguró que los PCR solo serían necesarios para quienes fueran a viajar a países o en aerolíneas que así lo requirieran, pero no esclareció si se cobraría o no.

Aunque en los últimos días ha quedado claro que los viajeros residentes cubanos cuyo país de destino o aerolínea les pida un PCR pueden hacérselo de forma gratuita en las instituciones de Salud, la incertidumbre de días pasados generó cuestionamientos en una parte de la población.

Según el jurista Julio Fernández Estrada, el cobro de la prueba PCR a los cubanos constituye una violación de la Constitución, dada la gratuidad de los servicios de salud, establecida en la carta magna.

“Hay un antecedente, también inconstitucional que nos dejamos pasar, es el antiguo cobro de chequeo médico para las personas que se iban definitivamente del país, que además era en CUC”, explica Fernández. “Técnicamente, esas personas son cubanos con todos sus derechos en Cuba a los que se les cobraba un servicio de salud que según la Constitución era gratuito sin excepciones”.

El también jurista Eloy Viera afirma que se requiere una ley de salud pública que establezca cuáles son los servicios de atención, protección y recuperación a los que hace referencia la Constitución.

“Esos son los únicos servicios cuya gratuidad está garantizada constitucionalmente y, si me preguntas a mí, no tengo muy claro si un examen de PCR para salir o entrar del país pueda ser considerado como parte de alguno de esos servicios reconocidos por la Constitución.

“Esos problemas se resuelven con una interpretación judicial, pero eso en este país sigue siendo imposible”.

El artículo 72 de la Constitución de la República establece que “la salud pública es un derecho de todas las personas y es responsabilidad del Estado garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atención, protección y recuperación. El Estado, para hacer efectivo este derecho, instituye un sistema de salud a todos los niveles accesible a la población y desarrolla programas de prevención y educación, en los que contribuyen la sociedad y las familias. La ley define el modo en que los servicios de salud se prestan”.

¿Dónde se realiza el PCR en cada una de las provincias?

Las autoridades sugieren que las pruebas PCR se realicen entre los 3 y 5 días antes de viajar, teniendo en cuenta que los resultados pueden demorar más de lo esperado, sobre todo en aquellas provincias donde no existe laboratorio de Biología molecular.

Algunos países, sin embargo, exigen que los resultados sean inferiores a las 72 horas antes del viaje.

En las direcciones de Salud todavía no se ponen de acuerdo en cuanto al proceso a seguir. En algunas provincias aseguran que los viajeros deben solicitar el PCR en sus áreas de Salud y en otras que deben dirigirse directamente a los Centros Provinciales de Higiene y Epidemiología, y allí mostrar su boleto de viaje.

A continuación, facilitamos a nuestras audiencias información sobre los centros de Salud de varias provincias, a los cuales pueden acudir los viajeros a realizarse su test PCR, en caso de que el país de destino o la aerolínea se lo solicite como requisito para viajar.

La Habana:

Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CEPHEM). Dirección: Calle 102, entre 31 y 31B, Marianao.

Clínica Internacional Siboney. Dirección: Avenida 17 no. 20005 entre 200 y 202, Siboney.

Cienfuegos: Centro Especializado Ambulatorio “Héroes de Playa Girón” (CEA). Dirección: Calle 63 entre 6 y 8. Cienfuegos.

Villa Clara: Hospital Arnaldo Milián Castro. Dirección: Avenida Arnaldo Milián, entre Circunvalación y Doble Vía. Santa Clara.

Ciego de Ávila: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Calle Independencia no. 216 entre Onelio Hernández y 4ta. Ciego de Ávila.

Camagüey: Clínica Mártires de Pino iii. Dirección: Cisneros no. 203. Camagüey.

Las Tunas: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Lucas Ortiz no.13 entre Máximo Gómez y Avenida Camilo Cienfuegos, Reparto Primero. Las Tunas.

Holguín: Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Dirección: Libertad no. 36, Reparto El Llano. Holguín.

También puedes leer: 

¿CÓMO ENVIAR DINERO A CUBA PARA TARJETAS EN MLC?

LA GUERRA DE LAS CONFITURAS

¿CÓMO PROTEGERNOS DE VIGILANCIAS Y HACKEOS EN LÍNEA?

 

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR83.75 CUP
+0.75
1 USD64 CUP
1 MLC70 CUP
-3
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

boletin_elTOQUE